Bella España

Bella España…
Desnudó su belleza delante de mí como una mujer enamorada que se desvela delante de su amado. Un susurro: «No te vayas lejos, ya sabes que me vas a echar de menos, igual que yo te echo de menos a ti».
Un corto paseo por las bellas tierras castellanas, un corto repaso de mis memorias pasadas, de tiempos en los que amé, lloré, soñé, sonreí, jugué… viví. Viví como se vive la vida, con todos esos sentires que dan forma a nuestras almas. Mirando desde el recorrido del coche los paisajes que se sucedían delante de mi vista, pensé que la vida es igual de profunda que la mar que baña estas tierras que tanto amé, que tanto amo.
La vida, una mirada fugaz que vuela en la eternidad, que se fundió con el azul intenso del Mediterráneo. La vida, una canción que escuché unas cuantas veces seguidas, por bella, serpenteando por una melancólica y estrecha carretera que bordea el Mediterráneo desde Barcelona hacia el sur. La vida, la sonrisa sincera de una desconocida, por un pequeño favor que le hice y a la que, probablemente, no volveré a ver.
Bella España, pintó mi alma de infinitos colores, ablandó mis caricias, fortaleció mis años, me regaló bellos amores y muchas igual de bellas soledades, infinitos matices en mi mirada e incontables brisas en mis labios. Me reinventó con ternura y fuerza, con locura y cordura, con pasión amorosa, con pasión dolorosa. Me vio creciendo, madurando de niña a mujer hecha ya y arropó mis sueños con sus tantos sabores. Llegué por estas tierras hace casi dos décadas y me enamoré de ti, mi bella España, mi tan bella España, siempre en mi alma, aunque me fuera a los confines del universo y un poco más allá.
Y lloré. Lloré con dolor. Lloré con amor. Lloré sin avergonzarme, acompañada por mi fiel soledad. Lloré como venganza por no haber llorado durante tantos años. Lloré para limpiar mis heridas y para ofrendar mi amor. Lloré como las nubes lloran, para dar paso a la sonrisa del sol. Lloré confiada en tus brazos, mi bella España, mi tan bella España.

Mónica Nita – Camino de Libertad 1º, La Bruja del Amor y el Yonqui del Dinero

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: