Armas futuras y estrategias militares en 2025

https://monicanita.com/

A continuación, haré un breve resumen de un  documento filtrado de la NASA, que también podría ser falsamente filtrado, ya que presenta hechos que muchos conocemos desde hace tiempo. No importa tanto cuál es el caso, sino más bien que la situación que presenta es bien verídica y fácilmente comprobable. Se trata del documento
Armas futuras y estrategias militares en 2025, que describe un futuro que podríamos catalogar de ciencia-ficción y de pésimo gusto. El documento expone un hipotético futuro cuando todo sería controlado por maquinas e inteligencia artificial de manera virtual y habla de guerras pero, curiosamente, no las típicas de hasta ahora que todos conocemos, entre Estados enfrentados, sino entre los gobiernos y sus propios ciudadanos. Dicho documento cuya fecha es, lo más probable, del año 2001, apareció publicado durante dos días en la web del conferenciante y empleado de la NASA, Dennis M. Bushnell³, siendo copiado por varios internautas y difundido en las redes. Bushnell nunca desmintió el documento ni hizo ninguna referencia sobre el mismo, y lo mismo la NASA. Se trata de un power-point cuyo enlace dejaré al final del artículo, por si queréis estudiarlo integralmente, que describe resumidamente el futuro próximo de la humanidad y las armas que se emplearían para reprimir cualquier atisbo de búsqueda de libertad del ser humano. Una mención que no podría eludir es que en la portada del documento, debajo del título principal y en letras mayores que las de ese, se lee: «El futuro es ahora».

https://monicanita.com/

La información que aporta es impactante. Se trata de armas basadas en robots, nanopartículas que se inhalan y se adhieren al pulmón con «misiones patológicas», armas a base de pulsos electromagnéticos (EMP), guerras de información y psicológicas (psy-ops), o modificación y control del pensamiento utilizando microondas y radio frecuencia, entre otras. También menciona el uso prevalente de drones o de la inteligencia artificial usada con fines bélicos. Hay que saber que cualquier avión puede modificarse y transformarse en un dron, lo cual ahorra mucho gasto porque ya no se necesitan pilotos humanos, además de asegurar un mayor secretismo. Aunque lo más repugnante del documento es la calificación del ser humano como enemigo y un impedimento para
la evolución. Por si a alguien le queda alguna duda sobre la veracidad de este documento, menciono que existe otro intitulado Tecnologías emergentes: recomendaciones para el contra-terrorismo, en la web militar estadounidense del Centro Biológico y Químico Edgewoods, que contiene la presentación completa del anterior power-point, aunque se desconoce si hay algún tipo de relación entre ellos. A continuación, comentaré una pequeña parte del documento.

Su primera página se intitula Bots, borgs y humanos. Hay que remarcar la poca falta de consideración para con el ser humano de la que hablaba antes, al posicionarlo el último, después de los bots y los borgs. Los bots sabemos que son nanorobots autoreplicantes. Lo que más despierta la curiosidad son los borgs, término que fue utilizado por primera vez en la serie Star Treck para referirse a unos seres medio orgánicos medio sintéticos con capacidades físicas y mentales superiores a los humanos, que se deben a la incorporación en sus cuerpos biológicos de técnicas
que mejoran su rendimiento, parecidas a las promovidas por la actual corriente del transhumanismo. Dichos borgs tienen una mente colectiva tipo colmena y no tienen emociones ni sentimientos, los cuales son suplidos por una «reina», un artefacto de inteligencia artificial al que están conectados todos ellos.

https://monicanita.com/En la página 3 se puede conocer quiénes participan en dicho proyecto, siendo citada una multitud de organizaciones, entre las que mencionaré solamente a: USAF (Fuerza Aérea de los Estados Unidos), DARPA (Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa de Estados Unidos), DIA (Servicio de Inteligencia de la Defensa de Estados Unidos), CIA y FBI, entre otras.

La página 9 se refiere a un supuesto cuando la humanidad haya tomado las riendas de la evolución, modificando el planeta y su propia evolución. Se mencionan, entre otras, la evolución dirigida, los úteros artificiales y otros inventos que a algunos les podrían parecer ciencia-ficción, pero que existen ya en nuestro mundo.

La página 12 hace referencia a las épocas tecnológicas de la humanidad, siendo esas las siguientes: Cazadores (hace 10 000 millones de años); Agricultores (hasta el 1800 d. C.); Industrial (1800-1950); IT (1950-2020); Bio/Nano (2020-?) y Virtual (?).

No es objeto de este artículo referirme al transhumanismo y posthumanismo, lo cual ayudaría a comprender mejor
lo anterior, pero escuetamente diré que se trata de una corriente que promueve la mejora de la raza humana a través del control de la población. Si os apetece conocer mejor el tema, lo podréis hacer en la web del
Ministerio de Defensa del Reino Unido, donde está publicado el documento Tendencias estratégicas globales hasta 2045 y donde no se menciona la palabra «transhumanismo», sino más bien es descrito el futuro que dicha corriente prevé, entre otras, la reproducción de los seres humanos en úteros artificiales (que ya existen actualmente). Curiosamente, el año mencionado en dicho documento coincide con el final de la tercera etapa prevista por los transhumanistas para implementarlo de forma general en nuestra sociedad: 2045. Sin entrar en el tema, menciono que el logro último con el que sueña el transhumanismo es el traspaso de la mente humana a un artefacto de inteligencia artificial, conquistando así una dudosa y artificial inmortalidad, que es el sueño de los adeptos de
esta corriente. Sin embargo, muchos estamos más que concienciados de que, en realidad, todos nosotros somos inmortales, que la consciencia nunca muere y pruebas de ello hay incontables, aunque en este blog he hablado de momento solo del trabajo del doctor Brian Weiss. Además, las capacidades verdaderas del ser humano despierto y conectado con la energía infinita superan con creces a cualquier máquina, por muy perfeccionada
que sea. Por lo que entiendo que el traspaso de la consciencia humana a un artefacto de inteligencia artificial es una falacia que nació en el miedo a la muerte, lo que delata claramente una baja evolución espiritual y fallos de consciencia.

https://monicanita.com/

Volviendo al documento de la NASA, lo que más interesante me ha parecido ha sido la referencia al smart dust (que
significa «polvo inteligente», en inglés) como arma. Dicho smart dust es un mecanismo analógico pasado a biológico, un polvo mecanizado que se distribuye por medio de aerosoles (espray) y es inhalado en los pulmones. Una vez dentro del cuerpo humano, el polvo ejecuta diferentes misiones patológicas, la más terrorífica de ellas siendo, en mi opinión, que puede ser explotado por mando a distancia en el interior del mismo cuerpo. El documento lo califica como una nueva clase de arma legal. Debido a la importancia del asunto, he decidido dedicarle un poco más de espacio en estas páginas. La información que sigue está recopilada de varias fuentes para nada esotéricas, de webs como por ejemplo la Wikipedia o informes comerciales y patentes registradas.

https://monicanita.com/El concepto de smart dust fue introducido por primera vez por Kristofer Pister, de la Universidad de California, en 2001, y una de sus funciones es que puede detectar señales de luz, temperatura o vibraciones. Actualmente se trabaja para disminuir su tamaño a escala micrónica, hasta el de una partícula de polvo y prácticamente invisible a ojo libre. Los motes recopilarían datos, realizarían cómputos y se comunicarían por radio con otros a distancias de hasta aproximadamente trescientos metros. En Internet incluso hay planos de fabricación de libre acceso de
este artefacto. Un ejemplo típico de su uso sería dispersando millones de estos sensores alrededor de un edificio para supervisar la temperatura, la humedad o para informar sobre desastres tales como terremotos. En ámbito médico podrían ser utilizados para seguir los movimientos de los pacientes y para los militares, pueden funcionar como sensores a distancia, controlando los movimientos enemigos o detectando gas venenoso y radiactividad, entre otras.

La facilidad y el barato coste de fabricación de estos dispositivos han despertado preocupaciones sobre la factibilidad de que gobiernos y corporaciones los usen para la invasión de nuestra vida privada, ya que dichas partículas supervisarían todo, como unas terminaciones nerviosas electrónicas extendidas en todo el planeta. Equipado con poder de computación, equipos de detección, radio inalámbrica y una batería de larga duración que
se puede recargar de fuentes como la energía solar o las vibraciones de la pared, el polvo inteligente haría observaciones y transmitiría datos en tiempo real sobre las personas en las ciudades y en el entorno natural. La compañía de ordenadores e impresoras Hewlett-Packard (HP) anunció hace poco que está trabajando en un proyecto llamado el «Sistema Nervioso Central de la Tierra», en colaboración con la petrolera Shell, para instalar millones de tales artefactos con el fin de ayudar en la exploración de petróleo mediante la medición de las vibraciones y el movimiento de las rocas. Otra compañía llamada Streetline instaló smart dust en doce mil plazas de aparcamiento y carreteras de San Francisco, que ayudará a averiguar con facilidad dónde aparcar, según dijo Tod Dykstra, el director general de la empresa. David Culler, profesor de ciencias de la computación en la UC Berkeley, dijo que el desarrollo de estas redes de sensores inalámbricos es análogo a la creación de la world wide web (la
red www), aunque en el caso del smart dust sería más apropiado hablar de un «real world web», ya que transforma nuestro mundo real en una www.

https://monicanita.com/Los usos que se pueden dar a estos artefactos ocuparían un libro entero y hay que reconocer que podrían mejorar muchísimo nuestras vidas. Sin embargo, el smart dust también tiene su lado oscuro, como se ha visto antes. Además, «es una invasión de la privacidad enorme, porque estamos hablando de sensores muy pequeños que pueden ser indetectables. (…) Usted realmente no puede hacer nada acerca de ellos en términos de evitarlos», según dijo Lee Tien, abogado de la Fundación Frontera Electrónica y defensor de la privacidad. Esto efectivamente es así, ya que
dicho artefacto vuelve imposible la privacidad porque puede registrar, sin nuestro conocimiento ni permiso, prácticamente todos los aspectos de nuestras vidas, desde la temperatura corporal, enfermedades, ambiente y hasta grabaciones en vivo e imposibles de detectar de nuestros quehaceres diarios.

 

Según algunos testimonios y analíticas del suelo y del aire, en Estados Unidos ya se está esparciendo smart dust en la atmosfera desde aviones, por medio de las fumigaciones clandestinas (chemtrails). De hecho, esa forma de difusión por medio de aerosoles se cita en el mismo documento de la NASA del que estoy hablando en estas líneas. Al parecer, dicho polvo es la causa de una nueva y aún no reconocida enfermedad conocida como el Síndrome de Morgellons, que padecen más de cien mil personas en el mundo, la mayoría de ellas en Estados Unidos y con un rating de aumento de aproximadamente mil casos nuevos diarios. No hay pruebas de que ello ocurra también en España, debido a la falta de analíticas al respecto. También he escuchado teorías que postulan que, en realidad, el Síndrome de Morgellons es una dolencia antigua, conocida desde la Edad Media y que se ha reactivado en nuestros tiempos, pero sospecho que dicha teoría es otra desinformación más.

https://monicanita.com/

Si alguien aún duda de la existencia y del uso de la nanotecnología, menciono que el programa Synapse, de la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa (DARPA), ha demostrado ya la interacción neuronal con los nanochips y en Internet incluso hay vídeos al respecto. Para 2025 se prevé que habría más de un billón de sensores activos y ya hay empresas que muestran mucho interés en el tema. Con clientes como Apple, Cisco, Hewlett-Packard, Sony, Nokia y Western Digital, dichas mercantiles ejercen un control férreo sobre la industria
de los MEMS (nanorobots, o smart dust): «Nuestros MEMS alcanzaron varias metas esenciales para un gran rango de aplicaciones. Observamos buen crecimiento de ganancias consecutivas año tras año. De manera consecutiva, las ganancias aumentaron en un 8,9% de la mano de productos Analog y MEMS. En cuanto al crecimiento año tras año, las ganancias aumentaron en un 28,3% con un pronunciado crecimiento de los MEMS», se puede leer en un artículo publicado en El Inversor Global, intitulado La revolución smart dust gana tracción.

Pero sigamos con el power-point de la NASA, en cuya página 50 se hace referencia a otro tipo de armas muy conocidas por todos nosotros, bajo el título «Efectos de las microondas». Evidentemente, todos conocemos, o deberíamos de conocer los efectos que tiene sobre nosotros la nueva tecnología que usamos
a diario: teléfonos, ordenadores, wi-fi, hornos de microondas, etcétera. Pues bien, dicha tecnología es catalogada por la NASA como armas, por si a alguien le quedaba alguna duda sobre el potencial peligroso de los anteriores. Teniendo en cuenta el efecto que producen sobre nosotros a la larga, la calificación de la NASA me parece más que cuerda. Desde disminuir el rendimiento, hasta alterar nuestras funciones cerebrales o aumentar el riego sanguíneo cerebral entre un 30 y el 100%, dicha tecnología puede llegar a ser incluso letal.

La página 52 del documento de la NASA se refiere a las armas biológicas. Se menciona el aflatoxín, un conocido cancerígeno, además de unas variedades aerotransportables de Ebola o Lassa, entre otras, y cómo no, los patógenos genéticamente dirigidos que ya sabemos que son una de las funciones militares del smart dust. Sin embargo, lo que me llamó la atención fue la referencia a los «agentes binarios distribuidos por productos como vitaminas, ropa o comida», delatando el envenenamiento de los mismos con virus y bacterias.

La mayoría de las armas mencionadas en el documento de la NASA son conocidas desde hace tiempo, por ello, personalmente, tiendo a creer que fue filtrado para distraer nuestra atención, mientras en realidad estarían desarrollando armas bastante más potentes y exóticas, como por ejemplo las sónicas o por frecuencias subliminales. Es evidente que vivimos en un sistema que se ha deshumanizado y ha perdido cualquier ética y la mejor forma de lidiar con él es alejarnos del mismo y de las trampas que nos tiende a diario. Conocer la verdad es la única vía para la libertad del ser, por muy dolorosa y triste que sea a veces. Además, sin conocer al enemigo, ninguna batalla se puede ganar. En mi opinión, lo mejor que podemos hacer, además de conocer la verdad tal cual es y asumirla sin miedo, es centrar nuestra energía en la verdadera libertad, en la paz, alegría, abundancia, intentando siempre no dañar a nadie, a no ser por legítima autodefensa. Crear un mundo sin gobiernos ni esclavos requiere un aumento significativo de la consciencia de cada uno de nosotros y esto evidentemente no lo hará la tele ni el ocio basura y, menos aún, la aceptación de un ritmo de vida cada vez más artificial y absurdo. Es algo difícil, pero no imposible salir del sistema y uno de los primeros pasitos es ser conscientes de nuestro verdadero potencial y volvernos poco a poco autosuficientes. Volver a la naturaleza, cultivar nuestros propios alimentos o, en caso de que ello sea imposible, comprar de agricultores locales que conocemos personalmente, tanto a ellos como la forma de cultivo de las plantas, investigar por nosotros mismos, rehuir la información y el ocio sucio que nos presentan diariamente los medios de intoxicación informativa, son pasitos que inician el camino hacia la libertad. Sanar nuestros cuerpos, mentes y almas es imprescindible en este camino, ya que por una ventana sucia la realidad se percibe deforme y uno puede ser fácilmente engañado, pero si la visión es clara, ningún gobierno ni corporación podrá esclavizarnos jamás, por mucho que lo intente. Los científicos que trabajan en los campos mencionados anteriormente deberían estudiar el documento de la NASA (y otros parecidos) y presentar los problemas que podría haber en foros públicos, trabajando juntos para crear un mundo donde nadie sienta la necesidad de ir a la guerra. De dichas armas es casi
imposible defenderse, son imposibles de rastrear y su proceso de fabricación es barato y simple, por lo que se pueden producir billones. Sin embargo, son inventos que, pese a que puedan tener un uso militar terrible, su uso en ámbito civil y con consciencia es benigno y podrían facilitar muchísimo nuestras vidas.

A la vez, hay que ser conscientes de que ninguna guerra se puede dar si no hay nadie que vaya a la guerra. Nuestros jóvenes tendrían que ser educados en el respeto por la vida dentro de sus mismas familias, ya que la responsabilidad de la decadencia de nuestra sociedad no viene exclusivamente desde el exterior, sino más bien desde dentro de cada uno de nosotros. Por dar un ejemplo: no entiendo cómo alguien dice que ama la paz si regala a sus hijos pistolas de juguete y videojuegos de guerra, o guarda su dinero en bancos que financian la industria bélica. No
entiendo cómo alguien afirma que quiere un mundo donde todos vivamos felices, pero sigue votando sin consciencia a unos políticos corruptos que desde hace tiempo nos llevan a la guerra, nos roban, estafan, mienten y todavía más: las guerras las financian con nuestro propio dinero. Lo primero que hay que hacer para
construir un mundo de paz es dejar de financiar las guerras y ello depende de todos y cada uno de nosotros. La principal responsabilidad de lo que ocurre en nuestro mundo no es exclusivamente de los políticos o de los absurdos del sistema, sino más bien de cada uno de los miembros de nuestra sociedad. Actuar con consciencia se puede volver difícil en nuestro mundo por las trabas que el mismo sistema impone, pero es hora de recordar que, antes que cualquier cosa, somos consciencia. Por lo que jamás permitamos que alguien pretenda obligarnos actuar en contra de esa y más si lo hace amenazando con leyes absurdas que ofenden la inteligencia, con guerras asesinas cuyos únicos propósitos son saquear e infundir miedo a fin de manipular, o con castigos injustificados que no importan nada en la eternidad en la cual todos existimos, sino que más bien se volverán contra los que los aplican.

https://monicanita.com/

Enlace power-point NASA, Estrategias para guerras futuras, 2025: http://www.stopthecrime.net/docs/nasa-thefutureof-war.pdf

Artículo prensa: El inversor global, La revolución smart dust gana tracción (28 de agosto de 2017), autor: Louis Basenese

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: