Tu pasión…

Sentí tu pasión por la noche,

como el viento que bordea el precipicio que se ahonda en el mar:

fuerte,

solo,

sabiendo que, si no quiere ser domado, jamás lo será.

 

Tu pasión me abrazó por la noche

como el océano abraza las playas desnudas:

suave solo cuando se cansa,

bailando el cortejo de vaivenes de olas y besos que saben a sal y a sueños,

a cartas de amor, a suspiros, a deseos.

 

Me amaste hasta suplicarte que pararas,

por la noche;

te amé hasta sentirlo desmayo,

bendito tú, bendita noche…

El infinito de su mirada…

Ella amaba el vuelo de las águilas y de la libertad. Él amaba el infinito que nacía en su mirada:
– Te voy a amar toda tu vida. Y después también – le dijo, mientras sus almas empezaban a jugar y el infinito de los mundos los envolvía en los mares del tiempo…

El universo holográfico, el cerebro multidimensional y la explicación científica de las sincronicidades

CONTENIDO:

  • El universo holográfico y la explicación científica de las sincronicidades
  • El universo multidimensional, las dimensiones del cerebro y la Teoría Sintérgica de Jacobo Grinberg-Zylberbaum
  • El universo eléctrico (la telaraña cósmica) y la epopeya sumeria Enuma Elish de la Creación

 

(1) El universo holográfico y la explicación científica de las sincronicidades

Recientemente falleció el conocido astrofísico Stephen Hawking, dejando sin terminar el trabajo que llevaba veinte años realizando sobre cómo era el mundo antes de la existencia del universo material que todos conocemos. En su teoría, enviada a revisión diez días antes de su muerte y que fue publicada post-mortem, afirmaba que el universo podría ser en realidad un holograma y que existen otros niveles de universos finitos igual que el nuestro. Dicha teoría fue desarrollada en colaboración con el profesor Thomas Hertog de la Universidad KU Leuven y fue publicada en el Journal of High-Energy Physics. La teoría establece que cada partícula del universo es la punta unidimensional de una cuerda vibratoria hiperdimensional que le otorga sus propiedades, y que nuestro universo es la proyección en el espacio tridimensional de una realidad matemática que existe en una superficie bidimensional. Las conclusiones a los que llegó Hawking son las siguientes:

  • El Big Bang creó lo que los científicos llamaron el universo de fondo, el cual es muy distinto del nuestro, conteniendo en sí a los demás universos creados como consecuencia del Big Bang;
  • Segundos después de la creación del universo de fondo, se generaron burbujas espacio-temporales en las que se crearon otros universos paralelos con el nuestro;
  • Nuestro universo es, en realidad, un holograma, una sombra de universos de dimensiones más elevadas, el reflejo de algo mucho más grande y conformado en más dimensiones.

Lo anterior no es solo una hipótesis, sino que está demostrado con ecuaciones matemáticas y físicas, además de pruebas de laboratorio. Según el científico, la prueba de lo anterior serían las ondas gravitacionales primordiales provocadas durante la explosión primordial, el Big Bang, y su teoría sería totalmente confirmada si conseguimos encontrarlas.

La teoría de Hawking no es nada nueva en realidad. En la antigüedad, Platón se refería a un falso «mundo sensible», que es nuestro mundo y es un reflejo del auténtico mundo real, al que llamó el «mundo de las ideas» (lo cual me hace recordar el Principio hermético de la mentalidad: Todo es Mente). A la naturaleza holográfica del universo se refirieron también los conocidos físicos Max Plank, Karl Pribram y David Bohm, o el escritor Michael Talbot, entre otros. Los antiguos místicos orientales también se referían a la realidad como una ilusión a la que llamaban «maya», que es un conjunto de ondas que se transforma en el mundo que conocemos solamente después de que nosotros lo observemos. Según Michael Talbot, el universo es un holograma gigante, una proyección tridimensional creada y recreada por nuestras mentes, siendo la realidad de nuestro día a día nada más que una ilusión, igual que ilusión es una imagen holográfica.

La teoría del universo holográfico también explicaría las sincronicidades, como demostró el doctor F. David Peat, físico de la Universidad Queen’s de Canadá, en su libro Sincronicidad: puente entre mente y materia. En su opinión, las sincronicidades no son más que «fallos en el tejido de la realidad» que delatan que los procesos del pensamiento están conectados con el mundo físico mucho más de lo que se creía. La teoría del universo holográfico confirma e incluso incluye dentro de sí la teoría del universo eléctrico (de la que hablaré un poco más abajo) debido a los descubrimientos del físico David Bohm, quien demostró que cuando los electrones estaban en un plasma, dejaban de comportarse como entidades individuales y empezaban a manifestarse como elementos de un conjunto mayor e interconectado.

Bohm también estudió la física cuántica, que le convenció de la importancia de la totalidad. Según la física clásica, el estado de totalidad de un sistema se debe a las interacciones de sus partes. Sin embargo, la física cuántica indica todo lo contrario y demuestra que el todo organiza el comportamiento de las partículas, siendo la totalidad la realidad primaria. Bohm concluyó en el mismo sentido que los antiguos místicos: que la realidad tangible no es más que una ilusión parecida a una imagen holográfica por debajo de la cual existe un orden más profundo, un nivel de realidad que origina los objetos del mundo físico, igual que una placa holográfica da origen a un holograma. El científico demostró que cuando parece que una partícula se destruye, en realidad no deja de existir, sino que simplemente ha vuelto a envolverse en el orden más profundo del que surgió, siendo lo anterior una demostración más de la inexistencia de la muerte, al fin y al cabo. Según él, todo lo que existe en el universo forma parte de un continuo, aunque tenga cualidades propias únicas. En varias ocasiones Bohm afirmó que la actual forma de fragmentar el mundo en partes no solo que no funciona, sino que además nos puede llevar a la extinción como especie. Bohm recalcó que no hay que hablar de la interacción entre la consciencia y la materia, sino darnos cuenta de que, en realidad, son una y la misma cosa, el observador siendo lo observado, lo cual es parecido al postulado de la Teoría Cognitiva de Santiago.

Él consideraba que la consciencia es una forma más sutil de materia y que la base de la relación entre ambas no se halla en nuestro nivel de realidad, sino en las profundidades del orden implicado, que es el campo cuántico, la láttice (tal como la llamó el conocido neurólogo mejicano Jacobo Grinberg- Zylberbaum), o la totalidad. Bohm dijo que tampoco tiene sentido hablar de cosas vivas y cosas no vivas, ya que las mismas están entretejidas inseparablemente y que incluso una piedra está viva en cierto modo, porque la vida y la inteligencia son inherentes a la totalidad que incluye la materia, la energía, el espacio y el tiempo. Ello es casi idéntico a la cosmovisión andina y a la visión de los antiguos chamanes, que consideraban que todo en la naturaleza está vivo. También encaja con la teoría del físico académico y premio Nobel Fritjof Capra, que demostró que la Tierra es un conjunto vivo y consciente, concepto desarrollado también por los adeptos de la teoría de la noosfera, la consciencia planetaria.

Según la física actual, todas las zonas del espacio están integradas por distintos campos formados por ondas de longitud variable y cada onda posee una cierta dosis de energía. Sin embargo, cuando los físicos calcularon la cantidad mínima de energía que puede tener una onda, se dieron cuenta de que cada centímetro cúbico del espacio vacío contiene más energía que la energía total de toda la materia que existe en el universo conocido, lo cual demuestra la inmensa naturaleza oculta del orden implicado, el inmenso océano de energía en el cual existimos. El universo material que conocemos no está separado de este mar cósmico de energía, sino que es una onda en su superficie y no existe en sí mismo y por sí mismo, sino que es solo una sombra pasajera. Además, Bohm consideraba que no hay razón para pensar que el campo implicado fuese el fin de las cosas y que más allá del mismo puede haber otros órdenes que ni siquiera imaginamos, etapas infinitas de una evolución distinta.

El doctor Carl Pribram, colaborador y amigo de Bohm, dijo que «nuestros cerebros construyen matemáticamente la realidad objetiva, interpretando frecuencias que son, en última instancia, proyecciones de otra dimensión, de un orden más profundo de la existencia que está más allá del tiempo y del espacio. El cerebro es un holograma envuelto en un universo holográfico». Pribram se dio cuenta de que nuestro universo es un enorme mar de ondas y frecuencias y que percibimos la realidad como algo sólido porque nuestros cerebros interpretan la nube holográfica como los objetos materiales que vemos a nuestro alrededor. Ello no significa que, por ejemplo, no exista el gato que vemos delante, sino que la realidad del gato tiene dos aspectos distintos: cuando se filtra a través de la lente del cerebro se manifiesta como un gato, pero si pudiésemos verlo sin nuestras lentes, lo experimentaríamos como un patrón de interferencia. «Para mí, ambos son reales, o si queréis, ninguno de los dos es real», dijo Pribram.

Según Bohm, «en lo más profundo, la consciencia de la humanidad es una». Somos seres sin fronteras, a pesar de las apariencias, y cada uno de nosotros actúa como un fragmento de un holograma, conteniendo dentro de sí todas las características de la misma. Ello significa que cada uno de nosotros tiene acceso al conocimiento de toda la raza humana. Sin embargo, ¿por qué no conocemos conscientemente dicha información? Robert M. Anderson jr., psicólogo del Rensselaer Polytechnic Institute de Troy, Nueva York, justificó lo anterior explicando que cada uno de nosotros solamente es capaz de obtener del orden implicado (y de la consciencia colectiva) la información relacionada con sus recuerdos pasados y su experiencia personal. Por ello, muchas veces he afirmado que para volvernos conscientes de la verdadera naturaleza del Absoluto que nos integra y que somos, debemos experimentar e integrar emocionalmente todo lo que es posible sentir, porque solo así tendremos acceso a toda la información de la existencia.

Como he dicho anteriormente, la teoría del universo holográfico también explicaría el fenómeno de las sincronicidades. El primero que mencionó dicho término fue C. G. Jung, quien la definió como una coincidencia tan inusual y tan significativa que difícilmente se podría deber exclusivamente al azar. Las sincronicidades se manifiestan casi siempre durante los periodos de transformación e intensidad emocional aguda, especialmente cuando la revelación que conllevan está a punto de volverse consciente en la mente del sujeto. Jung se dio cuenta de que nunca ocurren por casualidad, sino que están relacionadas con los procesos psíquicos del individuo que las experimenta. Aunque Jung desconocía que lo que ocurre en la psique puede ocasionar una manifestación en el mundo real, científicos posteriores se tomaron muy en cuenta su descubrimiento y lo ampliaron. Uno de ellos fue el físico F. David Peat, quien dijo que las sincronicidades no solo que son reales, sino que además constituyen indicios adicionales del orden implicado, siendo una prueba más de que la aparente separación entre la consciencia y la materia es una ilusión. Peat considera que las sincronicidades son grietas temporales en el tejido de la realidad que nos permiten vislumbrar el orden inmenso y unitario que subyace en toda la existencia, revelando la falta de división entre el mundo físico y nuestra realidad psicológica interior. Por otro lado, la escasez de las sincronicidades en nuestras vidas indica hasta qué punto nos hemos separado del campo general de la consciencia y también el grado de aislamiento que tenemos con respecto al potencial infinito de las órdenes más profundas de la mente y realidad. Según Peat, cuando experimentamos una sincronicidad, lo que realmente experimentamos es «la mente humana funcionando por un momento en su orden verdadero y extendiéndose a través de la sociedad y la naturaleza, moviéndose a través de órdenes de creciente sutileza, extendiéndose más allá de la fuente de la mente y la materia hasta la creatividad misma».

«Como es arriba, es abajo», reza el antiguo Principio hermético de correspondencia al que ya me he referido en varias ocasiones. Una consecuencia de lo anterior es que no solo el cosmos que nos rodea es una estructura holográfica, sino nosotros mismos también. Una prueba en este sentido es, por ejemplo, la acupuntura, que se basa en la idea de que todos los órganos y huesos del cuerpo están conectados con determinados puntos de su superficie. El mismo es el caso de la reflexología e iridiología, las cuales también demuestran la naturaleza holográfica del cuerpo humano. La actual ciencia estableció que todos los fenómenos físicos conocidos poseen la dualidad onda/partícula, por lo cual podríamos deducir que la consciencia, que al parecer es una forma más sutil de materia, también posee dicha característica. Cuando la consciencia tiene apariencia de partícula, estaría localizada en el interior del cerebro, mientras que cuando tiene aspecto de onda podría causar efectos medibles mediante la influencia remota.

Robert G. Jahn, profesor de ciencias aeroespaciales y antiguo asesor de la NASA y del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, pese a no tener ninguna inclinación para los fenómenos paranormales, por casualidad descubrió a través de unos experimentos que realizaba que la mayoría de los seres humanos posee aptitudes psicoquinéticas en mayor o menor grado, siendo la actividad psicoquinética en gran parte del tiempo inconsciente, aunque puede ser aumentada practicando ciertos ejercicios. La psicoquinesia podría ser la explicación de las sanaciones a distancia y otros fenómenos inexplicables en base a los actuales descubrimientos científicos. Bohm incluso se refirió a la telepatía y a la visión remota como distintas formas de psicoquinesia. Sin embargo, a diferencia de Bohm, Jahn opinó que las partículas subatómicas no poseen una realidad visible hasta que sean observadas por la consciencia. «Creo que hemos entrado en un dominio en el que la consciencia interacciona con el entorno a una escala tan primordial, que verdaderamente creamos la realidad», dijo Jahn. El científico incluso se atrevió a postular que los físicos no es que descubran las partículas, sino que más bien las están creando. En tal sentido dio como ejemplo una partícula de reciente descubrimiento, llamada «anomalón», cuyas propiedades varían de un laboratorio a otro, lo cual indica que la realidad de dicha partícula depende de quién la observe.

El galardonado Nobel David Josephson sugirió que la realidad objetiva nace de la memoria colectiva de la raza humana, mientras que los acontecimientos anómalos observados en muchos chamanes, por ejemplo, son manifestaciones de la voluntad individual. Todo indica que estamos programados internamente para ver el mundo en términos de partes, pero cada uno de nosotros tenemos la capacidad de eludir dicha programación y percibir la realidad tal como es y el contacto con nuestro subconsciente es la clave para acceder a la parte de la psique que estructura la realidad. El conocido místico Sri Aurobindo decía que fragmentamos las cosas porque existimos en una vibración baja de la realidad y es esa fragmentación, la percepción errónea de la separación de las cosas, lo que nos impide experimentar la intensidad de la consciencia y el amor y la alegría de la existencia, que son su verdadera naturaleza. Pero la verdad es que el universo entero está contenido en cada célula de nuestro cuerpo, como decía tan bellamente William Blake: «Ver un mundo en un grano de arena / y un cielo en una flor silvestre, / abarcar el infinito en la palma de la mano / y la eternidad en una hora».

 

(2) El universo multidimensional, las dimensiones del cerebro y la Teoría Sintérgica de Jacobo Grinberg-Zylberbaum

La teoría de las súpercuerdas, conjeturada en 1995, propuso que las partículas que nos rodean y conforman nuestros cuerpos son estados vibracionales de objetos extendidos más básicos llamados «cuerdas» que existen en un espacio-tiempo que contiene siete dimensiones, además de las cuatro que conocemos (ancho, largo, alto, tiempo). De hecho, la teoría demostró la existencia de once dimensiones: las cuatro que conocemos más seis adicionales compactadas y una que engloba a las anteriores, formando membranas por las que se producen fugas de parte de su gravedad, que se manifiestan en nuestro mundo en forma de gravitones. Los postulados de la teoría de cuerdas establecen que todos los bloques de materia son, en realidad, expresiones de un objeto básico unidimensional extendido llamado «cuerda». Según esta teoría, un electrón no sería un punto sin estructura interna y de dimensión cero, sino una cuerda minúscula que vibra en un espacio-tiempo de más de cuatro dimensiones. A nivel microscópico se percibiría que el electrón no es un punto, sino una cuerda en forma de lazo que puede oscilar de diferentes maneras. En función de dicha oscilación, veríamos a veces un electrón, otras veces un fotón, un cuark o cualquier otro tipo de partícula. Lo anterior fue postulado también por el antiguo hermetismo, según el cual «todo vibra, todo se mueve» y aparece también en la Biblia, que afirma que el universo se formó mediante la palabra de Dios, siendo la palabra una vibración.

Recientemente, los científicos del Proyecto Blue Brain de Suiza descubrieron estructuras en el cerebro humano de hasta once dimensiones, utilizando el método de la topología algebraica, una rama de las matemáticas que puede describir sistemas con cualquier número de dimensiones. Dicha investigación fue publicada en la revista Frontiers in Computational Neuroscience y demostró que esas estructuras surgen cuando un grupo de neuronas forma una unión. «Encontramos un mundo que nunca habíamos imaginado. Hay decenas de millones de estos objetos incluso en una pequeña partícula del cerebro, hasta siete dimensiones y en algunas redes incluso encontramos estructuras de hasta once dimensiones», dijo Henry Markram, el líder del proyecto. Las pruebas de laboratorio demostraron que las estructuras cerebrales multidimensionales descubiertas no aparecían por casualidad y confirmaron que el cerebro se reconecta continuamente a fin de construir una red con tantas estructuras dimensionales como sea posible. El innovador estudio reveló hasta once dimensiones dentro de nuestro cerebro, lo cual nos recuerda la Teoría de las cuerdas y súpercuerdas del universo. «Como es arriba, es abajo», el postulado hermético está demostrado una vez más por la ciencia moderna.

Las anteriores teorías se parecen a la Teoría Sintérgica que planteó hace décadas Jacobo Grinberg-Zylberbaum, según la cual nuestro cerebro interactúa con un campo informacional de una enorme complejidad al que el científico llamó «campo sintérgico», término derivado de las palabras síntesis y energía, y al que otros investigadores se refieren como «campo cuántico» u «orden implicado», como lo llamaba David Bohm. Grinberg postuló que la estructura del espacio, que parece vacía e invisible a nuestra percepción, contiene la información total del resto de los puntos, lo cual él llamó «láttice» y que, de hecho, la láttice contiene la información de todo el universo en cada uno de sus puntos, como un holograma. Según Grinberg, la estructura del espacio incluye muchas dimensiones y al modificar una porción del mismo, se ven afectados cada uno de sus puntos y asimismo la totalidad, recalcando que incluso un pensamiento o una emoción afectan a la láttice. En realidad, la misma láttice es capaz de modificarse a sí misma y cada fuerza o campo son distorsiones de ella, como por ejemplo la fuerza gravitacional, la fuerza de interacción o la fuerza electromagnética.

Jacobo Grinberg-Zylberbaum, conocido neurólogo mejicano autor de la Teoría Sintérgica

Grinberg demostró que entre la realidad y la percepción existen procesos de transformación que suceden a través de nuestra maquinaria neuronal, lo cual prueba que nosotros intervenimos en la creación de la realidad perceptual activamente y que no estamos desligados ni de los objetos exteriores ni de los demás seres vivos con los que nos interrelacionamos. Pero pese a que la realidad es una, nosotros la dividimos con fronteras de separación que dependen del nivel de conciencia en el cual funcionamos cada uno de nosotros y no de la realidad en sí. Grinberg dijo que, desde el punto de vista psicofisiológico, la creación del cerebro como láttice se produjo de forma natural y en varias etapas. Adentrándose en ciertas técnicas del chamanismo y meditación, Grinberg dijo que para que la unidad sea percibida en su totalidad, tendremos que practicar la observación simultánea de muchas experiencias, siendo percibida la unidad cuando el observador incorpora en su acto de observación todos los contenidos de la experiencia, fundiéndose con ellos. En ese momento desaparece la división, manifestándose el Yo puro.

Según la Teoría Sintérgica, la conciencia es un atributo de la láttice y debido a que cada uno de sus puntos refleja la totalidad, resultaría que cada experiencia individual es, a la vez, una vivencia de la totalidad (la felicidad o el dolor de los demás seres vivientes nos afecta más de lo que pensamos) y que la totalidad estaría representada en cada uno de los elementos que la conforman. La teoría sintérgica también intentó explicar la conciencia planetaria llamada hoy en día «noosfera», que ha registrado avances significativos durante los últimos años, un libro muy documentado en este sentido siendo La trama de la vida, del físico académico Fritjof Capra. En realidad, la teoría sintérgica demuestra que todo, incluyendo cada una de las células de nuestro cuerpo y también nuestros pensamientos y emociones, influye en la realidad, recordándonos a la vez que nosotros mismos somos partes y reflejo del todo. La consciencia de la unión, llamada iluminación por las tradiciones antiguas, es una capacidad innata en todos nosotros, que adquirimos cuando nos volvemos conscientes de nosotros mismos y observamos sin apego la realidad que nos rodea, trascendiendo la dualidad, que es principalmente un concepto mental y no la realidad en sí.

 

(3) El Universo eléctrico (la telaraña cósmica) y la epopeya sumeria Enuma Elish de la Creación

La actual teoría del universo eléctrico, también llamado ambiplasma, es atribuida a Hannes Alfvén, galardonado con el Premio Nobel de Física y que en 1960 propuso que el universo es una mezcla de materia y antimateria en una forma que él llamó ambiplasma, que se habrían separado naturalmente en el momento de producirse las reacciones de aniquilación, acompañadas por una colosal liberación de energía. Según esta teoría, el universo siempre ha existido, es preexistente, y niega el Big Bang. La teoría no recibe actualmente mucho apoyo por parte de la comunidad científica internacional, aunque sigue teniendo bastantes adeptos, como por ejemplo el investigador de la física del plasma y fusión nuclear Eric J. Lerner, quien en su libro El Big Bang nunca ocurrió presentó unos argumentos muy a tener en cuenta.

Las hipótesis básicas de esta teoría son las siguientes:

  • el espacio no está vacío sino lleno de plasma;
  • los cuerpos celestes (incluyendo nuestro sol y los planetas de nuestro sistema) no son eléctricamente neutros, sino que están cargados;
  • las interacciones entre los cuerpos celestes son principalmente electromagnéticas, siendo la fuerza electromagnética mucho más fuerte que la gravedad, en un 10 seguido por 39 ceros;
  • el universo no tiene principio ni final, por lo que tampoco se puede hablar del Big Bang.
  • esta teoría hace innecesarios los agujeros negros o la materia oscura y la energía oscura, el papel fundamental teniéndolo el plasma, que es un elemento muy común en la naturaleza.

En realidad, la Teoría del Big Bang, que es anulada por la Teoría del universo eléctrico, está siendo descartada por cada vez más científicos por su extrema complejidad. La verdad es que el Big Bang nunca fue descubierto, sino que es una idea matemática plasmada en 1931 por el astrofísico y sacerdote católico belga Georges Lemaître, basada en un átomo primigenio (huevo cósmico) que explotó, formando todo lo que actualmente vemos en nuestro universo. La diferencia fundamental entre la Teoría del Big Bang y la Teoría del universo eléctrico parte de la pregunta de si existe o no electricidad en el espacio. Muchos científicos consideran que no, mientras otros tantos afirman que sí y que el universo es principalmente plasma eléctrico. Personalmente, opino en el sentido de los segundos porque las investigaciones directas parecen demostrar que la electricidad existe en el espacio, ya que los campos magnéticos detectados solo podrían ser generados por corrientes eléctricas. De hecho, el doctor Charles Bruce del Institute of Electrical Engineers y de la Royal Astronomical Society, identificó actividad eléctrica en el sol, en las estrellas y en las galaxias, sugiriendo que las estrellas podrían ser una manifestación cósmica eléctrica parecida a las farolas de nuestras ciudades y que lo que pensábamos que era un descubrimiento humano podría ser algo común en la naturaleza.

El plasma es en realidad el cuarto estado de la materia y algunos incluso lo consideran «el estado fundamental» de esta. En la tierra, nuestra experiencia se basa principalmente en sólidos, líquidos y gases, ya que vivimos, al parecer, en un entorno bastante peculiar del universo, donde el plasma no se manifiesta de forma natural, exceptuando las auroras boreales. Pero la existencia y la naturaleza filamentosa del plasma en el espacio están bien documentadas por las corrientes de Birkeland, por las erupciones del sol o por las formaciones observadas en algunas galaxias.

Suelo sacar mis conclusiones en función de la observación directa de los fenómenos, y al mirar imágenes del universo lejano, me ha asombrado el parecido extraordinario que tiene con la estructura neuronal de nuestro cerebro. Por lo que el principio hermético de correspondencia («Como es arriba, es abajo» y al revés) podría ser de nuevo demostrado, siendo a la vez un argumento más a favor de la Teoría del universo eléctrico y más si tenemos en cuenta que en nuestras propias estructuras neuronales, la comunicación se realiza mediante la electricidad.

Un dato curioso es la epopeya sumeria Enuma Elish de la Creación, que data del año 1500 a. C. y que fue hallada en la antigua biblioteca Ashurbanipal de Nínive, en el norte de Irak. Se trata de una de las muchas tablillas cuneiformes que describe la batalla entre la deidad solar Marduk y los dragones celestes Tiamat, que fueron traducidas y publicadas en 1876 bajo el título El Génesis de Caldea. Según algunos investigadores, dichas tablillas describen los acontecimientos de carácter cósmico relativos a la formación del planeta Tierra, refiriéndose a un gran cataclismo durante el cual los planetas se acercaron entre sí 295 liberando rayos eléctricos de energía, lo que recuerda los postulados de la Teoría del universo eléctrico. Las tablillas mencionan unos grandes arcos eléctricos que se generaban entre los planetas, mientras se estaban acercando el uno al otro. En realidad, muchas culturas ancestrales describen nuestro universo como una telaraña cósmica y epopeyas parecidas a la anterior encontramos no solo en Sumeria, sino también en el antiguo Egipto y demás culturas antiguas, además de la visión de muchos chamanes de todas partes del mundo. Lo esencial es no cerrarnos a nada, buscar siempre la verdad y eliminar los prejuicios y conceptos que nos han inculcado desde nuestra infancia y que se han visto negados por descubrimientos posteriores que, pese a su peso y argumento, siguen siendo rechazados por la ciencia oficial, que cada vez más se parece a un cuento que no convencería ni a los más ingenuos.

 

Amor y sexo

 

Para muchos, yo incluida, amor y sexo son lo mismo; para otros tantos, son cosas bien distintas, aunque se pueden complementar de una forma más que bonita. Este post no es para comprobar quién tiene razón, sino para expresar de una forma más explícita lo que dije ayer en unos comentarios en otro post de por aquí.

Mi opinión es que el próximo salto evolutivo de la humanidad no requerirá solamente de cooperación, en lugar de competición, dentro de nuestra sociedad, sino también de la consciencia de la enorme fuerza que yace en todos nosotros, que es la energía sexual y que, mal usada, suele causar estragos (que muchos ni siquiera la identifican como causa de los mismos). Hoy en día no ha mejorado mucho nuestro concepto sobre la sexualidad en comparación con las pasadas centurias, sino que solo se ha desplazado al polo opuesto y hemos pasado de la represión sexual impuesta por la Iglesia durante casi dos milenios, que fue causa de enfermedad (especialmente álmica) no solo a nivel individual, sino especialmente a nivel de sociedad, al actual «amor libre», que es como algunos llaman a la incapacidad de domar su propio instinto sexual y que de libertad nada tiene, ya que solo se puede ser libre cuando nadie ni nada te condiciona o domina, el impulso sexual incluido.

En la cultura occidental el sexo fue anatemizado durante siglos y el conocimiento que tenemos al respecto de esta enorme fuerza es bastante escaso. Sin embargo, el caso es distinto en las culturas orientales, de las que se inspiraron en cierta medida algunas corrientes esotéricas occidentales que sí han desarrollado una ciencia milenaria muy exacta sobre este tema, aunque a veces no se difunde de una forma muy correcta ni honesta. Llámese Tantra rojo, llámese Alquimia sexual, o cómo quieran, los antiguos nos dejaron bien trazado el camino hacia la trascendencia por medio de la más placentera de las formas que existen: la sexualidad. Porque lo mismo que se puede conseguir por medio de complicadas y prolongadas técnicas psico-físicas, se puede conseguir por medio del uso consciente de nuestra energía sexual.

Escuetamente explicado aquí, ya que hay voluminosos libros y gruesos tratados sobre el tema que cualquiera puede estudiar tranquilamente, la energía sexual del ser humano es lo mismo que su energía creativa, tanto a nivel físico-material como en el plano de las ideas u otros aún más sutiles aún. Sabiamente usada, la energía sexual no solo que es un catalizador que ayuda a materializar ideas en el plano terrenal, sino que, además, es capaz de despertar e iluminar al ser humano cuando se eleva desde la base de la columna vertebral, donde se ubica cuando está en estado latente, hasta la coronilla y por encima, formando un puente de unión entre el hombre y la Divinidad. Hay muchas técnicas para conseguirlo, desde el Tantra rojo que utiliza el sexo, o el Tantra blanco, que es el Kundalini Yoga, una serie de ejercicios psico-físicos no sexuales pero que tienen resultados parecidos, hasta métodos menos transparentes, pero igual de recomendables, como los empleados por diferentes escuelas iniciáticas y que yo resumo como «alquimia sexual». Los que prefieren crear su vida a la carta en función de sus deseos y saben trabajar con su energía sexual, lo consiguen por medio de ciertas técnicas y el resultado suele ser bastante mejor si en el acto ha participado una pareja, y no solamente un individuo. Los como yo, que prefieren evolucionar fluyendo por entre los obstáculos que les presenta la vida y aprender de ello por medio de la experiencia directa, no la usan para este propósito, sino para aumentar su creatividad, salud y vivir en un optimo estado de ánimo. Está claro que ni lo primero ni lo segundo son metas fáciles, sino todo lo contrario, y hacen falta años de practica para conseguirlo, a veces cruzando verdaderos abismos que la vida nos presenta para ponernos a prueba y hacernos evolucionar a toda pastilla.

Sin embargo, usada a la ligera y sin consciencia, la sexualidad puede volverse una vía hacia el infierno, eso sí, de las más placenteras posibles (debido a ello muchos no la identifican como tal), pero no por ello menos destructiva. Una consecuencia de la Ley de equilibrio es que, si algo te puede regalar el Cielo (y la sexualidad consciente sí lo hace), también te puede bajar a las tinieblas. De lo anterior nos advirtió incluso la Biblia judeo-cristiana cuando se refirió a la lujuria como uno de los pecados capitales, junto al asesinato, por ejemplo. «Pecado capital» es una expresión fuerte, porque se refiere a algo que puede matar, que va bastante más allá de los problemas habituales que desembocan de un mero asunto «de cuernos» y muchos no entienden cómo puede matar la lujuria y por qué puede ser tan peligrosa. No hay suficiente espacio aquí para detallar el tema, pero principalmente la lujuria es peligrosa no porque mata el cuerpo, sino porque mata el alma (tanto del que la inicia como del que la acepta debido a su incapacidad de autocontrol y de decir «no»), un proceso muy sutil y que, generalmente, es irreversible o de muy difícil recuperación.

Los que se toman el sexo a la ligera lo hacen porque su visión está cerrada aún y no perciben sus efectos, que van desde impregnarse a nivel energético de la esencia del otro (en algunas jergas se usa la expresión «intercambio de karmas», y a ver qué «karma» coges y de quién…), hasta perder la capacidad de amar verdaderamente, que a su vez degenera en la pérdida del alma de la que hablaba antes, porque la única vía de ir de cabeza hacia la inexistencia, al vacío total que en la Biblia se llama «infierno», es no amar, vivir sin amor. Por ello, cuando alguien me habla del «amor libre», y de paso me mira como si no comprendiera la vida, o no fuera de este mundo, lo único que pienso (y a veces también expreso en voz alta) es: «Estás confundido con el sexo, con el amor y con la libertad. No tienes ni puñetera idea de lo que significa ninguno de ellos y lo que de verdad te pasa es que eres incapaz de controlar tu pene. Por lo que, en lugar de asumir y corregir un fallo que solo cometen los hombres aún en pañales desde el punto de vista sexual, te parece que el asunto se vuelve más interesante y moral si lo llamas presumidamente “amor libre”». Eso si el hombre tiene más de 40 años de edad, porque hasta entonces la personalidad del ser humano aún no está formada del todo («No escribas un libro ni hagas un niño hasta los 40 años», reza un antiguo dicho chino) y hasta esa edad puede ser comprensible y perdonable la incapacidad de regir tu ser, el pene incluido. Me he referido a los hombres porque hablo desde el punto de vista de una mujer, al ser yo misma una, y también porque la lujuria suele ser más habitual en los hombres que en las mujeres debido a cuestiones fisiológicas. Pero lo anterior es válido para las mujeres también, con las oportunas correcciones de expresión.

En realidad, el amor verdadero siempre es libre, porque amor y libertad son casi sinónimos desde un cierto punto de vista. Pero no se trata de esa libertad a la que se refiere la mal usada expresión actual de «amor libre» y que solo puede conducir a algo parecido a lo descrito por Aldous Huxley en su libro Un mundo feliz – para quién no lo ha leído, os dejo abajo los enlaces del libro y de la película:

https://www.amazon.es/dp/B07Z466GKS/ref=dp-kindle-redirect?_encoding=UTF8&btkr=1

https://www.youtube.com/watch?v=Zl23rBCw3W8

En el mundo descrito por Huxley, el sexo ha perdido toda su trascendencia (igual que para los practicantes del «amor libre», o de la lujuria, que viene a ser lo mismo) y ya no es la manifestación genuina del amor del alma, lo cual es su verdadera y esencial función, sino que se ha vuelto un remedio para descargar tensiones, que incluso puede ser regulado por medio de un aparatito capaz de hacerte sentir orgasmos más o menos intensos, según el deseo de momento. De paso, en la película se considera responsabilidad social acostarse con cuantos más, mejor, por un extraño deber de satisfacer las «necesidades» de la sociedad. El sexo se ha vuelto una «necesidad» y ya no tiene nada que ver con el amor, e incluso es vergonzoso concebir hijos por medio del sexo. Allí es donde se llegaría si quitáramos el amor al sexo: a un extraño nuevo orden social que, en cierta medida puede parecer atractivo porque ha conseguido solucionar muchos de los problemas de nuestra sociedad, el impulso sexual incluido. Sin embargo, a ese orden le hace falta eso que más diferencia al ser humano de los reinos de vida inferiores: el libre albedrio, la compasión y el amor (el amor sexual incluido).

No sé si he conseguido expresar bien mi idea, es imposible hacerlo en un espacio tan reducido. Lo anterior es mi punto de vista y desde luego que para nada condena a nadie. En el sexo todo está permitido si ambos (o todos) los integrantes lo aceptan y disfrutan. Todos nos hemos equivocado alguna que otra vez y, muy probablemente, muchos lo volverán a hacer, porque la carne es débil y no es fácil domar y controlar el fuerte impulso sexual, especialmente en el caso de los hombres (las mujeres debemos ser comprensivas con ellos en este sentido, pero sin que ello se pase de cierta raya y se vuelva tóxico para nosotras y también para la relación). Es difícil ser dueños absolutos de una maquinaria tan perfecta y aun no comprendida del todo, que es el cuerpo humano. Pero por lo menos intentarlo y, desde luego, nunca vanagloriarse de nuestros fallos, que es lo que algunos practicantes del «amor libre» hacen, ya que una disfunción sexual o un fallo volitivo nada tienen que ver con el amor ni menos aún con la libertad. Considero que, igual que hay que manifestar consciencia en todos nuestros actos y en cada momento de nuestras vidas, si queremos crecer, superarnos e incluso trascender nuestra débil condición humana, de la misma forma hay que manifestarla en el sexo y, principalmente, en el amor.

Como una mujer ama…

Estas islas tienen un encanto que más bien es como un hechizo, como esos amores especiales que, en lugar de oxidarse por el paso del tiempo, crecen. Igual que una niña, me dejo fascinar cada día por el océano que baña estas tierras, cuyo lenguaje aún estoy aprendiendo, o por el sabor de sus tierras que se sorbe de sus manjares: sus mangas del color del sol al amanecer, sus piñas doradas, sus papayas jugosas y las tantas frutas que muchas aún no he probado, ni sé cómo se llaman siquiera.

Ayer el océano estaba enfurruñado. Paré unos instantes en su orilla para admirar su espectáculo y para que su brisa despejara mis pensamientos enredados por entre tantos amores, desamores y sueños que quieren hacerse realidad, pero no saben cómo.

– Te amo como una mujer ama al hombre de su vida, le dije. A veces me adentro en tus aguas, cuando estás en calma, buscando olvidar en tu abrazo las memorias de un mundo que a veces hiere demasiado; otras, como hoy, solo te miro callada, esperando a que tu furia amaine y pueda perderme de nuevo en ti. Nos separaron tantas eras y mundos, que se me olvidó cuán bien conozco todas tus olas y todas las gotas de agua salada que conforman tu cuerpo. Aún me cohíbe tu fuerza, a veces, y a rachas huyo fantaseando razones porque me acostumbré tanto con mi soledad, que me da miedo perder su santa y callada compañía. Pero siempre vuelvo, como atraída por un hechizo más fuerte que yo, para que me despeines con tu pasión y me devuelvas a mí. Sí, como una mujer ama al hombre de su vida, así te amo yo a ti…

Blancos, negros y… causalidades. Devolver la otra mejilla, ¡no!

https://monicanita.com/

Nada sucede por casualidad, es el sexto gran principio hermético. La casualidad, en realidad, lo único que indica es la existencia de una causa no reconocida o percibida, y «azar no es sino un nombre para la ley no reconocida; porque hay muchos planos de causalidad, pero nada se escapa a la ley», según el Kybalión. Todos nuestros pensamientos y actos tienen sus resultados directos o indirectos que se ajustan en la infinita cadena de Causa y Efecto. Lo anterior podría parecer que enturbia el libre albedrío que a todos nos gusta pensar que disponemos, pero en realidad ambos aspectos no son más que dos polos de lo mismo (de conformidad con el Principio hermético de Correspondencia, del cual no hablaré hoy, aunque lo hice en algunas ocasiones en el pasado). Aunque lo anterior no es del todo así, a efectos del lenguaje y para que lo comprendamos mejor, se podría decir que ambos aspectos son una clase de media verdad, los polos opuestos de una misma situación.

Todo lo que hacemos se nos devuelve de alguna u otra forma, y en algún u otro momento, generalmente con cierto retraso, debido a que en la materia cualquier manifestación requiere de su tiempo. Es este retraso en la manifestación lo que hace que muchos no perciban la cadena de las causas y efectos generados por sus propios actos, pensando que este mundo es una clase de Oeste salvaje donde cada cual puede hacer lo que se le ocurra sin consecuencia alguna. Lo cual está muy lejos de la verdad, porque en realidad, no hay nada más ordenado, justo y equilibrado que este universo que nos envuelve.

Otro aspecto que hay que reseñar es que el resultado de nuestras acciones lo sufrimos no solo nosotros, sino que, en ocasiones también repercute en las vidas de nuestros seres queridos. Ello se debe a la unión espiritual que se crea entre las personas que se aman. Es una ley que nos fue dejada en la Biblia, cuando se nos advirtió que los pecados de los padres se transmiten a los hijos y hasta la séptima generación. Ello no es por venganza o fallo divino, sino por esa unión creada y porque así funciona la física, que ha demostrado que dos partículas que una vez estuvieron unidas, aunque se separen luego por distancias enormes, seguirán manteniendo esa unidad para siempre y si se aplica un estimulo a una, se reflejará también en la otra. Traspasando lo anterior a los seres humanos, cuando dos seres humanos fueron unidos alguna vez (madre e hijo, marido y mujer, amantes e incluso muy buenos amigos), lo que uno siente, sentirá el otro también, incluso cuando estén separados por grandes distancias, de forma más o menos consciente, en función de la evolución espiritual de cada uno.

Por ello, cuando alguien me da una palmada, generalmente se la devuelvo. Aunque ello podría parecer en un primer momento un atropello de la ley espiritual cristiana del perdón, en realidad es un acto de amor y justicia (que en ciertas alturas son lo mismo). Porque de esa forma, dicha persona tendrá la ocasión de conocer rápidamente el efecto de sus acciones y así saber si volverá a cometerlas, o no, lo cual no es más que evolución pura y dura. Estoy de acuerdo con muchas de las enseñanzas del Maestro Jesús, pero lo de devolver la otra mejilla es, en mi opinión, un lavado de cerebro de mucho cuidado, porque imposibilita que uno sepa qué está bien hacer y qué no, ya que pocos de esta humanidad tienen la capacidad de aprender de lo que les ocurre a otros y solo son capaces de hacerlo cuando sienten en su propia piel el efecto de sus actos. De paso, lo anterior es la vía más rápida de crear una sociedad de ovejos pusilánimes. Sin embargo, dicha enseñanza también tiene sus blancos, como todo, porque en cierta medida rompe la cadena de lo que comúnmente llamamos «karma», en caso de que la haya. Pero en un mundo tan poco evolucionado como este, no sirve de mucho sustituir una ley de universo por otra, sin el riesgo de crear un caos de mucho cuidado que a ver cómo y quién de por aquí es capaz de reparar.

En realidad, ni siquiera los más grandes Maestros, que conocen las reglas del juego (y del universo) escapan de esta ley ni de ninguna. «Situándose en contacto con los poderes superiores de la naturaleza», reza el Kybalión refiriéndose a los Maestros, ellos «dominan sus propias modalidades, caracteres, cualidades y polaridades, así como el medio ambiente que los rodea, y así se convierten en jugadores del juego en vez de meras fichas: causas en vez de efectos. Los Maestros no escapan a la causalidad de los planos superiores, sino que se ajustan a las leyes superiores y dominan así las circunstancias en el plano inferior. Forman así una parte consciente de la Ley, en vez de ser instrumentos ciegos. Mientras que sirven en los planos superiores, rigen en el plano material».

Lo anterior no tiene que asustar ni hacer pensar que el ser humano es un autómata sin voluntad y sometido a su entorno como una hoja que el viento vuela a su antojo. Es cierto que no hay nada fuera de la Ley, que es la manifestación de Dios, pero el hombre puede (y a veces debe) emplear la Ley contra las leyes, siempre en un acto creativo y en beneficio de la Totalidad. «Lo superior siempre prevalecerá sobre lo inferior», aclara una vez más el Kybalión, «hasta que al final el hombre haya alcanzado la etapa en la que busque refugio en la Ley misma, y podrá evadirse de todas las leyes fenoménicas. ¿Sois capaces de captar el significado interno de esto?».

Los Protocolos de los Sabios de Sion y su relación con el Vaticano y la Segunda Guerra Mundial

Contenido:

  • Los Protocolos de los Sabios de Sion, un plagio desmontado hace un siglo
  • Henry Ford, el principal impulsor del fraude
  • El Vaticano y la trama del lobby judío que quiere hacerse con el mundo
  • Los nazis, los jesuitas y… los Protocolos de los Sabios de Sion
  • El antisemitismo, la sociopatía más antigua de la tierra, y su relación con el CFR y los altos círculos de poder del mundo actual

 

  • Los Protocolos de los Sabios de Sion, un plagio desmontado hace un siglo

Los Protocolos de los Sabios de Sion es un líbelo antisemita del principio del siglo pasado redactado por la Ojrana, la policía secreta zarista, para culpar a los judíos de la Revolución rusa y difundido posteriormente en el Occidente por el Vaticano, los nazis, algunas de las grandes fortunas norteamericanas como Henry Ford, por ejemplo, y en general los judeofobos de toda clase. El autor del texto afirmó que el documento era la transcripción de unas supuestas reuniones de unos sabios judíos que se juntaban en el Consejo sionista de Basilea, urdiendo el control del mundo. En realidad, los Protocolos no son más que uno de los peores plagios de nuestra historia y la publicación antisemita más aireada en los ámbitos neonazis, de ultraderecha y radical islámicos. En 1921 se demostró que, en realidad, el documento es un copia-pega de varios fragmentos del libro Diálogo en el infierno entre Maquiavelo y Montesquieu, escrito por Maurice Joly y publicado un siglo antes, una obra de ficción en la que el autor describía un complot de Napoleón III (el hermano de Napoleón Bonaparte) para dominar el mundo, y también de una novela antisemita llamada Biarritz, escrita por Hermann Goedsche en 1868. Es muy probable que el propio Joly copiara algunas de sus ideas de otra novela, Los misterios de las personas, escrita por Eugène Sue y en la que el autor se refería a un complot de los jesuitas, no de los judíos.

Hoy en día es de conocimiento general que los Protocolos de los Sabios de Sion son un plagio que fue publicado por primera vez en San Petersburgo, en 1903, por Pavel Krushevan, un editor ultraderechista, racista y antisemita que había participado personalmente en varios pogromos (persecuciones y matanzas de judíos) y sentía un odio visceral para el progreso y liberalismo político que se solía asociar con los judíos y los masones. Posteriormente, el texto fue traducido a todos los idiomas europeos, teniendo especial éxito en Alemania, donde fue utilizado para cargar todas las desgracias del país a los judíos y así justificar la confiscación de sus bienes y su posterior asesinato. También tuvo y aún tiene mucho éxito en los países árabes. Comenzando con 1921, Hitler, que citaba el texto en sus discursos, lo introdujo como materia de estudio obligatoria en los colegios y utilizó el documento para justificar el genocidio nazi. «Hitler utilizó los Protocolos como un manual en su guerra de exterminio de los judíos», afirmaba Nora Levin, y los cientos de miles de ejemplares que se imprimieron en la Alemania nazi se repartían gratuitamente en los hogares. Goebbels, el ministro de Propaganda nazi, analizó en sus diarios la utilidad del infame texto como propaganda y dejó claro que, aunque él estaba muy al tanto de que el documento era un torpe plagio, al parecer Hitler sí creía en su autenticidad (de hecho, en su libro Mein Kampf lo cita en varias ocasiones). Sin embargo, de cara al público, Goebbels afirmó que: «Los protocolos de los sionistas son tan actuales hoy como lo fueron el día en que fueron publicados por primera vez». La primera versión en alemán fue publicada en 1920 y para 1933 se habían publicado treinta y tres ediciones, llegando a ser best-seller no solo en Alemania, sino también en otros países europeos, gracias a una hábil financiación, como se verá unas cuantas líneas más abajo.

Las similitudes que dicho documento guarda con los libelos de sangre antijudíos de la Europa medieval son más que obvios. Pero pese a ello, el plagio inspiró la masacre de unos 60 000 judíos rusos a los que se culpó de la Revolución rusa de 1917 y, posteriormente justificó el peor genocidio de nuestra historia conocida, el Holocausto de la Segunda Guerra Mundial. El que destapó en gran medida la farsa fue Philip Graves, quien descubrió que el texto de los Protocolos y los Diálogos de Maurice Joly eran más que similares y que había más de 160 pasajes en los Protocolos que eran basados o directamente copiados tal cual de la novela de Joly, el texto copiado llegando a más de 50% del contenido de los Protocolos. Dejando de lado la inocencia de su contenido que pocos se tomarían en serio y la absoluta falta de términos hebreos en el texto, llama la atención el uso de una cita en latín, Per me reges regnant (Por mí los reyes reinan), tomada de Proverbios 8,15 de la traducción católica de la Biblia, que es imposible que los participantes del Congreso Sionista de Basilea usaran, ya que habrían usado la cita en hebreo, lógicamente.

Los Protocolos fueron presentados al público como un conjunto de actas de una reunión secreta del «Gobierno judío mundial en la sombra» celebrada en 1897 en Basilea, Suiza, donde se habría aprobado un plan para la conquista del mundo utilizando para ello el control de las finanzas internacionales, la prensa y los medios de comunicación. Además, se presentaba a los judíos como estando detrás de la francmasonería para difundir ideas contra la Iglesia católica, y del bolchevismo, que perseguía una revolución mundial acorde a sus intereses (aunque los bolcheviques fueron de los que más hostigaron a los judíos, en realidad). Según el documento, los judíos conformaban una conspiración internacional secreta que controlaba el sistema financiero, los medios de información, las industrias capitalistas, los movimientos sindicalistas y los gobiernos de Occidente, incluyendo el gobierno de los Estados Unidos. Es decir, todo. Y utilizarían ese poder clandestino total para destruir a la civilización cristiana. El parecido de los Protocolos con lo ocurrido en Occidente durante la Peste Negra del siglo XIV, cuando los judíos fueron acusados de ser una conspiración internacional que había envenenado todos los pozos y que produjo una ola de odio y terror tan inmensa, que desembocó en el genocidio de millones de judíos en Europa, es obvio. Lo mismo se denuncia en nuestros días, cuando en las redes se pueden encontrar publicaciones sin pies ni cabeza culpando a los judíos de la pandemia de coronavirus y de hecho, es justo en esta ocasión cuando los Protocolos están siendo de nuevo aireados con mucha intensidad (lo cual es la causa del presente post).

 

  • Henry Ford, el principal impulsor del fraude

Uno de los principales impulsores y financiadores de los Protocolos fue el magnate norteamericano Henry Ford. Su cinismo no tuvo límites cuando acusó que líderes judíos de Estados Unidos, como Louis Marshall y Louis Brandeis, manejaban desde la sombra a los presidentes Taft y Woodrow Wilson. Sin embargo, ahora ya sabemos que Woodrow Wilson, líder radical del eugenismo y de la ideología pro germánica y antisemita de Henry Ford, de ninguna forma podría ser un títere de los judíos sino todo lo contrario. De hecho, fue Woodrow Wilson quien en 1918 le pidió a Ford que se presentara como candidato al Senado por Michigan, por lo cual la trama se desentrama aún más. En realidad, acusar a Wilson de ser títere de los judíos fue un teatro muy efectivo de Ford para convencer al público norteamericano del supuesto poder desmedido de los judíos y lo repitió con fuerza en los grandes medios, sin importarle que era él mismo el hombre más rico de Estados Unidos. Sobre Henry Ford, el hombre más rico de Norteamérica y el más importante distribuidor de propaganda antisemita tanto en Norteamérica como en Alemania y Europa, su biógrafo dijo: «Si acaso puede destacarse un estadounidense por su contribución a la maldad que fue el nazismo, ese tendría que ser Henry Ford».

Hubo muchos otros, pero sobre Ford no hay ni puede haber controversia alguna y todo está más que bien documentado. Poco después de que empezara la Primera Guerra Mundial, el magnate dijo que había descubierto pruebas de que los judíos estaban detrás de todos los problemas del mundo y que su misión era comunicarlo a todo el planeta. Por ello, en 1918, Ford compró el periódico semanal Dearborn Independent y le dio un giro antisemita muy virulento. En muchas ocasiones, en su periódico presentaba a Boris Brasol, un fanático ruso zarista y posteriormente agente de la inteligencia militar estadounidense y espía nazi, que arremetía como nadie contra los judíos, culpándolos de la Revolución Rusa y ello pese a que los bolcheviques habían organizado pogromos muy sangrientos contra ellos. En una serie llamada El Judío Internacional, Ford promocionó y reprodujo Los Protocolos de los Sabios de Sion, pero más que esas desinformaciones repletas de odio con los que los judíos nada tenían que ver, nunca aportó ninguna prueba concluyente de sus afirmaciones. Actualmente, los mismos documentos están difundidos con una virulencia aún más intensa por la Radio Islam de Suecia y los colaboradores del dicho canal.

Es importante remarcar la ferocidad de la campaña de Ford, ya que sus falsas acusaciones no eran simplemente un desvarío de su periódico, sino que eran impulsadas incluso por su compañía, Ford Motor Company, cuyos distribuidores estaban obligados a comprar su periódico y vender subscripciones. Los que llenaran su cuota de subscripciones eran premiados con un automóvil Ford; los que se resistían eran amenazados con cartas seudolegales que insistían que vendieran el periódico. Como si ello no fuese suficiente, Ford juntó varios números del periódico, los encuadernó y los distribuyó a las bibliotecas norteamericanas y a las Asociaciones de los Jóvenes Cristianos de todo el país. De esa forma, se transformó en el héroe de los antisemitas en todo el mundo.

En Alemania, miles de copias de las enseñanzas de Ford se publicaron bajo el título El Judío Eterno, que rápidamente se convirtió en la biblia de los antisemitas alemanes, incluido Hitler, y que se sigue difundiendo en las redes (a mí personalmente me llegó una copia en PDF hace poco más de un año, por medio de un contacto que suele frecuentar los ámbitos conspiracionistas). Tanto apreciaba Hitler a Ford, que en su despacho exhibía un gran retrato suyo y hablaba de él incesantemente, según afirma Edwin Black. El industrial estadounidense le provocaba tanta emoción al führer que, en 1931, poco antes de subir al poder, declaró para el Detroit News: «Yo considero a Henry Ford mi inspiración». Y era literalmente cierto, ya que muchos de los desvaríos de Mein Kampf son idénticos a pasajes de El Judío Internacional de Henry Ford.

Pese a que la propaganda de Ford fue refutada con lujo de detalle en una serie de artículos escritos por Phillip Graves y publicados en 1921 en The Times de Londres, que demostró con pruebas claras que el texto de los Protocolos no era más que un torpe plagio de una obra de ficción que nada tenía que ver con los judíos, sin embargo, ello no mermó la campaña de Henry Ford ni menguó su efectividad. Se ve que Ford había adoptado el lema de Hitler: «No importa la verdad, importa la victoria».

El prestigio de Henry Ford era muy importante en la época y llegó a ser posicionado en unas encuestas populares como el tercer hombre más grande de la historia, solo por debajo de Napoleón y Jesucristo. Los industriales alemanes admiraban sus sistemas de producción masiva y se proclamaban fordistas. Ese prestigio lo aprovecharon los nazis al distribuir en Alemania millones de copias de su libro en todas las escuelas y oficinas del partido del país, muchos mostrando juntos a Hitler y a Ford en la portada. El Judío Eterno convirtió a Baldur von Schirach, el líder de las Juventudes Hitlerianas, al antisemitismo. En su juicio por crímenes de guerra en Núremberg, este exclamó: «No pueden imaginarse la influencia tan grande que tuvo este libro en el pensamiento de la juventud alemana. La generación de los jóvenes veía con envidia los símbolos del éxito y la prosperidad de Henry Ford, y si Ford les echaba la culpa a los judíos, naturalmente que le creíamos». Aunque tampoco fue difícil para Ford vender un prejuicio que en Alemania muchos ya compartían y la «conspiración judía mundial con un tremendo poder clandestino internacional económico y político» estaba en las bocas de todos de hacía mucho tiempo. Esa supuesta conspiración, un bulo difundido en sus orígenes por la Iglesia Católica, aún tiene mucha difusión en las redes en nuestros días y sigue habiendo aún bastantes que se lo creen.

Ford nunca abandonó su nazismo y continuó apoyando a los nazis incluso después de comenzada la guerra, en 1939. El 30 de julio de 1938, cuando cumplió 75 años, fue condecorado con la Gran Cruz del Águila Alemán, el honor más grande que podía conferirle Hitler. El dictador alemán también admiraba abiertamente los campos de concentración de Norteamérica para los indios y su biógrafo, John Toland, dijo que «a menudo elogiaba en su círculo íntimo la eficiencia del exterminio estadounidense por medio de hambrunas y combate desigual». Hitler admiraba también a los británicos y en una ocasión declaró: «Estos caballeros británicos saben bien lo que es el derecho del más fuerte. En lo que concierne a las razas inferiores, ellos han sido nuestros maestros» (citado por Eberle Henrik y Uhl Matthias), lo cual deja claro la influencia de los eugenistas anglo-americanos en el nazismo, de la que hablaré en una futura ocasión.

 

  • El Vaticano y la trama del lobby judío que quiere hacerse con el mundo

Yendo un poco atrás en la historia, nos daremos cuenta de que los judíos no fueron acusados de revolucionarios solo en Rusia (lo cual fue lo que originó la trama de los Protocolos de los Sabios de Sion), sino que ello ocurrió en otros países europeos también. Si durante la peste negra los judíos habían sido acusados de envenenar los pozos de Europa en una gran conspiración contra la cristiandad, ahora eran acusados de conspirar contra Europa cristiana por medio de la Revolución Francesa y de las libertades de la Ilustración. El dedo acusador pertenecía principalmente al Vaticano y si bien es cierto que hubo cristianos que clamaban a favor de los judíos compadeciéndose de la degradación y pobreza en las que estaban obligados a vivir, lo único que ello hizo fue despertar las sospechas de la Santa Sede. Por poner un ejemplo en este sentido, menciono al sacerdote Abbé Grégoire, que en Francia lideraba la lucha para otorgar a los judíos igualdad en derechos y que por ello era insultado constantemente por el clero y la aristocracia llamándole de todo y como mínimo, Judas Iscariote. Para ahogar tales pretensiones y evitar que otros se aunaran a la causa, después de la derrota de Napoleón Bonaparte en 1815, el papado restauró la Compañía de Jesús y por medio de la revista católica jesuita Civiltà Cattolica la Iglesia propagó en toda Europa que la Revolución Francesa había sido urdida por los judíos para destruir a la cristiandad. Dichas acusaciones serían retomadas de forma casi idéntica en el siglo XX por la propaganda nazi, culpándolos de bolcheviques.

En realidad, pese a la clara influencia del pensamiento judío del filósofo holandés de origen sefardí Baruch Spinoza en la Ilustración y consecuentemente, en la Revolución Francesa, no fueron los judíos los que organizaron la revolución en Francia y cuando nos enteramos de que solamente unos 500 vivían en el país en aquellos tiempos, ya que el resto había emigrado a Europa del Este debido a las persecuciones medievales, la mentira de la Iglesia se vuelve evidente. La supuesta conspiración judeomasónica (concepto que retumba en los ámbitos conspiracionistas incluso en nuestros tiempos) era más de lo mismo y aunque es cierto que algunas logias masónicas permitieron membresía a unos cuantos judíos, ello fue más tarde, en el siglo XIX, después de la Revolución. «No puede negarse que el pensamiento judío influenciara el desarrollo de la Ilustración, misma que preparó el camino de la Revolución. Claro, no había conspiración judía como tal, pero el gobierno de la Iglesia tenía razón de ver en el pensamiento hebreo un reto al orden aristocrático (desigual y represivo) que la jerarquía eclesiástica favorecía, pues era cierto que aquel pensamiento había sembrado las semillas del cambio liberal europeo. ¿Cuál sería la consecuencia? Nuevamente identificando al judaísmo como locus clasicus de todo liberalismo objetable, la Iglesia quiso vengarse del mundo posrevolucionario con políticas antisemitas y vertió todos sus recursos materiales, políticos y espirituales en el esfuerzo. (…) Los estragos del mundo moderno han sido una negociación sin descanso—y a veces muy violenta—entre el empuje liberal y la reacción derechista/conservadora sobre las consecuencias de la Revolución Francesa. (…) Desde esta perspectiva, argüiré, tiene sentido que el Vaticano haya preparado el clima europeo, durante el siglo XIX, para el amanecer del nazismo», aclara Francisco Gil-White en su excelente y muy bien documentado libro El eugenismo, movimiento que parió al nazismo alemán (el segundo volumen de su magistral serie El Colapso de Occidente: El Siguiente Holocausto y sus Consecuencias). Según Gene Burns, «ideológicamente, la doctrina social católica del siglo XIX se opuso al liberalismo desde la Derecha política. (…) En la percepción de los papas, los principios políticos liberales del racionalismo, libertad de pensamiento, libertad de culto y demás no eran sino declaraciones de guerra contra la fe católica como sistema de creencias y también como institución». Por lo cual, se vuelve cada vez más evidente que la Iglesia organizó su guerra contra el liberalismo por medio de la propaganda antisemita, lo cual fue copiado pocos años más tarde por los nazis (de hecho, el mismo Hitler reconoció abiertamente que él no hizo otra cosa más que lo que había hecho la Iglesia durante siglos).

Sobra una escueta mirada a la historia para darnos cuenta de la veracidad de lo anterior. Solo por poner un ejemplo, resulta que, tras elogiar públicamente a la Inquisición y canonizar al inquisidor español Pedro Arbués (un asesino con muchas victimas en su consciencia), el papa Pío Nono acusó en su famoso Temario de Errores de 1864 a los masones y a la sinagoga de Satanás de conspirar contra la Iglesia, acusando al pueblo judío de la Revolución Francesa y de asesinar niños cristianos para sus rituales (en realidad, la religión judía prohíbe desde hace dos milenios no solo los sacrificios de animales, sino también consumir sangre). Además, en 1869, dicho papa bendeció y condecoró con la Cruz del Comandante de la Orden Pontificia a Henri Gougenot des Mousseaux, que presentaba en sus libros a los judíos como demonios sedientes de sangre cristiana, de lo cual el periodista presumió en las siguientes ediciones de su libro y que años más tarde los nazis traducirían y difundirían en Alemania. La propaganda eclesiástica también se difundía por medio de «la revista católica más influyente del mundo, fundada a petición del papa Pío Nono y supervisada por los papas y sus secretarios de Estado, que era la bisemanal jesuita Civiltà Cattolica (…) la cual llegó a considerarse la voz extra oficial del papa mismo», según explicó el historiador David Kertzer. «Los sacerdotes que escribían para la revista, todos jesuitas, estaban bajo el liderazgo de un director cuyo nombramiento lo aprobaba el papa. (…) Antes de publicarse, los borradores eran enviados al secretario de Estado para la aprobación final. (…) El papa también revisaba los borradores y a menudo se entrevistaba con el director de la revista. (…) La red de publicaciones católicas de todo el mundo la consideraba, junto con el diario L’Osservatore Romano, la fuente de mayor autoridad para las perspectivas vaticanas sobre los eventos y citaban sus artículos todo el tiempo. (…) Civiltà Cattolica consideraba la Inquisición “un espectáculo sublime de perfección social”», sigue el mismo autor. L’Osservatore Romano, el otro diario fundado por Pío Nono y al cargo del cual estaba Marcantonio Pacelli (el padre del futuro papa Pío XII), pronto se convirtió en la voz moral y política del papado, que hoy en día sigue siendo financiado por el Vaticano y se publica en siete idiomas.

«¿Cuál sería el mensaje de la prensa vaticana? Basta con escuchar los discursos del papa para tener una idea. En 1871, dirigiéndose a una organización de mujeres católicas, Pío Nono les dijo que los judíos “habían sido hijos en la Casa de Dios” pero que “debido a su obstinación y a su negativa a creer, se habían convertido en perros”. Pocos meses atrás, las fuerzas italianas habían liberado el gueto de Roma. “Tenemos hoy en Roma, desgraciadamente, demasiados de estos perros” protestó el papa, “y los oímos ladrando en todas las calles y molestando a la gente en todos lados”. En una encíclica de 1873, el Sumo Pontífice volvió al tema de que la sinagoga de Satanás se hallaba detrás de la conspiración mundial. La acusación de la conspiración mundial, ahora promulgada por un papa infalible, no es otra cosa que el antisemitismo político y moderno, aquel que desde 1825, en el panfleto del Padre Fernando Jabalot, era proclama oficial de la Iglesia», escribe Francisco Gil-White.

Pasando a Francia, veremos que el legado del papa León XIII fue el mismo. Preocupado por haber perdido fuerza en el nuevo Estado posrevolucionario, el papa se quejó del poder de la prensa no católica, lo cual hizo que los padres asuncionistas lanzaran el periódico La Croix, que pronto tuvo una distribución nacional sin precedentes y que se centraba, claro está, en llamar a la acción pública para defender a la sociedad francesa de los judíos. Según David Kertzer, «La Croix a menudo expresaba una voz picante. El Padre Vicente Bailly, director del periódico, acusaba que los judíos, asesinos de Cristo, eran los agentes de Satanás, y al igual que Pío Nono hablaba mucho de la sinagoga de Satanás». «Pero el argumento fuerte era el que León XIII también fomentaba en Austro-Hungría: que los judíos se apoderaban de todo para destruir a los católicos. Había, afirmaba el padre Bailly, una conspiración judeomasónica en contra de los monarcas cristianos. Y no podía confiarse en los conversos al cristianismo: esos eran espías. Para 1890, La Croix presumía ser el periódico más antijudío de Francia. Sus ataques contra el gobierno republicano francés se volvieron tan extremos que el papa se preocupó, pues dificultaban su diplomacia, pero nunca criticó el contenido antisemita que a diario espumeaba de las páginas de La Croix», escribe Gil-White.

Eduard Drumont, el gigante de la prensa francesa y el más prominente de los escritores antisemitas de Francia, repetía en su libro Francia Judía, que había sido revisado por un sacerdote antes de su publicación para que no contuviera errores teológicos, todas las acusaciones de La Croix, principalmente la conspiración judía mundial, pero también el absurdo libelo de sangre medieval acusando de que los judíos se bebían sangre de niños cristianos. Las mismas aberraciones publicaba también en su periódico La Libre Parole, al que estaban suscritos unos 30 000 sacerdotes y un importante segmento del clero francés. «Las publicaciones católicas, desde L’Univers, el periódico católico de más abolengo en el país y el más cercano al papa, hasta los boletines diocesanos, expresaron entusiasmo por el trabajo de Drumont. Pero los obispos, por lo menos, guardaron algo de distancia, lo cual les ganó la acusación, en otro libro de Drumont, El Legado de un Antisemita, de estar faltos de espina y de buscar, según él, la aprobación de los judíos. En esa obra, como disco roto, reanudó el estribillo de las acusaciones de canibalismo satánico» (Francisco Gil-White).

Sin embargo, el papel más importante de Drumont para la causa del antisemitismo fue su contribución al nacimiento de Los Protocolos de los Sabios de Sión, que es lo que nos ocupa en este artículo. El general Globychev, director de la Ojrana, la policía secreta zarista, dijo que dicho documento tenía sus orígenes en París, en los años 1896-1900. Herni Rollin, quien había trabajado para el servicio secreto francés, afirmó que muy probablemente Drumont tuvo un destacado papel en el fraude, ya que «fue instrumental en establecer el vínculo con los rusos, a quienes veía con regularidad en el salón de Juliette Adam. (…) Fue probablemente ahí que Rachkovskii (jefe de la Ojrana en París y el responsable de crear el fraude de Los Protocolos) conoció a sus contrapartidas franceses y donde por primera vez vio el libro de Maurice Joly», que plagió posteriormente, copiando de Drumont la idea de la conspiración judía internacional. En Rusia, aclaró el general ruso, dicho documento fue publicado para incitar pogromos contra los judíos y así desviar la atención del populacho y ahogar la Revolución Rusa. Sergei Svatikov, oficial ruso e historiador, logró la cooperación de los agentes de la Ojrana en el juicio de Berna de 1935, donde se demostró de forma irrefutable que dicho documento era un fraude. En parís, Svatikov entrevistó a Henri Bint, el encargado de la nómina de los falsificadores, quien le dijo que Los Protocolos «describen cómo los judíos conspiran para dominar el mundo y como han tenido éxito en esa empresa. Pero, claro, es una sarta de tonterías, son fantasías al estilo de Edouard Drumont». Cuando Svatikov le dijo a Bint que no había oído nunca de Drumont, este le dijo: «Nunca entenderá la historia entera de Los Protocolos, a menos que se familiarice usted de lleno con las actividades e influencia de Drumont, el más importante promotor del antisemitismo en Francia en la segunda mitad del siglo pasado. El libro que escribió aquel hombre, La Francia Judía, podía encontrarse en la mayoría de los hogares franceses. Fue publicado en más de doscientas ediciones».

Hay que saber que en el juicio de Berna no solo que se demostró una vez más la falsedad de Los Protocolos de los Sabios de Sion, sino que además se hizo patente la colaboración y financiación del gobierno alemán nazi en la difusión del dicho documento fraudulento en Suiza, incluido el activista antisemita y editor de Welt-Dienst, Ulrich Fleischhauer, y del barón Grotguss, un ciudadano ruso muy involucrado en la diseminación de esa propaganda, que viviría después en Alemania y participaría en el movimiento nazi. Los dos hijos del barón pertenecían a Action Française, una agrupación antisemita francesa que se había originado cuando el asunto Dreyfus y que sería pionera del nacionalsocialismo que posteriormente copiarían en Alemania Anton Drexler y Adolf Hitler.

Tirando del hilo, llegaremos a la implicación de Drumont no solo en Los Protocolos de los Sabios de Sión, sino también en el asunto Dreyfus, del que por falta de espacio no hablaré en esta ocasión, sino que solo aportaré algunos detalles para aclararar un poco más las cosas. Como sabemos, el oficial militar franco-judío Alfred Dreyfus fue acusado falsamente por alta traición a la patria en la última década del siglo XIX, justo cuando se urdía en París la trama de Los Protocolos. Pocos años más tarde, se demostró que no había sido Dreyfus quien había entregado secretos militares a los alemanes, sino Marie Charles Ferdinand Walsin Esterházy, un militar francés de origen húngaro. Esterházy estuvo durante poco tiempo en el ejército francés, después de lo cual se enroló en los zuavos del papa, que defendían los Estados Pontificios. Intentando mantener un estilo de vida lujoso y amargado con el ejército francés porque no le había solucionado su problema económico, Esterházy ofreció en 1892 sus servicios como espía al Imperio Alemán, a cambio de un pago elevado y usando como chivo expiatorio al capitán Dreyfus. Cuando el coronel Georges Picquart fue nombrado jefe del contraespionaje francés en 1895, descubrió varias cartas que Esterházy había dirigido al alto mando alemán en París comunicándole secretos militares franceses y en las que también manifestaba su profundo desprecio hacia Francia y hacia los judíos. En 1898, Esterházy se refugió a Inglaterra, donde pasó el resto de su vida dedicándose a difundir propaganda antisemita. También se descubrió que Esterhazi había trabajado como consejero secreto de Drumont en su revista La Libre Parole, que había sido la que más olas había movido culpando a Dreyfus de alta traición y afirmando que ello se había debido al deseo de su raza (judía) de arruinar a Francia.

Mientras tanto, el diario jesuita Civiltà Cattolica, que como sabemos se publicaba bajo la supervisión del papa y de su secretario de Estado, añadía más leña al fuego y siguió culpando a Dreyfus incluso después de haberse demostrado su inocencia. El padre Raffaele Ballerini aseguraba que «los judíos habían comprado todos los periódicos y conciencias de Europa» para conseguir el indulto de Dreyfus y que «allí donde se había concedido el derecho de ciudadanía a los judíos» el resultado había sido «la ruina de los cristianos o la masacre de la raza extranjera», como demostró el periodista y académico inglés John Cornwell en su libro El Papa de Hitler. «El escándalo del asunto Dreyfus continuó ardiendo por años, durante los cuales los diarios más cercanos al trono pontificio atacaron histéricamente a Dreyfus y al pueblo judío. En 1896 se organizó en Lyon una conferencia nacional democrática cristiana de seis días, de obediencia pública al papa. Drumont, el organizador, presidió el evento del primer día: un discurso antisemita. Entre los patrocinadores oficiales del evento estaban los directores de los más importantes periódicos católicos de Francia: el padre Bailly de La Croix y Eugène Veillot de L’Univers. Cuando terminó su discurso, Drumont fue despedido en la estación de Lyon con gritos de “¡Viva Francia! ¡Abajo con los judíos!”. El papa León XIII no bendijo explícitamente el antisemitismo, pero si bendijo aquel congreso y, por extensión, al hombre que lo había organizado (Drumont)», escribe Gil-White. Curioso como dicho papa había escrito pocos años antes, en su encíclica Rerum novarum (Acerca de las nuevas cosas), que las clases y la desigualdad eran rasgos inalterables de la condición humana, igual que los derechos de la propiedad. También es cierto que en la misma encíclica deploraba la opresión y la esclavitud de muchos seres humanos por parte de «un puñado de gente muy rica» y consideraba justo que se organizaran en sindicatos, preferentemente católicos, pero a la vez consideraba que la democracia no era el camino correcto. Personalmente, considero que hay muchas incongruencias y antagonismo en sus palabras, y más bien lo veo como una propaganda frente a la expulsión del movimiento obrero de la época, además de una indirecta que huele a conspiranoia antisemita.

Mientras tanto, en Francia, el gran líder antisemita Eduard Drumont, muy ligado al movimiento católico, fallecía en 1917, después de haber puesto las bases de uno de los movimientos antisemitas más poderosos y extendidos de Europa, y haber participado en el fraude de Los Protocolos de los Sabios de Sion. Su sucesor fue el padre Ernest Jouin, un favorito del Vaticano que se enorgullecía de haber inventado el término judeomasón con el cual se refería a la presunta gran conspiración liberal que la Iglesia combatía heroicamente. El mismo Benedicto XV le envió un reconocimiento especial por defender «los derechos de la Iglesia Católica en contra de los enemigos de la religión» y poco más tarde, en 1919, el Cardenal Pietro Gasparri, secretario de Estado y mentor y jefe de Eugenio Pacelli (el futuro papa Pío XII), también le agradeció públicamente. Dichos honores se reflejaron en el prólogo de los Protocolos de los Sabios de Sión, que Jouin publicó en Francia en 1920 y firmó con: «E. Jouin, Prelado de Su Santidad». Como si lo anterior fuese poco, en 1922, Achille Ratti, el futuro papa Pío XI y amigo de Eugenio Pacelli, honró a Jouin con una audiencia privada en el Vaticano y dos meses después lo nombró protonotario apostólico, el grado más alto de monseñor en la oficialía pontificia, la antesala a ingresar en el Colegio Cardenalicio.

En Italia las cosas tampoco andaban lejos: el Monseñor Umberto Benigni, exjefe del servicio secreto y policía política del papa Pío X, publicaba su propio Bolletino Antisemita y pronto ejercía de editor en la revista Fede e Ragione (Fe y Razón), fundada por el padre Paolo de Töth, exdirector del diario L’Unità Cattolica, en la cual Benigni publicó en 1921 la primera edición italiana de Los Protocolos de los Sabios de Sión. Un año después, Benigni publicaba el escrito Los Documentos de la Conquista Judía del Mundo… Sin embargo, lo más significativo de esa época fue la firma del Tratado Lateranense de 1929 entre el Vaticano y la Italia fascista de Mussolini, mediante el cual el catolicismo se convirtió en la única religión de todo el país y se le permitía a la curia imponer en Italia el nuevo Código de Derecho Canónico. Fue cuando se creó el Estado Vaticano y, en compensación por sus pérdidas en tierras y propiedades, se le concedió el equivalente a 85 millones de dólares actuales. Por medio del mismo Tratado se disolvió el Partito Popolare Italiano, un partido católico antifascista, y su líder, don Luigi Sturzo, fue exiliado, por voluntad del mismo Vaticano, porque se oponía a los esfuerzos del fascismo de abolir la libertad política, que la misma Iglesia venía combatiendo desde el Medioevo. En las elecciones que siguieron al Tratado, el Vaticano animó a los sacerdotes de toda Italia a apoyar a los fascistas y el Papa dijo que Mussolini era «un hombre enviado a nosotros por la Providencia».

Mientras tanto, en Alemania, el famoso actor judío Kurt Eisner declaró en 1919, apoyado por una gran masa obrera y sin disparar una bala, una república liberal que desafortunadamente duró poco, ya que Eisner fue asesinado por un aristócrata derechista y los marxistas se apoderaron del gobierno de Baviera y empezaron a cometer toda clase de abusos. Como nuncio papal en Múnich, Eugenio Pacelli (el futuro papa Pío XII) reportaba al Vaticano los horrores de la «tiranía revolucionaria judeorrusa». Según el periodista y exsacerdote católico John Cornwell, «la constante mención de Pacelli de que todos aquellos usurpadores eran judíos es consistente con la creciente y extendida creencia entre los alemanes de que los judíos eran los instigadores de la revolución bolchevique (en Rusia), con la intención de destruir la civilización cristiana» (aunque los bolcheviques fueron de los que más judíos asesinaron en la historia).

 

  • Los nazis, los jesuitas y… los Protocolos de los Sabios de Sion

Una línea de investigación con respecto a los Protocolos de los Sabios de Sion que se aleja de lo anterior, pero lo viene a completar y que me pareció interesante, fue la propuesta por Jorge Guerra, quien aclaró que, además de los dos libros anteriormente mencionados y que ampliamente se considera que inspiraron el plagio que forma objeto del presente, dicho documento también tiene muchas similitudes con un fragmento del libro Los secretos de los ancianos de Bourg-Fontaine, enfilado contra los jansenistas, un movimiento francés católico declarado enemigo de los jesuitas. Guerra aclaró que la afirmación del sacerdote ruso Serghei Nilus (el primero que publicó el plagio como texto adjunto en la 3º edición de su libro Lo grande y lo pequeño. La venida del Anticristo y el dominio de Satanás en la Tierra, en 1905), en el sentido de que su fuente había sido el Congreso Sionista, era más que dudosa porque se sabe que dicho congreso se celebraba de forma pública, por lo que escasas probabilidades hay de que un documento con un contenido tan conspiratorio se debatiera de forma pública.

Guerra afIrmó que las ideas del documento inspiraron al padre jesuita Staempfle, quien escribió algunas partes del libro Mein Kampf (Mi lucha), de Hitler, según demuestra Edmond Paris en su libro La historia secreta de los jesuitas. En realidad, el anterior documento fue «el plan jesuita para que Hitler tomara el control de Alemania», como se expresó Jack T. Chick en su libro Los Padrinos, porque había sido reconocido en 1941 como «el enviado de Dios» por el cardenal Spellman de Nueva York (Michael de Semlyem en All roads lead to Rome. The ecumenical movement).

Según Jorge Guerra, Hitler no fue más que una pieza en el puzzle del General Superior de la Orden de los Jesuitas, también conocido como el Papa Negro, que por aquel entonces era Halke von Ledochowsky, un exgeneral del ejército de Austria cuyo plan era una federación de naciones católicas en Europa. En palabras de Jorge Guerra, «el plan del Papa Negro y del Vaticano era planificar, financiar y llevar a cabo la Segunda Guerra Mundial para establecer un imperio papal en Europa».

Conocido por su devoción católico-romana, Hitler fue ascendido al poder con la ayuda del monseñor Klass, el jefe del Partido Católico, «bajo el patrocinio de la Santa Sede, con la ayuda de Franz von Papen y del nuncio de Múnich, el monseñor Pacelli, que luego fue el papa Pío XII» (Edmond Paris en La historia secreta de los jesuitas). Agradecido, Hitler transfirió la organización estructural de los jesuitas a su partido: «“Aprendí mucho de la Orden de los Jesuitas”, dijo Hitler. “Hasta ahora, nunca ha habido algo más grandioso en la tierra que la organización jerárquica de la Iglesia Católica. Transferí mucho de esta organización a mi propio partido. Voy a decirles un secreto: estoy fundando una Orden. En mis Burgs de la Orden levantaremos una juventud que hará temblar al mundo”. Entonces Hitler se detuvo, diciendo que no podía hablar nada más». (Hitler, citado por Michaele Schmaus en La historia secreta de los jesuitas y por Jack T. Chick en Cortinas de humo). Dicha orden no fue otra que las SS, también conocidas como las «Camisas Negras», el escuadrón de defensa paramilitar del partido nazi.

Las SS fueron organizadas por el mismísimo Papa Negro, Halke von Ledochowski, y dirigidas desde 1929 por Kurt Heinrich Himmler, un devoto católico y sobrino del padre jesuita Himmler, quien era el ojo y brazo derecho del Papa Negro. El título de Himmler como jefe supremo de las SS debía ser equivalente al de general jesuita y toda la estructura directiva del partido era una imitación del orden jerárquico de la Iglesia Católica. Dentro del Servicio Secreto Central de las SS se creó una organización cuyos puestos directivos fueron ocupados en su gran mayoría por sacerdotes católicos portando el uniforme negro de las SS. Franz von Papen, diplomático y vice-canciller católico del gobierno nazi, declaró: «El Tercer Reich es la primera fuerza mundial que no solamente reconoce, sino que pone en práctica los altos principios del papado» (Michael de Semlyem en All roads lead to Rome. The ecumenical movement).

 

  • El antisemitismo, la sociopatía más antigua de la tierra, y su relación con el CFR y los altos círculos de poder del mundo actual

Teniendo en cuenta que lo anterior es conocido de hace casi un siglo, me parece absurdo que un plagio tan hartamente demostrado como tal vuelva a ser aireado en las redes sociales con toda la impunidad del mundo y estar a la venta en cadenas de librerías tan grandes y famosas como la española Fnac (que también vende, incluso como best-seller el libro Mein Kampf de Hitler que, a nivel personal e igual que la gran mayoría de los que lo han leído, lo considero un afronte a la inteligencia). Todo ello bajo la tapadera de una supuesta libertad de expresión que, al parecer, muchos confunden con la libertad de difundir odios y mentiras con toda la impunidad del mundo. No se trata de una mentirilla inocente, sino de un documento de texto que acusa gravemente a un pueblo entero y que tuvo como consecuencia el asesinato a sangre fría de millones de inocentes durante la Segunda Guerra Mundial, a los que nadie o casi nadie se molestó en defender, demostrando así lo absurdo de la teoría del gran poder judío. Tanto durante la Segunda Guerra Mundial como en la Rusia zarista y a lo largo de los últimos dos mil años, fue la inversión orwelliana la que hizo posible el auge de la violencia: los débiles son los fuertes (igual que en el libro 1984, de George Orwell, donde leemos: la libertad es esclavitud, la paz es guerra, etcétera). Históricamente, los judíos han sido la población más aplastada de Occidente y otras partes del mundo, y cuando no perseguidos y expulsados, entonces robados, violados y asesinados. Pero pese a ello, al resto de la población se le decía que los medios de información, los bancos, las industrias, los gobiernos, todo estaba clandestinamente en manos de los tremendos y todopoderosos judíos. Los que entienden algo de psicología de las masas saben que cuanto más grande es una mentira, más rechaza la mente que se trata de un timo y la acepta tal cual. La gente común es fácilmente engañada cuando se le cuenta una gran mentira y ello fue demostrado una vez más por los Protocolos de los Sabios de Sion.

En realidad, cuando miramos en perspectiva, nos damos cuenta de que el antisemitismo siempre ha sido el arma predilecta del totalitarismo en Occidente. A lo largo de la historia, cada vez que se ha deseado una dictadura o una guerra, o simplemente desviar la atención de ciertas políticas impopulares, olas de antisemitismo lo han precedido. Hoy en día ocurre lo mismo, pero ahora la desinformación judeofoba viene en paquetes para que cuele tanto en las mentes de los menos inteligentes, que son servidos con documentos tipo los Protocolos de los Sabios de Sión y otras aberraciones por el estilo, pero también en las mentes de los que son algo más inteligentes. Para los segundos se difunden discursos y libros de politólogos prestigiados, como por ejemplo John Mearsheimer o Stephen Walt, que desde las cátedras de Harvard y Universidad de Chicago hablan con todo el empeño e impunidad del mundo del lobby judío que supuestamente ejerce un control asfixiante sobre el Gobierno de Estados Unidos y del mundo en su totalidad. Esas acusaciones, casi calcadas a las de Los Protocolos de los Sabios de Sión, han generado un tremendo ruido y han sido diseminadas a lo largo y ancho del planeta.

Pero igual que en la Segunda Guerra Mundial, esa acusación se refuta sola, ya que ambos pregoneros (y otros como ellos) no solo que no son impedidos difundir sus afirmaciones por ningún todopoderoso lobby judío, sino que además tienen un vínculo muy íntimo con el todopoderoso CFR (Council on Foreign Relations), cuya influencia es tan penetrante (en Estados Unidos y en todo el mundo), que es difícil distinguir los programas del CFR de los del gobierno estadounidense. De hecho, el CFR fue creado y financiado, entre otros, por Carnegie, Ford y Rockefeller, que fueron los eugenistas más destacados que difundieron el eugenismo tanto en los Estados Unidos como en Europa antes de la Segunda Guerra Mundial, para finalmente financiar a Hitler ya sea directa, ya sea indirectamente, como se verá a lo largo de esta serie. Las tres fortunas anteriores estuvieron detrás de la guerra y se enriquecieron enormemente a causa de esa inhumana deflagración. Y si hace un siglo Henry Ford difundió con una furia psicótica  los Protocolos de los Sabios de Sión, ahora otros pregoneros del CFR difunden lo mismo, aunque un poco más elaborado, porque saben que muchos no quieren aprender de su historia y que el grado de inteligencia de algunos aún no es suficiente como para darse cuenta de la sucia trampa que subyace tras la farsa del supuesto lobby judio.

Cuando uno analiza el Curriculum Vitae de John Mearsheimer, uno de los autores del libro The Israel Lobby (el lobby judío), una publicación que revive las acusaciones que antaño fueron los pilares de la propaganda nazi, constatará con sorpresa que es miembro no solo del CFR, sino también del Standing Committee on Foreign Relations y del Chicago Study Group on U.S. National Interests after the Cold War, subsidiado por el CFR. También se enterará de que recibió el Whitney H. Shepardson Fellowship del CFR y es autor de artículos publicados en Foreign Affairs, también del CFR. Por otro lado, Stephen Walt, el otro autor de The Israel Lobby, también es miembro del CFR, del Task Force on Transatlantic Relations del CFR, dirige el proyecto del Chicago Group on Defining the National Interest, del CFR, y es autor de varios artículos en Foreign Affairs y de un libro publicado por el CFR. El mismo CFR, fundado por los extremadamente e inimaginablemente ricos eugenistas del siglo pasado que difundieron y financiaron el eugenismo, que a nivel político se reflejó en el nazismo alemán, hace de nuevo visible su cara intentando… ¿qué? ¿Otra guerra mundial tan provechosa para unos pocos y tan devastadora para la gran mayoría de los pueblos? Porque esta es la conclusión que sacaría cualquiera que haya estudiado al menos un poco la historia, al ver lo que está ocurriendo en nuestro mundo, azotado de nuevo por hordas de neonazis, aunque ahora con un poco más de jugo añadido por el radicalismo islámico.

Hay fuerzas ocultas que intentan hacerse con el control y las riquezas de este mundo, pero no son los judíos, porque ellos ya tienen más que de sobra con defenderse de las hordas de terroristas islámicos que los superan numéricamente con creces, sino la ultraderecha infiltrada en los gobiernos de las naciones y en cuyas filas se colaron los miles de asesinos nazis y sus acólitos y descendientes que no solo que no fueron juzgados por crímenes de guerra después de la Segunda Guerra Mundial, sino que cruzaron (muchos de ellos con pasaportes vaticanos y suizos) el Atlántico, para ser más que bien recibidos en los aparates militares, de inteligencia y políticos de Estados Unidos y otros países. De hecho, el papa Juan XXIII predijo que el mundo sería gobernado durante un tiempo por «nazis que no fueron juzgados». Son los maestros de la inversión orwelliana que pretenden revivir el antisemitismo en todo el mundo, para así robar sin que nadie se dé cuenta, igual que lo hicieron en las guerras que azotaron este mundo el siglo pasado. El antisemitismo es un peligro para todos, no solo para los judíos, y esta es la mayor lección que nos dio la Segunda Guerra Mundial, aunque algunos no han sido capaces de asimilarla.

Para demostrar el absurdo de su teoría, usaré como ejemplo el mito de la FED (la Reserva Federal Americana, el banco central de Estados Unidos) independiente y controlada por el «sionismo» (que hoy en día, gracias a la propaganda nazi y de los radicales islámicos ya no se traduce como siendo el sentimiento nacionalista del pueblo judío, igual de legítimo que el de cualquier pueblo, sino como un oculto poder en la sombra que controla todo el mundo: el supuesto lobby judío). Ya se ha demostrado que lo anterior no es más que un mito pregonado por los mismos alborotadores de siempre y que, además de falso, incluso da risa, porque ello es lo mismo que decir que, por ejemplo, los mejicanos controlan el mundo porque actualmente el director general del BIS (el Banco de Pagos Internacionales, que es el banco central de casi todos los bancos centrales del mundo, con sede en Suiza, y que está por encima y controla incluso a la poderosa FED) es el mejicano Agustín Carstens. Pero en realidad, la FED es y siempre fue controlada por el Gobierno estadounidense, tal como resulta del análisis de sus políticas financieras, que a lo largo del tiempo han cambiado a la par que las políticas de los respectivos presidentes estadounidenses (aquí os dejo el enlace de un antiguo post donde sintetizo escuetamente lo anterior). Eso sí, a diferencia de la FED, que anualmente rinde cuenta al Congreso norteamericano, el BIS no rinde cuenta a nadie, a ningún gobierno de ningún país de este mundo, por lo cual, ¿qué deducir de aquí? ¿Qué existe un poder oculto en la sombra, un lobby mejicano todopoderoso que intenta hacerse con el control de este mundo? Si le dices a alguien que los mejicanos controlan el mundo porque el director general del BIS es un mejicano, se reirá a carcajadas; pero si le dices que los judíos controlan el mundo porque alguna vez ha habido alguno en la FED y hay algunos banqueros judíos ricos, aunque no tengan nada que ver ni con la FED ni con el BIS, muchos te creerán y nacerá una conspiranoia de mucho cuidado que retumbará las redes (de hecho, ya lo hace). ¿A qué se debe esto? Principalmente a la judeofobia, que es la sociopatía más antigua de este mundo y de la que adolecen muchos, incluso sin ser conscientes de ello.

Niños en el gueto judío de Varsovia

En realidad, los judíos no solo que no controlan el mundo, y menos aún al Gobierno estadounidense, sino todo lo contrario: a lo largo de su historia han sido los más hostigados y discriminados de todos los pueblos, y su diminuto país de reciente creación llamado Israel y cuyo tamaño es aproximadamente del tamaño de la Comunidad Valenciana, se ha topado con políticas desfavorables y a rachas incluso podría decir que asesinas tanto por parte de Estados Unidos como de Europa y la ONU, por no mencionar a sus vecinos árabes. Tradicionalmente, los judíos, una minoría de costumbres extrañas para los cristianos, considerados responsables de la muerte del hijo de Dios, carentes de un Estado propio y de un respaldo político y militar, siempre habían sido un colectivo al que era muy cómodo usar como cabeza de turco y culpar de cualquier penuria política o económica de cualquier sociedad de la que formaran parte. A ello contribuía su destacada presencia en el mundo financiero, pero sabemos que muchos desempeñaban la fundamental pero poco popular profesión de prestamistas porque la Iglesia católica no permitía a sus fieles prestar dinero con intereses. Pero la verdad es que es imposible que el mundo sea dominado por un diminuto pueblo que hasta hace 72 años no tenía territorio, ni armada, ni políticos, ni nada más que su sueño de libertad, que celebran cada año de Pascua. La conspiración del supuesto lobby judío en la sombra se debe a que personajes como los anteriormente mencionados disponen de financiación ilimitada y pueden permitirse pagar la propaganda que quieran para intoxicar con esa inversión orwelliana las mentes de los desprevenidos y de los inocentes incapaces de darse cuenta de que si de verdad existiera un gobierno judío todopoderoso que desde la sombra intentara hacerse con el control de este mundo, no habría necesitado dos milenios para tener un diminuto Estado, igual que todos los demás pueblos del mundo, ni habría permitido que un tercio o más de los judíos del mundo fuesen asesinados de la forma más brutal posible por los nazis, ni habrían permitido los demás holocaustos, pogromos e indescriptibles vejaciones que los judíos sufrieron a lo largo de la historia en casi todos los países europeos, ni permitirían ahora la descarada propaganda judeofoba que llena las redes y que es difundida por los vasallos de personajes como los anteriores, por neonazis y por radicales islámicos.

Los judíos han sido y son odiados por tantos y tan inverosímiles pretextos, que lo que más podría deducir uno es que el termino más exacto que defina la judeofobia/antisemitismo/antisionismo (palabras sinónimas, por mucho que algunos lo nieguen) es «odio sin más, odio irracional, odio sin saber por qué se odia». Los han odiado por ser burgueses o proletarios, capitalistas o comunistas, internacionalistas o nacionalistas. Hitler y el Vaticano los odiaron por ser bolcheviques; los bolcheviques mataron a decenas de miles de judíos por ser capitalistas. Si viven en el exilio, son odiados por los pueblos donde viven; si viven en su tierra Israel, son odiados porque viven en Israel y se clama que Israel no tiene derecho de existir como Estado. Fueron odiados por ser considerados una raza inferior o incluso una subraza incapaz de nada bueno; pero también son odiados porque tienen un porcentaje de genios más alto que cualquier otro pueblo y porque ganaron muchos premios Nobel y de cualquier otro tipo. Fueron odiados por ser considerados deicidas; pero en realidad quien asesinó a Jesucristo, según la Biblia, fueron los romanos, y justo los descendientes de esos verdaderos deicidas romanos, la nobleza germano-católica y el Vaticano son los principales fabricantes de la judeofobia (es primicia en derecho la postura de la Iglesia de castigar al supuesto impulsor y todos sus descendientes para siempre, y dejar impune al autor directo, que fueron los romanos, pero de ello hablaré en una futura ocasión). Fueron odiados por ser esclavistas, aunque nunca esclavizaron a nadie y el ideal de libertad fue el mayor aporte de los judíos a esta humanidad (la religión hebrea se basa en la liberación del yugo egipcio, una primicia en las religiones de aquellos tiempos); pero también por crear repúblicas demócratas, como la de Weimar (ello tampoco es cierto del todo, aunque sí es verdad que hubo cierta contribución de dos políticos judíos en ello, uno de los cuales fue asesinado por los nazis, como aclaré anteriormente). Fueron odiados por ser prestamistas, pero resulta que no pudieron ser otra cosa en muchas épocas de la historia porque tenían prohibidas casi todas las profesiones y tampoco se les permitía comprar terrenos. Los nazis y los radicales islámicos los odiaron y odian en base a la farsa más grande de la era moderna: Los Protocolos de los Sabios de Sion, que nada tiene que ver con ningún judío. Son odiados porque controlan el mundo, la ONU, el CFR, el Club Bilderberg, Skulls&Bones, etcétera; pero resulta que la ONU y el CFR arremeten como nadie contra Israel, y el Club Bilderberg (fundado por el príncipe de Holanda, un exnazi) y Skulls&Bones (donde ciertos investigadores afirman que se come en la vasija de Hitler y entre cuyos miembros más destacados están los Bush, que se enriquecieron enormemente en la gran guerra) más tienen que ver con los enemigos de los judíos, los nazis. Son odiados porque controlan a los Estados Unidos y a la Unión Europea; pero resulta que Estados Unidos ha promovido muchas veces políticas contra Israel, (por no hablar de Inglaterra, que casi ahoga el sueño de los judíos de vivir en su propia patria donde estar protegidos de políticas asesinas como las promovidas por casi todos los países europeos antes y durante la guerra) y la Unión Europea financia incluso hoy en día a los terroristas palestinos (bajo la tapadera de dudosas ONG´s y aún más dudosos pretextos), pese a los avisos que Israel le dio en incontables ocasiones. Son odiados porque controlan a la FED, pero resulta que la FED fue creada por eugenistas antisemitas como J.P. Morgan y está controlada por el Congreso norteamericano; para más inri, la FED está sometida a las políticas del BIS, cuyo pasado nazi es harto conocido (estos días publicaré por aquí un antiguo artículo al respecto, de mi antiguo blog). Y la lista se volvería interminable.

«El punto neurálgico es analizar no a los sujetos del odio (los judíos en este caso), sino a los que lo profesan (los antisemitas)» escribe Gerardo Stuczynski. «Los poseídos por el extraño demonio del antisemitismo pertenecieron y son parte de las más diversas corrientes ideológicas, pero todos ellos tienen elementos en común. ¿Qué valores pueden compartir los antiguos imperios, la Inquisición, el nazismo, el comunismo y el integrismo islámico? Simple: su férrea oposición a la libertad. En todos esos regímenes despóticos y absolutistas, la voluntad del “faraón” de turno es la ley suprema. Al despreciar la libertad, rechazan la justicia, el derecho, la paz y… aborrecen a los judíos. Los enemigos de la libertad siempre son enemigos de los judíos. Cuando en una sociedad los judíos no son respetados, o el ambiente les es hostil, debería ser una advertencia de peligro para todos. Si el espíritu de la continuidad es amenazado, si la toxina del antisemitismo comienza a envenenar el aire, eso perjudicará a todos. Tarde o temprano, otras minorías políticas, sexuales, o religiosas sufrirán discriminación y desprecio. Es un error creer que el antisemitismo es un asunto de los judíos, pues agrede y debe preocupar a todos los integrantes de la sociedad. Debería servir como enseñanza la reflexión del teólogo luterano alemán Martin Niemöller, que explicaba la postura que mantuvo la sociedad alemana que permitió la ascensión al poder del nazismo: “Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas, guardé silencio, porque yo no era comunista. Cuando encarcelaron a los socialdemócratas, guardé silencio, porque yo no era socialdemócrata. Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, no protesté, porque yo no era sindicalista. Cuando vinieron a llevarse a los judíos, no protesté, porque yo no era judío. Cuando vinieron a buscarme a mí, no había nadie más que pudiera protestar”», escribe Stuczynski.

En mi opinión (y la de la mayoría de los que han investigado este asunto) es que el liberalismo que hizo la demarcación entre el Medioevo y la era moderna comenzó con la Revolución Francesa de 1789, que tanto aborrecieron las aristocracias germánicas y el Vaticano. Y sí, es cierto que el liberalismo nació en el pensamiento judío, pero ello no significa que fueron los judíos los que provocaron el movimiento en sí, como sostuvo y sostiene aún la Iglesia, porque no tuvieron tanta fuerza para hacerlo. Diría que el pensamiento judío fue la chispa que encendió el deseo de liberación de los pueblos, pero luego fueron los mismos pueblos los que tomaron consciencia de que el antiguo orden social era insostenible. Por ello la Revolución Francesa al final desencadenó en una serie de revoluciones en toda Europa, en 1848, cuando los obreros y las clases medias de casi todo el continente derrumbaron el anterior sistema que suprimía los sueños de libertad nacional y un gobierno constitucional justo. Conscientes de que no podían frenar el ímpetu de los revolucionarios y para salvaguardar sus vidas, al final las aristocracias europeas otorgaron constituciones y concedieron derechos ciudadanos como nunca antes en la historia (aunque en Alemania los junkers – los aristócratas alemanes – se salieron con la suya por medio de un rotundo fraude), pero desde entonces las palabras liberal y judío se volvieron sinónimos una vez más y se fortaleció la convicción de que para derrotar el cambio liberal habría que montar a las masas en contra de los judíos.

Así nació por primera vez la propaganda de la gran conspiración judía mundial. Después de las revoluciones de 1848, los ricos aristócratas e industriales tenían que desviar la atención y dirigir la rabia de los pueblos contra un enemigo que los oprimiera, para así no darse cuenta de quién era el verdadero opresor. Desde las altas y oscuras esferas de la sociedad se financiaban y dirigían partidos derechistas que por medio de argumentos simplistas manipulaban y aún manipulan las mentes de los que sienten impulso revolucionario, pero no tienen la capacidad o la formación necesaria para comprender la complejidad de la realidad política y social de este mundo, y por ello son víctimas fáciles de todo tipo de teorías simplistas, que aún son difundidas incluso en nuestros tiempos modernos en algunos canales conspiracionistas. La ignorancia es la madre de todos los males, el antiguo aforismo sigue igual de vigente en nuestra era que en las pasadas, y una de sus peores consecuencias es que, al no saber identificar correctamente el enemigo, muchos luchan sin darse cuenta justo en el bando de su verdadero enemigo, lo cual no más que una forma de volver a caer o mantenerse en la esclavitud de la que quieren salir.

La propaganda engañosa que conocemos como Los Protocolos de los Sabios de Sion fue utilizada por los nazis para encubrir el verdadero rostro de una dictadura totalitaria con ansias de imperialismo, por los eugenistas que intentaron biologizar la pobreza para así deslegitimar y neutralizar los movimientos revolucionarios y progresistas (de ello hablaré detalladamente próximamente) y también por la Iglesia vaticana para mantener su estatus en un mundo en permanente evolución.

No hubo ningún gran poder judío que salvara las vidas de estos inocentes

La Segunda Guerra Mundial fue la prueba más clara de que las acusaciones de la gran conspiración judía internacional que tanto pregonó el Vaticano y que hoy en día siguen siendo difundidas por los neonazis, radical islámicos, yihadistas y demás judeofofobos de turno, fueron las aberraciones más absurdas de la historia. Porque nadie salvó a esas pobres almas, no hubo ninguna organización todopoderosa que interviniera para salvar a los judíos del mayor genocidio de nuestra historia. Pero pese a ello, incluso hoy en día hay publicaciones católicas que siguen con el mismo refrán, que recientemente han adoptado también los radicales islámicos que quieren devolver Europa a la edad del Medioevo. Aunque ninguna persona en su sano juicio lo quiera admitir, la verdad es que, desafortunadamente, en este mundo sigue habiendo miles o millones de individuos que piensan igual que Adolf Eichmann, el principal organizador de la Solución Final (junto al muftí palestino de Jerusalén, Hadj Amin al Husseini), quien dijo: «Me reiré a carcajadas cuando baje a la tumba, por la sensación de haber matado a cinco millones de judíos. Eso me produce mucha satisfacción y placer» (citado por Jacob Robinson – palabras pronunciadas hacia el final de la guerra en una charla con su lugarteniente).

Si ya se demostró hace décadas y sin lugar a dudas que los Protocolos son un plagio que no tienen nada que ver con los judíos, me pregunto qué significa la libertad de expresión para nuestros políticos que permiten que el infame texto se siga vendiendo aún en las librerías de la civilizada España, entre ellas la tan famosa cadena Fnac, entre muchas otras. ¿Acaso la libertad de expresión significa la libertad de difundir desinformación y odio? ¿Es la libertad de expresión en realidad la forma legal de impulsar la judeofobia y cualquier otro tipo de sociopatías en nuestro mundo? ¿La libertad de expresión significa difundir mentiras odiosas con pleno conocimiento de que son mentiras? Porque en el derecho, la noble libertad de expresión no tiene nada que ver con la libertad de expresión que invocan los neonazis, radicales islámicos y judeofobos de turno para difundir sus aberraciones, algunas de las que han tenido como consecuencias en la vida real no solo calumnias y molestias a gente inocente, sino incluso asesinatos, en pleno Occidente y en pleno siglo XXI. Una cosa es publicar una información errónea por equivocación, y otra cosa es difundir desinformación con pleno conocimiento de que es desinformación y más: para incitar al odio. Lo primero se llama errar, y no hay nada de malo en ello, porque el error a veces es el mejor maestro del ser humano. Lo segundo se llama incitación al odio o incluso terrorismo y ello sí es un delito que no se debe permitir en ninguna sociedad y menos aún confundirlo con la libertad de expresión o democracia. Pero una cosa es segura: uno de los límites de la libertad de expresión es cuando con lo que se expresa se produce un daño a un tercero. Lo cual es el caso de los Protocolos, que tuvieron como consecuencia no solo la difamación injusta de millones de personas, sino incluso un genocidio. Debido a ello, la publicación del infame plagio está prohibida en todos los países civilizados. Esperemos que España, uno de los países más judeofobos de Europa, copie el ejemplo y actúe con ética y legalidad con respecto a este asunto. Porque estas fueron las consecuencias de permitir la propaganda odiosa:

 

 

FUENTES:

Libros:

Francisco Gil-White, El eugenismo, movimiento que parió al nazismo alemán (El Colapso de Occidente: El Siguiente Holocausto y sus Consecuencias nº 2)

Francisco Gil-White, Pio XII y la política del Vaticano (El Colapso de Occidente: El Siguiente Holocausto y sus Consecuencias nº 3)

Elena Dantas, El Conflicto: Las Raíces Bíblicas Del Perenne Antagonismo Árabe-Israelí

Daniel Jonah Goldhagen, La Iglesia Católica y el Holocausto

Gustavo Perednik, Judeofobia, las causas del antisemitismo, su historia y su vigencia actual

Gerardo Stuczynski, Historia de Israel

Eric Frattini, El libro negro del Vaticano, Editorial Grupo Planeta

Eric Frattini,  La Santa Alianza. Cinco siglos de espionaje vaticano

Eric Frattini, Los espías del papa

John Cornwell, El Papa de Hitler

Edwin Black, IBM y el Holocausto, Atlántida, Buenos Aires/México, 2001

David Kertzer, The Popes against the Jews: The Vatican’s role in the rise of modern anti-semitism. New York: Alfred A. Knopf.

 

Internet:

La web de Francisco Gil-White: http://www.hirhome.com/colapso/colapso.htm

Informe de Ford sobre el historial de guerra de la empresa, publicado en 2001: http://www.media.ford.com/article_display.cfm?article_id=10379

Algunos de los muchos datos comprobados de forma fehaciente sobre los Protocolos: https://es.wikipedia.org/wiki/Los_protocolos_de_los_sabios_de_Sion

El juicio de Berna durante el cual se demostró la farsa de los Protocolos: https://es.qwe.wiki/wiki/Berne_Trial

 

 

 

Passenger Name Record (PNR), otro fraude de ley del Gobierno de España

https://monicanita.com/

Para los que desconozcan en qué consiste el Passenger Name Record (que se traduce como «Registro del Nombre del Pasajero» y a continuación abreviaré como PNR), haré un breve resumen de unos artículos que hice al respecto, publicados en la rúbrica Fraude del Mundo Legal de mi anterior blog. El PNR se implementó en España el 25 de mayo del 2018 y nos obliga a entregar nuestros datos personales, incluidas las cuentas de internet y redes sociales donde participamos, a las compañías aéreas, cada vez que entremos y salgamos del territorio español, datos que serán centralizados por la multinacional armamentística Indra. Ello supone que cualquier comentario que hayamos hecho en las redes sociales, fotos, videos, cuentas bancarias, registros de salud, etcétera, se guardarán en la base de datos del gobierno por al menos cinco años, aunque la ley en este sentido es más que ambigua, mencionando a veces el plazo de cinco años, otras veces haciendo referencias a uno «suficientemente amplio».

https://monicanita.com/Para haceros una idea del alcance del asunto, menciono que de momento el PNR se aplica solamente en Estados Unidos desde el 11-S, que fue una maniobra para impulsar la dictadura global, según se expresó el propio líder laborista estadounidense J. Corbyn, junto con otras fuentes. En China se aplica actualmente de forma voluntaria, aunque se prevé su obligatoriedad desde el 2020. Allí funciona como en el cole, a base de puntos: si alabas al gobierno en las redes, el sistema te premiará, si lo criticas, te penalizará. En función de los puntos que uno tenga, podrá beneficiarse de billetes de tren gratuitos y otras ventajas, o por el contrario, si su puntuación es baja, no podrá salir del país durante un año, o incluso medidas más drásticas.

Un ataque tan abrupto a nuestros derechos más fundamentales debería haberse puesto en debate abierto en la mass-media y comunicado su alcance por el propio ministro del Interior. Sin embargo, los medios se han callado sospechosamente y en la web del Ministerio de Interior solo se hace una escueta alusión de tres líneas, sin explicar el trasfondo y alcance de esta ley. Para más inri, el pdf de la ley está publicado en sitios web que cuando uno quiere descargarlo, el ordenador advierte de que no son seguros, como si alguien lo hubiera marcado como virus, supongo que para impedir que la gente lo baje y lo lea.

Para haceros una idea, citaré del Pliego de Prescripciones Técnicas de dicha ley: «La herramienta a desarrollar debe ser capaz de analizar diferentes tipos de información, ya sea en forma de feeds de Twitter, correo electrónico, imágenes, videos, registro de centros de llamadas, notas clínicas de un médico, o prácticamente cualquier otro formato mediante una comprensión conceptual y contextual de todos los datos». En su primer artículo se puede leer que: «El objeto de este Pliego de Prescripciones Técnicas es la contratación del desarrollo e implantación del Sistema de Registro de Nombres de Pasajeros (PNR) que permita dar apoyo a la lucha contra el terrorismo y crimen organizado». La amenaza del terrorismo es una repetición que se vuelve cansina últimamente, utilizada como justificación para impulsar medidas que atentan gravemente contra nuestros derechos fundamentales. Gran parte de la sociedad conoce que los atentados terroristas son, en muchos de los casos, atentados de falsa bandera y que ello empezó hace décadas por medio de la Operación Gladio, cuando se demostró que gobiernos y servicios de inteligencia europeos colaboraron con la OTAN en la perpetración de múltiples atentados terroristas que ensangrentaron Europa, en una supuesta lucha contra la expansión del comunismo en el continente.

El Pliego de Transcripciones Técnicas que se refiere al PNR es en mi opinión alarmante, ya que prácticamente se nos aplica a todos y de forma indiscriminada una presunción de culpabilidad y aún más: se crearán perfiles ideológicos de todos y cada uno de los ciudadanos de España que suban a un avión y de los ciudadanos de los demás países que viajen a o desde España en avión. Dichos perfiles se crearán automáticamente por el sistema informático de Indra que recalco: es una empresa armamentística. Hay que mencionar que dicha ley fue debatida por los órganos europeos, siendo denegada, hasta la fecha, en todos los Estados europeos menos en España, la cual, en realidad, fue la que la impulsó junto con la Comisión Europea. Además, batió récord en el Parlamento Europeo, al ser rechazada con 836 enmiendas y la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos del Interior del Parlamento Europeo bloqueó la Directiva PNR.

El PNR contraviene lo previsto en la Constitución Española, en la Ley Orgánica nº 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal (que prohibía la creación de perfiles ideológicos y que se modificó justo un día antes de la entrada en vigor del PNR) y también en algunos tratados internacionales. La Constitución Española establece en su artículo 18: «Se garantiza el secreto de las comunicaciones y, en especial, de las postales, telegráficas y telefónicas, salvo resolución judicial. La ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos». En el mismo sentido rezan la Declaración Universal 206 de Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, entre otras. Las normas anteriores, cuyo poder jerárquico es superior a las demás leyes, establecen que cualquier excepción a las mismas solo se puede dar con un objetivo legítimo, bajo la supervisión de un juez y solamente para cumplir dicho objetivo. Si la justificación de la ley en causa es el presunto «terrorismo», hay que decirlo claro: es otra de las farsas del gobierno y su finalidad real es el control total de los ciudadanos. Si la vulneración de la privacidad no se orienta hacia un individuo en particular (alguien imputado por un delito, por ejemplo), sino que es masiva e indiscriminada, ello constituye una violación masiva de los derechos humanos. Es lo que dijo el letrado británico Ben Emmerson en un informe formal ante la Asamblea General de la ONU.

https://monicanita.com/Como consecuencia de la revelación de programas de vigilancia global masiva por la NSA delatados por Edward Snowden, uno de sus exempleados, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó el 18 de diciembre de 2013 una resolución que reconoce el respeto a la privacidad como parte de los derechos humanos, sin la cual tampoco es posible ejercer otros derechos como la libertad de expresión, por ejemplo. El Alto Comisionado del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, en la agenda de la 24ᵃ sesión del mes de septiembre de 2013, reafirmó que la amenaza de la vigilancia masiva se encuentra entre las más acuciantes situaciones de la actualidad. El 24 de marzo de 2015 se publicó la resolución de las Naciones Unidas, El derecho a la privacidad en la era digital, que establece que el marco legal para la vigilancia debe estar claro y ser públicamente accesible, considerando la intercepción de los metadatos de las comunicaciones un acto intrusivo. La Agencia Española de Protección de Datos también dejó claras sus serias dudas sobre la eficacia del PNR para con el terrorismo cuando, en enero de 2015, su director indicó que la creación de un fichero PNR como respuesta a los atentados del Charlie Hebdo «suscita muchas dudas sobre su eficacia para este tipo de terrorismo y comporta una desproporcionada injerencia en la vida privada de todos los viajeros». Personalmente opino en el mismo sentido, ya que es más que 207 dudoso que algún terrorista que esté preparando un atentado suba a un avión y deje sus cuentas de internet, las redes sociales donde participa, su perfil en dichas redes, etcétera. De hecho, en los casi veinte años desde que el PNR funciona en Estados Unidos jamás ha sido detectado ningún terrorista ni mucho menos, haciendo uso del mismo.

Hay que tener en cuenta que si un pasajero compra un vuelo online y hace el check-in desde el móvil, la compañía aérea tendrá su dirección IP, la red inalámbrica desde la que se conecta, o la dirección MAC del dispositivo. Con estos datos se podrá rastrear absolutamente toda la actividad del pasajero en internet, tanto la presente como la pasada y futura, incluidos todos sus comentarios en foros, Twitter, Facebook, WhatsApp, etcétera, inclusive si lo hace de forma anónima.

Por mi parte, hice lo que todos nosotros deberíamos haber hecho: presenté al Defensor del Pueblo un escrito a fin de informarle (que está publicado en mi otro blog), porque es su deber interponer, incluso de oficio, el recurso de amparo frente al Tribunal Constitucional, ya que el PNR vulnera derechos fundamentales. Su respuesta fue peor de lo que esperaba: me comunicó que no tiene competencias en materia de terrorismo. Aunque no precisó a qué terroristas se refería, porque el PNR presume que todos nosotros somos terroristas, el Defensor del Pueblo incluido.

https://monicanita.com/Otro aspecto muy preocupante en la presente cuestión es que los datos de todos nosotros los va a gestionar Indra, que forma parte del grupo IBEX 35 y es una de las mayores empresas armamentísticas del mundo y la mayor de España. En 2015, dicha empresa obtuvo una calificación D en el índice anticorrupción relativo a las empresas de Defensa, lo cual significa que la compañía muestra «evidencia limitada de compromiso ético y anticorrupción». Expreso a la vez mis dudas con respecto a la transparencia de la contratación de Indra debido a que ofreció un presupuesto (1 380 000 euros) bastante más alto que las dos competidoras que se presentaron a la subasta, las cuales fueron Accenture (980 000 euros) y Fujitsu (965 000 euros) y que fueron descartadas a favor de Indra. Por otro lado, es muy conocido que Indra está implicada en varios casos de corrupción en todo el mundo. Ocuparía demasiado espacio mencionarlos todos, por lo que a título de ejemplo expondré solo algunos:

En 2010 salió a la luz un caso de soborno que involucró a Indra durante las elecciones de Argentina de 2005: el exsecretario de Transporte Ricardo Jaime ofreció a Indra, a través de su asesor Manuel Vásquez, la realización de negocios a cambio de aportar a la campaña electoral. Tres años más tarde, en 2013, se descubrió un aumento injustificado de 33 millones de dólares en el contrato entre Indra y el Gobierno argentino para las elecciones generales del país. Se constató que tres meses después de haber firmado el contrato, el gobierno lo amplió a través de una decisión administrativa. Hechos parecidos ocurrieron en Angola, Indra siendo acusada de favorecer al presidente José Eduardo dos Santos tanto en las elecciones de 2008 como en las de 2012. Lo mismo se sospecha que pasó durante las elecciones de España de 2016, cuando las cuentas de los votos no quedaron muy claras e Indra estuvo contratada a pesar de que Tecnocom y Scytl obtuvieron una mayor puntuación.

https://monicanita.com/A lo anterior se añaden ciertos vínculos que hay entre Indra y algunos partidos políticos españoles. Para poner un ejemplo dentro del PSOE, en 2011 Felipe González invirtió 376 euros en la empresa de su hijo, Oyauri Investment. Un mes después, dicha empresa fue comprada por Indra y la pequeña inversión de Felipe González pasó a valer 310 000 euros. Rotundo negocio, la verdad. Cuando Ignacio González, del Partido Popular, se vio implicado en el caso Púnica, salió en la prensa que Indra había conseguido contratos públicos en valor de 250 millones de euros, supuestamente a cambio de pagos y comisiones ilegales. En cuanto a la Operación Lezo, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil descubrió que Indra había usado empresas tapadera para llenar con más de 600 000 euros la Caja B del Partido Popular.

También hay que tener en cuenta quién está detrás de esta empresa. El principal accionista es el Estado español, con un 18,7% del capital. Los demás grandes accionistas de Indra son: la Corpora- 209 ción Financiera Alba, sociedad controlada por el Grupo March (con un 10,5%) y el fondo estadounidense Fidelity Management Research (9,4%). Dichos grupos integran además otras incontables compañías, o tienen participaciones en ellas, como por ejemplo: Vodafone, Clínica Baviera, Euskaltel, Acerinox, Ebro Foods y Pepe Jeans, entre otras. Otro aspecto que hay que resaltar es que, como todos sabemos, tarde o temprano cualquier sistema informático es, o puede ser intervenido o hackeado.

Si se hackeara la base de datos de Indra, todos nuestros datos, cuentas bancarias, fotos, conversaciones privadas, historial médico, orientación ideológica, sexual, etcétera, estarían expuestos a cualquiera. En realidad, dicho hackeo ya ocurrió en por lo menos dos ocasiones hasta ahora, por parte de Anonymous. La corporación intentó calmar a la gente, motivando que ello no fue tan grave y que se podía seguir confiando en ella. Anonymous hackeó a Indra solo para demostrar que es muy poco segura y consiguió operar como administrador, o sea, con poderes máximos en la web de la empresa por más de veinte días, pasados los cuales se retiró por voluntad propia, avisando públicamente del hecho.

https://monicanita.com/En realidad, el PNR es una herramienta de la cual se habló hace mucho en el documento Ultra-secreto: Armas silenciosas para guerras tranquilas. Manual introductorio de programación que podréis analizar en mi otro blog o en otras webs. Dicho documento, fechado en mayo de 1979 y encontrado el 7 de julio de 1986 en una fotocopiadora IBM comprada en una subasta de material militar por un empleado de Boeing, fue anexado por el exagente de la U.S. Navy, William Cooper, en uno de sus libros, Behold a pale horse, en 1991. No hay firma que delate la autoría del documento, aunque la opinión mayoritaria es que fue obra del Grupo Bilderberg. Dicho documento describe cómo se puede controlar a la sociedad sin que nadie se dé cuenta de ello y sin declararle la guerra, con el fin de esclavizarla. Uno de los términos que se lee en repetidas ocasiones en el documento es «ingeniería social», que implica el control y la automatización de una sociedad a través de sistemas informáticos y requiere relacionar de forma rápida grades cantidades de datos, lo cual es lo mismo que hace el PNR. En el documento anteriormente mencionado se dispone que las armas silenciosas se apliquen de forma gradual, para que los ciudadanos se acostumbren con su presencia y toleren sus graves repercusiones para con sus vidas, y desde luego se persigue el sometimiento consentido de una sociedad aturdida por medio de comida basura, programas de televisión que manipulan y contaminación provocada voluntariamente, entre otras cosas, para que no sea capaz de entender las implicaciones de un tal acto. El sistema previsto debería de operar, según se expresa el documento, a través de medios «legales» (como por ejemplo el PNR).

Zbigniew Brzezinski, conocido politólogo estadounidense y exconsejero de Seguridad en la época de Jimmy Carter, dijo en su libro Entre dos edades: el papel de Estados Unidos en la era tecnotrónica, publicado en 1971, que había llegado el momento de reequilibrar el poder mundial, el cual debía pasar a manos de un nuevo orden político global y abogaba por el control de la población mediante la manipulación cibernética: «La era tecnotrónica involucra la aparición gradual de una sociedad más controlada y dominada por una élite sin las restricciones de los valores tradicionales, por lo que pronto será posible asegurar la vigilancia casi continua sobre cada ciudadano y mantener al día los expedientes completos que contienen incluso la información más personal sobre el ciudadano, archivos que estarán sujetos a la recuperación instantánea de las autoridades».

Con ello Brzezinski anunciaba prácticamente el posterior programa clandestino de vigilancia electrónica operado por la NSA para la recogida masiva de comunicaciones, llamado PRISM y conocido oficialmente como SIGAD US-984XN. Este programa secreto fue filtrado a la opinión pública en 2013, seis años después de su puesta en marcha, por Edward Snowden, quien advirtió de que el alcance de la recopilación masiva de datos era mucho mayor de lo que la población sospechaba. Documentos publicados posteriormente probaron la existencia de acuerdos financieros entre Special Source Operations, la división de la NSA responsable de PRISM, y las empresas de internet de las que se extraían los datos, que entregaban a cambio de millones de dólares. Otro programa de vigilancia utilizado por la NSA es Muscular, que «pincha» los cables entre los centros de datos de Google, Yahoo o Hotmail para acceder a la información de los correos electrónicos. También merece el esfuerzo investigar los programas Echelon y Oseminti.

Cerraré el presente post con las palabras de Edward Snowden: «Decir que no te importa la privacidad porque no tienes nada que esconder, es como decir que no te importa la libertad de expresión porque no tienes nada que decir».

https://monicanita.com/

La Mafia del Flúor

https://monicanita.com/

El doctor Russel Blaylock es uno de los investigadores más importantes sobre el flúor y sus efectos para con nuestra salud, y sus trabajos se pueden estudiar tanto en su web como en sus escritos y en vídeos en Internet. Entre otras, Blaylock delató el programa global de reducción de la población financiado por la Fundación Rockefeller junto con Ford y Carnegie, mediante el proyecto Ciencia del Hombre, que fue puesto en práctica por los nazis. Otro nombre con peso en materia es Phyllis Mullenix, quien condujo en la Universidad de Harvard uno de los estudios más exhaustivos sobre los efectos del flúor en los cerebros de los animales, descubriendo que las crías de los animales que habían sido alimentados con flúor se volvían muy letárgicas y apáticas, y que el flúor tiende a acumularse en la parte del cerebro que controla el comportamiento.

Gran parte de la gente conoce los efectos dañinos del flúor para con nuestra salud, por lo que solo recordaré algunos: agrava las patologías de los diabéticos, hipertensos, cardiópatas, nefrópatas, alérgicos, con insuficiencias y de tiroides, y provoca fluorosis dental (defectos en el esmalte). En cuanto a que reduciría las caries, que es el único argumento que alegan las autoridades médicas en su defensa, ello es cierto, pero solamente en caso de uso tópico y en cantidades diminutas. «De hecho, el fluoruro causa más muertes por cáncer en los humanos y lo hace más rápido que cualquier otro producto químico», dijo el doctor Dean Burk del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos.

En realidad, el flúor es la segunda neurotoxina más letal del planeta, después del cloruro de potasio, pero pese a ello, comenzó a aplicarse a nivel mundial en los años 40 primero en los Estados Unidos, para extenderse luego a otras partes del mundo. El mayor uso del flúor se da en la elaboración de los pesticidas para la eliminación de las cucarachas, pero en realidad es otro negocio más, ya que, para fluorizar el agua, se tiene que comprar el flúor, por lo que las empresas que tienen que deshacerse de dichos residuos son las principales ganadoras dos veces: primero, porque no pagan para deshacerse del tóxico y segundo, porque además lo venden.

https://monicanita.com/

IG Farben, cuya sucesora actual es la farmacéutica Bayer, fue una de las grandes financiadoras de la Segunda Guerra Mundial

En uno de los programas del canal YouTube, La verdad nos hará libres, se hace un análisis detallado de la historia del flúor. Dicha historia comienza en 1924, cuando el masivo químico alemán I.G. Farben (que actualmente es la farmacéutica Bayer) fue financiado por los banqueros estadounidenses, entre ellos los Rockefeller. Las empresas estadounidenses Henry Ford y Standard Oil (actualmente Exxon Mobile, de Rockefeller) fusionaron sus activos con I.G. Farben en 1928 y en los años 30 existían más de cien empresas estadounidenses que habían abierto filiales y acuerdos corporativos con Alemania en torno al negocio de flúor. En 1939 se firmó un acuerdo entre Alcoa, la mayor compañía de aluminio de Estados Unidos y a la vez el mayor productor mundial de fluoruro de sodio, y la empresa alemana Dow Chemical Company, para transferir su tecnología a Alemania. Ello hizo que muchas empresas, como por ejemplo Colgate, Kellogs y Dupont, firmaran acuerdos con la alemana I.G. Farben, constituyendo un poderoso grupo de presión que fue apodado la Mafia del Flúor y que consiguió paralizar las investigaciones sobre la toxicidad del químico.

Durante la Segunda Guerra Mundial, I.G. Farben desarrolló experimentos a fin de comprobar si es viable el control de la población mediante el suministro de agua fluorada, que demostraron que ello causa ligeros daños en ciertas partes del cerebro, haciendo que las personas se vuelvan más dóciles y no defiendan tanto su libertad. Posteriormente, el flúor empezó a usarse masivamente en los campos de concentración nazis y rusos.

Para más inri, el Proyecto Manhattan de Estados Unidos demostró que el flúor es el componente clave de la bomba atómica y que una cantidad importante fue utilizada en la fabricación del uranio enriquecido y del plutonio. Dicho informe delató que los científicos que trabajaron en la elaboración de la bomba atómica recibieron la orden de tapar los resultados de la investigación sobre los efectos del flúor en la salud humana y fueron censurados por la Comisión por la Energía Atómica de los Estados Unidos, por razones de seguridad nacional. La corporación estadounidense Alcoa tenía como abogado a Oscar R. Edwin, quien posteriormente fue director de la Agencia Federal de Seguridad y más tarde trabajó dentro del Servicio de la Salud Pública de los Estados Unidos. Debido a sus esfuerzos, se aprobó por la OMS (Organización Mundial para la Salud) la fluoración del agua suministrada a la población. Otro contacto con el que contaba la Mafia del Flúor fue Edward Bernais, uno de los periodistas y publicistas más influyentes de su tiempo, que fue financiado para convencer a la población y a la comunidad médica de que el flúor es incluso benigno para la salud humana, aunque aún no estaba finalizada la investigación al respecto.

En nuestros tiempos, pese a que se ha demostrado que el flúor es una toxina nociva e incluso letal, habiendo muchos países que han prohibido la fluoración del agua (Bélgica, Chequia, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Holanda, Hungría, Luxemburgo, etcétera), en algunos países se siguen organizando campañas masivas de aceptación del flúor por parte de la población. En España hubo campañas de este tipo hasta hace pocos años, especialmente en los colegios, aunque cesaron por la falta de fondos, según se comunicó. En realidad, sospecho que más bien no son necesarias ya porque los efectos nocivos del flúor han sido sustituidos por las fumigaciones clandestinas (chemtrails), cuyos efectos son más rápidos y eficaces que los del flúor. Además del agua fluorada, existen otras vías para suministrar flúor a la población, como por ejemplo: la sal yodofluorada, los dentífricos (difícilmente se encuentra en el comercio pasta de dientes sin flúor), enjuagues bucales, complementos vitamínicos, refrescos y una gran gama de tranquilizantes y otros medicamentos.

El flúor afecta seriamente la glándula pineal, la cual produce la melatonina, que es responsable de nuestros ciclos de sueño y vigilia. Laurence Johnston dijo en su libro, The pineal gland, melatonin and spinal-cord disfunction, que: «Como el flúor se acumula en la glándula, esta contiene la mayor concentración de flúor del cuerpo. Las investigaciones han demostrado que esta acumulación deprime la síntesis de la melatonina, con consecuencias negativas». Además de ello, el autor informó de que la disfunción de la pineal se relaciona con una amplia gama de fenómenos asociados con la esclerosis múltiple: «La relación de la esclerosis múltiple con la calcificación de la pineal es clara. En un estudio se observó que 100% de los individuos con esclerosis múltiple que ingresaron sucesivamente en un hospital tenían calcificación pineal». Una vez en nuestro cuerpo, el flúor pasa directamente a la glándula pineal y se adhiere a los cristales que flotan en su interior, recubriéndolos de depósitos minerales duros y produciendo unos bultos blancos parecidos a los huesos que se observan claramente en las radiografías. La calcificación de la pineal provoca depresión, ansiedad, trastornos de alimentación, esquizofrenia y otras enfermedades mentales. La melatonina, que es producida por la pineal, está muy relacionada con la regulación de la memoria y la cognición, interviniendo además en los procesos emocionales y en los mecanismos de la consciencia, memoria y el estrés. Por otro lado, emociones como la felicidad o alegría no se dan de forma automática, sino que están controladas por ciertas sustancias del cerebro, especialmente por la serotonina, que también es producida por la glándula pineal. La glándula pineal es un órgano que está involucrado en el despertar del ser humano y su conexión con el Absoluto.

 

https://monicanita.com/Muchas religiones y corrientes esotéricas son conocedoras de lo anterior, aunque no todas lo comunican abiertamente. Una de las muchas pruebas que hay al respecto es la estatua en forma de piña (que es la forma de esta glándula) que está en el Vaticano, aunque la Iglesia jamás ha hablado de la misma ni ha mencionado su transcendental importancia en el despertar del ser humano. Sin embargo, en la ciencia del yoga, en el budismo y en otras corrientes espirituales orientales sí que es presentada como fuente de iluminación y conexión del ser humano con la divinidad. Por lo que es de suma importancia mantener esta glándula en perfecto estado no solo para la salud, sino también para nuestra realización personal y felicidad. Por ello, es evidente que tenemos que evitar a toda costa el contacto con el flúor.

En nuestro mundo al que han vuelto más toxico que nunca, lo anterior no es fácil, pero tampoco imposible. Evitar consumir agua de grifo si sabemos que en nuestro país añaden flúor en el suministro, evitar utilizar dentífricos comerciales que contienen flúor (y que son casi todos), comer orgánico y sano (ya sé que ello es casi imposible en nuestro contaminado y fumigado mundo occidental), evitar el azúcar refinado, la harina blanca y los cárnicos industriales son solo unos pasitos que podemos dar. También podremos añadir a nuestra dieta la vitamina K2, que se encuentra en el aceite de mantequilla orgánica, en el aceite de hígado de bacalao fermentado y en los huevos orgánicos. Si no encontráis dentífrico sin flúor añadido, aquí os dejo una sencilla receta: en un cuenco se pone arcilla (que se encuentra a precios muy bajos en cualquier tienda naturista) y se mezcla con un poco de infusión de hinojo, hasta conseguir la densidad deseada de la pasta. Se añaden dos o tres gotitas de aceite esencial de hinojo o de árbol de té y ya lo tenemos. Es un dentífrico que mineraliza los dientes, pero no los blanquea, por lo que una o dos veces por semana es recomendable lavarlos con una mezcla de sal y bicarbonato de sodio. También podemos sustituir el enjuague con un colirio casero hecho de agua en la que añadimos tres o cuatro gotitas de aceite esencial de árbol del té, que refresca mucho la boca y es uno de los mejores antibactericidas que he probado. Para cerrar, citaré al doctor Robert Carlton de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos: «La fluorización es el mayor caso de fraude científico de este siglo y de todos los tiempos».

Las profecías del papa Juan XXIII

https://monicanita.com/

Una de las profecías que, personalmente, más tengo en cuenta es la del papa Juan XXIII, comunicada en el rito de 1935, debido, principalmente, a que parcialmente ya han sido comprobadas. Dicho papa fue muy criticado por el Vaticano, que lo tachó de hereje y masón. Juan XXIII describió en trance la historia papal desde Pío X hasta el último papa y dijo que todos los papas conocen «el secreto», pero que ninguno lo revelará. Él tampoco lo pudo hacer, ya que falleció antes. Entre sus predicciones, muy exactas, por cierto, mencionó que el «gran arma» (nuclear) estallaría en Oriente y predijo con exactitud la muerte del presidente Kennedy, de su hermano y de Marilyn Monroe. Nos advirtió de que el mundo sería dirigido por «nazis que no fueron juzgados», lo cual es la realidad de nuestros tiempos y nos recuerda a la familia Bush, para poner un ejemplo, que colaboró y financió tanto a los nazis como a los aliados, ganando inmensas sumas de dinero durante la Segunda Guerra Mundial. También predijo la división de Europa por el muro de Berlín y su posterior unificación. Una mención que me llamó la atención fue que los «rollos serán hallados en las Azores y hablarán de antiguas civilizaciones». A mi entender, es el caso del continente perdido de Mu y se podría referir a las tablillas de Naacal que mencioné en un capítulo anterior.

Los signos serán cada vez más claros y evidentes, nos advirtió Juan XXIII y «combatirán entre sí la media luna, la cruz y la estrella de David». Citaré un extracto de dichas profecías: «Tras los días que la sangre teñirá el desierto y otras partes de la tierra, el mundo entero se rebelará contra el juego de los poderosos, contra la secreta hermandad de los grandes que tramaba la esclavización de los pueblos de la tierra. Los escasos jefes honrados se unirán y los culpables serán juzgados y derrocados. Desde el Valle del Armagedón vendrán los caballeros ciegos. Tras ellos, los cuervos del hambre, de la carestía y de las plagas. El emperador morirá en el desierto, atacado por animales de peste desconocidos».

Seguidamente, nos ofrece las claves del momento del despertar de la humanidad: «El hombre de Boston, nieto de poetas, es un científico y va a hablar al mundo y va a decir que tienen presionados y recluidos a los más importantes e inteligentes investigadores, con la intención de que los avances que consigan no estén al alcance del pueblo, sino solo de los poderosos, con la intención de hundir a la humanidad. Lo matarán, pero conseguirá entregar las cartas y se verá quiénes son los más grandes criminales del mundo y el mundo va a ver que la gran arma sirve para curar». La idea de la última frase que, evidentemente, se refiere a la bomba atómica, está recogida también en los textos prevédicos que hace más de quince mil años mencionaban la curación por medio de la radiación, igual que los posteriores libros sumerios.

Juan XXIII sigue: «El sur de América se levantará contra el norte, porque los tienen prisioneros. Pero será una marcha de paz. El despertar debe ser pacífico y apoyado desde el corazón. El tiempo está vencido. El hombre debe creer en el hombre. La verdad la llevamos dentro». Según sus palabras, el levantamiento de la sociedad es inevitable y la caída de la Iglesia vaticana se deberá al no haber revelado la verdad y el conocimiento de los libros ocultos. También mencionó una segunda venida de Jesucristo, pero no en carne, sino una que nacerá dentro de nuestros corazones. La caída de la Iglesia vaticana marcará el final de los tiempos de oscuridad y maldad. El catastrofismo no es compatible con el despertar y las catástrofes serán duras, aunque necesarias, nos advirtió Juan XXIII, quien también predijo la llegada de una nueva era de luz y nos animó a no preocuparnos por la caída de la Iglesia ni por las catástrofes que están por suceder.

Al final, Juan XXIII predijo el retorno de la Madre, el principio femenino creador de Dios y la reconexión del ser humano con la naturaleza y el orden cósmico. En resumen, nos dijo que lo que se acabará no será el mundo, sino el oscurantismo y el gobierno corrupto en la sombra, además de la élite vaticana y nos habló de un despertar muy cercano que ocurrirá alrededor del año 2030, que tendremos que practicar pacíficamente.

TTIP y CETA

https://monicanita.com/

El Gobierno de Mariano Rajoy aprobó en septiembre de 2017 el acuerdo CETA, que es un acuerdo comercial entre Europa y Canadá, mientras el TTIP lo es entre Europa y Estados Unidos. Estos tratados se negocian en secreto desde 2013 en la Comisión Europea, un organismo no electo cuya fama se debe principalmente a su opacidad y falta de principios democráticos en su actuación y al que en febrero de 2017 le fue mandada una carta por parte de 162 organizaciones de toda Europa, demandándole que actúe de forma más transparente y democrática. Durante las negociaciones, en casi todas las reuniones solo fueron escuchados los representantes de las corporaciones y en muy pocas ocasiones fueron invitados los representantes de los sindicatos y de las asociaciones de los consumidores. Los miles de documentos que integran los dos tratados están mantenidos en el más absoluto secreto, sigilados en una caja fuerte. Hasta hace poco ni siquiera los europarlamentarios tenían acceso a ellos, aunque actualmente se les permite analizarlos, pero en unas condiciones draconianas: son chequeados y se les quita cualquier herramienta de grabación (cámara, teléfono, etcétera), no se les permite entrar ni siquiera con hojas y bolígrafo para apuntar y el tiempo máximo permitido para el análisis del extenso documento es de dos horas. Para más inri, son obligados a firmar un documento de confidencialidad de unas catorce páginas que les advierte de que, en caso de divulgar cualquier detalle, serán castigados por las leyes penales. Tampoco les es permitido verlos en presencia de un especialista, pese a que se trata de documentos muy técnicos.

Lo poco que conocemos sobre estos tratados es bastante alarmante. A continuación, expondré algunos puntos a tomar en consideración, que he seleccionado de un informe realizado por Attac:

Los inversores (multinacionales, corporaciones) podrían demandar a los Estados europeos si consideraran que leyes o medidas de la Unión Europea o de cualquier Estado europeo hayan perjudicado sus intereses o disminuido sus beneficios. Pero más que eso: las corporaciones participarían en la redacción de las nuevas leyes estatales incluso antes de que fueran debatidas en los parlamentos nacionales, lo que socavaría gravemente la democracia, si es que alguna vez la hubo. Para más inri, sabemos que en el CETA se ha incorporado la creación de tribunales internacionales de arbitraje que permitirían a las multinacionales demandar a cualquier Estado que se atreviera a proteger más a sus ciudadanos que a sus intereses. Esos tribunales, además de ser ajenos a la normativa nacional, contarán con miembros elegidos por las corporaciones, lo cual claramente asegurará una visión tendenciosa. Dichos tratados apuestan por el modelo energético de combustibles fósiles (gas y petróleo) y se restringe a los gobiernos la capacidad de crear políticas públicas para promover las energías renovables. Los países europeos podrían ser presionados para permitir tecnologías de alto riesgo como el fracking, que se practica masivamente en Estados Unidos o Canadá, pero no tiene una buena prensa en Europa y con toda la razón del mundo, ya que es una de las técnicas más contaminantes que se conocen. Sin embargo, el periódico El País anunciaba el 14 de marzo de 2017 que «cinco empresas pusieron sus ojos en el subsuelo 159 de España a principios de esta década. Prometían que el milagro del gas esquisto de Estados Unidos podía exportarse y llegar hasta aquí. El Gobierno del PP apoyó el empleo del fracking (la técnica con la que se extrae ese tipo de gas) para rebajar la casi absoluta dependencia nacional de los hidrocarburos del exterior. Pero el fuerte rechazo social, al que se sumaron alcaldes y autonomías, y los bajos precios del gas han hecho fracasar esos planes. Las cinco empresas han renunciado a usar la fractura hidráulica». Sin embargo, los acuerdos TTIP y CETA permitirían a las empresas llevar a los gobiernos ante árbitros si regularan o prohibieran estas tecnologías de alto riesgo. Un claro ejemplo en este sentido es que en 2013 la compañía de gas y petróleo Lone Pine interpuso una demanda de 250 millones de dólares contra Canadá, después de que el estado de Quebec estableciera una moratoria sobre el fracking.

La Comisión Europea admitió en sus informes la destrucción de entre 430 000 y 1 100 000 puestos de trabajo debido a estos tratados, pero aseguró que los empleos se recuperarían reorientando la producción hacia el mercado estadounidense. Sin embargo, la realidad es que ello no es más que propaganda y el anterior acuerdo NAFTA, muy parecido a CETA y TTIP, nos sirve de ejemplo, ya que tuvo como consecuencia la reducción del empleo en más de un millón de puestos solo en Estados Unidos que nunca volvieron a recuperarse.

Attac anunciaba el 10 de noviembre de 2017 lo que ningún medio oficial de prensa había comunicado: que CETA había sido aprobado en España como primicia a nivel europeo. El Congreso de los Diputados lo aprobó a finales de junio con los votos a favor de PP, Ciudadanos, PNV y PDECat. Votaron en contra Unidos Podemos, ERC, Compromís y EH Bildu. El PSOE de Pedro Sánchez se abstuvo. El 27 de octubre de 2017, CETA fue ratificado también por el Senado. Una de las consecuencias de lo anterior es que, incluso si el TTIP fuese rechazado, en España sí entrarán no solo productos canadienses, sino también norteamericanos, ya que la mayoría de las corporaciones estadounidenses tienen filiales en Canadá que podrán entrar en nuestro mercado por medio del CETA. Attac advierte de que, pese a que la legislación europea es bastante proteccionista respecto a las sustancias químicas, en Estados Unidos y Canadá hay más de treinta mil que aquí están prohibidas y que podrían entrar en nuestros mercados junto con alimentos tratados con pesticidas y hormonas actualmente no permitidas en la Unión Europea. Además, ni siquiera lo sabríamos, porque en Canadá no existe la obligación de mencionarlo en la etiqueta, a diferencia de Unión Europea.

La antigua técnica de licuación de piedra

Saqsaywaman, Perú

La historia oficial está plagada de errores, muchos de ellos voluntarios. La ortodoxia académica se empeña en mantener sus argumentos pese a las claras evidencias que tenemos en muchos campos y que los contradicen, a fin de mantener su estatus incluso con el precio de aumentar la dosis de ignorancia de nuestra sociedad, que ya está en niveles preocupantes. En el campo de la egiptología lo anterior es evidente. Existen pruebas fehacientes de que las pirámides de Egipto fueron construidas utilizando técnicas muy avanzadas que ni siquiera en nuestros días conocemos. Una de esas técnicas fue la licuación de piedra, llamada AriKat en el antiguo Egipto. A continuación, analizaré algunas pruebas en este sentido.

La Estela del Hambre es un texto de treinta y dos columnas grabado en una roca descubierta por Charles Edwin Wilbour en 1889 en la isla Sehel, cerca de Asuán, en Egipto. Es una escritura ideográfica bastante reciente, del periodo ptolemaico, que describe lo ocurrido al faraón Djozer (Zoser), a quien un dios llamado Khnum le dio indicaciones sobre cómo reconstruir las pirámides y los templos que ya estaban construidos y cómo edificar otros nuevos con bloques obtenidos mediante la licuación de piedra. Lo anterior viene recogido en las columnas situadas entre la sexta y la vigésimo segunda de dicha estela.

Por otro lado, en la Revelación de Imhotep se describe la fórmula para fabricar los bloques de la pirámide escalonada de Saqqara, la más antigua de las que conocemos. Se dice que Imhotep, también llamado Hermes Trimegisto (el tres veces sabio), fue sumo sacerdote, alquimista, canciller y arquitecto del faraón Zoser de la tercera dinastía.

Joseph Davidovits, fundador del Instituto Geopolimérico de París y experto en geopolímeros y cementos antiguos, que recibió del Gobierno francés la medalla «Chevalier de L’Ordre National du Merite» en reconocimiento a sus investigaciones y a sus múltiples patentes para la producción de cementos, acelerantes y retardantes de fraguado, confirmó la existencia de una tecnología para moldear piedra utilizada en el antiguo Egipto con la cual los antiguos fabricaban químicamente 156 bloques de roca que parecían naturales. Davidovitz no tiene en absoluto relación con la egiptología, lo cual le hace libre de sospechas de seguir ciertos intereses académicos y su teoría sobre los materiales de construcción de las grandes pirámides es una de las más independientes. Siguiendo las instrucciones descritas en la Estela del Hambre, el científico fundió un bloque de piedra en su laboratorio ubicado cerca de París, usando la antigua tecnología egipcia llamada Ari-Kat. El resultado de la demostración fue la fabricación de un bloque de piedra de dos toneladas de peso.

Una de las pruebas más claras que demuestra que algunas de las pirámides fueron construidas con bloques obtenidos por medio de la técnica de licuación de piedra es que se encontraron pelos, uñas e incluso trozos de cerámica y madera dentro de algunos, tanto en la Gran Pirámide como en otros puntos de Egipto. Ello no quiere decir que la técnica de Ari-Kat fuese la única utilizada, pero ciertamente fue una de ellas.

Otra prueba que corrobora lo anterior es la Estela de Irtisen, quien fue un escultor y pintor egipcio que vivió alrededor del 2050 a. C., durante el reinado de Mentuhotep II. Según algunos investigadores, Irtisen era conocedor de una técnica para fundir y moldear estatuas y vasijas en piedra. Una prueba que demuestra lo anterior es el descubrimiento de Henry le Chatelier, un famoso químico francés del siglo XIX, que se dio cuenta de que la estatua de Ramsés no mostraba ninguna huella que delatase que hubiese sido tallada con alguna herramienta. La Estela de Irtisen, descubierta en la necrópolis de Abidos, se encuentra actualmente en el Museo de Louvre.

Pero la licuación de piedra parece ser que fue una técnica conocida no solo en el antiguo Egipto, sino también en otras partes del mundo, como por ejemplo en Suramérica. Una leyenda precolombina cuenta que los dioses regalaron a los humanos una planta que, mezclada con diversos componentes, convertía las rocas en una ligera pasta fácilmente moldeable. En una entrevista televisiva de 1983, Jorge Lira, sacerdote católico y experto en el folklore andino, dijo haber descubierto la fórmula para reblandecer las piedras hasta convertirlas en barro, usando una mezcla obtenida del arbusto de la Jotcha con otros vegetales y sustancias. El sacerdote realizó varios experimentos y consiguió que una roca se ablandase hasta casi licuarse. Sin embargo, no logró volver a endurecerla, por lo que consideró su experimento como un fracaso. Otra evidencia en el mismo sentido la tenemos de Brian Fawcett, el hijo menor de Percy Fawcett, que fue militar, arqueólogo y explorador británico desaparecido sin rastro mientras estaba buscando la ciudad de El Dorado en la selva brasileña. Brian transcribió el relato de su padre quien, junto con unos amigos norteamericanos, encontró una jarra de barro con un líquido en su interior que, al derramarse sobre una roca, la reblandeció después de solo diez minutos hasta tener la consistencia del barro. Dichas rocas se conservan en el Museo de Cochabamba, en Bolivia y en las mismas hay impresas unas manos.

Armas futuras y estrategias militares en 2025

https://monicanita.com/

A continuación, haré un breve resumen de un  documento filtrado de la NASA, que también podría ser falsamente filtrado, ya que presenta hechos que muchos conocemos desde hace tiempo. No importa tanto cuál es el caso, sino más bien que la situación que presenta es bien verídica y fácilmente comprobable. Se trata del documento
Armas futuras y estrategias militares en 2025, que describe un futuro que podríamos catalogar de ciencia-ficción y de pésimo gusto. El documento expone un hipotético futuro cuando todo sería controlado por maquinas e inteligencia artificial de manera virtual y habla de guerras pero, curiosamente, no las típicas de hasta ahora que todos conocemos, entre Estados enfrentados, sino entre los gobiernos y sus propios ciudadanos. Dicho documento cuya fecha es, lo más probable, del año 2001, apareció publicado durante dos días en la web del conferenciante y empleado de la NASA, Dennis M. Bushnell³, siendo copiado por varios internautas y difundido en las redes. Bushnell nunca desmintió el documento ni hizo ninguna referencia sobre el mismo, y lo mismo la NASA. Se trata de un power-point cuyo enlace dejaré al final del artículo, por si queréis estudiarlo integralmente, que describe resumidamente el futuro próximo de la humanidad y las armas que se emplearían para reprimir cualquier atisbo de búsqueda de libertad del ser humano. Una mención que no podría eludir es que en la portada del documento, debajo del título principal y en letras mayores que las de ese, se lee: «El futuro es ahora».

https://monicanita.com/

La información que aporta es impactante. Se trata de armas basadas en robots, nanopartículas que se inhalan y se adhieren al pulmón con «misiones patológicas», armas a base de pulsos electromagnéticos (EMP), guerras de información y psicológicas (psy-ops), o modificación y control del pensamiento utilizando microondas y radio frecuencia, entre otras. También menciona el uso prevalente de drones o de la inteligencia artificial usada con fines bélicos. Hay que saber que cualquier avión puede modificarse y transformarse en un dron, lo cual ahorra mucho gasto porque ya no se necesitan pilotos humanos, además de asegurar un mayor secretismo. Aunque lo más repugnante del documento es la calificación del ser humano como enemigo y un impedimento para
la evolución. Por si a alguien le queda alguna duda sobre la veracidad de este documento, menciono que existe otro intitulado Tecnologías emergentes: recomendaciones para el contra-terrorismo, en la web militar estadounidense del Centro Biológico y Químico Edgewoods, que contiene la presentación completa del anterior power-point, aunque se desconoce si hay algún tipo de relación entre ellos. A continuación, comentaré una pequeña parte del documento.

Su primera página se intitula Bots, borgs y humanos. Hay que remarcar la poca falta de consideración para con el ser humano de la que hablaba antes, al posicionarlo el último, después de los bots y los borgs. Los bots sabemos que son nanorobots autoreplicantes. Lo que más despierta la curiosidad son los borgs, término que fue utilizado por primera vez en la serie Star Treck para referirse a unos seres medio orgánicos medio sintéticos con capacidades físicas y mentales superiores a los humanos, que se deben a la incorporación en sus cuerpos biológicos de técnicas
que mejoran su rendimiento, parecidas a las promovidas por la actual corriente del transhumanismo. Dichos borgs tienen una mente colectiva tipo colmena y no tienen emociones ni sentimientos, los cuales son suplidos por una «reina», un artefacto de inteligencia artificial al que están conectados todos ellos.

https://monicanita.com/En la página 3 se puede conocer quiénes participan en dicho proyecto, siendo citada una multitud de organizaciones, entre las que mencionaré solamente a: USAF (Fuerza Aérea de los Estados Unidos), DARPA (Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa de Estados Unidos), DIA (Servicio de Inteligencia de la Defensa de Estados Unidos), CIA y FBI, entre otras.

La página 9 se refiere a un supuesto cuando la humanidad haya tomado las riendas de la evolución, modificando el planeta y su propia evolución. Se mencionan, entre otras, la evolución dirigida, los úteros artificiales y otros inventos que a algunos les podrían parecer ciencia-ficción, pero que existen ya en nuestro mundo.

La página 12 hace referencia a las épocas tecnológicas de la humanidad, siendo esas las siguientes: Cazadores (hace 10 000 millones de años); Agricultores (hasta el 1800 d. C.); Industrial (1800-1950); IT (1950-2020); Bio/Nano (2020-?) y Virtual (?).

No es objeto de este artículo referirme al transhumanismo y posthumanismo, lo cual ayudaría a comprender mejor
lo anterior, pero escuetamente diré que se trata de una corriente que promueve la mejora de la raza humana a través del control de la población. Si os apetece conocer mejor el tema, lo podréis hacer en la web del
Ministerio de Defensa del Reino Unido, donde está publicado el documento Tendencias estratégicas globales hasta 2045 y donde no se menciona la palabra «transhumanismo», sino más bien es descrito el futuro que dicha corriente prevé, entre otras, la reproducción de los seres humanos en úteros artificiales (que ya existen actualmente). Curiosamente, el año mencionado en dicho documento coincide con el final de la tercera etapa prevista por los transhumanistas para implementarlo de forma general en nuestra sociedad: 2045. Sin entrar en el tema, menciono que el logro último con el que sueña el transhumanismo es el traspaso de la mente humana a un artefacto de inteligencia artificial, conquistando así una dudosa y artificial inmortalidad, que es el sueño de los adeptos de
esta corriente. Sin embargo, muchos estamos más que concienciados de que, en realidad, todos nosotros somos inmortales, que la consciencia nunca muere y pruebas de ello hay incontables, aunque en este blog he hablado de momento solo del trabajo del doctor Brian Weiss. Además, las capacidades verdaderas del ser humano despierto y conectado con la energía infinita superan con creces a cualquier máquina, por muy perfeccionada
que sea. Por lo que entiendo que el traspaso de la consciencia humana a un artefacto de inteligencia artificial es una falacia que nació en el miedo a la muerte, lo que delata claramente una baja evolución espiritual y fallos de consciencia.

https://monicanita.com/

Volviendo al documento de la NASA, lo que más interesante me ha parecido ha sido la referencia al smart dust (que
significa «polvo inteligente», en inglés) como arma. Dicho smart dust es un mecanismo analógico pasado a biológico, un polvo mecanizado que se distribuye por medio de aerosoles (espray) y es inhalado en los pulmones. Una vez dentro del cuerpo humano, el polvo ejecuta diferentes misiones patológicas, la más terrorífica de ellas siendo, en mi opinión, que puede ser explotado por mando a distancia en el interior del mismo cuerpo. El documento lo califica como una nueva clase de arma legal. Debido a la importancia del asunto, he decidido dedicarle un poco más de espacio en estas páginas. La información que sigue está recopilada de varias fuentes para nada esotéricas, de webs como por ejemplo la Wikipedia o informes comerciales y patentes registradas.

https://monicanita.com/El concepto de smart dust fue introducido por primera vez por Kristofer Pister, de la Universidad de California, en 2001, y una de sus funciones es que puede detectar señales de luz, temperatura o vibraciones. Actualmente se trabaja para disminuir su tamaño a escala micrónica, hasta el de una partícula de polvo y prácticamente invisible a ojo libre. Los motes recopilarían datos, realizarían cómputos y se comunicarían por radio con otros a distancias de hasta aproximadamente trescientos metros. En Internet incluso hay planos de fabricación de libre acceso de
este artefacto. Un ejemplo típico de su uso sería dispersando millones de estos sensores alrededor de un edificio para supervisar la temperatura, la humedad o para informar sobre desastres tales como terremotos. En ámbito médico podrían ser utilizados para seguir los movimientos de los pacientes y para los militares, pueden funcionar como sensores a distancia, controlando los movimientos enemigos o detectando gas venenoso y radiactividad, entre otras.

La facilidad y el barato coste de fabricación de estos dispositivos han despertado preocupaciones sobre la factibilidad de que gobiernos y corporaciones los usen para la invasión de nuestra vida privada, ya que dichas partículas supervisarían todo, como unas terminaciones nerviosas electrónicas extendidas en todo el planeta. Equipado con poder de computación, equipos de detección, radio inalámbrica y una batería de larga duración que
se puede recargar de fuentes como la energía solar o las vibraciones de la pared, el polvo inteligente haría observaciones y transmitiría datos en tiempo real sobre las personas en las ciudades y en el entorno natural. La compañía de ordenadores e impresoras Hewlett-Packard (HP) anunció hace poco que está trabajando en un proyecto llamado el «Sistema Nervioso Central de la Tierra», en colaboración con la petrolera Shell, para instalar millones de tales artefactos con el fin de ayudar en la exploración de petróleo mediante la medición de las vibraciones y el movimiento de las rocas. Otra compañía llamada Streetline instaló smart dust en doce mil plazas de aparcamiento y carreteras de San Francisco, que ayudará a averiguar con facilidad dónde aparcar, según dijo Tod Dykstra, el director general de la empresa. David Culler, profesor de ciencias de la computación en la UC Berkeley, dijo que el desarrollo de estas redes de sensores inalámbricos es análogo a la creación de la world wide web (la
red www), aunque en el caso del smart dust sería más apropiado hablar de un «real world web», ya que transforma nuestro mundo real en una www.

https://monicanita.com/Los usos que se pueden dar a estos artefactos ocuparían un libro entero y hay que reconocer que podrían mejorar muchísimo nuestras vidas. Sin embargo, el smart dust también tiene su lado oscuro, como se ha visto antes. Además, «es una invasión de la privacidad enorme, porque estamos hablando de sensores muy pequeños que pueden ser indetectables. (…) Usted realmente no puede hacer nada acerca de ellos en términos de evitarlos», según dijo Lee Tien, abogado de la Fundación Frontera Electrónica y defensor de la privacidad. Esto efectivamente es así, ya que
dicho artefacto vuelve imposible la privacidad porque puede registrar, sin nuestro conocimiento ni permiso, prácticamente todos los aspectos de nuestras vidas, desde la temperatura corporal, enfermedades, ambiente y hasta grabaciones en vivo e imposibles de detectar de nuestros quehaceres diarios.

 

Según algunos testimonios y analíticas del suelo y del aire, en Estados Unidos ya se está esparciendo smart dust en la atmosfera desde aviones, por medio de las fumigaciones clandestinas (chemtrails). De hecho, esa forma de difusión por medio de aerosoles se cita en el mismo documento de la NASA del que estoy hablando en estas líneas. Al parecer, dicho polvo es la causa de una nueva y aún no reconocida enfermedad conocida como el Síndrome de Morgellons, que padecen más de cien mil personas en el mundo, la mayoría de ellas en Estados Unidos y con un rating de aumento de aproximadamente mil casos nuevos diarios. No hay pruebas de que ello ocurra también en España, debido a la falta de analíticas al respecto. También he escuchado teorías que postulan que, en realidad, el Síndrome de Morgellons es una dolencia antigua, conocida desde la Edad Media y que se ha reactivado en nuestros tiempos, pero sospecho que dicha teoría es otra desinformación más.

https://monicanita.com/

Si alguien aún duda de la existencia y del uso de la nanotecnología, menciono que el programa Synapse, de la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa (DARPA), ha demostrado ya la interacción neuronal con los nanochips y en Internet incluso hay vídeos al respecto. Para 2025 se prevé que habría más de un billón de sensores activos y ya hay empresas que muestran mucho interés en el tema. Con clientes como Apple, Cisco, Hewlett-Packard, Sony, Nokia y Western Digital, dichas mercantiles ejercen un control férreo sobre la industria
de los MEMS (nanorobots, o smart dust): «Nuestros MEMS alcanzaron varias metas esenciales para un gran rango de aplicaciones. Observamos buen crecimiento de ganancias consecutivas año tras año. De manera consecutiva, las ganancias aumentaron en un 8,9% de la mano de productos Analog y MEMS. En cuanto al crecimiento año tras año, las ganancias aumentaron en un 28,3% con un pronunciado crecimiento de los MEMS», se puede leer en un artículo publicado en El Inversor Global, intitulado La revolución smart dust gana tracción.

Pero sigamos con el power-point de la NASA, en cuya página 50 se hace referencia a otro tipo de armas muy conocidas por todos nosotros, bajo el título «Efectos de las microondas». Evidentemente, todos conocemos, o deberíamos de conocer los efectos que tiene sobre nosotros la nueva tecnología que usamos
a diario: teléfonos, ordenadores, wi-fi, hornos de microondas, etcétera. Pues bien, dicha tecnología es catalogada por la NASA como armas, por si a alguien le quedaba alguna duda sobre el potencial peligroso de los anteriores. Teniendo en cuenta el efecto que producen sobre nosotros a la larga, la calificación de la NASA me parece más que cuerda. Desde disminuir el rendimiento, hasta alterar nuestras funciones cerebrales o aumentar el riego sanguíneo cerebral entre un 30 y el 100%, dicha tecnología puede llegar a ser incluso letal.

La página 52 del documento de la NASA se refiere a las armas biológicas. Se menciona el aflatoxín, un conocido cancerígeno, además de unas variedades aerotransportables de Ebola o Lassa, entre otras, y cómo no, los patógenos genéticamente dirigidos que ya sabemos que son una de las funciones militares del smart dust. Sin embargo, lo que me llamó la atención fue la referencia a los «agentes binarios distribuidos por productos como vitaminas, ropa o comida», delatando el envenenamiento de los mismos con virus y bacterias.

La mayoría de las armas mencionadas en el documento de la NASA son conocidas desde hace tiempo, por ello, personalmente, tiendo a creer que fue filtrado para distraer nuestra atención, mientras en realidad estarían desarrollando armas bastante más potentes y exóticas, como por ejemplo las sónicas o por frecuencias subliminales. Es evidente que vivimos en un sistema que se ha deshumanizado y ha perdido cualquier ética y la mejor forma de lidiar con él es alejarnos del mismo y de las trampas que nos tiende a diario. Conocer la verdad es la única vía para la libertad del ser, por muy dolorosa y triste que sea a veces. Además, sin conocer al enemigo, ninguna batalla se puede ganar. En mi opinión, lo mejor que podemos hacer, además de conocer la verdad tal cual es y asumirla sin miedo, es centrar nuestra energía en la verdadera libertad, en la paz, alegría, abundancia, intentando siempre no dañar a nadie, a no ser por legítima autodefensa. Crear un mundo sin gobiernos ni esclavos requiere un aumento significativo de la consciencia de cada uno de nosotros y esto evidentemente no lo hará la tele ni el ocio basura y, menos aún, la aceptación de un ritmo de vida cada vez más artificial y absurdo. Es algo difícil, pero no imposible salir del sistema y uno de los primeros pasitos es ser conscientes de nuestro verdadero potencial y volvernos poco a poco autosuficientes. Volver a la naturaleza, cultivar nuestros propios alimentos o, en caso de que ello sea imposible, comprar de agricultores locales que conocemos personalmente, tanto a ellos como la forma de cultivo de las plantas, investigar por nosotros mismos, rehuir la información y el ocio sucio que nos presentan diariamente los medios de intoxicación informativa, son pasitos que inician el camino hacia la libertad. Sanar nuestros cuerpos, mentes y almas es imprescindible en este camino, ya que por una ventana sucia la realidad se percibe deforme y uno puede ser fácilmente engañado, pero si la visión es clara, ningún gobierno ni corporación podrá esclavizarnos jamás, por mucho que lo intente. Los científicos que trabajan en los campos mencionados anteriormente deberían estudiar el documento de la NASA (y otros parecidos) y presentar los problemas que podría haber en foros públicos, trabajando juntos para crear un mundo donde nadie sienta la necesidad de ir a la guerra. De dichas armas es casi
imposible defenderse, son imposibles de rastrear y su proceso de fabricación es barato y simple, por lo que se pueden producir billones. Sin embargo, son inventos que, pese a que puedan tener un uso militar terrible, su uso en ámbito civil y con consciencia es benigno y podrían facilitar muchísimo nuestras vidas.

A la vez, hay que ser conscientes de que ninguna guerra se puede dar si no hay nadie que vaya a la guerra. Nuestros jóvenes tendrían que ser educados en el respeto por la vida dentro de sus mismas familias, ya que la responsabilidad de la decadencia de nuestra sociedad no viene exclusivamente desde el exterior, sino más bien desde dentro de cada uno de nosotros. Por dar un ejemplo: no entiendo cómo alguien dice que ama la paz si regala a sus hijos pistolas de juguete y videojuegos de guerra, o guarda su dinero en bancos que financian la industria bélica. No
entiendo cómo alguien afirma que quiere un mundo donde todos vivamos felices, pero sigue votando sin consciencia a unos políticos corruptos que desde hace tiempo nos llevan a la guerra, nos roban, estafan, mienten y todavía más: las guerras las financian con nuestro propio dinero. Lo primero que hay que hacer para
construir un mundo de paz es dejar de financiar las guerras y ello depende de todos y cada uno de nosotros. La principal responsabilidad de lo que ocurre en nuestro mundo no es exclusivamente de los políticos o de los absurdos del sistema, sino más bien de cada uno de los miembros de nuestra sociedad. Actuar con consciencia se puede volver difícil en nuestro mundo por las trabas que el mismo sistema impone, pero es hora de recordar que, antes que cualquier cosa, somos consciencia. Por lo que jamás permitamos que alguien pretenda obligarnos actuar en contra de esa y más si lo hace amenazando con leyes absurdas que ofenden la inteligencia, con guerras asesinas cuyos únicos propósitos son saquear e infundir miedo a fin de manipular, o con castigos injustificados que no importan nada en la eternidad en la cual todos existimos, sino que más bien se volverán contra los que los aplican.

https://monicanita.com/

Enlace power-point NASA, Estrategias para guerras futuras, 2025: http://www.stopthecrime.net/docs/nasa-thefutureof-war.pdf

Artículo prensa: El inversor global, La revolución smart dust gana tracción (28 de agosto de 2017), autor: Louis Basenese

Pasión amorosa, pasión dolorosa…

https://monicanita.com/

Me acostumbré a convivir contigo en mi mente y a dar las buenas mañanas a tus ausencias sin sentir amargura. No es fácil amar a una sombra que a veces parece que ni siquiera existe. Una sombra de otro mundo que intenta tocar al tuyo para eludir una distancia que parece sin fin, mundos paralelos que bailan como reflejos de un espejo casi iguales, pero sin tocarse.

– Mónica… Mónica…, – escucho tu voz salpicada por la lejanía (extraña, en un universo donde todo existe aquí y ahora, para siempre), por tu necedad de querer demasiadas seguridades (en un mundo donde lo único que es seguro es la muerte), y por el sabor añejo de los celos que te bañan como las olas de una marea que viene y va, castigo que te atormenta por mantenerte lejos durante demasiado tiempo, negándote y negándome el amor que nos unió incluso antes de conocernos.

Intenté apartarme de esa voz igual de real que tu ausencia y mi añoro, para seguir disfrutando de la inocente ignorancia de no saber que existes.

– No es más que una quimera, sácatelo de la cabeza -, me susurró el viento golpeándome las mejillas con su frescura que olía a mar, a sal y a lejanías.

– Si solo estuviera en mi cabeza, hace tiempo que lo habría olvidado. Pero está en mi pecho, allí donde nazco y renazco cada día por esa magia a la que ya no me opongo ni intento desentrañar sus misterios, porque sé que no la puedo vencer -, le respondí. Por mucho que lo ahuyente de mis pensamientos, seguirá estando en mi alma y esto no lo cura ni el tiempo ni los brujos. Y cuando a veces consigo olvidarlo, es cuando más me duele la vida, porque la sonrisa del mundo pierde su encanto y los días se desvanecen anodinos y sin sorpresas. Duele más olvidarlo, que vivir en su ausencia.

El viento se calló, pero en sus golpes seguía sintiendo su amor dolido y ese vaivén de celos que venían y se desvanecían como olas de mar, trasmutando el dolor en pasión.

– ¿Cómo te llamas? Te perdí hace tanto, que se me olvidó incluso tu nombre y solo recuerdo tu mirada y los matices de tu alma que reflejaba. Tu mirada, que traspasó siglos y mundos, es mi recuerdo más fiel y aunque te pierdas o te pierda, siempre te delatará y me hará encontrarte, porque una vez me amó tanto, que nunca pude olvidarla, por mucha lejanía que nos separó y por muchas ausencias que nos atormentaran.

El viento me amaba y me golpeaba a la vez, olvidando las tristezas y volviéndonos pasión. Pasión amorosa, pasión dolorosa…

 

Mónica Nita, «Vida Desnuda»

Amores de los domingos por la tarde…

https://monicanita.com/

Quiero uno de esos amores despeinados, emperezados, que pecan sin vergüenza, como los domingos por la tarde;

De esos amores que se entrevén en las miradas que echan de menos, turbias por solitarios añoros y tristezas, aunque riendo destellos porque saben que la esperanza se cumplirá algún día de esta infinita eternidad a la que estamos (a veces felizmente) condenados;

De esos amores cuando una olvida cuándo acaba la legítima pasión y cuándo nace la descarada lujuria, perdida por entre llamas desatadas y el olor a sexo.

Quiero uno de esos amores desvergonzados como las risas de los amantes que han saciado sus cuerpos y, descansando, desentrañan los misterios del universo ocultos en los silencios de los domingos por la tarde, riéndose del tiempo cuando amaban sin saber si el amor existía y buscaban respuestas en la Fata Morgana de los desiertos dorados que ofrece ilusiones a cambio de sueños y promesas en lugar de esperanzas en ocaso.

Quiero uno de esos amores que solo los domingos por la tarde regalan: despeinados, emperezados, pecadores e inocentes a la vez, legítimos y también prohibidos, santos, aunque salpicados de lujurias que gimen, desvergonzados y que huelen a musk…

La noche cuando comenzaba el verano…

https://monicanita.com/

Lo miraba en la penumbra, mientras una sonrisa nacía en la comisura de sus labios.

– Te escondes como un tonto – quiso decirle, pero en lugar de ello se acercó en silencio, fingiendo que no sentía su mirada recorriéndole el cuerpo desde la coronilla hasta los pies, parando unos segundos, muy disimuladamente, al llegar a su boca, y luego a sus pechos que afloraban juveniles por debajo de una camiseta de verano que intentaba ajustarse lo más fielmente posible a su cuerpo esbelto y bronceado.

– No me escondo. Lo comprenderás cuando te lo cuente… – quiso responder él, adivinándole sin esfuerzo el pensamiento en la sombra fugaz que cruzó su mirada.

No sabían qué decirse. Después de tanto tiempo, lo que habían imaginado, eso de cómo sería, por fin, el anhelado encuentro, se había esfumado de su memoria y ahora no sabían qué decirse. En realidad, más bien lo habían pensado tantas veces que les parecía que ya se habían dicho todo y que no necesitaban de más respuestas. Sin saber qué hacer, un poco tímida, un poco atrevida, ella se le acercó otro paso, mirando como hechizada sus ojos negros que la medían y a veces destellaban por risa, otras, por recuerdos no sanados aún. Le parecía como si acabara de despertarse del sueño y aún divisaba con dificultad la frontera entre lo real y lo onírico.

– Me parece que me miro a mí misma en tus ojos – pensó, preguntándose si lo había dicho en voz alta, o no. Y a la vez te veo a ti, pero con tantos rostros, que me pierdo cuando recuerdo cuándo y cuánto los amé todos.

– ¿Es ella? ¿Es ella esa mujer que tan bien conozco que hasta hice mapas de su alma, a la que desmaquillé tantas veces de filtros para leer lo que estaba escrito en su mirada? Aún sigue doliendo esa maldita soledad de saber que la tenía tan cerca, pero sin poder tocarla y ni siquiera hablarle. Pero eso pasó… – pensó para sus adentros y de repente le dijo, sorprendiéndose a sí mismo también: conozco tu alma entera, mujer-niña. No te esfumes, porque siempre volverás a caer en mis brazos, ya lo sabes tú muy bien.

Luego, en lugar de hablar, se abrazaron, mientras el mar rugía envuelto en el atardecer que empezaba a caer unos cuantos metros más allá, hacía el horizonte. Se abrazaron como se abrazan los ciegos, tocándose largamente para estar seguros de que no eran fantasmas y pensando que se conocían tan bien, que las palabras habrían molestado, innecesarias entre dos almas que habían caminado juntas tantas veces y en tantos tiempos, que las frases ya no tenían nada nuevo que decir ni quedaban sorpresas por destapar.

– Me tendré que acostumbrar a vivir sin ese fiel añoro que me recorría sin clemencia cada mañana cuando te extrañaba, aunque a veces te sentía tan cerca que tu respiración me hacía cosquillas en la oreja, pero sin embargo no te podía ver ni tocar, ni siquiera sabía quién eras… Te sentía tan cerca y me estabas tan prohibido… – le dijo apenas oído ella, acariciándole la sien con los vahos de su boca.

– Yo también me tendré que acostumbrar a vivir sin esa melancolía tan rara que sentía cuando te extrañaba, aunque te tenía delante, pero sin poder tocarte, cuando parecía que el presente se había dividido en dos partes: una donde estabas tú, pero prohibida, y otra donde estaba yo, envuelto en la monotonía gris de mi rutina diaria que solo se desvanecía cuando te miraba, y tú sin ser mía. Estar durante tanto tiempo cerca y no ser mía… Tienes que amar a alguien como yo te amo a ti, para comprenderlo y no volverte loco, créeme.

– Esta noche comienza el verano -, le dijo ella mirando el cielo que oscurecía en matices de índigo. Esta noche comienza el verano…

 

«Vida desnuda», Mónica Nita

El diario de Ana Frank es auténtico, no fue escrito con boli y la Fundación Ana Frank nunca negó su autenticidad

Ana Frank, Crédito: Wikipedia

CONTENIDO:

  • La desgarradora historia de Ana Frank y su Diario
  • Quién niega la autenticidad del Diario de Ana Frank
  • Argumentos negacionistas desmontados
  • Opinión personal

LA DESGARRADORA HISTORIA DE ANA FRANK Y SU DIARIO

Annelies Marie Frank (Ana Frank, en español) nació el 12 de junio de 1929 y murió en el campo de concentración Bergen-Belsen, en el mes de febrero o marzo de 1945, a casi 16 años de edad. Fue una niña alemana de ascendencia judía, conocida a nivel internacional debido al Diario de Ana Frank, en el cual describió lo ocurrido en una casa de Ámsterdam donde vivió encerrada durante casi dos años y medio, desde el 9 de julio de 1942 hasta el 4 de agosto de 1944, junto con su familia y cuatro personas más, ocultándose de los nazis.

Cuando Ana Frank cumplió 13 años de edad, recibió como regalo un pequeño cuaderno, que ella mismo se lo había pedido a su padre, para usarlo como diario. El 5 de julio de 1942 Margot, su hermana mayor, recibió una citación para prepararse para su deportación a un campo de trabajo forzado, pese a que era una adolescente que no había llegado a la mayoría de edad aún. Debido a ello, la familia se refugió en un edificio anexo de la empresa de su padre, que solo conocían algunos de sus socios y empleados, que fueron los que ayudaron a la familia a sobrevivir durante su clausura, proporcionándoles comida y ropa, pese a ser conscientes de que dar refugio a judíos podía conllevar por aquel entonces la pena capital. Poco después se les unió otra familia y un hombre más.

En un principio Ana Frank escribió el cuaderno para sí misma, sin permitir que nadie lo leyera ni con intención alguna de dar a conocer alguna vez su contenido de forma pública Todos los que vivían recluidos en la casa sabían que lo escribía, pero no su contenido. Sin embargo, en verano de 1944 escuchó por la radio la propuesta de Gerrit Bolkestein, el ministro de Educación holandés en exilio, de crear después de la guerra un registro público donde reflejar la opresión que sufrió la población bajo la ocupación alemana, recogiendo cartas y diarios al respecto. Ello hizo que Ana corrigiera su primer diario (conocido como la «versión A»), a fin de publicar un libro en base al mismo en cuanto terminase la guerra. Posteriormente le anexó varios cuadernos y hojas sueltas, y eliminó algunas partes (esta segunda variante se conoce como la «versión B»). También mejoró su estilo dándole una forma más cuidada y cambió los nombres.

Al escribir la segunda versión de su diario, Ana Frank elaboró una lista con los seudónimos que iba a dar a los personajes en caso de que su obra iba a publicarse e incluso cambió su nombre a Anne Aulis y posteriormente a Anne Robin. Sin embargo, en su edición su padre conservó los nombres de su familia y los apellidos de los demás que vivieron en el escondite, manteniendo ocultos solo las identidades de algunos de los amigos de su hija que aparecen de forma muy transitoria en el libro. Al considerar que no es ningún secreto que se conozca la identidad real de las personas que aparecen en el diario, y con el permiso de las mismas, la Fundación Ana Frank los ha dado a conocer en el libro, siendo los que a continuación siguen. La familia Van Pels, de Osnabrück, Alemania: Auguste, nacida el 29 de septiembre de 1890; Hermann, nacido el 31 de marzo de 1889; y Peter, nacido el 9 de noviembre de 1929. El otro hombre que vivió con ellos fue Fritz Pfeffer, nacido en Giessen (Alemania) en 1889, que en el libro aparece por el nombre dado por Ana, que es Albert Dussel.

Al publicar el diario, Otto Frank, el padre de Ana, utilizó partes de ambas versiones, elaborando una tercera versión, también abreviada, debido al requerimiento de la editorial, que impuso ciertas limitaciones a su extensión. También retiró ciertos párrafos o formulaciones para respetar la memoria e intimidad de su mujer y de los otros integrantes de la casa, ya que Ana tenía entre 13 y 15 años de edad cuando escribió su diario y expresó abiertamente tanto sus antipatías como su afecto.

El 4 de agosto de 1944, las ocho personas que vivían escondidas en la casa fueron detenidas por la Grüne Polizei, condenadas como «criminales» por no haber atendido la orden de acudir a los campos de trabajos forzados y llevadas a varios campos de concentración alemanes. También fueron detenidos dos de sus protectores, Viktor Kugler y Johannes Kleiman, aunque dos de las protectoras de las familias, Miep Gies y Elisabeth Voskuijl (en el libro, Bep), fueron dejadas en libertad. Kugler y Kleiman fueron conducidos a un centro de prisión preventiva de Ámsterdam y trasladados un mes más tarde a una cárcel de la misma ciudad. El 11 de septiembre de 1944 fueron llevados, sin formulación de causa legal alguna, al campo de concentración transitoria de la policía alemana de Amersfoort (Holanda). El 18 de septiembre de 1944 Kleiman fue liberado por motivos de salud y murió en 1959 en Ámsterdam. Kugler logró escaparse en 1945, poco antes de que lo enviaran a Alemania a realizar trabajos forzados. En 1955 emigró al Canadá y murió en 1989 en Toronto.

Ana Frank, su familia y los demás que se habían escondido permanecieron detenidos durante cuatro días en el centro penitenciario de Weteringschans de Ámsterdam, tras lo cual fueron enviados a Westerbork, un campo de concentración transitorio holandés para judíos. De allí fueron deportados el 3 de septiembre de 1944 en los últimos trenes que partieron hacia los campos de concentración del Este, llegando tres días más tarde a Auschwitz (Polonia). Edith Frank (la madre de Ana) murió de inanición el 6 de enero de 1945. Hermann van Pels (en el libro, Van Daan) fue enviado el día de su llegada a Auschwitz a la cámara de gas, el 6 de septiembre de 1944, según informó la Cruz Roja holandesa. Auguste van Pels (en el libro, la señora Van Daan) fue enviada el 9 de abril de 1945 al campo de concentración de Theresienstadt (Checoslovaquia), tras haber pasado por los campos de Auschwitz, Bergen-Belsen y Buchenwald. Al parecer, luego fue deportada de nuevo y se sabe que murió, aunque se desconoce la fecha.

Ana Frank y Margot, su hermana, fueron deportadas de Auschwitz a Bergen-Belsen a finales de octubre donde, debido a las desastrosas condiciones higiénicas, hubo una epidemia de tifus que costó la vida a miles de internados, entre ellos a las dos niñas. Las fechas de sus muertes han de situarse entre finales de febrero y principios de marzo de 1945 y los restos de sus cuerpos yacen, lo más seguro, en las fosas comunes de Bergen-Belsen. El campo de concentración fue liberado por las tropas inglesas el 12 de abril de ese mismo año. Ana no solo que vio muriendo a su madre y hermana, sino que, además, pensaba que su padre también se había muerto, según declaró una amiga suya internada en el mismo centro y con la cual coincidió durante un corto periodo de tiempo. Se estima que la epidemia de tifus cobró la vida de aproximadamente 17 000 prisioneros en el campo de concentración de Bergen-Belsen. De los 110 000 judíos que fueron deportados por los nazis desde los Países Bajos, solo 5000 sobrevivieron.

Peter van Pels (en el libro, Peter van Daan) fue evacuado el 16 de enero de 1945 de Auschwitz a Mauthausen (Austria), muriendo el 5 de mayo de 1945, solo tres días antes de la liberación. Fritz Pfeffer (en el libro, Albert Dussel) murió el 20 de diciembre de 1944 en el campo de concentración de Neuengamme, donde ingresó tras pasar por el campo de Buchenwald o el de Sachsenhausen.

Otto Frank fue el único del grupo de ocho escondidos que sobrevivió. Tras la liberación de Auschwitz por las tropas rusas se fue a vivir a Ámsterdam, donde residió hasta 1953, año cuando se mudó a Basilea (Suiza), donde vivían su hermano y hermana con sus familias. Se casó con Elfriede Geiringer (nacida Markowitz) que, como él, había sobrevivido al campo de Auschwitz y cuyo marido e hijo habían muerto en Mauthausen. Hasta el día de su muerte, el 19 de agosto de 1980, Otto Frank vivió en Birsfelden, en Suiza.

Miep Gies y Bep Voskuijl, dos de las personas que habían protegido a las familias durante su clausura, encontraron los escritos de Ana Frank después del arresto de la familia, que posteriormente entregaron a su padre, junto con los álbumes de fotos de la familia. Otto Frank cumplió el deseo de su hija y decidió publicarlo.

El 3 de mayo de 1957, Otto Frank junto con algunos amigos constituyeron la Fundación Ana Frank, para salvar de la demolición el edificio donde se había refugiado la familia durante la guerra y, a la vez, para fomentar el contacto y la comunicación entre las diferentes culturas de la tierra, luchando contra la intolerancia y discriminación. Tres años más tarde, la casa iba a transformarse en museo, donde aún se conservan algunos de los bienes de los antiguos inquilinos y los diarios originarios de Ana Frank.

En 1963, Otto Frank y su segunda esposa fundaron el Fondo Ana Frank, una organización de beneficencia con sede en Suiza que recauda dinero que dona a causas que lo necesitan y que, después de la muerte de Otto, posee los derechos de autor del Diario de Ana Frank, en su calidad de heredero universal de Otto Frank. El Fondo no solo que nunca ha negado la autenticidad del Diario, como falsamente anuncian algunos artículos nazis que circulan por las redes, sino que además ha decidido publicar una versión bastante más completa, añadiendo partes del diario que anteriormente habían sido eludidos por Otto Frank, aunque con la mención de que el trabajo de edición de este sigue igual de válido. Esta última edición del Diario, la más completa de todas, estuvo a cargo de la escritora y traductora alemana Mirjam Pressler, quien añadió a la versión de Otto Frank varios extractos tanto de la primera como de la segunda variante del diario de Ana Frank, con el permiso del Fondo Ana Frank. Se trata de la cuarta y última versión del Diario, que otorga al lector una comprensión aún más exacta del mundo en que vivió su autora.

En 1986, el Instituto Holandés de Documentación de Guerra (RIOD, posteriormente NIOD) publicó una versión crítica y anotada de la totalidad de los textos escritos por Ana. Se trata de una importante publicación cuyo enfoque científico y envergadura hacen que sea poco accesible (comprensible) para el público en general y que ha servido como punto de partida para la última edición del diario. La obra que se publica actualmente abarca el texto completo de la segunda versión que Ana hizo de su diario.

El Diario de Ana Frank ha sufrido a lo largo de los años varios intentos de desacreditación por parte de los nazis, extremistas islámicos e incluso fanáticos cristianos. A raíz de los cuestionamientos suscitados en torno a la autenticidad del diario, el Instituto Holandés de Documentación de Guerra (RIOD, posteriormente NIOD) de Ámsterdam sometió los manuscritos a un minucioso examen pericial. Solo cuando se constató sin lugar a dudas su autenticidad, el NIOD publicó todos los textos junto con los resultados del peritaje en una voluminosa publicación.

QUIÉN NIEGA LA AUTENTICIDAD DEL DIARIO DE ANA FRANK

En Europa y Estados Unidos no hay ningún historiador serio que niegue la autenticidad del Diario de Ana Frank. Sin embargo, en algunos países árabes (Irán, principalmente) se difunde mucha desinformación que niega su autenticidad y que posteriormente es difundida en los ámbitos nazis de nuestro mundo. Ello es muy parecido con lo ocurrido con los Protocolos de los Sabios de Sión, un documento judeofobo que fue ampliamente difundido por el régimen nazi antes y durante la 2ºGM e incluso fue impuesto como materia de obligado estudio en los colegios, por Hitler. El mismo es el caso actualmente en varios países árabes. Aunque he hablado extensamente de ese documento en ocasiones anteriores e incluso hay un post muy resumido en este blog, les recuerdo que dicho documento no fue más que un torpe plagio del libro «Diálogo en el infierno entre Maquiavelo y Montesquieu» de Maurice Joly, que describía un supuesto complot de Napoleón para conquistar el mundo y que la Ojrana, la policía secreta de Rusia, falsificó para culpar a los judíos de los males de la Revolución Rusa. En las redes, especialmente en Telegram, la red predilecta de los neonazis, los Protocolos de los Sabios de Sión aún están siendo difundidos, atribuyendo su autoría a los judíos.

En realidad, el Diario de Ana Frank es para muchos neonazis un gran obstáculo para la rehabilitación del nacional-socialismo. A continuación haré un breve esbozo de los que difunden la desinformación negando la autenticidad del Diario de Ana Frank, muy citada en los grupos neonazis de Internet y que también filtran en grupos de gente normal y corriente, a fin de captar nuevos seguidores para su causa. Todas las capturas de pantalla que he utilizado en este artículo las hice durante unos pocos días de los meses marzo y abril de 2020, en dos grupos de Telegram, ninguno de ellos declarados como neonazis.

 

DAVID IRVING

David Irving atacó de forma muy virulenta la autenticidad del Diario de Ana Frank en la introducción a la edición alemana de su libro, Hitler und seine Feldherren, alegando falsamente que un tribunal estadounidense había sentenciado que el diario era una falsificación ideada por Otto Frank, el padre de Ana Frank, y un guionista de películas, Levin Meyer (en este artículo se demostrará que ello no solo que no fue así, sino que además, y pese a que esta teoría lleva años desmontada, sigue habiendo blogs que la citan).

No entraré mucho en el análisis de este oscuro historiador para no alargar demasiado el artículo. Sin embargo, menciono que pese a que Irving insistió que no tenía odios raciales de ningún tipo, lo contrario se demostró cuando The Guardian publicó el 3 de febrero de 2000 un poema que Irving le había escrito a su pequeña hija en septiembre de 1994, extraído de sus diarios personales (y que él nunca negó ni podría haberlo hecho):

«Yo soy un bebé ario,

Ni judío ni sectario,

No tengo planes de casarme

Con un Simio o un Rastafari» (en inglés rima)

Las teorías de Irving, que según su propio hermano saludaba desde los 6 años con «Heil Hitler», fueron desmontadas integralmente por la historiadora Deborah Lipstadt (cuyos argumentos se pueden leer en sus libros), entre muchos otros. Disconforme con la historiadora, Irving la demandó en juicio junto con su editorial, Penguin Books, pero las pruebas que se presentaron en el juicio fueron demoledoras: resulta que Irving había tergiversado y manipulado las pruebas de la evidencia histórica de forma absolutamente deliberada y persistente debido a sus propias razones ideológicas, tal como está recogido en la sentencia judicial, y que en repetidas ocasiones basó sus teorías en documentos o declaraciones de testigos que no existían. A continuación, mencionaré solo algunas de sus teorías, que dejan claro el calibre moral de ese individuo y su profunda judeofobia.

En primer lugar, Irving afirmaba que Hitler no sabía del exterminio de los judíos o, si lo sabía, se opuso a ello. Cualquier persona con dos dedos de frente, solo en base a esta afirmación se da cuenta de que las teorías de Irving no se sostienen para nada, ya que con solo leer unos breves fragmentos de Mein Kampf (Mi lucha), el libro de Hitler (que fue parcialmente un plagio, lo cual expuse hace tiempo en un artículo que publiqué en mi anterior blog y que volveré a publicar en este en cuanto lo actualice), o con escuchar sus discursos, la profunda judeofobia del dictador nazi y asimismo su psicopatía son evidentes. Aquí les dejo una de las muchas citas de Hitler que demuestra su ideología, que es una mezcla explosiva de darwinismo social, eugenismo, higiene racial, antisemitismo e ideología Volkisch, las doctrinas más peligrosas de la época y de nuestra historia reciente:

«El antisemitismo emotivo producía pogromos; el antisemitismo basado en la razón debía conducir, sin embargo, a la supresión sistemática de los derechos de los judíos. (…) Su objetivo final debe ser de eterno bacilo disociador de la humanidad, el judío y siempre judío».

Años más tarde, Hitler afirmaba: «En Viena dejé de ser cosmopolita y me convertí en antisemita». Por otro lado, igual que los darwinistas sociales, Hitler argumentaba que la ley natural es la ley de la eterna lucha entre los fuertes y los débiles, que él llamaba simplemente, «biología aplicada». Curiosamente, en un grupo de Telegram en apariencia inocente y a primera vista de misterios y enigmas, pero donde la propaganda desinformativa nazi es la orden del día (aunque no por todos los miembros del grupo, claro está), me topé hace poco con que su moderador (que posteriormente fue nombrado administrador), un miembro del partido político español Vox, manifestaba abiertamente el mismo peligroso, inhumano y desfasado darwinismo social, además de otras violencias e incluso trucos ilegales.

La «tesis» de Irving en su conjunto es demasiado ridícula como para perder tiempo refutándola y, además, hace tiempo que muchos historiadores serios lo hicieron. Sin embargo, al constatar que sigue siendo citado en los ambientes nacional-socialistas como teoría demostrada, expondré un ejemplo de los muchos que se pueden aportar, que alerta sobre los métodos que empleó para sostenerla.

En concreto, menciono la transcripción de una llamada telefónica de Himmler a Heydrich durante la cual Himmler dijo: «Transporte de judíos de Berlín / No liquidar». De estas líneas Irving concluyó que Hitler, al haberse enterado de que Himmler «tramaba» el asesinato de judíos, lo detuvo mediante la orden de «no liquidar». Pasando de que Himmler sí que siguió asesinando judíos después de dicha fecha y que Irving no aclaró qué pasó después, la trama se desentrama cuando leemos toda la transcripción de dicha llamada, que Irving recortó convenientemente para probar su teoría. En realidad, el mensaje completo fue el siguiente: «Arreste al Dr. Jekelius / Probablemente es el hijo de Molotov / Transporte de judíos de Berlín / No liquidar». Al leerla integralmente, está claro que la orden se refería a que se detuviera a Jekelius, siendo ese muy probablemente el hijo del ministro de Exteriores soviético, que podía haber estado incluido dentro del dicho transporte de judíos procedentes de Berlin, pero que, a diferencia de los demás judíos, a Jekelius no tenían que asesinarlo, lo más probable para intercambiarlo por prisioneros alemanes. De paso, Himmler tampoco dijo que hubiese recibido la orden de Hitler, como sostuvo Irving, y está más que claro que solo se refería a Jekelius, y no a los demás judíos del transporte.

Pese a ello, Irving escribió la segunda parte de su biografía de Hitler, The War Path, que de nuevo fue señalada con incontables omisiones, errores y fraudes, igual que la primera parte, pero que se vendió tan bien, que gracias a ella Irving pudo permitirse comprar un apartamento en el selecto barrio londinense Mayfair, un Rolls Royce y ostentar una vida de lujos con un sinfín de relaciones extramatrimoniales que él mismo detalló en su autobiografía. De hecho, Irving afirmó abiertamente que las mujeres existían para, básicamente, producir varones. Curiosamente, la misma filosofía de vida he notado en el grupo supuestamente de misterios y propaganda nazi que anteriormente he mencionado:

dani antifeminista

Otro ejemplo que se puede dar es que Irving declaró que la concentración de los residuos de cianuro encontrados en las paredes de varias cámaras de gas que los nazis no pudieron destruir del todo al retirarse, no era suficiente ni para matar a un piojo. Sin embargo, cualquier químico y toxicólogo sabe que la concentración de cianuro gaseoso necesaria para matar a un ser humano es de 300 ppm durante 20 minutos, siendo mucho menor que la necesaria para matar a un piojo, que es de 1700 ppm durante un período de entre 20 y 25 horas. Otra tergiversación de la verdad, muy difundida en los grupos neonazis.

Ejemplos como los anteriores se pueden dar cientos, sin embargo, considero que lo anterior es suficiente para este post y si alguien está interesado en saber más sobre el tema, tiene a su disposición un sinfín de artículos serios y libros al respecto. Pero Irving continuó y, dándose cuenta de su estrepitoso fracaso como escritor e historiador, intentó unificar a los varios grupos de neonazis de Inglaterra en una sola organización, que llamó Focus, para así llegar a ser primer ministro británico, tal como lo expresaba abiertamente. Plan que tampoco pudo llevar a cabo.

Al final de su carrera Irving, que en 1990 declaraba públicamente que en Auschwitz solo habían fallecido 30 000 personas, todas por causas naturales, en julio de 1995 declaró públicamente que durante la 2ºGM habían muerto 4 000 000 judíos (en realidad, hay documentos 4 800 000 judíos, sin contar con los que no se han podido documentar, pero a los que se refieren testigos, principalmente familiares y amigos de los fallecidos, pero de ello hablaré en otro artículo de la presente serie). Sin embargo, siguió insistiendo con su teoría de que ello se debió a las malas condiciones de los campos de concentración y no a una política organizada de los nazis. También afirmó que el peor error de su vida fue aliarse con los nazis.

En las siguientes capturas de pantalla, tomadas en marzo de 2020 en una conversación que tuve con unos cuantos nacional-socialistas (neonazis) en un grupo de Telegram, parece que no tienen en cuenta ni siquiera lo afirmado por Irving, uno de sus ídolos, además de Hitler. Sin embargo, no se ponen de acuerdo entre ellos, ya que en la misma conversación, uno dice que no murió nadie en los campos de concentración, mientras que otro afirma que murieron poco más de 30 000 judíos.

nadie murio en campos concentracion

en los campos murieron 31 mil judios

 

DITLIEB FELDERER

Felderer es un crítico de historia sueco y escéptico de la historia del Holocausto en general. Desde 1977 publica traducciones de libros negacionistas (que falsamente son llamados por algunos «revisionistas», ya que no revisan nada, sino que en general solo niegan la verdad usando trucos como los mencionados en el caso de Irving) y desde 1979 es miembro de una junta del Instituto de Revisión Histórica. Bajo seudónimo, disputó la autenticidad del Diario de Ana Frank.

En 1983 fue sentenciado a 10 meses de prisión por difundir folletos judeofobos y en 1994 fue acusado de nuevo por delitos de odio y por haber mandado material pornográfico antisemita a cientos de personas y organizaciones de Suecia y del extranjero. Al parecer, el porno es un hábito común en los ámbitos nacional-socialistas, además de negar el Holocausto, entre otras muchas otras aberraciones.

5 gb porno

 

En 2005 se descubrió que Felderer tenía estrechos vínculos con Radio Islam, una web sueca que fue cerrada en varias ocasiones por incitación al antisemitismo y que el Centro de Monitoreo Europeo del Racismo y la Xenofobia calificó como «uno de los sitios más radicalmente antisemitas de Internet». Per Ahlmark considera que esta web es la campaña antisemita más vehemente en Europa desde el Tercer Reich. Está dirigido por Ahmed Rami, un ex oficial del ejército marroquí y su principal tema es la predica anti-judía. Desde 1992 está dirigido por un notorio neonazi sueco llamado David Janzon, tanto este como el primero siendo condenados en varias ocasiones por incitación al odio.

El material que la web difunde en 14 idiomas (anteriormente 23) se centra en las típicas conspiranoias que circulan en los ámbitos nacional-socialistas de España: la negación del Holocausto, la «supremacía sionista», etcétera. Entre los libros disponibles en esta web se encuentran varios panfletos antisemitas como: Los Protocolos de los Sabios de Sión (pero sin precisar que este panfleto no tiene nada que ver con los judíos), Mi lucha (el libro de Adolf Hitler, en parte un plagio) o El judío internacional, de Henry Ford. Para quién no lo sabe, Ford fue un eugenista judeofobo que, junto con el Instituto Carnegie y grandes fortunas como Rockefeller, Coca-Cola, J.P. Morgan (uno de los impulsores de la Reserva Federal Americana, el banco central de Estados Unidos), I.G. Farben (cuyas sucesoras actualmente son la farmaceútica Bayer, o conglomerados como BASF, etcétera),  financió a Hitler y del que hablaré en los próximos artículos de esta serie). El libro de Ford no tuvo ningún eco en Estados Unidos, pero sin embargo, en la Alemania nazi fue un éxito de ventas debido a la propaganda de Goebels, pero de esto y lo anterior hablaré en un futuros artículo de esta serie.

ford

 

ENRIQUE AYNAT EKNES

Es un escritor negacionista español que publicó en la revista Revisión un artículo sobre la supuesta falsedad del Diario de Ana Frank, apoyándose en el libro de Felderer, «Anne Frank’s Diary, a Hoax». Según informó Jaime Millas en el periódico El País de 3 de febrero de 1977, fue puesto a disposición judicial junto con otros integrantes de grupos de extrema derecha, acusados de tenencia de explosivos encontrados en un gran paquete que portaban en el momento de su detención.

https://elpais.com/diario/1977/02/03/espana/223772413_850215.html

Parece que la violencia, el darwinismo social, la misoginia y la ilegalidad es regla común en los ámbitos nacional-socialistas, aunque actualmente algunos se disfrazan de simpatizantes de Vox y moderan grupos de misterios y propaganda neonazi en Telegram. Sin embargo, no tienen el coraje y el buen sentido de presentarse como ser humano, sino como una IA o bot  con una foto sin cara y medio cuerpo cargado de esteroides:

dani asaltos

 

dani dni

dani politicos

 

ROBERT FAURISSON

Fue un negacionista del Holocausto franco-británico que escribió un texto en francés, «El diario de Ana Frank, ¿Es auténtico?», que en 1985 fue traducido al holandés también. Se demostró su colaboración con Heinz Roth, el propietario de una editorial que difundía folletos neonazis (que también impugnaban la autenticidad del Diario).

En 1960 fue arrestado por su supuesta membresía a la organización terrorista Organización del Ejército Secreto (OAS) que operaba en Francia y Argelia, recordada por su triste fama debido a la virulencia de sus ataques. Solo en 1962 la OAS secuestró a más de 3000 civiles, la mayoría de ellos siendo torturados, asesinados o desaparecidos.

Faurrison tenía la misma idea que Irving, declarando que Hitler nunca ordenó ni permitió que nadie fuera asesinado por razón de su raza o religión (se ve que no había leído el Mein Kampf de Hitler, ni había escuchado sus discursos, ni tampoco había conocido la propaganda judeofoba de la Alemania nazi).

En 2006, Faurisson pronunció un discurso en la Conferencia internacional para revisar la visión global del Holocausto, patrocinada por Irán, y en 2012 le fue otorgado el premio por «coraje» en Teherán, Irán, por el presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad (considerado como terrorista incluso por su propio pueblo). Por si alguien aún dudaba de que el nacional-socialismo europeo tiene mucho que ver con el islamismo radical…

iran

RADIO CRISTIANDAD

Se trata de una web argentina que en 2009 publicó un artículo intitulado «El Diario de Ana Frank, la falsificación literaria más grande del siglo XX», que posteriormente fue publicado en Metapedia y muchos blogs de España y América Latina (actualmente sigue visible en Internet, para así intoxicar con su desinformación a los desprevenidos), y que la web presenta como «tomado de Santa Iglesia Militante». El artículo de Radio Cristiandad se basa en las «tesis» de Irving, Faurisson, Felderer y Enrique Eknes, de los cuales ya he hablado anteriormente.

Para quién desconozca la Metapedia, aclaro que se trata de una web fundada en 2006 por Anders Lagerström, un editor neonazi de Linköping, y con un contenido propio de la extrema derecha: el nacionalismo blanco, la supremacía blanca, el neonazismo, el esoterismo ario, la apología a Hitler, además de un claro contenido antisemita. Anders Lagerström fue militante en organizaciones de extrema derecha y en 2000 fue condenado por haber rociado gas lacrimógeno en la cara de un policía. En 2002 fundó la editorial Nórdica, especializada en la emisión y venta de literatura neonazi y de música del poder blanco.

Radio Cristiandad se declara como una organización católica, militante y antimodernista, llamando a todos los cristianos no católicos «herejes». La web Alerta Religión lo considera lefebvrista y del contenido de la propia web es evidente que se trata de una organización anti-feminista, pro-dictadura y excesivamente antisemita. Según Alerta Religión, la Radio Cristiandad «ataca ferozmente al gobierno de los Kirchner, está a favor de la pasada dictadura militar, trata de héroes a los militares criminales que «desaparecieron» a treinta mil personas, y defiende a personajes siniestros como el obispo Antonio Baseotto, ex vicario castrense que bendijo tantas torturas y asesinatos, y al sacerdote Christian Von Wernich, que participaba de las torturas y que ha sido juzgado culpable de crímenes de lesa humanidad. Odia a las mujeres que luchan por sus derechos, a los homosexuales, a los que quieren una sociedad igualitaria».

http://alertareligion.blogspot.com/2008/04/recomendaciones-radio-cristiandad.html

 

ARGUMENTOS NEGACIONISTAS DESMONTADOS

Uno de los lemas de Hitler fue: «No importa la verdad. Importa la victoria». Como se deduce de lo anterior, dicho lema es también el lema de los negacionistas y nacional-socialistas. Mi opinión es que sin verdad, no hay victoria, a no ser por un breve lapso de tiempo y ello fue demostrado por el estrepitoso fracaso de Hitler de hacerse con este mundo y de asesinar a su antojo. Repito lo que he dicho muchas veces: hay que caminar por la vida con la verdad por delante y la justicia de la mano. A lo que añado que hay que caminar con la cara al descubierto, porque la verdad nunca se tapa, mostrando tu humanidad, y no ocultado tras perfiles que más bien parecen bots o IA, que es la costumbre de la gran mayoría de los neonazis y demás delincuentes de turno.

A continuación expondré los argumentos que han usado y siguen usando los nazis, radicales islámicos y fanáticos cristianos para negar la autenticidad del Diario de Ana Frank. Para este fin usaré el artículo publicado en Radio Cristiandad y que luego fue copiado total o parcialmente, o modificado pero guardando su esencia, en varios sitios web como la Metapedia, el blog de Pedro Varela y un montón de otros blogs de España y América Latina. Dicho artículo, que contiene prácticamente todos los argumentos negacionistas que se han formulado hasta la fecha, lo nombraré a continuación y a fin de no repetirme, simplemente como el «artículo copia-pega».

Con lo anterior desde luego que no me refiero ni a los musulmanes ni a los cristianos de buena fe, siendo yo misma cristiana y teniendo buenos amigos musulmanes, igual que tengo buenos amigos judíos, budistas, hindúes, yoguies, ateos, etcétera. Ya lo he aclarado en el post introductorio a esta serie:

https://monicanita.com/cuestiones-preliminares/

 

1)            EL DIARIO DE ANA FRANK, LA FALSIFICACIÓN LITERARIA MÁS GRANDE DEL SIGLO XX

No, no es cierto que el Diario de Ana Frank fuese una falsificación. En este sentido ha dictaminado RIOD y varios organismos  más.

En los años 50, Lothar Stielau, antiguo miembro de las Juventudes Hitlerianas, publicó un documento en el cual se refirió al Diario como siendo una falsificación. En 1959, Otto Frank, el padre de Ana Frank, emprendió acciones legales en Lübeck contra Stielau, el tribunal examinó el Diario y en 1960 se pronunció en el sentido de que era autentico. Stielau se retractó de su anterior afirmación y Otto Frank no llevó su demanda más lejos.

En los años 80, otros dos neonazis, Ernst Römer y Edgar Geiss, distribuyeron folletos en los cuales denunciaban la falsedad del Diario. Frente a ello, Otto Frank interpuso una denuncia judicial. Durante la apelación de la misma, un equipo de expertos examinó el documento y determinaron su autenticidad.

Después del fallecimiento de Otto Frank, los diarios originales en su totalidad, incluyendo las cartas y las hojas sueltas de Ana Frank, fueron dejados en herencia al Instituto para la Documentación de la Guerra de los Países Bajos (RIOD, posteriormente NIOD). Dicho instituto realizó en 1986 un estudio forense de la totalidad de los documentos, a través del Ministerio de Justicia de los Países Bajos. Se cotejó la caligrafía de los mismos con documentos de autoría probada y se realizó un peritaje que determinó que tanto el papel de los documentos, como la tinta y el pegamento eran muy comunes en la época en la que vivió Ana Frank, concluyendo que los documentos en su integridad eran auténticos. Todos los documentos (la segunda versión de Ana Frank incluida, igual que los apuntes en hojas sueltas y la versión del diario publicada en 1947 por la editorial Contact) junto con el peritaje fueron recopilados por el NIOD en 1986 en un documento muy extenso, intitulado «Los diarios de Ana Frank» (en plural, para no confundir con el libro El Diario de Ana Frank). El 23 de marzo de 1990 el Tribunal Regional de Hamburgo confirmó la autenticidad del peritaje y, por consiguiente, de los diarios y demás documentos escritos por Ana Frank.

fraude diario pedro varela 2

De mis cosechas en Telegram durante los meses de marzo y abril de 2020

 

2)            EL VERDADERO AUTOR DEL DIARIO ES MEYER LEVIN

No, no es cierto. Meyer Levin escribió después de la guerra y con la aprobación de Otto Frank, una obra basada en El Diario de Ana Frank (pero que no es la misma que El Diario de Ana Frank). Posteriormente, quiso realizar en Estados Unidos una adaptación teatral de la misma, pero Otto Frank no le dio permiso para ello. Sin embargo, Otto Frank dio permiso a Frances Goodrich y Albert Hackett de realizar una versión dramatizada del Diario, que esa sí que llegó a Broadway.

Meyer Levin, considerando que dicha dramatización contenía partes de su trabajo, demandó por plagio, violación de contrato y uso ilícito de ideas a Otto Frank y a la empresa que realizó la adaptación cinematográfica. Hay que recalcar que el juicio versaba sobre la «dramatización escenográfica», y no sobre la autenticidad del Diario de Ana Frank, que nunca fue puesto en debate en dicho procedimiento judicial.

Explicado de forma más sencilla: Meyer Levin consideró que ciertas ideas suyas que había aportado para realizar la adaptación teatral en base al Diario de Ana Frank habían sido copiadas en la posterior puesta en escena de la película por los que sí realizaron la película. Debido a ello, consideró que tenía derecho a ser indemnizado. Dicho juicio, que finalizó con un acuerdo entre las partes, de ninguna manera trató sobre la autenticidad del Diario de Ana Frank y menos aún se puede considerar que Meyer Levin fuese el autor de los diarios de la niña. Ni él lo afirmó en ningún momento, ni el objeto del juicio fue el mismo, ni la sentencia judicial se refiere a nada por el estilo.

La afirmación difundida en Metapedia, Radio Cristiandad, Pedro Varela y demás blogs que han publicado el artículo copia-pega, lo único que demuestra es que, o sus autores no tienen capacidad de comprensión para lo más básico, o que tergiversan las cosas al mismo estilo que Irving y demás negacionistas, intentando defender lo indefendible. Para más inri, dichos canales dejan clara su judeofobia (que es una sociopatía, una dolencia neurótica que desarrollaré en un futuro artículo de la presente serie), al mencionar que ambas partes y asimismo el juez de la causa eran judíos. Y yo me pregunto, ¿qué importancia tiene esto? ¿Acaso hay algo raro si en una causa ambas partes y el juez son cristianos, musulmanes o hindúes? ¿Qué conclusiones tiene que sacar uno al leer tan argumento? ¿De qué va esa gente? ¿En qué siglo y en qué mundo viven?

Para más inri, dichos canales afirman que «La Enciclopedia Judaica le reconoce (a Meyer Levin) como “el primer escritor en poner en escena el Diario de Anne Frank (1952) (Vol. 11, pág. 109)», considerando que ello demuestra que Meyer Levin fue el verdadero autor de los diarios de Ana Frank, sin comprender que una cosa es escribir un libro, y otra es representarlo en una escenificación teatral. Yo puedo escribir un libro sobre mi vida y tengo derechos plenos de copyright. Pero si una productora de cine o teatro pone en escena mi libro, también tendrá derechos de autor sobre su trabajo, sobre la película o pieza de teatro, pero no sobre mi libro. Y si mi libro necesitó algunas modificaciones para su edición, que no hice yo, sino la editorial u otra persona, esas tienen también derechos de autor sobre su trabajo. Así de simple es el derecho, como para saber distinguir qué es blanco y qué es negro, pero se ve que algunos no entienden ni lo más sencillo, pero sí atacan sin criterio y sin consideración para con la memoria de una niña asesinada sin culpa alguna cuando tenía menos de 16 años de edad, en un centro de concentración nazi. Y de paso se llaman cristianos, aunque está claro que de las enseñanzas de Cristo nada han comprendido y menos aún las ponen en práctica.

Cerrando este tema, expondré la conclusión expresada en el artículo copia-pega publicado por Radio Cristiandad y otros de índole nazi y radical islámicos: «Podemos concluir pues, que no se trata de un “Diario”, sino de una novela, basada en un manuscrito escrito después de la guerra por Otto Frank o sus colaboradores, y redactado por Meyer Levin». Se ve que para esa gente no importa nada el trabajo de muchos expertos, grafólogos, peritos judiciales, etcétera, pero sí acuerdan total crédito a unos cuantos individuos que ya vimos que no solo que tergiversan la verdad y manipulan pruebas, sino que además cuentan con un historial de delitos muy a tener en cuenta, desde incitación al odio hasta la difusión de material pornográfico y colaboración con grupos terroristas. De paso, en el caso de Irving, incluso se retractó en parte de sus propias teorías, pero después de haber llenado el mundo de libros sin ningún fundamento histórico, que siguen circulando en Internet gracias a la propaganda nazi y de unos cuantos fanáticos religiosos.

El desprecio hacia la inteligencia, cultura, legalidad y coherencia son norma en los ámbitos neonazis. Aquí les dejo las apreciaciones de un neonazi con respecto a mí, cuando le llamé la atención en un grupo de Telegram que difundía desinformación (no añado las apreciaciones del moderador del grupo del que he hablado antes, que me reservo para un futuro post):

licenciada derecho

Pues no, la verdad es que no soy licenciada en Derecho del judeosistema, sino del hispanosistema, entre otras. Menos aún rindo culto a nadie y al que menos, al Don Dólar. De hecho, tengo fama de rebelde y de cuestionarme absolutamente todo antes de emitir un juicio.

5escroto

Pues no, no me paga nadie y menos aún la supuesta banca usurera judía por delatar la desinformación nazi que pulula por las redes, lo hago por razones de consciencia. Tampoco voy a perder tiempo denunciando a bots neonazis, sino que enviaré el presente artículo al propietario del grupo, que como todo propietario de un sitio web sabe que es responsable de absolutamente todo el contenido que se publique en su grupo y que actuará en función de lo que le dicte la consciencia o la ley. El resto de las apreciaciones de este individuo son el reflejo de sí mismo.

golem

Bueno, tener una carrera no debería ser nada despreciable, todo lo contrario. Pero no lo mismo opinan los nacional-socialistas, que consideran que este individuo es un historiador serio, el que más sabe del grupo, según se expresó el administrador de Vox en un canal de Telegram donde entré pensando que era de misterios y enigmas, pero donde una se topa día sí, día también con propaganda desinformativa neonazi…

 

3)            EL DIARIO FUE ESCRITO CON BOLI EN UNA EPOCA CUANDO EL BOLI NO SE HABÍA INVENTADO

No, no es cierto. Y además, el apodo de Ana Frank como «la niña del boli» no es solamente humillante e injustificado, sino que hiere la memoria de una joven de menos de 16 años que fue asesinada en un campo de concentración nazi sin haber cometido nunca ningún delito, sino todo lo contrario. Ninguna hoja de los diarios de Ana Frank ni de las hojas sueltas fue escrita con bolígrafo, sino absolutamente todas con pluma estilográfica de varios colores.

La historia del bolígrafo empezó en 1980, cuando un informe de la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA), de Alemania, mencionó que algunas hojas sueltas de los documentos que peritó contenían «correcciones escritas con bolígrafo». En concreto, se trata de dos páginas añadidas a los diarios en 1960 por una grafóloga que analizó el documento. En 2006, la BKA hizo un comunicado oficial declarando que de ninguna forma dichas hojas ponían en duda la autenticidad de los escritos originarios de Ana Frank y que, de hecho, la escritura de dichas hojas ni siquiera era de Ana Frank, después de haber comunicando en 1987 que pertenecía a la investigadora Dorothea Ockelmann, que había integrado un grupo de científicos que había realizado un peritaje grafológico de los escritos de Ana Frank en 1960.

Para más inri, dichas hojas nunca fueron publicadas en el Diario de Ana Frank y su contenido no tiene nada que ver con el contenido del libro o de sus escritos. Dichas hojas solo aparecen en la edición académica del NIOD, donde aparecen no solamente todos los escritos de Ana Frank, sino también dicho peritaje y otros que se realizaron anteriormente.

El argumento del boli fue expuesto por Robert Faurisson, mencionado antes en este artículo y que dijo que el Diario no fue escrito por Ana Frank, ya que contiene algunas páginas escritas con boli, un invento que no se comercializaba aún en Europa cuando la niña escribió su diario. Y aquí viene la historia real: anteriormente a la afirmación de Faurisson, dos ciudadanos alemanes, Edgar Geiss y Ernst Roemer, emitieron un juicio público negando la autenticidad del Diario de Ana Frank. Debido a ello, el Tribunal de Distrito de Hamburgo encargó a la Oficina Federal Criminal Alemana (BKA) un examen de los textos para determinar científicamente si eran auténticos, el cual dictaminó que tanto el papel, como la tinta y el pegamento eran de fácil adquisición cuando Ana Frank escribió su diario. En dicho informe se mencionaban absolutamente todos los documentos que habían sido entregados para su examen, entre los cuales se encontraban también las dos hojas escritas por la científica Dorothea Ockelmann, que es evidente que no tenían nada que ver con los escritos de la joven ni como contenido ni como caligrafía.

A BKA se le requirió que hiciera el peritaje de todos los textos, incluidos los apuntes que fueron realizados en el diario después de la guerra (ya sea por su padre, ya sea por los periodistas, expertos peritos o por las editoriales). Dichas hojas sueltas ya habían sido mencionadas por el informe de NIOD, con la mención de que fueron introducidas en el diario después de la guerra y que su letra difiere de la letra de los diarios de Ana Frank. El informe de NIOD contiene las fotos de dichas hojas sueltas (en Los diarios de Ana Frank, 5º edición, 2001, pg 193 y 195, que no hay que confundir con El Diario de Ana Frank, el primero siendo un estudio científico que incluye el peritaje de todos los escritos de Ana Frank y que determinó sin lugar a dudas la autenticidad de los escritos de la niña, y el segundo siendo el libro de Ana Frank).

8

boli

 

4) LA FUNDACIÓN ANA FRANK RECONOCE QUE EL PADRE FUE EL AUTOR DE LA NOVELA

No, no es cierto. La Fundación Ana Frank no reconoció en ningún momento que Otto Frank fuese el autor del Diario de Ana Frank, ni mucho menos que el libro fuese una novela. Todo lo contrario, a la fecha sigue publicando el Diario como testimonio real de una niña que murió durante el Holocausto.

Lo anterior surge a raíz de los derechos de copyright, ya que según algunos, el Diario de Ana Frank debería haber estado libre de derechos de autor en 2016, porque según la ley vigente en los Países Bajos los mismos expiran a 70 años después del fallecimiento del autor, y Ana Frank falleció en marzo de 1945, por lo cual dicho plazo se había cumplido. Sin embargo, el Fondo Ana Frank de Basilea, Suiza, considera que el copyright sigue vigente porque Otto Frank participó en la edición (no confundir edición con autoría) del texto del libro, y como este falleció en 1980, el copyright sigue vigente hasta 2050.

La controversia actual es sobre la primera edición que omitió algunas partes personales del diario, siendo un argumento del Fondo Ana Frank para mantener las regalías en Europa, pero que nunca dijo que Otto Frank fuese el autor de los escritos, sino que este solamente editó el texto para omitir ciertas partes demasiado personales del diario de su hija.

Hay que recordar que el Diario de Ana Frank como libro que se comercializa no contiene la totalidad de los escritos de la joven, sino solamente una parte de los mismos, ya que la totalidad de ellos es imposible que se publiquen en un libro, como he dejado patente al principio de este artículo. Todas las editoriales imponen un límite de extensión a cualquier libro y las editoriales del Diario de Ana Frank no han hecho ninguna excepción en este sentido. Otto Frank hizo la selección de las partes que se iban a publicar, por lo cual podría considerarse que su trabajo de edición tiene que ser protegido aún por el copyright, ya que él falleció en 1980, pero de ninguna manera implica que se reconozca su autoría sobre los escritos de su hija. El argumento del Fondo Ana Frank  se basa en que Otto Frank fue el editor de la primera edición del Diario de Ana Frank, pero en ningún momento dijo que el padre fuese el autor o coautor del texto de los diarios, como afirman los nazis y demás negacionistas.

Para más inri, solo a efectos de comprobar el absurdo de los argumentos negacionistas, cito del artículo copia-pega de Metapedia, Radio Cristiandad, etcétera: «la Fundación Anne Frank, encargada de gestionar la casa museo en Amsterdam donde Ana y su familia se refugiaron durante la Segunda Guerra Mundial, declaró que los derechos de autor expiran el próximo año». Pues se equivocaron incluso en el nombre de las organizaciones, ya que la Fundación Ana Frank consideró en un primer momento que el copyright expiró en 2006, mientras que el Fondo Ana Frank es el que considera que el copyright sigue vigente. Jurídicamente, más bien tiene razón, en mi opinión, el Fondo Ana Frank, porque el trabajo de edición también está protegido por derechos de autor. A la vez, si nos ceñimos solamente a la autoría del texto publicado en el libro, tendría razón la Fundación Ana Frank. Lo anterior es bastante habitual en el mundo jurídico, donde con frecuencia se dan casos cuando ambas partes tienen razón y que son los más difíciles de sentenciar. Sin embargo, el poco criterio de los nazis y negacionistas se pone de manifiesto una vez más, ya que se contradicen en dicho artículo a sí mismos: el nombre del artículo publicado en letras mayúsculas en las redes es «La Fundación Ana Frank reconoce finalmente que el padre fue el autor de la novela», confundiendo no solo el fondo de la causa, que versa sobre los derechos de copyright, sino también entre las dos organizaciones. El pésimo criterio y la inexistente capacidad analítica de estos individuos se pone de manifiesto una vez más.

En realidad, la Fundación Ana Frank (de Holanda), que se encarga de la casa-museo donde Ana Frank vivió recluida y escribió su diario durante la ocupación nazi y que conserva buena parte de los cuadernos y manuscritos originales de la joven, tenía preparadas algunas ediciones online gratuitas y comentadas del Diario, que pensaba publicar en cuanto expirasen los derechos de autor sobre el libro. Sin embargo, al constatar que el Fondo Ana Frank (de Suiza), que hereda los derechos de edición del Diario de Ana Frank, considera que el copyright sigue vigente por los argumentos expuestos anteriormente, ha avisado que ello se hará de acuerdo con la legalidad. Maatje Mostart, la representante de la casa-museo ha afirmado tajantemente que ni Otto Frank ni ninguna otra persona fue coautor de los escritos de Ana Frank.

 

5)            ANA FRANK NO EXISTIÓ

Este argumento da risa incluso a los negacionistas. Sin embargo, en los ámbitos nazi hay unos cuantos individuos que lo ostentan sin vergüenza alguna. La cantidad de material que demuestra la existencia de Ana Frank es abrumadora: desde documentos, hasta fotos y testigos que conocieron a la niña personalmente.

Para más inri, en 1963 Simon Wiesenthal localizó a Karl Silberbauer, el hombre que arrestó a Ana Frank y los demás del refugio, que identificó sin duda alguna a Ana Frank en una fotografía y dio testimonio de lo ocurrido, recordando que había volcado en el suelo una maleta llena de papeles, el día de la detención de los ocho clausurados. Su versión fue la misma que muchos años antes había dado Otto Frank. La ardua labor de  Simon Wiesenthal se debió a que en 1958, un grupo de nazis lo interpelaron durante una representación del Diario de Ana Frank, negando la existencia de la niña y pidiéndole que localizara a uno de los policías que la detuvo. Pido disculpas por la repetición de la secuencia de fotos, es un fallo del sistema que espero solucionar pronto.

ana frank no existe 2

ana f no existe

 

A continuación, expondré otros argumentos nazi negando la autenticidad del Diario de Ana Frank, uno más sinsentido que el otro:

 

6)            «METIERON UN POCO DE PORNO PARA VENDER BIEN»

«¿Un poco de pornografía para una mejor venta?… ¿Es éste el lenguaje y las inquietudes de una niña de trece años?… ¿Es ésta una niña sana?…», surge una pregunta retórica en el artículo copia-pega de Metapedia, Radio Cristiandad, Pedro Varela y demás blogs que lo han publicado.

Primero, aclaro que lo de la «pornografía» mencionada por los anteriores canales se refiere a una cita del Diario donde Ana Frank, igual que todas las adolescentes, manifestó sus inquietudes con respecto a la sexualidad, mencionando que una de sus amigas tenía ya pechos y le había bajado la regla, mientras que a ella aún no. Por ello, quiso tocar los pechos de su amiga, que no se lo permitió, y expresó su admiración frente a la belleza del cuerpo femenino. Me pregunto qué clase de individuos pueden calificar de pornografía lo anterior, teniendo en cuenta que Ana era una niña que ni siquiera conocía que era un beso cuando escribió esas líneas. Si esto es pornografía, sería recomendable que revisaran el significado de la palabra e hicieran memoria de su más tierna adolescencia, cuando seguro que pensaron cosas bastante más «pornográficas» que lo anterior, antes de juzgar a otro.

Por otro lado, los pocos fragmentos de los escritos de Ana Frank que se referían a temas sexuales fueron excluidos por su padre en la edición del Diario, debido a que en la época cuando se publicaron por primera vez no era habitual publicar este tipo de inquietudes juveniles. Por lo que el afán de «vender bien» publicando «pornografía» ni siquiera existió. Sin embargo, al avanzar en el tiempo y en consciencia, en cuanto estos temas no se consideraban ya tabú en nuestra sociedad, las editoriales encargadas de la publicación de los escritos de Ana Frank decidieron incluir dichos fragmentos, igual que incluyeron otras partes de los diarios de la niña, para dar una imagen lo más fidedigna de su autora.

Nadie compra un libro porque en el mismo una niña que acaba de entrar en la adolescencia expone sus dudas sobre la sexualidad y ello ni aumenta ni baja las ventas de un libro. Por otro lado, nadie sabe con antelación si un libro va a ser o no un éxito de venta, ni siquiera las mejores editoriales, que solo pueden hacer pronósticos que a veces se cumplen y muchas otras no. Otto Frank no publicó los escritos de su hija para «forrarse», como afirman algunos, sino para cumplir post-mortem el mayor deseo de su hija y, a la vez, para dejar testimonio a las generaciones futuras de lo que fue la 2ºGM, para que tal demencia no vuelva a repetirse jamás.

 

meter

 

7)            «Resulta poco creíble que en un estrecho refugio, en el que permanecieron durante casi dos años, ninguna de las ocho personas que se encontraban en él supieran que Ana Frank redactaba un diario durante ese lapso (junio 1942 – agosto 1944). El padre dice que se entera después de retornar de Auschwitz», es otro de los argumentos expuesto en el artículo copia-pega analizado en este post.

En realidad, lo anterior lo único que demuestra es que el autor del dicho artículo critica sin haberse leído siquiera el Diario de Ana Frank. Criticar sin conocer siquiera lo que críticas no es ético y deja más que claro la clase de persona que es su autor, que por cierto, no se identifica por su nombre, que es la práctica de casi todos los neonazis y desinformadores de turno, que usan el anonimato que ofrecen las redes para intoxicar las mentes de los desprevenidos. Si el autor del artículo hubiese leído el Diario de Ana Frank, habría sabido que todos los de la casa y también los protectores de la familia sabían que la niña escribía un diario (los protectores de afuera le traían cuadernos, hojas y todo lo necesario para escribir). Eso sí, nadie supo lo que la niña escribía, hasta después de la guerra, cuando Otto Frank volvió del campo de concentración y leyó los escritos de su hija. En varias ocasiones Ana Frank mencionó  que la Sra. Vaan Damm le pidió que le mostrara lo que escribía, que tuvo una discusión con uno de los habitantes de la casa porque ella también quería escribir en la mesa, que el respectivo la ocupaba casi siempre y un largo etcétera, y todo ello está escrito en el Diario de Ana Frank.

Otto Frank nunca dijo que no sabía que su hija había escrito el diario ni podía hacerlo, como afirma el autor del artículo copia-pega, ya que él le compró el cuaderno a petición de ella, como regalo de su cumpleaños, y sabiendo perfectamente por habérselo dicho su hija que iba a usarlo para escribir su primer diario. Lo que sí dijo Otto Frank después de la guerra fue que: «encuentra en él (en el diario) a una Ana muy distinta de la que conocía», una hija muy profunda y cuyo talento de escritora no impresionó solo a su padre, sino a todos los que leímos su Diario. Ni su padre ni nadie conocía lo que escribía Ana, pero todos los de la casa, y no solo ellos, sabían que la niña lo escribía e incluso que quería publicar un libro después de la guerra, basado en el diario (después de enterarse de las palabras del ministro en la radio, de lo que hablé antes).

Para más inri, Miep Gies, una de las mujeres que ayudaron a los recluidos a sobrevivir durante su claustro en la casa, dijo en una entrevista con Menno Metselaar en 1998: «Todos sabíamos que escribía un diario, porque le conseguíamos papel, pero para escribir se aislaba por completo». En la misma entrevista, Giep también contó cómo salvó los textos de la adolescente, siendo ella la que conservó los escritos hasta que Otto Frank salió del campo de concentración.

Este argumento de los negacionistas demuestra lo mismo que sus demás argumentos: que critican sin conocer siquiera el objeto de sus críticas, que actúan con malicia en un evidente intento de desacreditar, que tergiversan las cosas de una forma grotesca y que tienen una capacidad analítica y moralidad nulas.

 

8)            «Con significativa obstinación, Otto Frank (fallecido en 1980), siempre se negó a que el manuscrito fuera sometido a un análisis exhaustivo a los efectos de verificar su autenticidad»

Bueno, otro argumento sin pies ni cabeza del artículo copia-pega. Otto Frank no solo que no se negó a que el manuscrito fuera sometido a un peritaje, sino que él mismo lo solicitó en varias ocasiones antes de los años 60, a raíz de las falsas imputaciones que los nazis formularon. Anteriormente ya he hablado de ello, mencionando algunos de los peritajes solicitados por él y que todos demostraron sin lugar a duda que el diario era autentico.

Haciendo un breve resumen, menciono el primer estudio sobre la autenticidad del Diario, que fue requerido por Otto Frank y realizado por los grafólogos hamburgueses en 1959, cuyos resultados fueron publicados en 1960 en un estudio de 131 páginas, declarando la autenticidad de los escritos.

En los años 80 se llevó a cabo el peritaje más extenso por el NIOD, el Instituto Forense de los Países Bajos, que concluyó en un estudio de 250 páginas que los escritos eran auténticos. Parte del mismo (56 folios) fue anexado por el NIOD a Los Diarios de Ana Frank, para que cualquiera pueda conocer el resultado del examen, que concluye: «el informe del laboratorio forense ha demostrado de manera fehaciente que ambas versiones del diario de Ana Frank fueron escritas por ella entre 1942 y 1944. Las falsas imputaciones de que fueron confeccionadas por otra persona (antes o después de la guerra) quedan suficientemente rebatidas.» (Los diarios de Ana Frank , 5º edición, 2001, pg 213).

En 1980 hubo otro peritaje realizado por la Oficina federal alemana por asuntos penales (BKA), de Wiesbaden, menos extenso, que dictaminó que tanto los folios de los diarios y apuntes en hojas sueltas de Ana Frank como la tinta con la que fueron escritas se fabricaban antes de 1950 y que podrían haber sido utilizados durante la guerra.

En este caso, ¿a qué se debe la afirmación de que Otto Frank se hubiera negado a los análisis de los manuscritos? Desconocimiento no puede ser, porque lo anterior es información pública fácilmente accesible que cualquiera puede consultar. Más bien se trata de otra tergiversación de la verdad, para no decir mentira descarada y desinformación que delata el odio profundo y muy poco disimulado tanto del autor del artículo copia-pega como de los demás blogueros que lo publicaron posteriormente.

 

9)            «La necesidad de silencio en el refugio, para no llamar la atención y evitar ser capturados (23/03/1943), se contrasta con las descripciones de las “riñas terroríficas” (02/09/1942), “peleas escandalosas”, “gritos y alaridos, golpes e insultos que habría ni que imaginarlos” (29/10/1943), así como las prácticas de danza de Ana cada noche (12/01/1944)», se lee en el artículo copia-pega de Radio Cristiandad, Metapedia , Pedro Varela y demás blogueros que lo publicaron como el «triunfo» de sus investigaciones de años.

Pues lo anterior no hace más que poner en evidencia una vez más que esa gente critica sin haberse leído siquiera el Diario de Ana Frank. Porque si lo hubieran leído, sabrían que en la casa había un horario muy bien establecido en que no se podía hacer absolutamente ningún ruido, ni siquiera tirar agua al wáter, toser, etcétera, que era mientras había gente que trabajaba en la oficina y que podían oírlos. Solo se podía vivir normal, aunque esta no es ni de lejos la palabra más adecuada, cuando no había nadie en la oficina. Ana Frank lo especifica claramente en su diario.

 

10)          «Según una entrevista a Otto Frank en 1956, las persianas siempre estuvieron bajas y las ventanas nunca se abrieron, pero Ana afirma que mirar el cielo “es mejor que las píldoras Valeria y el bromo” (15/06/1944) contra la ansiedad y la depresión», se lee en el artículo copia-pega.

Igual que en el apartado anterior, esta duda se aclara si se lee el Diario de Ana Frank. Por la noche y cuando estaba segura de que nadie la podía ver, Ana subía a veces en un cuarto de arriba de la casa y miraba el cielo.

 

11)          «Fue allí donde junto a otros compañeros del campo, Anne cayó enferma de tifus, enfermedad de la que murió a mediados de Marzo de 1945. No fue ejecutada ni asesinada. Anne Frank pereció -al igual que millones de no judíos en Europa durante los meses finales del conflicto-, como otra víctima indirecta de la guerra más devastadora», se lee en el artículo copia-pega.

Lo anterior me parece otro pésimo intento de defender lo indefendible, pero esta vez de un descaro sin límites. Se ve que algunos no entienden que un asesinato se puede cometer por comisión (acción directa), o por omisión (no realizar la acción necesaria para prevenir la muerte de una persona).  No entienden que se puede asesinar de un cuchillazo en el corazón o en una cámara de gas, pero también se puede asesinar encerrando a alguien y dejarlo sin comida, en unas condiciones infrahumanas de una insalubridad indescriptible y dejándolo que se muera sea de hambre, que fue el caso de la madre de Ana Frank, sea de tifus, que fue el caso de la niña y de su hermana. Más bien se preguntarían los nazis, la Metapedia, Radio Cristiandad, Pedro Varela y demás blogueros por el estilo, qué hacía una niña de 15 años encerrada en un campo de concentración, qué delito tan grave había cometido como para merecerse ese trato. bergen belsen

 

12)          «La edición “original” del “Diario” nunca fue publicada, puesto que el padre, Otto Frank, decidió expurgar el mismo de fragmentos escabrosos de una adolescente o de críticas a la madre de Ana. Más tarde éste debió admitir que además de la escritora judía Anneliese Schütz e Isa Cauven “para colmar algunas lagunas en el diario debió requerir los servicios del periodista holandés Albert Cauven”. La investigación oficial llevada a cabo por la Dra. Hübner deduce que el “Diario” publicado está compuesto de 177 capítulos (cartas), que proceden de cuatro diferentes fuentes: 4 del Diario, 5 de un libro de relatos, 69 de dos diarios, que la Dra. Hübner define como primera elaboración del Diario, 99 procedentes de hojas sueltas, que la investigadora define como segunda elaboración del “Diario”», se lee en el artículo copia-pega.

Antes de responder a este párrafo, llamo la atención sobre los fallos del castellano de su autor, al utilizar inadecuadamente la palabra «escabrosos». Escabroso significa inmoral. Las consideraciones de una adolescente preguntándose lo que todos nos preguntamos a esa edad no es escabroso, y menos aún si los términos empleados son correctos, que es el caso de Ana Frank. Nadie en su sano juicio encuentra nada escabroso en El Diario de Ana Frank. Todo lo contrario.

Para contestar este inciso explicaré cómo se publica un libro, usando para ello mi ejemplo personal. Mi primer libro publicado tuvo en un principio 522 páginas. Lo cual es demasiado para un libro y cualquier editorial te lo dirá. Dichas páginas eran en realidad el resumen de unos 2000 folios de escritos, investigaciones y material que seleccioné para ello. Personalmente, revisé el libro muchas veces y después de ello, mi editorial lo revisó aún más, el trabajo siendo realizado por varios de sus empleados, cada uno en su campo. De las 522 páginas iniciales, al final lo resumí a 370. El que varias personas revisaron mi libro y participaron en su edición no significa que yo no sea la autora de mi libro. Las editoriales tienen derechos de copyright de los libros que publican justo debido a ello, porque participan en su edición, trabajo que es casi igual de importante que escribir un libro. Pero el autor de un libro será siempre el que lo escribe, aunque el trabajo de edición está hecho por muchas otras personas. Por ello tanto el autor como la editorial tienen cada uno su propio derecho de copyright sobre el libro.

El mismo es el caso del Diario de Ana Frank. La totalidad de los escritos de Ana Frank es más extensa que el libro publicado, fragmentos que aparecen en su primer diario se repiten en el segundo que hizo cuando decidió publicar un libro después de la guerra. De la misma forma que yo no mandé a mi editorial todos los escritos de más de 2000 páginas que utilicé para escribir mi libro, que luego resumí en 522 páginas y que al final publiqué 370, después de revisarlo primero yo unas cuantas veces y pasar por la revisión de otras personas de la editorial, de la misma forma se procedió con El Diario de Ana Frank. Con la excepción de que en su caso, al haber sido ella asesinada (uso la palabra con pleno conocimiento de su significado), el trabajo de revisión lo hizo su padre y gente que entendía de libros y editoriales, ya que este ámbito es muy complicado y casi nadie se puede manejar con soltura en él.

Antes de hablar, hay que pensar, y cuando uno se llama cristiano, tiene que conocer la palabra del Cristo y poner en práctica su enseñanza, lo cual no hacen ni el autor anónimo de Radio Cristiandad, ni Pedro Varela, ni los que publicaron el artículo copia-pega en Metapedia, Astillas de Realidad y demás blogs en que aún es visible.

 

13) «Es curioso, según el Diario, que los Frank para escapar a la persecución hayan elegido las mismas oficinas y el mismo almacén de Otto Frank para esconderse (09/07/1942)», se lee en el artículo copia-pega de propaganda desinformativa nazi.

No, no es curioso para nada. Se trataba de un escondite muy bien disfrazado que Otto Frank y algunos de sus empleados y amigos, los mismos que los ayudaron a sobrevivir durante su claustro, habían preparado con antelación para ese fin. La mayoría de los judíos que se escondieron durante el régimen nazi no pudieron huir muy lejos de sus casas, porque tenían prohibido circular en el trasporte público. Era imposible ir andando hasta Suiza, por ejemplo, cruzando cientos de puestos de control. Muchos de ellos adaptaron refugios cerca de la zona donde vivían y el caso de la familia Frank es solo uno de los miles de casos parecidos. Además, tenían que huir solo con lo que podían llevar puesto encima, ya que un judío con una maleta en la mano habría levantado sospechas y habría sido detenido enseguida y sin duda alguna. Lo anterior es conocido por todos los que han investigado (aunque fuera muy poco) la historia de la 2ºGM o que se han leído el Diario de Ana Frank.

Otro argumento que cualquiera deduciría si tuviera la mínima lógica que se requiere para hacer una crítica o difundir públicamente un artículo en las redes es que nadie sabía cuánto iba a durar la guerra y todos esperaban que los aliados hicieran frente común contra Hitler lo antes posible, lo cual pasó después de poco tiempo, aunque después de ello la guerra continuó por un tiempo. Y de nuevo repito lo mismo: con leer un poco de historia o por lo menos el Diario de Ana Frank, del que se deduce lo anterior, aunque la niña no lo expresa tan explícitamente, cualquiera se daría cuenta de que este planteamiento del articulo copia-pega nazi y de falsos cristianos no tiene ninguna lógica.

Del Diario de Ana Frank y las declaraciones testimoniales posteriores se sabe que Otto Frank había preparado el escondite y pensaban refugiarse allí en cierta fecha, pero se adelantaron porque Margot, la hermana de Ana que aún era una adolescente de unos 16 años, fue citada para presentarse a un campo de trabajos forzados. La familia pensaba que Otto o su mujer iban a ser los primeros en ser citados, pero se ve que los nazis necesitaban mano de obra joven, o a lo mejor cobayas humanas para los muchos experimentos que los médicos nazis hacían en los campos de concentración. Dichos médicos no deberían llamarse así porque con ello manchan a los honrados profesionales del sector, que desde luego que no se lo merecen, pero de ello hablaré en un futuro artículo de esta serie.

 

14) «También es contradictorio cuando dice que Lewin, “un pequeño judío químico y farmacéutico, trabaja para el Sr. Kraler en la cocina” (01/10/1942). ¿Cómo?, ¿Un judío trabajando pacíficamente cuando se pretende que los judíos sufren una brutal persecución por parte de las autoridades?…», sigue el artículo copia-pega nazi con la total falta de lógica ya demostrada más que suficientemente.

Otra vez se pone patente el desconocimiento absoluto de la historia y la inexistente lógica del autor del artículo copia-pega. Los nazis no pudieron arrestar a todos los judíos de golpe porque no tenían espacio suficiente donde encerrarlos. A medida que construían los campos de concentración y de trabajo forzado, detenían a los judíos también, citándoles para presentarse a trabajar para el régimen nazi, pero sin explicarles que iban a realizar trabajos forzados en condiciones infrahumanas y hasta la muerte, después de lo cual los sustituían con otros judíos que citaban y así hasta terminar con ellos del todo, según era su plan. Aunque sin conocer nada de historia, si uno lee solamente el Diario de Ana Frank se entera de lo anterior, ya que las demás personas que llegaron al refugio lo hicieron después de Ana y su familia, ya sea cuando recibían la oscura citación, ya sea cuando el miedo de ser detenidos los superó. Con toda la seguridad, el mismo fue el caso del químico judío que trabajaba en la empresa de Otto Frank. En 1942 no habían sido detenidos aún todos los judíos de Europa, la Solución Final no se podía cumplir de un día para otro, sino que requería cierto tiempo, por mucho que los nazis se daban prisa.

 

15) «Finalmente, queda en evidencia el objetivo de este Diario: su germanofobia manifiesta: “Serán permitidas todas las lenguas civilizadas, excepto el alemán”(17/11/1942). “Los alemanes son las bestias más crueles que han pisado la faz de la tierra” (19/11/1942)», concluye el artículo copia-pega.

En lugar de hablar de «germanofobia», mejor hablaríamos de la judeofobia, y con mayor sentido. Pero de ello hablaré en un futuro post de esta serie.

Cuando uno sufre lo que Ana Frank sufrió durante la guerra, por lo menos permítale quejarse de su opresor, que no solo le roba las pertenencias y los derechos que cualquier ser humano debería de tener, sino que va hasta el límite: lo asesina. La familia de Ana Frank ni ningún judío fueron germanófobos antes de la 2ºGM por el mero hecho de que Alemania era su hogar y su país también. La «germanofobia» surgió con la persecución de los judíos por los nazis y de ninguna forma alcanzó cuotas tan absurdas como la judeofobia de los nazis y de Hitler. Los judíos nunca en la historia empezaron una guerra con el propósito de conquistar el mundo y matar a los alemanes por considerarlos raza inferior; lo contrario sí.

Además, la «germanofobia» está expresada en tan pocas ocasiones en el Diario de Ana Frank (si mi memoria no se equivoca, las citas del artículo copia-pega son las únicas del libro, aunque no voy a leer ahora de nuevo el libro para comprobarlo exactamente) que no tiene importancia alguna e incluso pasa desapercibida a la mayoría de los lectores. Más bien debería citarse el amor de esa niña por el mundo, su nobleza, su fuerza, su inteligencia, su sensibilidad, la forma tan bella de expresarse y otras tantas cosas que ponen de manifiesto lo especial que fue y lo injusta que fue la vida con ella.

Como último, la «germanofobia» de la niña no le impidió escuchar mientras estaba recluida a los grandes músicos alemanes, tal como se deduce de su diario. Ni a ella ni a los demás clausurados. Ello dice mucho para quien puede razonar, lo cual se ve que no es el caso del autor del artículo copia-pega que ni siquiera da a conocer su nombre y de los demás blogueros que publicaron su pésimo artículo.

 

16)          «El Instituto de Revisionismo Histórico de los Estados Unidos (IHR), ofreció nuevamente U.S. $ 25,000.00 de recompensa a quien pruebe que el Diario de Ana Frank fue escrito por ella. Ni la propia fundación constituida sobre este fraude literario se animó a reclamar tan generosa oferta», es la guinda sobre el pastel del risible artículo copia-pega.

Bueno, como para tener en cuenta la oferta de un instituto que ni es instituto ni revisa nada, solo niega lo demostrado ya por miles de pruebas y tergiversa información, como vimos en el caso de Irving y demás que mencioné en este artículo. ¿Se imagina alguien a los Gobiernos y Ministerios de Justicia de Alemania, Holanda, peritos técnicos cualificados y demás investigadores honrados que ya han demostrado que los escritos de Ana Frank son auténticos, corriendo para cobrar la recompensa? Yo (y cualquiera con dos dedos de frente), no.

Sin embargo, yo más bien me pregunto de dónde tiene fondos dicho «instituto», como para pagar una recompensa de 25 000 dólares. ¿De dónde tiene fondos para enviar gratuitamente 12 000 publicaciones periódicos a los académicos de las universidades de Estados Unidos? Lo último lo hicieron a ver si captan ingenuos, pero nadie cayó en la trampa y ningún historiador serio tomó en consideración las tergiversaciones de las tesis negacionistas. Todo lo contrario, historiadores serios ya demostraron no solo con sus libros, miles, por cierto, que las teorías negacionistas son falsas, sino que incluso lo hicieron por medio de juicios, donde fueron desmontadas y se puso de manifiesto de forma pública la forma en que tergiversan la información (me refiero a Irving, por ejemplo). ¿Será que usan el negacionismo como negocio y fuente de ingresos muy jugosos? Irving se compró un piso de lujo, un Rolls-Royce y se gastó fortunas con mujeres, todo ello siendo dinero obtenido de la venta de sus libros. Posteriormente no le quedó otra que reconocer su error, pero sus libros aún se difunden en Internet y aún intoxican las mentes de los desprevenidos. ¿O acaso dicho «instituto» recibe financiación de oscuras fuentes, como podría ser el Gobierno Iraní u organizaciones terroristas islámicas, por ejemplo (y ejemplos podría dar muchos más), que en lugar de preocuparse por el bienestar de su pueblo, se gastan millones en difundir propaganda anti-Israel y, de paso, desestabilizar Europa por medio de la extrema derecha, los tontos útiles de siempre?

 

OPINIÓN PERSONAL

En un primer momento quise intitular este artículo «Yo también soy Ana Frank» porque al leer su libro me vi reflejada tantas veces en ella, que en ocasiones llegué a llorar y amé sin reservas a esa niña que conquistó a millones de lectores con la belleza de su alma, tan inocentemente expresada. Quise intitularlo así aunque yo soy Mónica y vivo en otro tiempo, aunque en la misma era. Una era cuando el mal da sus últimas pataletas, para ver si conquista de nuevo el mundo, como casi logró hace menos de un siglo, durante la Segunda Guerra Mundial. Pese a que pasaron solo unas pocas décadas desde esa guerra, se ve que muchos que tienen la memoria del pez y se han olvidado el desastre que trajo el nazismo, una ideología que nació y fue financiada por el eugenismo y que se caracterizó principalmente por su demencia y el asesinato. Uso adrede la palabra eugenismo, y no eugenesia, porque no se trata de ninguna ciencia, sino de otro ismo, o sea, de una dolencia, una enfermedad, aunque se pretenda ciencia.

En este mundo quedan algunos que volverían a lo mismo de la 2ºGM y, amparándose en una libertad de expresión mal entendida, llenan las redes (especialmente el Telegram) de desinformación que muchas veces roza lo penal y siempre lo moral, enalteciendo el crimen y a los peores asesinos de la historia. Son seres incapaces de razonar que, al no poder matar el cuerpo, porque las leyes de este mundo ya no lo permiten con tanta ligereza que durante la Alemania nazi, intentan matar lo que sea, pero matar. Matan la verdad con teorías cargadas de mentiras y odio, pero disfrazados tras nombres pomposos como «revisionistas históricos», porque la palabra «nazi» ya da asco a todos y son conscientes de que si la usaran perderían la batalla antes de empezarla. Matan la memoria de millones de inocentes que fueron asesinados de la forma más atroz posible, sufriendo antes el infierno más absurdo que la mente humana haya ideado jamás, y la de sus familias que sobrevivieron.

«Quien olvida la historia está condenado a repetirla», está escrito en una placa de Auschwitz. Por ello decidí hacer esta serie: para recordar a mi generación el infierno en que fue transformado este bello mundo, para que jamás lo repitan. Decidí empezarla con el Diario de Ana Frank porque la sensibilidad de esa niña me marcó en lo más hondo de mi ser. Cuando empecé a leerlo llovía, y no paró de llover hasta que cerré su última página, tres días después. Los solitarios entendemos el lenguaje de la naturaleza, de la Madre Tierra donde todo nace y en la que todo se desvanece cuando cumple su ciclo, y supe que la lluvia era una señal, hablándome de las lágrimas de esa niña inocente y tan brutalmente asesinada, igual que otros millones de inocentes. Pensé lo injusta que fue la vida para ella, una niña que se murió con 15 años de edad, después de ver morir a toda su familia y de vivir el infierno en vida. Se ve que algunos han perdido no solo su mente, sino también su alma, porque arremeter con argumentos de tan poca inteligencia y tan absurdos como los expuestos anteriormente en este artículo no es solo de idiotas perdidos (uso el termino en su sentido lexical y médico, sin ánimo de ofender), sino también de desalmados.

La primera vez que escuché el nombre de Ana Frank fue hace unos tres años, cuando un contacto mío de Telegram me mandó en un mensaje un sticker con la niña. Me gustó el sticker, la niña tenía una cara angelical y quise guardarlo, pero al hacerlo, me sorprendió la cantidad de rostros de Hitler, esvástika y símbolos nazis que había en la colección de stickers, y lo pregunté qué era eso. Me contestó que se trababa de una «farsa judía», de «otra propaganda sionista» que había sido desmantelada, ya que el libro de Ana Frank fue escrito con boli, cuando el boli no había sido inventado aún.

(Corto un poco el hilo de la historia para mencionar que en mi colección de stickers de Telegram tengo ya tres series del mismo estilo que los de abajo. Telegram debería tomar medidas al respecto y creo que pronto lo hará, ya que si permite el acceso a su red a grupos terroristas, nazis, radical islámicos, etcétera, lo más seguro que tendrá la misma suerte que 8chan).

 

Por la noche soñé con esa niña, uno de esos sueños vívidos, extraños e inexplicables, pero que se quedan en la memoria. Recuerdo que soñaba que ella era yo, aunque a la vez seguía siendo yo misma también. No entendí el significado de ese sueño y poco después lo olvidé. Pero la niña volvió a buscarme después de casi un año, en forma de su libro que mi prima me regaló y que dejé abandonado en la casa de mis padres, sin leer. Hace poco vino de nuevo a mi vida, en forma del mismo sticker ventilado sin vergüenza alguna en los grupos nazis de Telegram, pero sabiendo ya a estas alturas que dichos individuos más mienten que hablan, decidí investigar qué pasó con el famoso Diario de Ana Frank.

Compré su libro y me puse a leerlo con mente de investigadora, pero después de pocas páginas las lágrimas brotaron de mis ojos sin poder contenerlas, igual que la lluvia que caía esa noche. La sensibilidad que desprendía y la belleza del alma humana aun en condiciones tan dramáticas que las vividas por esa niña, su inocencia, su amor por el mundo y sus ganas de vivir me arrebataron el sueño y solo pude cerrar el libro cuando la mañana se asomaba por entre los nubarrones grises que no paraban de llorar. Me vi reflejada en esa niña solitaria que soñaba con ser escritora y se inventaba palabras, mi juego favorito, y de casi todo escritor. Me reí cuando dijo que «solo hay una regla a tener siempre presente: ríete de todo», preguntándome a la vez cómo se puede reír aun cuando el infierno asecha a tu puerta. La abracé cuando abandonó su hogar y se despidió de su gato que tanto amaba y que nunca olvidó, y la acaricié cuando, enamorada, recibió su primer beso en la mejilla. Ana Frank fue una niña que se transformó, siendo adolescente aun, en una mujer fuerte, aunque era a la vez una soñadora que quería mejorar el mundo con su letra y traer paz, para que nadie sufra lo que ella sufrió. La amé por su «sinceridad que se rebela contra la hipocresía», como decía ella, por su amor a la naturaleza, que no volvió a disfrutar en esa vida, y por su enorme valentía. «Me siento siempre tan fuerte y capaz de aguantar, tan libre y tan joven… La primera vez que me di cuenta de ello me puse contenta, porque no pienso doblegarme tan pronto a los golpes que a todos nos toca recibir», decía Ana. Pero sobre todo la amé por la fuerza y la rebeldía de su alma:

«Ahí está lo difícil de estos tiempos: la terrible realidad ataca y aniquila totalmente los ideales, los sueños y las esperanzas en cuanto se presentan. Es un milagro que todavía no haya renunciado a todas mis esperanzas, porque parecen absurdas e irrealizables. Sin embargo, sigo aferrándome a ellas, pese a todo, porque sigo creyendo en la bondad interna de los hombres. Me es absolutamente imposible construir cualquier cosa sobre la base de la muerte, la desgracia y la confusión. Veo como el mundo se va convirtiendo poco a poco en un desierto, oigo cada vez más fuerte el trueno que se avecina y que nos matará, comparto el dolor de millones de personas, y sin embargo, cuando me pongo a mirar el cielo, pienso que todo cambiará para bien, que esta crueldad también acabará, que la paz y la tranquilidad volverán a reinar en el mundo. Mientras tanto tendré que mantener bien altos mis ideales, tal vez en los tiempos venideros aún se puedan llevar a la práctica…», decía Ana en su diario.

Los libros son y fueron mis más grandes maestros, de siempre. Del Diario de Ana Frank aprendí tanto, que escribiría otro libro si lo expresara por escrito. Posiblemente, la mayor lección que me dio fue que la alegría, igual que la esperanza, no tiene que morir nunca, porque a veces salva vidas o, por lo menos, la cordura. Cuando terminé de leer su libro entendí por qué desató tanta furia en los nazis (entre otros). La mayoría de ellos ni siquiera se lo han leído, como se deduce sin lugar a dudas de sus argumentos, pero se sienten amenazados porque este libro es una memoria que hará que la humanidad no olvide tan rápido la demencia y las aberraciones del nacional-socialismo. En ningún momento sentí ni el menor atisbo de compasión en sus argumentos, porque pese a los debates que El Diario de Ana Frank suscitó, nadie en su sano juicio negó ni niega que esa niña existió y vivió el infierno antes de morir. Aunque de haberlos, haylos también, como se ha visto antes, ya que la estupidez e incultura de algunos es igual de ilimitada que su falta de corazón. Para los nazis no solo que no basta que una niña inocente murió sin razón alguna, sino que además se atreven a manchar su memoria y la de millones de personas que fueron brutalmente asesinadas sin culpa ni razón.

Mi deseo es que todos lean su libro y luego mediten sobre él, para así no olvidar jamás la historia y nunca volver a repetirla. Esta es mi principal motivación al redactar el presente artículo, aunque hay más, muchas más, que se volvería demasiado largo expresarlas aquí.

9788401390784

P.D. 1: Este artículo será enviado a todos los canales que han publicado el artículo copia-pega o parecidos que pueda localizar en Internet, y también en los grupos de Telegram donde ha sido difundido o donde se difunde propaganda desinformativa nacional-socialista y soy miembro. Espero con ello hacerlos entrar en razón y que eliminen de sus webs una desinformación que no solo es crasa y odiosa, sino que puede tener consecuencias más que negativas para nuestra sociedad, impulsando al odio contra un segmento minoritario de la población, lo cual es considera delito por la legislación española. La actuación de dichos canales al presentar desinformación odiosa es lo mismo que hizo la propaganda nazi de antes y durante la 2ºGM, como se verá en un futuro post de esta serie, y que tuvo como consecuencia la muerte de 18 millones de personas (no me refiero solo a los judíos, sino también a los demás de otras nacionalidades o credos religiosos que murieron en esa guerra), sin contar con los heridos. A los que lo eliminen les agradeceré sin rencor alguno, ya que yo también me equivoqué en varias ocasiones con la información que presenté, pero cuando me di cuenta de ello o cuando alguien me llamó la atención con argumentos irrefutables, como considero que son los del presente escrito, rectifiqué mi error y lo avisé públicamente, porque así me parece ético. Errar es humano; no reparar el error es punible (a veces penalmente).

P.D.2: Advierto de que actúo en las redes igual que en mi vida privada, usando mi identidad real. Por ley, cualquiera que profiere algún insulto, calumnia, o cualquier otro tipo de vejación o acoso hacia mi persona, se considera como si lo hiciera en la vida real, pero con la agravante legal de que lo hace usando un medio de amplia difusión, que es el Internet. No hay delito alguno en poner capturas de pantalla donde aparecen perfiles que se identifican con nicks o fotos que imposibiliten la identificación real de un usuario de Internet, que es lo que he hecho yo en este artículo, pero en caso contrario sí. Lo especifico porque ya tengo experiencia previa con los nacional-socialistas (neonazis) y sé cómo actúan: desde insultos, calumnias, hacking y acoso organizado, hasta hechos bastante más graves.

P.D.3: La información en que he basado el presente artículo es de dominio público y tan fácilmente localizable en Internet, que ni siquiera hace falta mencionar las webs que me han servido de fuente. Cualquiera puede comprobarla con una mera búsqueda en Google o cualquier otro buscador. Si alguien no localiza en Internet algún aspecto expuesto en este artículo, me puede contactar usando el formulario de contacto del blog y se lo aclararé.

P.D.4: No permito la desinformación en mis espacios virtuales. Si alguien considera que tiene información que pueda contradecir algún aspecto presentado en este artículo, que me la presente por privado, la analizaré detenidamente y, si es verdadera y fiable, permitiré su publicación en mis espacios virtuales. Con lo anterior imposibilito la propaganda desinformativa nazi en mis canales, ya que por experiencia propia conozco la forma de actuar de los neonazis, que se presentan en manada con argumentos que no se sostienen, publicándolos en los espacios virtuales de los que los niegan, en este caso en mi blog o Facebook. No tengo tiempo para perder con tonterías ni pelear con molinos de viento.

Cuestiones preliminares

Antes de empezar la serie «Nacional-socialismo (nazismo), la ideología eugenista de la demencia y del asesinato», haré unas cuantas aclaraciones:

  • Estoy bautizada como cristiana y toda mi familia, desde que se tiene memoria, está formada por cristianos. Sin embargo, personalmente me considero arreligiosa, en el sentido de que opino que todas las religiones tienen sus luces y sombras y, sin querer aferrarme a ninguna, me quedo con lo bello de cada una, rechazando lo malo que hay en todas ellas. Más que nada me considero un ser espiritual que vive una experiencia humana, como decía Pierre Teilhard de Chardin, y mi principal impulso es conocer la verdad, mientras que mi meta directora (y deseo ardiente) es que haya paz en el mundo. Me parece vergonzoso aclarar mi religión en pleno siglo XXI y en la Europa civilizada, pero lo hago para no dar lugar a interpretaciones erróneas o maliciosas, en el sentido de que la presente serie de artículos es propaganda «judía» o «sionista», que es lo que suelen hacer los nacional-socialistas (nazis).
  • Gran parte del extenso material usado como fuente para esta serie es obra de investigadores cristianos, aunque también hay excepciones, pero muy pocas. En realidad, la gran mayoría de los investigadores, historiadores, militares, etcétera que investigaron y escribieron sobre la Segunda Guerra Mundial fueron y son cristianos y las mismas cifras del Holocausto, el tema más negado por los nacional-socialistas (nazis) fueron dadas por cristianos, antes siquiera de que existiera el Estado de Israel. Lo aclaro para las mismas razones que las expuestas en el párrafo anterior. Los negacionistas no llegan a conformar ni un 1% de los que analizaron e investigaron lo ocurrido durante la 2ºGM, pero sin embargo sus teorías tienen una extensa difusión en las redes debido a la propaganda impulsada por círculos de interés que serán nombrados en los siguientes posts. En realidad, se trata de la misma propaganda usada por los nazis antes y durante la guerra (sobre ello habrá un artículo muy detallado). Lo anterior es facilitado también por el anonimato que ofrecen actualmente las redes y que es muy aprovechado por los nacional-socialistas (nazis), que casi todos ellos usan cuentas anónimas, en muchas ocasiones múltiples, a fin de difundir su propaganda desinformativa y así captar inocentes para su causa.
  • No me interesa la política ni estoy afiliada a ningún partido político. Nunca critico a un político ni a nadie por su ideología (si es legítima, y no delictiva), sino las medidas que tomen, independientemente del partido político al que pertenezcan. Sin embargo, considero el nacional-socialismo como una ideología peligrosa debido a que enaltece el crimen y a los criminales, impulsa al odio por motivos raciales o religiosos y porque, hasta la fecha, ha tenido como efecto la comisión de una multitud de delitos en nuestra sociedad, algunos de ellos siendo incluso asesinatos.
  • El principal motivo de esta serie se debe al aumento preocupante de la violencia nazi tanto en Europa como en Estados Unidos y otras partes del mundo, y considero necesario traer mi granito de arena para parar la propagación, antes de que sea demasiado tarde, de una ideología que tuvo como efecto la muerte de aproximadamente 18 millones de personas durante la 2ºGM y muchos más heridos y lisiados de por vida.
  • Llamo la atención que una cosa es la libertad de expresión, en la que los nacional-socialistas (nazis) suelen ampararse para difundir su desinformación, y otra cosa es el enaltecimiento del genocidio/terrorismo/delito (y del que lo comete). Lo primero es un derecho fundamental, mientras que lo segundo es un delito. Tolerar la propaganda nazi, que casi en su totalidad es manipulación que impulsa al odio, es allanar el camino hacia otra guerra o, como mínimo, favorecer actos de violencia que ya causan alarma en nuestra sociedad. Al odio no hay que responder con odio, pero tampoco hay que permitirlo, y tolerar el mal es hacerse su cómplice.
  • Si alguien se sintiera molesto por el título de esta serie, aclaro que mi intención no es herir los sentimientos de nadie, sino que el mismo se debe a las conclusiones que cualquier ser humano en sus plenas facultades mentales sacaría después de investigar lo ocurrido en la 2ºGM.

«Aprended a ver en lugar de mirar tontamente, a actuar en vez de hablar. Lo que habéis visto estuvo a punto de dominar el mundo aún no hace tantos años. Las naciones les enviaron donde pertenecen los de su clase. Pero no cantemos la victoria antes de tiempo. ¡Aún es fértil el vientre del que salió la bestia!»

Bertolt Brecht, «La resistible ascensión de Arturo Uli»

(El escritor fue un opositor al Partido Nazi y huyó de Alemania, donde lo esperaba una muerte segura, el día después del incendio del Reichstag. Sus libros y los de otros 23 escritores que se oponían al régimen nazi fueron quemados en la Opernplatz de Berlin, el 10 de mayo de 1933)

Los nazis y el odio como libertad de expresión

Para con la reciente proposición de Podemos de modificar el art. 510 del Código Penal, en el sentido de rebajar las penas hasta 4 veces para los delitos de odio, considero que las fotos de abajo, aunque dolorosas, son muy adecuadas para que cualquiera entienda que la libertad de expresión se vuelve peligrosa cuando la información que se propaga es el odio. Una cosa es la libertad de expresión y otra, la despenalización del odio. Si bien es cierto que al odio no hay que responder con odio, más cierto aún es que de ninguna forma hay que tolerarlo, porque es y fue el principal detonante de todas las guerras de este mundo, junto con el deseo de enriquecimiento ilegítimo de algunos.

La justificación de la propuesta de Podemos se basa en la libertad de expresión, un derecho fundamental digno de toda protección, pero que sin embargo tiene límites, como todo estudioso del Derecho sabe. Desde luego que la libertad de expresión no se puede confundir con la libertad de desinformación, y más en temas tan sensibles como lo son el racismo, la xenofobia, el antisemitismo que, entre otros, registran un aumento alarmante, tal como resulta de las estadísticas del Ministerio de Interior, que junto con varias asociaciones y organizaciones advierte desde hace unos cuantos años de que, debido a la impasividad del Gobierno y a la inexistencia en nuestro país de una Alta Autoridad contra la Discriminación y los Delitos de Odio, tal y como establece la normativa europea, se prevé que irán en aumento.

Solo para dar un ejemplo, según el informe del Ministerio de Interior de 2018, se ha registrado un aumento de más de 21% de delitos de odio, entre 2013 y 2017, el racismo y la xenofobia ocupando el primer lugar. Ello sin tener en cuenta los delitos de odio no denunciados, que la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea estima entre el 60% y el 90% de los casos. Lo cual creo que es suficiente para dejar patente la magnitud del problema.

Llamo la atención sobre este asunto en pleno conocimiento de causa, ya que, como bien sabéis muchos de los que visitáis este espacio, yo misma he sido víctima de delitos de odio en reiteradas ocasiones en los últimos 2 años, los agresores siendo casi en totalidad individuos de ideología nazi, disconformes por haberles llamado la atención sobre los delitos que cometían y/o difundían en las redes, articuladas en nuestras leyes penales con nombres para nada graciosos, entre los cuales destacan la estafa o asociación ilícita, para nombrar solo dos. Mi intención fue honrada y el ánimo merecedor de laureles, pero en lugar de ello recibí las peores vejaciones de mi vida. Hasta la fecha e igual que muchas víctimas, no he denunciado, al considerar en su momento que eran actos aislados. Sin embargo, tales actitudes empiezan a preocuparme al constatar últimamente que este tipo de delitos desde luego que no son aislados, sino que en las redes hay grupos organizados que llegan a contar cientos e incluso miles de miembros, que se dedican a difundir desinformación que puede tener consecuencias muy graves. Es cierto que es muy noble perdonar, pero el acto de perdonar es un arte también y hay que saber para con quién manifestar clemencia y para con quién no, lección que en su momento no había asumido aún, aunque el fallo ya está sanado (lo cual se traduce en que, desde ahora, cualquier incidente de semejante índole será denunciado a los órganos habilitados).

Me parece incorrecta dicha propuesta y más si tenemos en cuenta que llega en un momento cuando el nazismo en nuestro país (y no solo) se está volviendo endémico. En mi opinión, tales medidas no son recomendables cuando en un lapso de tiempo se incrementan ciertos delitos, sino justo lo contrario, en el sentido de incrementar la penalización de los mismos. Lo digo juzgando por el auge de grupos de clara orientación nazi, antisemita y xenófoba que existen en las redes, especialmente en Telegram que, en mi opinión, se está volviendo una cloaca donde delincuentes de todo tipo y colores se juntan, generalmente bajo la protección del anonimato, incitando al odio con desinformación copia-pega de los manifiestos de la Alemania de la 2º Guerra Mundial que, pese a haber sido desvirtuada hace tiempo por la contundencia de las pruebas históricas, sigue alimentando el odio bajo nombres pretenciosos como por ejemplo “Revisionismo histórico” (que de revisionismo poco tiene, sino más bien es odio encubierto y manipulación mental para zombies incapaces de hacer un análisis coherente). Con ello no incrimino de ninguna forma a los demás grupos legítimos de dicha red.

Mass_Grave_at_Bergen-Belsen_concentration_camp_-_Fritz_Klein_-_IWM_BU4260

Centro de concentración nazi Bergen Belsen Fuente: Wikipedia

Si el fenómeno fuese aislado, no lo consideraría un gran problema, porque al fin y al cabo cualquiera puede hacer lo que le dé la santísima gana con sus emociones y sombras. Sin embargo, cuando se trata de negar lo más injusto y dolido de nuestra historia reciente, la desinformación se vuelve más que peligrosa y hace recordar que lo mismo fue causa de la deflagración más inhumana y absurda de nuestra historia conocida: la 2º Guerra Mundial. Pero manchar la memoria de las millones de víctimas de esa sucia guerra desde luego que no es el principal problema, que también, sino el riesgo de volver a caer en el mismo error debido a la minimización o incluso ridiculización de la más inmunda barbarie (que ni siquiera podría llamar humana), para así justificar un odio instintivo, o celos negados.

A continuación, dejo unos cuantos enlaces (de los muchos que hay) que dejan claro cuáles pueden ser las consecuencias de la libertad de expresión, cuando lo que se expresa es odio:

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-46004712

https://elpais.com/internacional/2019/12/29/actualidad/1577618911_635229.html

https://www.infobae.com/america/mundo/2019/05/01/antisemitismo-hubo-cerca-de-400-ataques-fisicos-contra-judios-en-2018/

https://www.dw.com/es/polic%C3%ADa-investiga-rayados-antisemitas-en-sinagoga-de-londres/a-51828715

https://antisemitism.org.il/es/67663/

https://www.elmundo.es/internacional/2019/10/11/5da0861e21efa0200a8b4590.html

https://www.lanacion.com.ar/el-mundo/el-fuerte-aumento-de-los-ataques-antisemitas-alarma-a-europa-nid2220253

En este post me he referido especialmente al antisemitismo debido a mi experiencia personal, y ello pese a que la religión en que estoy bautizada es el cristianismo y pese a que toda mi familia, desde que se recuerde hasta el presente son exclusivamente cristianos, algunos de ellos fervientes. Personalmente, me considero un ser espiritual sin más y arreligiosa (en el sentido de que no me interesa ninguna religión, pero tampoco me opongo a ninguna, consciente de que todas tienen sus luces y sombras). Sin embargo, me pregunto cuál habría sido la actitud de mis acosadores, si fuese judía, gitana, etc. Sinceramente, no quiero siquiera imaginármela.

No me refiero en este post a la Monarquía, que también tiene su peso en este asunto, ya que dicha propuesta llega justo en un momento cuando la sociedad española atraviesa una grave crisis de autonomías. Tampoco me refiero a los demás sujetos que suelen ser víctimas habituales de los delitos de odio, muchos de ellos colectivos vulnerables que ya han denunciado el incremento de los mismos:

 https://www.cermi.es/es/actualidad/noticias/el-cermi-alerta-ante-la-polic%C3%ADa-nacional-del-aumento-de-los-delitos-de-odio

https://www.eldiario.es/politica/Interior-tejera-confidentes-delitos-odio_0_854965253.html

https://www.lavanguardia.com/vida/20191118/471733450152/tercer-sector-denuncia-el-aumento-de-delitos-de-ocio-en-madrid.html

https://www.lavanguardia.com/vida/20191118/471733450152/tercer-sector-denuncia-el-aumento-de-delitos-de-ocio-en-madrid.html

La 2º Guerra Mundial fue consecuencia directa de la generalización del odio hacía colectivos minoritarios, principalmente hacía los judíos, pero también hacía los gitanos, masones, discapacitados y otras minorías, que tuvo como consecuencia el asesinato de 11.000.000 de personas inocentes, sin contar las muertes en los campos de guerra. El odio no debería despenalizarse ni minimizar sus consecuencias, y menos aun en tiempos tan turbios como los nuestros.

Los efectos del odio como política de estado: 11.000.000 personas inocentes asesinadas durante la 2º Guerra Mundial, sin contar con los muertos en los campos de guerra.

Una reciente encuesta de larga escala realizada por la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea concluye que en la misma se está registrando en los últimos años un antisemitismo generalizado y persistente: “Más de uno de cada cuatro judíos residentes en la UE informa haber sufrido acoso antisemita al menos una vez en los doce meses que precedieron la encuesta; uno de cada tres ha pasado por situaciones de acoso en los últimos cinco años; poco menos de uno de cada diez ha sido blanco de ataques físicos o amenazas a lo largo del último periodo de tiempo; entre dos quintos y la mitad en Francia, Bélgica y Hungría ya ha considerado emigrar porque se siente inseguro”. Dichas personas son ciudadanos legítmos de los respectivos países, que han nacido, vivido, estudiado, trabajado y cotizado allí durante toda su vida, igual que todos nosotros.

¿Algún día esta humanidad aprenderá de su pasado? A menos de un siglo desde la peor y más infame deflagración de nuestra historia conocida, los hechos vuelven a repetirse bajo el mismo escenario. El llamado “Revisionismo histórico”, ya desvirtuado con pruebas más que contundentes hace tiempo, sigue causando estragos en nuestro mundo y es la vía más rápida hacia el declive de una sociedad ya demasiado enferma como para poder pensar con coherencia. La desaparición del hábito de cultivar la mente y el espíritu con lectura educativa y noble se ha vuelto casi inexistente, especialmente entre los jóvenes, aumentando el riesgo de llegar al caos generalizado. Individuos sin una formación académica adecuada, a veces semi-analfabetos y en algunos casos incluso delincuentes comunes (lo digo por conocer en primera persona el panorama) se erigen como influencers en canales con miles de seguidores incapaces ya de discernir y aturdidos por desinformación tras desinformación y demasiado odio como para poder digerir sin perder la cordura. Y ahora resulta que a la desregularización del internet se le añade una supuesta libertad de expresión, que más bien es dar vía libre al odio generalizado sin miedo a ningún tipo de consecuencia. ¿Hacia dónde vamos?

 

 

La noche se volvió luz

La noche se volvió luz y el Lucero de la Mañana esfumó con su belleza los grises del alma.

«Lo sé, siempre lo supe, aunque dudaba de que habías nacido en este mundo y era, porque de tanto buscarte y no encontrarte, mis esperanzas se habían dormido».

«Te amo», escuchó su voz por entre los vahos del alba. «¿Quieres ser mía?»

«Si siempre lo fui. ¿Acaso te olvidaste escuchar el murmullo de las olas que fueron testigos de nuestro pacto, que hace mucho prometimos recordar por eones?».

El océano abrazó su sonrisa y acarició sus mejillas con su brisa salada, volviéndolo ya todo presente. Un eterno presente que iluminaba sus almas como la alegría de una fiesta que nunca acaba.

«Te añoré tanto, que pensaba que la vida entera era añoro. Y ahora, que sé que existes, siento que el tiempo ha parado y que el mundo acaba de nacer, para no volver jamás a caer en olvido».

 

«Vida desnuda», Mónica Nita

Imagen de Johannes Plenio en Pixabay

Brindemos

https://monicanita.com/

Se acercó como la brisa de un perfume, como un beso que aún era pensamiento…

– No te puedes esconder – le dijo él. Porque te siento. Te siento y siempre sabré encontrarte.

– Me encuentras porque te dejo encontrarme – sonrió ella. ¿Recuerdas que yo te enseñé la magia? – siguió, acercando un dedo a sus labios, mientras su mirada lo envolvía como una flagrancia de almizcle y pasión.

– Bueno, yo también te enseñé algún que otro truco – dijo él, intentando frenar su risa para no asustar el silencio perezoso que envolvía la tarde que empezaba a caer.

– Sí, recuerdo. Recuerdo cómo nos reíamos a veces. Como dos soles que bailan en el infinito del cielo, sin saber que el torbellino de su danza mueve mundos. Como las aguas de dos mares que se juntan y se dan cuenta de que siempre fueron una. Como las briznas de yerba que se ríen con rocío cuando las mañanas las abrazan. Sí, recuerdo lo mucho que nos reíamos a veces…

– Por cierto, te queda muy bien el color del vino tinto – le dijo él después de una breve pausa, mirándola por el cristal de su copa. Brindemos.

– Sí, brindemos. Brindemos y perdonemos los pecados. Los tuyos, los míos y los de otros. Aunque, si lo piensas mejor, no hay nada que perdonar porque de todo aprendemos algo y la mayoría de las veces más aprendemos del error, que del placer… Por cierto, tú también te ves bonito por mi cristal – guiñó un ojo ella, mientras de su mirada empezaban a brotar ríos de gozo y de anhelos cumplidos.

«Vida desnuda», de Mónica Nita

Imagen de MasterTux en Pixabay

Las dunas susurraban su nombre…

https://monicanita.com/

Las dunas susurraban su nombre…

– No te entiendo… – dijo ella, mientras una pequeña arruga entre sus cejas le ensombreció un instante la mirada, que reflejaba el horizonte donde se unían el desierto dorado y el cielo turquesa, a rachas removido por hilos de nubes desechas por el viento, que ese día soplaba con ganas.

– No me entiendes porque aún no has sentido mi nombre en esta vida. Nadie puede ver o entender lo que aún no conoce. Como los nativos del Nuevo Mundo, que no vieron los barcos que llegaban desde Castilla para preparar la conquista, porque nunca antes habían visto un barco. Solo el chamán los vio, porque los chamanes aún hablan la lengua de la Tierra y de las estrellas y por ello perciben el mundo tal como es, y no en función de sus vivencias previas. Cuando aprendas a ver como los chamanes y recuerdes la lengua de los signos, entonces entenderás – susurraron las dunas.

– Lo sé – contestó ella, mientras despegaba unos cuantos granitos de arena de uno de sus labios. Lo sé, por ello lo bendigo todo: lo bueno y lo malo, la luz y las sombras, el día, la noche… porque todo me hace sentir algo que antes no había sentido y sé que para volverse Infinito, hay que sentir todo lo que se puede sentir: el dulce y el amargo, el amor y la traición, la calma y la tormenta… Bendigo y luego actúo según cada caso. Bendigo cuando hay que abrazar, y luego abrazo. Bendigo antes de una guerra y luego guerreo, pero lo hago sabiendo que mi enemigo es, en realidad, un maestro que vino a mi vida para traerme una lección, o sanar una herida. Bendigo y perdono los pecados del mundo, y también los míos, y ofrendo mi amor para sanar las heridas que tanto atormentan las almas. En este mundo nada es azaroso, por ello bendigo y agradezco todo, tal como viene: si hay que besar, beso, y si hay que luchar, lucho. Pero siempre bendigo…

– Escucha mis arenas de nuevo, para ver si ahora entiendes mi nombre – susurraron una vez más las dunas. Escucha mi nombre en mis arenas y vientos y ofrenda amor a los recuerdos que te traigan. Sé como el alquimista que transmuta el granito en oro, sin apegarte a nada, ni siquiera al resultado de tus acciones, porque todo lo que ocurre en la vida es una lección maestra, sin importar si vino a base de palos, o a base de besos…

 

«Vida desnuda», de Mónica Nita

Foto: las Dunas de Maspalomas, reserva natural especial del Sur de Gran Canaria, un paraíso en la tierra

 

Le gustaba jugar…

A él le gustaba jugar, como al que vivió demasiado tiempo en la guerra.

A veces jugaba al mar, para erizarle la piel con su brisa; otras, se volvía ola, para que ella se zambullera riendo en sus aguas.

A veces jugaba a lluvia, para que ella le bailara la danza de la tierra que renace para dar fruto; otras, se volvía tormenta, para despeinar sus cabellos y reírse del alboroto de sus rizos.

A veces se volvía desierto, para reflejar sus arenas en sus ojos y pintarle la mirada en el color de la miel; otras, era oasis, para saciarle la sed.

A veces se volvía estrella, para que ella lo buscara en la noche; y otras, era el sol, para dorarle la piel de ese color chocolate que tan bien le sentaba.

«Ahora jugaremos a algo que te dará vergüenza poner por escrito», se rió, mordiéndole la oreja. Y en esa sonrisa ella se perdió para siempre…

 

(«Vida desnuda», de Mónica Nita)

Te mereces todo…

– Lo sé todo de ti. Espero que no te entren vergüenzas sin sentido debido a ello – le dijo él como una clase de sentencia final, mientras ella no sabía si reírse a carcajadas para ocultar el choque que le habían provocado sus palabras, o inventarse algún truco para desaparecer, avergonzada de que alguien más que ella conocía tanto de sí misma.

Después de una breve pausa cuando el tiempo pareció haberse fugado, se acercó un paso y con un ademán de apartarle una mecha de pelo de la cara, le dijo:

– En realidad, sé de ti más de lo que sabes tú misma. No quiero que esto te asuste – añadió, mientras intentaba comprobar el efecto que sus palabras habían tenido en ella.
A ella le pareció que los cielos se habían abierto y un leve mareo empezó a envolverla, trasportándola a una dimensión que aún no conocía, que era más dulce que todo lo que había sentido hasta entonces.

– Si no fueras tan guapo, me esfumaría ahora mismo – le dijo más con una sonrisa, que con palabras, intentando ocultar la fuerza de lo que sentía y dándose cuenta de que le costaba como nunca volver a la dimensión de este mundo. Pero eres tan guapo, que ni por vergüenza me esfumaría – le sonrió de nuevo después de unos instantes, abandonándose sin oponerse ya a ese dulce mareo que la trasportaba a un plano que, aun desconociendo, le encantaba como nada antes.

De repente, empezó a sentir una extraña apertura en el pecho que no recordaba haber sentido antes y, en lugar de esfumarse ella, empezó a hacerlo todo lo que la rodeaba y todo lo que era, o pensaba haber sido hasta entonces. Lo miró a los ojos y se fundió con su mirada, que la envolvió como el más dulce de los olvidos y la más tierna de las memorias. Por su mente empezaron a sucederse recuerdos como relámpagos de iluminación, trayendo sus rostros a través de las eras, que volvió a amar con la misma fuerza de aquellos tiempos lejanos. Le parecía que conocía todos sus gestos y a veces incluso sus palabras, antes de que él las pensara siquiera. Quería reír y saltarle en brazos, pero no se pudo mover porque una clase de hechizo misterioso y desconocido le selló los labios como una bendición silenciosa, como un encantamiento que le gustaba tanto, que el deseo de que esos instantes fueran eternos se volvió su único deseo. Intentó disimular y mantener la compostura, pero sabía que había perdido la cordura y ello ni siquiera le importaba. Lo único que sentía era ese fuerte deseo de que todo eso se volviera eterno.

El tiempo ya no importaba y no supo si habían pasado segundos, o siglos, desde que se había adentrado en esa mirada color azabache que la envolvía como las aguas calmadas de un océano y que le daba seguridad, pese a las fuertes emociones que la recorrían como olas de una dimensión que su ser apenas empezaba a vislumbrar con sorpresa. Sentía que sus mentes y almas se habían unido en esa mirada, que se habían hecho una y que las palabras sobraban. Pensó que no podía hablar ya, que había olvidado todos los vocablos, y se sorprendió cuando se escuchó diciéndole con voz entrecortada:

– Yo también siento como si te conociera, incluso mejor que tú mismo, porque antes te amé incontables veces en otros rostros ajenos en que creía haberte encontrado, que pasaron por mi vida como las piezas de un puzzle que, por mucho que intentaba, no conseguía encajar del todo porque faltabas tú, aunque yo aún no lo sabía.

– ¿Esto sientes ahora? – le sonrió él y después de una breve pausa añadió: ¿Qué es lo que más sientes ahora?

– Siento que ya no quiero buscar, que mis búsquedas ya no tienen sentido, que todo lo que quería saber lo tengo delante ahora, que lo único que quiero es mirarte sabiendo que siempre amaré tu mirada y que todas mis respuestas están allí, en tus ojos. «¿Y tú? ¿Me amas como yo te amo a ti?» – quiso añadir, pero frenó las palabras antes de que salieran de su boca, pensando que estropearían con ansias lo más bello y completo que había sentido en su vida.

Él pensó que también se veía a sí mismo en ella y le entraron unas ganas locas de reír. La sentía más descolocada que nunca y apenas ocultó sus ganas de reírse a todo pulmón, pero decidió que era más picante delatarse poco a poco y sonrió pensando que esa mirada descolocada le sentaba mejor que todos los trucos con que solía disfrazarse.

– ¿Qué he hecho tan bueno para merecerte? – lo preguntó ella apenas oído y la inocencia de su pregunta casi lo hizo delatarse y estallar en risa, pero en un último instante se frenó, pensando que sería más delicioso posponerla por unos cuantos ratos más.

«Te mereces todo el tiempo que no me cansé de esperarte, aun cuando ni sospechaba que existías ni cuánto podría llegar a amarte» – quiso añadir ella, pero en lugar de ello lo miró y le dijo sonriendo:

– Vámonos a jugar. A reír. Tengo ganas de reír. Reírme como una loca que es capaz de reírse y amar incluso en una batalla. Reír como nunca me he reído, como había olvidado que se puede reír. Reírnos y leer en tu risa todo lo que quiero saber de ti y del mundo. Reírnos como si ello fuera lo más sublime del universo, como se ríen los sabios cuando descubren que el misterio más arcano siempre estuvo debajo de sus narices, reír para festejar que me han regalado toda la belleza del mundo porque… ¿qué he hecho tan bueno para merecerte?…

 

                                                                  – Continuará –

 

Fragmento de «Vida desnuda», de Mónica Nita

Imagen de ArtTower en Pixabay

Mientras esté contigo…

– Te lo voy a hacer hasta que te olvides de todo, incluso de tu nombre y del mío. Hasta que solo queden nuestros suspiros, abrazados como antes de un cataclismo final. Hasta que grites tu gozo y ello sea lo único que se escuche en el cielo – le susurró, agarrándole las nalgas y empujándola hacia la pared.

Ella lo miró con la añoranza de mil vidas, sonrió disimulado a un pensamiento fugaz y el fuego de sus ojos lo envolvió como uno de esos hechizos que no tienen remedio ni cura, que ni el tiempo rompe ni las eras merman. Sentía su fuerza en sus entrepiernas y el tiempo se esfumó, quedando solo breves lapsos cuando escuchar sus suspiros era lo único que la devolvía a la realidad, para que instantes después todo volviera a desaparecer en olas de pasión que paraban todo, en un océano inmutable y eterno que parecía sin comienzo ni fin. Quiso decirle que parara, en un último relámpago de cordura avergonzada, pero en lugar de ello ocultó sus palabras y mirada, pensando que el pecado nunca había tenido tanta dulzura. Solo podía llamar de vez en cuando su nombre, a veces apenas oído, otras, en gritos que no sabía ni quería contener u ocultar.

– Grita mi nombre sin vergüenzas tontas. Que sea el último nombre que grites, porque nadie te volverá a tocar como yo te toco ahora. Grítalo hasta que te olvides de tus amores pasados y así amainen mis celos. Grítalo como al último nombre de tu vida y araña mi piel, para que por esas heridas salgan los otros nombres que gritaste antes del mío. Que solo mi nombre se quede, como ofrenda a las eras pasadas cuando ni tú ni yo no nos acordábamos el uno del otro – le dijo él mordiéndole el cuello, como sellando lo dicho.

Ella gritó su nombre y se agarró a él como si de ello dependiera su vida. Abrazó las guerras que aún refulgían en sus ojos, mientras él perdonaba lo que hasta ayer no había comprendido de ella. Lo que antes era yerro se volvió inocencia y lo que aún no se habían dicho se volvió saber que no necesitaba ya de palabras. Como el fin y el comienzo fundidos en la rueda del tiempo, como una muerte que ya no asusta cuando se tiene la certeza de que habitamos el Infinito, como una alquimia que transmuta en instantes almas y mundos.

Cuando el amanecer empezó a asomarse en sus miradas y por entre el vaivén de sus brazos y piernas, la preguntó:

– ¿Nos vamos? ¿No nos vamos? ¿Adónde nos vamos?

– Me da igual, mientras esté contigo…

 

(Fragmento de «Vida desnuda», de Mónica Nita)

La carta que habla de una 3º guerra mundial, ¿un invento del Vaticano?

«La Primera Guerra Mundial debe producirse para permitir a los Illuminati derrocar el poder de los zares de Rusia y hacer de ese país una fortaleza del ateísmo comunista. Las divergencias causadas por los agentes de los Illuminati entre los Imperios británico y alemán se usarán para fomentar esta guerra. Al final de la guerra, el comunismo se erigirá y usará para destruir a otros gobiernos y para debilitar a las religiones.

»La Segunda Guerra Mundial debe fomentarse aprovechando las diferencias entre los fascistas y los sionistas políticos. Esta guerra debe fomentarse para que el nazismo sea destruido y el sionismo político sea suficientemente fuerte para crear un Estado soberano de Israel en Palestina. Durante la Segunda Guerra Mundial, el comunismo internacional debe hacerse suficientemente fuerte para contrarrestar a la cristiandad, que entonces será constreñida y controlada hasta el tiempo que la necesitemos para el cataclismo social final.

»La Tercera Guerra Mundial se fomentará aprovechando las diferencias causadas por los agentes de los Illuminati entre los sionistas políticos y los líderes del mundo islámico. La guerra debe conducirse de un modo que el islam (el mundo arábico musulmán) y el sionismo político (el estado de Israel) se destruyan mutuamente. Mientras tanto, las otras naciones, una vez más divididas sobre este asunto, se verán obligadas a luchar hasta el punto de la completa extenuación física, moral, espiritual y económica. Desataremos a los nihilistas y a los ateístas y provocaremos un cataclismo social formidable que, en todo su horror, mostrará claramente a las naciones el efecto del ateísmo absoluto, origen de la crueldad y de los disturbios más sangrientos. Entonces, en todas partes, los ciudadanos, obligados a defenderse contra la minoría mundial de revolucionarios, exterminarán a esos destructores de la civilización y la multitud, desilusionada con la cristiandad, cuyos espíritus teísticos estarán desde ese momento sin brújula ni dirección, ansiosa por un ideal, pero sin saber dónde dirigir su adoración, recibirá la verdadera luz a través de la manifestación universal de la doctrina pura de Lucifer, sacada finalmente a la vista pública. Esta manifestación resultará a partir del movimiento reaccionario general que seguirá a la destrucción de la cristiandad y del ateísmo, ambos conquistados y exterminados al mismo tiempo».

El anterior texto es presuntamente una carta entre Albert Pike¹, Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo de grado 33 de la Masonería y Giuseppe Mazzini², líder Carbonario, precursor de la Logia P2 y fundador de la Mafia italiana. Es evidente la predicción casi exacta del desarrollo de las dos guerras mundiales que sacudieron el planeta el siglo pasado y esperemos que no acierte con respecto a la tercera guerra mundial que prevé. Estamos prevenidos sobre cuáles son los planes, por lo que la defensa podría ser fácil, si actuamos con consciencia.

Uno de los mejores y más documentados análisis sobre este tema es, en mi opinión, el de Jorge Guerra, que resumiré a continuación. Según él, la supuesta carta fue incluida en la introducción del libro Peones en el Juego, publicado en 1958 por William Carr, un exoficial de inteligencia de la Marina Real de Canadá quien dijo que se había enterado de ella por medio del Cardenal José-María Caro y Rodríguez de Santiago, conocido anti-masón y autor del libro Los misterios de la francmasonería desvelados.

Sin embargo, en el último libro de Carr, Satan, prince of this world (Satán, el príncipe de este mundo), escrito en 1959, incluyó una nota diciendo que: «El custodio de estos manuscritos recientemente informó al autor de que esta carta no está catalogada en el Museo Británico. Parece extraño que un hombre conocido del Cardenal Caro Rodríguez hubiera dicho que la misma lo era en 1925». Tiempo más tarde, el Museo Británico confirmó por escrito al investigador Michael Haupt que dicho documento nunca estuvo en sus archivos. Ello no confirma automáticamente que lo anterior sea cierto, ya que todos sabemos que las instituciones oficiales nos ocultan mucha información.

11

Dicha cita sobre las tres guerras mundiales es casi igual a un texto del libro Le diable au XIX-e siècle (El diablo en el siglo XIX), escrito en 1894 por Gabriel Jagond-Pager, más conocido como Leo Taxil el Bromista, quien dijo que había copiado el texto de una carta de Pike a Mazzini, escrita en 1871. Jorge Guerra aclara que Leo Taxil fue expulsado de la masonería y, para vengarse, escribió decenas de libros repletos de improperios y mentiras contra ellos.

Leo Taxil, imágen de Wikipedia

Leo Taxil, imágen de Wikipedia

El libro de Leo Taxil sí que estuvo custodiado en los archivos del Museo Británico, de lo cual se deduce que fue ese libro y no la carta entre Pike y Mazzini lo que vio el Cardenal José María Caro Rodríguez. Debido a lo anterior, Jorge Guerra concluyó que Pike y Mazzini no fueron los autores de la famosa carta. Sin embargo, lo anterior no quita que en la obra de Leo Taxil escrita en 1894 se describan a la perfección las dos guerras mundiales mucho antes de que ocurrieran. Según Jorge Guerra, es posible que Leo Taxil fuese compensado por la Iglesia Vaticana, que está bajo la dictadura de los jesuitas desde hace unos cuantos siglos, para colar los planes que ellos mismos urden con siglos de antelación. Uno de los fines de lo anterior sería atraer el oprobio público contra los judíos, masones y otras órdenes religiosas rivales, exponiendo siempre al catolicismo como víctima.

Camino de Libertad 1º, La Bruja del Amor y el Yonqui del Dinero, de Mónica Nita

Fuente originaria: Jorge Guerra

En España se trabaja gratuitamente más de seis meses al año solo para pagar los impuestos

Los españoles deben trabajar de media unos 182 días al año (aproximadamente seis meses) solo para cumplir con sus obligaciones tributarias, lo que hizo que la presidenta de la Fundación para el Avance de la Libertad, Roxana Nicula, denunciase que los contribuyentes son «parcialmente libres», ya que destinan más de la mitad de su trabajo anual para hacer frente a un Estado «costosísimo».

Cristina Berechet, directora general de la Unión de Contribuyentes, denunció que España es el segundo país europeo con mayor opacidad fiscal, solo superado por Estonia. Berechet considera necesario disminuir las cotizaciones a la Seguridad Social, al ser la «mayor carga fiscal» al trabajo y aboga por que cada trabajador pueda crear su propio sistema de pensiones y tribute a una cuenta de capitalización, de forma que «pueda decidir cuándo se quiere jubilar y con qué pensión». Berechet subrayó que las cotizaciones a la Seguridad Social en España se sitúan entre ocho y doce puntos por encima de países como Alemania o Bélgica.

La Ley Marítima del Almirantazgo

Los primeros datos que tenemos registrados sobre el derecho marítimo provienen de la Isla de Rodas, del año 900 a. C. y el estudio de esta materia se limita a un pequeño círculo de investigadores anglosajones, según los cuales la humanidad creó dos grandes clases de códigos jurídicos: las leyes de la tierra y las del alto mar. Debido a las rudas realidades requeridas para sobrevivir en el mar, bajo la legislación marítima no existen derechos, sino solo privilegios que son concedidos por el capitán del barco a los miembros que integran la tripulación.

Según dichos investigadores, la Ley Marítima del Almirantazgo tiene carácter internacional y por lo tanto está vinculada a la actividad bancaria, al comercio, negocios, seguros, contratos, etcétera. Bajo su jurisdicción, el contrato tiene fuerza de ley y no hay otros derechos, a no ser los del capitán o de la corporación, en su caso. Di chos investigadores consideran que, sin saberlo, vivimos a diario de conformidad con esta ley y que el mismo capitalismo se desarrolló a partir de ella. Pero pese a que en su ámbito funciona correctamente, la extralimitación de sus prerrogativas en ámbito terrestre se vuelve indeseable porque intenta actuar por encima de los Estados y sus leyes, transformándolos en corporaciones y a nosotros en sus empleados, anulando nuestros derechos inherentes como seres humanos en aras de la «liberty», que se refiere a permisos y licencias que son otorgables y/o revocables por el capitán.

Este fraudulento desembarco de la Ley Marítima del Almirantazgo en los Estados Unidos se produjo a partir de 1933, durante la presidencia de Franklin Delano Roosevelt, como consecuencia del estado de bancarrota e insolvencia surgidas a raíz de la crisis de 1929. A través de Emergency Banking Act, el 9 de marzo de 1933 Estados Unidos se declaró en bancarrota y se dice que ofreció a la Reserva Federal (FED) a sus ciudadanos como garantía de la deuda que había contraído. El mismo año se introdujo la obligatoriedad del registro de nacimientos, el certificado de nacimiento pasando a ser un título de valor. El mismo sistema se estableció posteriormente en algunos de los países occidentales, aunque con matices diferentes en función de cada país. Debido a que el dólar, el euro y en general las demás monedas no están vinculados al patrón oro ni a ningún otro tipo de valor desde 1971, sino que son creados por los bancos de la nada y son simples letras de cambio que representan una deuda, los Estados empezaron a garantizar sus deudas con los bancos usando como crédito a sus ciudadanos, los cuales se estima que producirán ciertas ganancias a lo largo de sus vidas. O por lo menos esta es la opinión de los investigadores que han estudiado este espinoso asunto. En España lo anterior es aún más patente que en otros países, ya que el número asignado al DNI (documento nacional de identidad) es idéntico al NIF (número de identificación fiscal).

Imagen de David Mark en Pixabay

Imagen de David Mark en Pixabay

Para comprender mejor la sucesión de los eventos que desencadenaron lo anterior, hay que conocer la diferencia entre U.S.A. y U.S. Para ello tenemos que saber que el Gobierno federal de Estados Unidos (U.S.A.) tiene su sede en Washington, en el Distrito de Columbia (Washington D.C.). Pero el Distrito de Columbia no es un Estado de Estados Unidos (U.S.A.) y ni siquiera está incluido con una estrellita en la bandera norteamericana, como los demás Estados. En realidad, el Distrito de Columbia es una corporación conocida como «U.S.» (de United States, que significa Estados Unidos, sin la inicial «A» de América) que fue constituida en 1871 y es un enclave territorial de unas cien millas cuadradas que tiene sus propias leyes, bandera y soberanía. Pero al mismo tiempo, el Distrito de Columbia es la sede administrativa del Gobierno federal de los Estados Unidos y, según los anteriores investigadores, se rige por la Ley Marítima del Almirantazgo, por lo que las conclusiones son más que claras.

De hecho, el mismo nombre del distrito, Columbia, que es el nombre poético de Estados Unidos en referencia a Cristóbal Colón (en inglés Christopher Columbus), lo relaciona con el mar y consecuentemente con la ley marítima. También llama la atención que, pese a ser la capital del país, sus habitantes tienen menos autogobierno que los demás ciudadanos estadounidenses porque, a pesar de que cuentan un gobierno municipal y un alcalde, el Congreso es el que tiene la autoridad suprema sobre la ciudad y el distrito. Por ello, los residentes protestan por la falta de derechos de voto, por lo que, como vemos, pese a ser envuelta en matices de libertad, la Ley Marítima del Almirantazgo en la práctica merma nuestros derechos.

De la Ley Marítima del Almirantazgo heredamos el concepto de «recursos humanos», que es un departamento que existe dentro de casi todas las corporaciones, de lo cual se deduce que los seres humanos somos considerados, en base a esa ley, un recurso que aporta su energía en el proceso y se prevé que genere un cierto monto de beneficios económicos durante su vida útil, luego de lo cual pasa a la categoría de «retired» (jubilado, en inglés), o «re-tired» (re-cansado, o agotado).

Imagen de Free-Photos en Pixabay

Imagen de Free-Photos en Pixabay

A ello se añade que la Estatua de la Libertad (Statue of Liberty) de Nueva York se encuentra en el mar (en una pequeña islita, en realidad) y no en tierra firme. La palabra inglesa «liberty» no significa libertad, como algunos podrían creer, aunque los términos se acercan mucho, sino que se refiere más a una concesión, que es una libertad otorgada por otro y no intrínseca del ser humano, por lo que tiene más que ver con una autorización o licencia. La palabra que significa «libertad» en inglés no es «liberty», sino «freedom». Por ello, muchos consideran que dicha estatua es una referencia a la Ley Marítima del Almirantazgo que quieren imponernos por encima de nuestros derechos naturales como seres humanos.

En 1845, el Congreso de los Estados Unidos aprobó un acta por la cual la Ley Marítima del Almirantazgo se podría aplicar también en tierra firme. No se comunicó ninguna oposición a la ley y el Congreso celebró un comité sobre este tema en 1850 que dictaminó que «esta potestad es tan extensa sobre la tierra como sobre el agua».

Camino de Libertad 1º, La Bruja del Amor y el Yonqui del Dinero, de Mónica Nita

Los autónomos españoles son los más castigados de Europa

Un artículo publicado por la revista Forbes el 9 de abril de 2015 puso en evidencia el excesivo coste de los autónomos en España, que conforman aproximadamente un quinto del total de la población activa en nuestro país. Sin calificar a España, en el artículo se hace una comparativa entre los demás países europeos.

Según esa revista, Francia es el mejor país para los autónomos, ya que la cuota a pagar depende de la profesión que se tenga y de las ganancias efectivas del trabajador. En segundo lugar está Inglaterra, donde la cuota fija de los autónomos oscila entre 13 y 58 euros al mes, a lo que se añade que no existe la obligación de las declaraciones trimestrales de IVA, que se paga al finalizar el ciclo fiscal. En Italia solo se paga en función de las ganancias, siendo la tasa máxima el 20% de los ingresos obtenidos, mientras que en Portugal no existe ninguna cuota y tampoco la obligatoriedad del pago de IVA. En Holanda se pagan 50 euros anuales, dejando a la libre elección del trabajador si pagar 100 euros más al mes en concepto de seguro médico.

Sin posicionar a España en ningún lugar, Forbes coloca en el último nivel a Alemania, debido a la cuota de 140 euros que es obligatoria si los ingresos limpios mensuales superan 1700 euros, a lo que se añade el seguro médico de unos 150 euros al mes.

Breve historia del pasaporte, certificado de nacimiento y DNI

Es curioso lo corta que es la memoria humana a nivel de sociedad. A base de implementación paulatina y repetición diaria, el ser humano se acostumbra a cualquier cosa. La mayoría de nosotros seguro que piensa que el pasaporte existe desde siempre, pero no es así, todo lo contrario. Su antecesor fue la antigua «charter», una carta real usada en Inglaterra por la cual se permitía a los viajeros del mar acceder a los pueblos del interior, ya que siglos atrás, los puertos se consideraban áreas internacionales donde no hacía falta identificarse. Esta es la razón por la que se llama pasaporte, o pass-port, que en francés significa «pase de puerto».

El uso del pasaporte es muy reciente en nuestra historia, igual que el del documento nacional de identidad. En realidad, en Europa no fue requerido antes de las dos guerras mundiales. Antes, la gente era libre de cruzar las fronteras sin ningún tipo de documento. Pero después de la Primera Guerra Mundial, por motivos de seguridad, la Liga de las Naciones, el organismo que precedió a la actual ONU, estableció ciertas directrices imponiendo el pasaporte a todos los ciudadanos a nivel mundial, a la hora de viajar fuera de sus países. Fue una medida tomada inicialmente de forma temporal, para la seguridad de la migración y en ciertos momentos de la historia, los pasaportes se utilizaron como documentos de acreditación de negocios y de la mercancía transportada. Pero posteriormente se volvieron obligatorios y desde 1980, la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), una rama especializada derivada de la ONU, es la que se encarga de estandarizar el documento a nivel internacional. Como curiosidad, el papa, entre otros honores, siempre lleva el pasaporte número 1.

Aún más curiosa es la historia del certificado de nacimiento. Algunos investigadores afirman que la evaluación de un país a la hora de pedir un préstamo se realiza en función de los certificados de nacimiento de sus ciudadanos. Dicho de otra forma: los certificados de nacimiento determinan las expectativas de beneficio de un Estado, de lo que deducimos fácilmente que los ciudadanos son usados como mercancía y los certificados de nacimiento son considerados activos financieros sometidos a la normativa mercantil. Pero la cosa va aún más lejos, porque además de lo anterior, el certificado de nacimiento se considera, de conformidad con la Ley Marítima del Almirantazgo, como un certificado de manifiesto, igual que el que recoge el contenido de un buque y su carga, por consiguiente siendo considerados los ciudadanos un artículo propiedad de la corporación, que en este caso es el Estado, o «recursos humanos», que significa «fuentes de ingresos». La nueva persona es nada más y nada menos que la depositaria de la expectativa de beneficio que repercutirá a favor del Estado, garantizando su deuda.

Imagen de Christian Dorn en Pixabay

Imagen de Christian Dorn en Pixabay

Una prueba de lo anterior podría ser que los certificados de nacimiento están impresos en muchos países en papel moneda o de seguridad, igual que el dinero, los bonos, cheques o pagarés. Por ello algunos consideran que, en realidad, el certificado de nacimiento es la prueba de que su titular es propiedad de los bancos con los que su Estado haya contraído deuda. Si así fuese, estaríamos frente a un verdadero robo de nuestra identidad, habiendo sido convertidos en garantías del Estado para con los bancos y anulados nuestra libertad, nuestros derechos y la dignidad que son consubstanciales a todo ser humano.

Con respecto al documento nacional de identidad, su historia a nivel internacional también es reciente. En concreto, empezó en 1933, cuando Estados Unidos se declaró en quiebra como consecuencia de la crisis económica de 1929 (que fue, en realidad, una estafa perpetrada en base a los mismos patrones que la actual crisis). Antes de esa fecha, otros documentos parecidos a los actuales documentos nacionales de identidad eran usados para identificar a los esclavos negros de Estados Unidos. Pero a partir de 1933, todos los Estados norteamericanos comenzaron a emitir un número de serie, convirtiendo a sus ciudadanos en garantía para con los préstamos y bonos municipales contratados con la Reserva Federal. El anterior modelo pronto fue copiado por los demás países del mundo, convirtiendo a los seres humanos en simples «recursos humanos», o dicho en otras palabras: en bienes o cosas, en fuentes de ingresos del gobierno.

Algunos consideran que el uso de las letras mayúsculas en todos nuestros documentos (documentos de identidad, tarjetas de seguridad social, tarjetas de banco, permisos de conducir, etcétera) es una prueba más de lo anterior. Podría ser, porque según la gramática, la capitalización correcta de los nombres propios es que deben comenzar con letra mayúscula y el resto en minúsculas. Ello hace saber a los demás que somos seres vivos y no una entidad artificial creada por el hombre, como por ejemplo una sociedad mercantil, cuyo nombre se suele escribir enteramente en mayúsculas.

Camino de Libertad 1º, La Bruja del Amor y el Yonqui del Dinero, de Mónica Nita

El mito de la FED independiente, la vuelta al patrón oro (Basilea III y IV del BIS) y las criptomonedas como moneda global en un futuro cercano

La FED (Reserva Federal Americana)

La FED (Reserva Federal Americana)

Considero que el asunto de la Reserva Federal Americana (FED) es importante, por lo que haré un breve inciso al respecto. Primero aclararé que la FED en realidad no es reserva, ya que no está obligada por ninguna ley a mantener ninguna reserva para respaldar el dinero que emite, y es el banco que controla la economía y las finanzas de Estados Unidos. La FED no paga ningún tipo de impuesto y el Estado norteamericano le debe la astronómica suma de siete billones de dólares. Las políticas de la FED afectan la economía global porque el dólar es la moneda más usada en el comercio internacional, decidiendo el valor de nuestro dinero, si habrá o no inflación o deflación mundial, si habrá o no crisis económicas, etcétera. Y todo ello creando dinero de la nada, ya que el dólar dejó de tener respaldo en oro u otro valor en la Conferencia de Bretton Woods de 1971.

En su libro Why a Bankrupt America, Davvy Kidd hizo un cálculo muy interesante, que es el siguiente: cuando la FED imprime mil billetes de 100 dólares, su coste total en tinta, papel, imprenta, mano de obra y demás es de aproximadamente 23 dólares. Por lo que el coste total de 10 000 billetes sería de 230 dólares. Pero esos 10 000 billetes de 100 dólares equivalen a 1 000 000 dólares. Por lo que la FED crea de la nada un millón de dólares, que luego presta al Gobierno estadounidense con intereses, por un costo total de 230 dólares.

En las redes circulan muchas historias sobre la FED, pero en realidad casi ninguna está respaldada por pruebas concretas, sino que se trata más bien de desinformación propagada por intereses que poco llegamos a desentrañar la mayoría de nosotros, que se repite en artículos copia-pega de blog en blog y de canal en canal. A continuación y solo a fin de que se conozca la variante más difundida con respecto a este tema, expondré el análisis de Thomas D. Schauf, quien dijo que diez bancos controlan las doce ramas de la FED, que según él son: N.M. Rothschild de Londres, Banco Rothschild de Berlín, Banco Warburg de Hamburgo, Banco Warburg de Ámsterdam, Lehman Brothers de Nueva York, Lazard Brothers de París, Kuhn Loeb de Nueva York, Israel Moses Seif del Banco de Italia, Goldman Sachs de Nueva York y J.P. Morgan Chase de Nueva York. No digo que estos datos sean erróneos, tampoco que sean correctos, sino simplemente que no hay pruebas que los confirmen.

Por otro lado, en su libro Rule by Secrecy (Gobernar mediante el secretismo), Jim Marrs dijo que el Banco de la Reserva Federal de Nueva York, que controla las otras ramas de la FED, está esencialmente controlado por dos instituciones financieras: Chase Manhattan Bank (controlado por la familia Rockefeller), con 6 389 445 acciones representando el 32,3% del capital y Citibank, con 4 051 851 acciones representando el 20,5%. Lo anterior sí parece que está fundamentado en datos verificados, aunque algunos investigadores son reticentes en aceptarlo.

Imagen de Capri23auto en Pixabay

Imagen de Capri23auto en Pixabay

A continuación expondré algunos datos sobre la FED que sí están comprobados y empezaré con un poco de historia. Los inicios del siglo XX estuvieron marcados por una sucesión de crisis financieras y el desastre hizo que el 2 de noviembre de 1907, en medio del pánico que empujó al borde del colapso el sistema financiero de Estados Unidos, John Pierpoint Morgan (el fundador del mayor banco del mundo, JP Morgan, y también de uno de los gigantes de Wall Street, Morgan Stanley) convocara a los ciento veinte mayores financieros de Nueva York en la biblioteca de su mansión para acordar inyectar liquidez en la economía estadounidense. La misma noche, los banqueros acordaron comprometer 25 millones de dólares para estabilizar el sistema financiero. Una vez apaciguado el pánico, el senador Nelson Aldrich, familiar de John Rockefeller, se fue a Europa para examinar el sistema de bancos centrales del viejo continente, ya que los bancos centrales, por definición, fueron creados para evitar pánicos, siendo los prestamistas de última instancia.

A la vuelta a Estados Unidos, Aldrich se puso en contacto con los cinco mayores bancos norteamericanos y establecieron que una noche de noviembre de 1910 cada uno de ellos enviaría a uno de sus máximos directivos disfrazado de cazador a la estación de tren de Hoboken, en el estado de New Jersey, donde habría un convoy aparcado y subiría al último vagón, que era propiedad de Aldrich. El tren viajaría durante dos días hasta llegar a la Isla Jekyll, en el estado de Georgia, donde se quedarían durante una semana para hablar de la creación de un banco central en Estados Unidos. Se acordó que los asistentes usarían durante la reunión exclusivamente sus nombres de pila para así evitar que el servicio los identificara por sus apellidos.

No hubo ningún registro de entrada o salida y solamente se sabe que estuvieron presentes Aldrich, el asistente del Secretario del Tesoro, Abram Piatt Andrew, y cinco banqueros que fueron: Henry P. Davison y Benjamin Strong en representación de JP Morgan&Company; Paul Warburg de Kuhn, Loeb&Co., que acabaría siendo Lehman Brothers y American Express; y Frank Vanderlip y Charles Norton, los presidentes de National City Bank y First National Bank, que con el paso del tiempo se transformaron en Citigroup. Desafortunadamente, el plan de Aldrich fracasó, pero pasados unos años, en 1913, cuando el Congreso de los Estados Unidos decidió la creación de la FED, se tuvo en cuenta lo hablado en esa reunión. Cuando el 23 de diciembre de 1913 el presidente Woodrow Wilson firmó la Ley de la Reserva Federal en realidad estaba culminando un proceso que había comenzado en ese encuentro.

Actualmente, la estructura de la FED cuenta con: un Consejo de Gobernadores, el Federal Open Market Committee (FOMC), doce bancos regionales de reserva federal y numerosos bancos privados y consejos de Estados Unidos, incluyendo a todos los bancos nacionales que tienen que formar parte del sistema, teniendo por lo tanto componentes privados como públicos. También se permite que otros bancos se sumen y, de hecho, muchos lo han hecho.

Aunque la FED suele ser descrita como una agencia independiente, en realidad es una institución gubernamental y, por lo tanto, política. Inicialmente la FED fue controlada por dos grupos: la Conferencia de Gobernadores, compuesta por los presidentes de los doce bancos regionales, y los siete miembros de la Junta de la Reserva Federal en Washington. Sin embargo, en 1935 la FED fue reorganizada para concentrar casi todo el poder en Washington y Franklin Roosevelt la colmó de partidarios, igual que los sucesivos presidentes estadounidenses, que manifestaron el mismo ímpetu por influir sobre la supuestamente independiente política de la FED. Del análisis realizado por Robert Weintraub resulta claramente que la institución cambió el curso de su política monetaria de manera fundamental en los años 1953, 1961, 1969, 1974 y 1977, años cuando la presidencia estadounidense cambió, a la vez que las políticas de la FED, a fin de acomodarse a las preferencias políticas del momento.

Imagen de MichaelWuensch en Pixabay

Imagen de MichaelWuensch en Pixabay

Por poner unos cuantos ejemplos, cuando el presidente Eisenhower quiso moderar el crecimiento de la cantidad de dinero, la oferta de dinero creció un 1,73%, la tasa más lenta en una década. Cuando Kennedy quiso una emisión de dinero más acelerada, de enero de 1961 a noviembre de 1963 la oferta de dinero creció un 2,31%. Cuando Lyndon Johnson exigió una rápida bienestar y beligerante, la oferta de dinero se duplicó hasta el 5%. Todas esas tasas variables tuvieron lugar bajo la titularidad del mismo presidente de la FED, William McChesney Martin, quien obviamente estaba más interesado en complacer a los políticos que en una política monetaria independiente.

Aunque la FED está sujeta a la Ley de Libertad de Información, en realidad no es más que una agencia gubernamental independiente, lo cual significa que sus decisiones de política monetaria y financiera pueden ser aprobadas sin el consentimiento del Presidente del Gobierno o de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos. Sin embargo, la FED está supervisada por el Congreso, al que cada año le debe enviar dos informes sobre su actividad y planes a corto plazo que son revisados en la Cámara de los Representantes, por lo cual es obvio que la institución se mantiene lejos del control político en teoría, pero no así en la práctica.

Según Robert Weintraub, la relación entre la FED y las administraciones norteamericanas es mucho más profunda y un Presidente de la Junta de la FED que ignore los deseos del Presidente estadounidense lo hace por su propio riesgo. El economista Edward Kane dijo que, en realidad, la función política última de la FED es de servir como chivo expiatorio político cuando las cosas van mal: «Cuando acontece que las políticas monetarias son populares, los interesados pueden sostener que su influencia fue crucial para su aceptación. Por otra parte, cuando las políticas monetarias resultan impopulares, ellos pueden culpar de todo a una testaruda Reserva Federal y sostener además que las cosas hubiesen sido peores si no hubiesen presionado a los funcionarios de la FED en cada oportunidad». A cambio de este favor, se le permite amasar un enorme fondo para sobornos, obtenido de los intereses ganados sobre los títulos gubernamentales que la FED adquiere a través de sus operaciones en el mercado abierto.

También ha sido demostrado que los políticos emplean a la FED como herramienta de creación de dinero para sus campañas electorales. Robert J. Gordon dijo en el Journal of Law and Economics que los políticos están naturalmente inclinados a financiarles limosnas gubernamentales a los grupos de intereses especiales con el impuesto oculto de la inflación, que oculta al público contribuyente los costos reales del gobierno. En realidad, incluso algunos de los economistas de la FED admitieron que la conveniencia política es la norma en dicha institución.

Por otro lado, no tiene mucho sentido considerar privada una institución cuyos estatutos conforman una ley estatal, en concreto la Ley de la Reserva Federal, cuyo equipo directivo es nombrado en gran parte por el Gobierno y cuyos beneficios van a parar en un 99% en las arcas del Estado. No se pueden considerar «propietarios» a quienes no tienen capacidad alguna para determinar su marco organizativo, lo cual es el caso de la FED.

Otra anomalía se presenta en la selección del equipo directivo: el Consejo de Gobierno de la FED, que supervisa el sistema bancario del país y establece las regulaciones financieras, es nombrado integralmente por el presidente de los Estados Unidos y confirmado por el Senado. Por otro lado, el FOMC (el Comité Federal de Mercado Abierto), que concentra el auténtico poder de la FED, está formado por los siete miembros del anterior Consejo de Gobierno y por cinco de los doce presidentes de los bancos regionales de la Reserva Federal. Por lo tanto, los que nombran a los dirigentes de la FED son el presidente de Estados Unidos junto con el Senado, los cuales también nombran al Consejo de Gobierno, que es quien controla todos los engranajes de la política monetaria del banco central, pues tiene mayoría en el FOMC y acepta de manera vinculante la designación del resto de sus miembros. Una extraña empresa «privada» en la que sus accionistas no tienen potestad para sustituir a sus directivos ni de decidir el rumbo de la misma.

Se podría suponer que los grandes bancos podrían hacer coalición para nombrar al presidente de la FED e influir en el FOMC. Sin embargo, cada accionista tiene derecho a un único voto, sin importar el número de acciones que posea, por lo que gigantes como JP Morgan o Citigroup tienen el mismo peso a la hora de elegir que cualquier otro de los más de tres mil bancos miembros de la FED.

Otro punto que no se puede obviar es que por ley todos los beneficios remanentes de la FED se destinan al Tesoro público de Estados Unidos. Por lo que de los 855 000 millones de dólares en beneficios que ha obtenido la FED desde su constitución 841 000 millones se los ha quedado el Tesoro o las agencias estatales y solo 14 000 millones los bancos. Lo cual significa que el Tesoro ha absorbido el 98,6% de todos los beneficios de la FED desde su creación. En palabras de Juan Ramón Rallo, «lo que sucede es que la FED tiene un accionista predominante en la sombra que es el Estado: es él quien redacta los estatutos, quien nombra y fiscaliza al equipo directivo y quien se embolsa casi la totalidad de los beneficios. Los accionistas privados (los bancos miembros) no son más que convidados de piedra a los que, en la práctica, se les obliga a sufragar con su capital a la FED, a cambio de disfrutar de sus privilegios de refinanciación, pero que no controlan prácticamente nada de su configuración. Es más una inmovilización forzosa, pero remunerada del capital, que un derecho de propiedad real sobre el sistema».

Recientemente, las filtraciones de WikiLeaks delataron unas 21 000 operaciones en secreto realizadas por la FED a espaldas del Gobierno norteamericano desde diciembre de 2007 hasta julio de 2010, en un valor de más de 3,5 billones de dólares. La mayoría de esas transacciones pararon en las arcas de grandes bancos, instituciones financieras y corporaciones de todo el mundo. Los defensores de la FED dijeron que sin esos préstamos la actual crisis financiera estaría mucho peor e incluso sostienen que deberíamos estar agradecidos, ya que la FED salvó al mundo del colapso financiero total.

La lista de empresas rescatadas por la FED a espaldas de los contribuyentes es bastante larga y entre las instituciones financieras están: Goldman Sachs, Citibank, JP Morgan Chase, Morgan Stanley, Merrill Lynch, Bank of America, Bear Stearns, Pacific Management Investment Co., mientras que entre las grandes corporaciones mundiales se encuentran: General Electric, Caterpillar, Harley-Davidson, Verizon, McDonald’s, BMW y Toyota. La lista de bancos extranjeros incluye a Royal Bank of Canada, Toronto-Dominion Bank, Scotiabank, Barclays Capital, Bank of Scotland, Deutsche Bank, Credit Suisse, BNP Paribas, Societe Generale, UBS, Dexia, Bayerische Landesbank, Dresdner Bank, Commerzbank, Santander y BBVA.

El anterior inciso viene a aclarar que casi toda la información que ha salido en los últimos años sobre la FED en realidad es en gran parte especulación o desinformación para desviar la atención de lo que ocurre verdaderamente tras el telón del escenario financiero mundial. Personalmente, considero que tanto el asunto de la FED como el tema del sionismo y el resurgimiento del nazismo, que se presentan en el mismo paquete casi siempre, no son más que psy-ops usados por grupos de intereses para nada transparentes para tapar la verdad y controlar la disidencia. Es imposible que grupos tan reducidos numéricamente influyan tanto en la política y finanzas mundiales, como algunos intentan hacernos creer.

BIS, El Banco de Pagos Internacionales, el banco central de casi todos los bancos centrales del mundo

BIS, El Banco de Pagos Internacionales, el banco central de casi todos los bancos centrales del mundo

Por otro lado, hay muchos indicios de que algo va a ocurrir pronto y esperemos que ello no resulte en conflictos bélicos, que suelen darse en tiempos removidos como los que vivimos. Uno de ellos es la vuelta al patrón oro decretada recientemente y de forma silenciosa e incluso encubierta, diría, por el BIS a lo que se opone el sistema de criptodivisas promovido por otras instituciones.

Aclararé escuetamente el tema mencionando los Acuerdos Basilea III y Basilea IV del BIS (Banco de Pagos Internacionales), el último del 29 de marzo de 2019, que exigen un aumento de las reservas monetarias y permitirán que los lingotes de oro físicos (no el oro en papel) tengan el mismo valor que el dinero en efectivo y los instrumentos de deuda soberana, pasando a ser considerados activos libres de riesgos. Lo anterior ha desatado una verdadera fiebre de compra de oro por parte de todos los bancos centrales del mundo, que aumentaron sus reservas en más de 640 toneladas en 2018, el doble que el año anterior, siendo la mayor cantidad adquirida en los últimos cincuenta años, desde que el presidente estadounidense Richard Nixon eliminara el patrón oro. Se trata de una «remonetización del oro», decisión adoptada por el BIS a iniciativa de la FED, del Banco Central Europeo, el Bundesbank alemán, el Banco de Inglaterra y el Banco de Francia, las cinco mayores potencias mundiales en cuanto a política monetaria.

Imagen de MichaelWuensch en Pixabay

Imagen de MichaelWuensch en Pixabay

Por otro lado, y en postura rival con la anterior están las criptomonedas, que muchos consideran la moneda global en el futuro cercano y que están promovidas por instituciones como el FMI, entre otras, cuya estrategia es usar el DEG como trampolín para impulsarlas. Previamente, el FMI prevé el declive de los Estados Unidos como paso hacia la total centralización del poder mundial. Aclaro que el DEG es un activo de reserva internacional creado en 1969 por el FMI para complementar las reservas oficiales de los países miembros, que se puede intercambiar por monedas de libre uso. Actualmente, su valor se basa en una cesta de cinco monedas principales: el dólar, el euro, la libra esterlina, el renminbi chino (RMB) y el yen japonés. De hecho, casi todos los principales bancos internacionales están incorporando tecnología de cadena de bloques y criptomonedas en sus modelos de negocios e incluso se refieren a ella como la «nueva tecnología de confianza».

Como he dicho antes, la FED es usada por muchos, especialmente en los ámbitos conspirativos y neonazi, como chivo expiatorio para todos los males de este mundo. Su argumentación se basa en que la institución está dirigida supuestamente por un grupo de banqueros sionistas malignos que se quiere hacer con este mundo, aunque como hemos visto anteriormente ello no se sostiene ni existen pruebas al respecto, sino todo lo contrario. No eximo de responsabilidad a nadie y menos aún a la FED, que tiene sus pecados igual que tiene sus méritos. Pero la anterior postura no es más que un argumento simplista dirigido a aumentar el odio antisemita y el grado de violencia en nuestra sociedad, distrayendo la atención de lo que ocurre en realidad.

Personalmente considero que es mejor mirar la verdad de frente y asumir cada uno su propia responsabilidad, ya que nuestra sociedad es el reflejo de todos y cada uno de los que la integramos y si las cosas van mal, cada uno de nosotros tiene su grado de contribución en ello. Es más fácil encontrar culpables exteriores y divagar imaginando conspiraciones malignas que nos exoneran de cualquier responsabilidad, que mirar hacia dentro y preguntarse qué puede hacer uno para mejorar la sociedad en la que vive.

Con pequeñas acciones y más si son conjuntas y demandadas por un segmento significativo de la población, nuestro mundo puede cambiar para mejor de la noche a la mañana. No nos cuesta nada negarnos a depositar nuestro dinero en bancos que financian la industria bélica, por ejemplo, y más cuando disponemos de bancos éticos. Tampoco nos cuesta nada demandar a las multinacionales productos cuyo proceso de fabricación respete el medio ambiente, los derechos de los trabajadores y la ética que debería de existir en todas las relaciones humanas y comerciales. Menos aún nos cuesta dejar de votar políticos corruptos y demandar leyes que protejan, en lugar de facilitar la expoliación sin vergüenza. Nuestra sociedad se volverá humana cuando cada uno de nosotros aprenda a caminar recto por la vida y uno de los primeros pasos en este camino es reconocer y remediar sus propios fallos, asumiendo la propia responsabilidad en lo que ocurre en este mundo.

Camino de Libertad 1º, La Bruja del Amor y el Yonqui del Dinero, de Mónica Nita

Los Estados-Corporación, la Ley Marítima del Almirantazgo, el exceso de aforados en España y los impuestos ilícitos

Cuando uno lo piensa sin los velos de los preconceptos aprendidos o inducidos, se da cuenta de que las leyes actuales nos están robando paulatina y silenciosamente nuestros derechos más básicos y han hecho que ya no seamos propietarios de nada: ni de nuestra vivienda, ni de nuestro negocio, ni del coche, ni de nada, debido a los incontables impuestos, licencias, permisos y tasas que se nos requieren por doquier. Al analizar muchas de las leyes, uno empieza a darse cuenta de que lo que somos se parece más bien a unos meros usufructuarios y que el verdadero propietario de los bienes que pensamos que son nuestros, en realidad es el Estado. Ello se hace patente a la hora de vender, comprar o disponer de cualquier otra forma de nuestros bienes, ya que para validar dicho acto se tienen que realizar un montón de trámites y se paga otro montón de tasas, ya sea al notario o al Registro de la Propiedad, ya sea a la Hacienda o a otros organismos estatales, sin cuya autorización es imposible llevarlo a cabo.

Imagen de Michael Gaida en Pixabay

Imagen de Michael Gaida en Pixabay

Cada día más el Estado, al que hemos sido adoctrinados a considerar una institución de servicio social, nos exige más y más permisos o licencias que regulan todas las esferas de nuestras vidas. La mayoría de esos permisos no tiene el menor sentido o, mejor dicho, tiene un único e inmoral sentido: recaudar impuestos. Es una precarización de nuestros derechos llevada a cabo de forma unilateral por parte del gobierno que, según algunos investigadores del derecho, tiene como propósito implementar de forma paulatina y generalizada la Ley Marítima del Almirantazgo, que no contiene en su estructura básica los derechos inherentes a todo ser humano, sino que funciona en base a permisos, concesiones o autorizaciones, en un claro intento de imponer la dictadura corporativista global.

DUNS España

El DUNS de España

Pero la realidad es que el Estado no es titular de nada público, no es propietario de nada, sino que únicamente gestiona lo público en favor de la sociedad, siendo un mero fideicomiso. Por lo menos en teoría. Sin embargo, los Estados de hoy en día se parecen cada vez más a unos entes privados, a unas corporaciones mercantiles y de hecho incluso tienen un código DUNS, que es un identificador numérico para las entidades de negocio (sociedades mercantiles, consorcios, etcétera) que operan en el comercio internacional. El mismo código de identificación poseen todos los gobiernos de la Unión Europea, la policía, los juzgados y, generalmente, todas las administraciones públicas. En realidad, a partir de 1933 y sin que nosotros lo sepamos, nuestros Estados se han convertido paulatinamente en corporaciones cuyos accionistas son los líderes del Estado Profundo, que está integrado por banqueros y directivos de multinacionales, a los que se añaden algunas familias de la nobleza y monarquías europeas.

Los estudiosos del derecho saben que un ente ficticio jamás puede poseer nada, salvo que sea con el consentimiento de los seres humanos que lo crearon. Sin embargo, en la práctica, los Estados (que son entes ficticios creados por el hombre) nos obligan a todos nosotros a pagar impuestos por nuestras propiedades y por los ingresos obtenidos de nuestro trabajo, intentando mantener el monopolio de las imposiciones por la fuerza y obteniendo sus ingresos no por medio de la contribución voluntaria, sino casi siempre por coacción y llegando muchas veces al extremo de incumplir los preceptos básicos del derecho.

Un ejemplo en este sentido es el flagrante incumplimiento de la máxima legal: «Es en contra de la equidad que los hombres libres no tengan la libre disposición de sus bienes». Pero está claro que mientras exista algo llamado «impuesto», que la misma palabra define como una imposición, un acto que se realiza contra la voluntad de una persona, esta máxima está lejos de respetarse. No es que no sea justo que todos nosotros tengamos que contribuir al mantenimiento de nuestra sociedad, pero cuando los impuestos se destinan a propósitos que van en contra de nuestra consciencia, como por ejemplo para financiar guerras, pagar a la corruptela de turno, o rescatar bancos que son los responsables de la crisis que estamos atravesando actualmente, ello tiene un único nombre: expoliación pura y dura.

Las antiguas escrituras imperan: «No oprimirás a tu prójimo ni le robarás» (Lev. 19:13). Sin embargo, ni pasados unos cuantos milenios hemos llegado a cumplir tan sencillo y cuerdo precepto y más: son los propios gobiernos y administraciones del Estado los que más practican el abuso y el robo institucionalizado.

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

La igualdad ante la ley es un principio igual de antiguo que el anterior, pero tampoco se respeta en nuestra sociedad y la prueba más clara de ello es el aforamiento, una institución evidentemente contraria al mismo. En España hay 250 000 aforados, según dijo en el Congreso de los Diputados Carlos Lesmes, el presidente del Poder Judicial, el 15 de marzo de 2017, de los cuales 232 000 son miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de las Comunidades Autónomas, cinco pertenecen a la Casa Real y el resto de más de 17 000 pertenecen a las instituciones del Estado (políticos, funcionarios, miembros de la carrera judicial, fiscales, etcétera). Sin embargo, la figura del aforado no existe en países como Alemania, Reino Unido o Estados Unidos, mientras que en Portugal e Italia solo es aforado el presidente de la república y en Francia, el mismo presidente y los ministros.

En base a la libertad de consciencia, el ser humano debería poder decidir si prefiere actuar bajo jurisdicción estatal, como ciudadano, o en base a la ética común, como ser vivo y según sus creencias morales, siempre y cuando no haga daño a otro ser. Pero en la práctica bien sabemos que ello es imposible debido a la fuerza coercitiva de las instituciones estatales que imponen su voluntad bajo amenazas de las más variadas. En realidad, la verdadera ley es muy simple y poco tiene que ver con los tochos de leyes y tratados que se estudian en las facultades de derecho, y establece que uno puede hacer lo que quiera, siempre que no infrinja los derechos a la vida y a la libertad, o la equidad y la pacifica posesión de la propiedad de otro. Coloquialmente, lo anterior se resume en que: tu libertad termina donde comienza la mía.

Analizando desde este ángulo, los impuestos sin el consentimiento del sujeto pasivo no son más que un robo que, junto con la inflación, que en la mayoría de los casos es provocada artificialmente y en función de los intereses de unos cuantos, conforman una impresionante masa de capital que volcamos en las arcas del Estado para fines que generalmente no son para nada sociales, sino todo lo contrario: financian conflictos bélicos y corrupción, esclavitud y enfermedad, siendo más bien una clase de «seguridad social» de los fondos buitres acreedores de los Estados-corporación, que es en lo que se han transformado gran parte de las naciones. Es inmoral, pero legal, y el efecto más visible de ello es la merma de nuestra calidad de vida en todos los aspectos.

El actual sistema oprime al ser humano más que en las eras oscuras de nuestra historia, aunque de una forma encubierta, bajo la cobertura de supuestas leyes que están lejos de lo que se podría considerar lícito o moral. Cualquiera sacaría la misma conclusión al saber que en España, por ejemplo, trabajamos de media más de seis meses al año solo para pagar impuestos⁶. Nuestras ganancias, fruto de nuestro trabajo y esfuerzo, nos son robadas mediante un fraude legalizado que es el llamado impuesto sobre la renta (entre otros), que fue ideado por primera vez después de la Guerra Civil de los Estados Unidos por el presi dente Lincoln como medida provisional para la recuperación de la economía del país devastado por la guerra. Luego copiaron el modelo los demás Estados europeos.

La Constitución de los Estados Unidos, que prohibía los impuestos a la persona y a la renta, fue manipulada y posteriormente se legalizó el impuesto sobre la renta no solamente como una medida excepcional y temporal, sino de forma permanente. Luego, mediante el Acta de la Reserva Federal se estableció que dicha institución con un estatus bastante extraño, ya que es a la vez privada que pública, se hiciera con el control de la imprenta del dinero de todo el país y de lo que fue la moneda más fuerte del mundo durante mucho tiempo: el dólar. En España las cosas van peor aún, ya que los impuestos están previstos expresamente en la Constitución, pero sin que los ciudadanos tengan derecho de veto para con las leyes tributarias, pese a que una de sus consecuencias más visibles es la inflación del coste de los productos, lo cual merma la calidad de vida de todos nosotros.

Imagen de S K en Pixabay

Imagen de S K en Pixabay

La Reserva Federal Americana (comúnmente conocida como la FED), el banco central de los Estados Unidos, es la institución que emite (imprime) la moneda del país en cantidades que siguen criterios muy oscuros. Lo mismo ocurre en Europa, donde dicha función es ejercida por los bancos centrales de los Estados miembros y, además, por el Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Pagos Internacionales (BIS). El actual reseteo del sistema monetario, en otras palabras, la crisis-estafa provocada a buena ciencia por un puñado de psicópatas de las altas esferas de nuestra sociedad es una consecuencia de lo anterior. Sin embargo, lo que se está jugando es, en realidad, la implementación generalizada de la ley mercantil a nivel global, transformando a los seres humanos en meros productos o marcas comerciales, cifras en la pantalla de un ordenador. Si bien es cierto que ello podría aumentar la dosis de libertad en nuestra sociedad porque la ley mercantil es mucho más flexible y otorga mayor capacidad de decisión a las partes, eludiendo los absurdos de muchas de las leyes estatales, en la práctica se ha demostrado que sus efectos pueden ser muy dañinos no solo para el ser humano, sino incluso para con la salud de nuestro planeta, debido a la rapacidad de las corporaciones. Por lo que, a nivel personal, pese a que soy una militante férrea de la libertad del ser humano y de su legítimo derecho de autodeterminación, considero que sustituir las actuales leyes estatales por la ley mercantil generalizada a nivel internacional sería cambiar una dictadura, la del Estado, por otra peor aún: la dictadura de las corporaciones, transformando este mundo en un Planeta Tierra S.A.

 

Camino de Libertad 1º, La Bruja del Amor y el Yonqui del Dinero, de Mónica Nita

La energía Kundalini, el Fuego Sagrado

Los niveles de nuestra existencia espiritual, mental, emocional y física están conectados por vórtices de energía que en el antiguo sánscrito se llamaban «chakras», significando ruedas de luz. Actualmente en nuestro cuerpo existen siete chakras principales, aunque según algunos psíquicos están aumentando a trece, que ya están activos en algunos. Dichos chakras están situados a lo largo de la columna vertebral y en la garganta, entrecejo y coronilla, y su número total, además de los siete principales, es alrededor de setenta y dos mil. La energía universal entra en nuestros cuerpos por los chakras, especialmente por el chakra raíz situado al final de la espina dorsal a la altura de los órganos ge nitales, y de allí sube a través de los demás chakras hasta la coronilla. Cuanta más energía seamos capaces de absorber, más fuerza tendremos para crear e influir en nuestro propio destino y en nuestro entorno.

En el primer chakra, situado en la base de la columna vertebral, reside la Kundalini, que es lo mismo que el Fuego Sagrado del que hablaban los cristianos primitivos y que deriva de la palabra «kundal», que en sánscrito significa «enrollado como un resorte», siendo la energía latente que todos tenemos dentro de nuestros cuerpos. Cuando el ser «despierta», dicha energía empieza a activarse subiendo por los demás chakras hacia la coronilla, donde se une con el Espíritu, transformando al ser y culminando una etapa de su evolución, mientras nos sana en todos los niveles. Cuando la Kundalini se eleva más allá de la coronilla, experimentamos estados místicos de conciencia y éxtasis y adquirimos la comprensión de que la dualidad no es la realidad intrínseca de la existencia, sino una mera ilusión del mundo de la materia.

Hay poca información fiable sobre este misterioso fenómeno, aunque durante las últimas décadas se ha registrado un número en constante aumento de individuos que afirman que dicha energía se ha activado en sus cuerpos, algunas veces de forma involuntaria, otras veces debido a ciertas prácticas psicofísicas e incluso como consecuencia de la ingesta de plantas sagradas, como por ejemplo la ayahuasca, el peyote o el cactus San Pedro.

El despertar de la Kundalini viene acompañado de diferentes sensaciones y experiencias vitales, entre las primeras siendo un fuerte calor en la zona genital. Cuando la energía sube por la columna, se experimenta un sentimiento de unión con toda la existencia e incluso se puede parar la respiración por un breve lapso de tiempo ya sea de forma voluntaria, ya sea sin querer, sin que manifestemos ningún tipo de ahogo o incomodidad, sino todo lo contrario. Cuando la Kundalini llega a la zona del corazón, se experimentan sensaciones como apertura de pecho, calor, palpitaciones cardiacas, hormigueo en los dedos y temblor en el cuerpo. Muchos de los síntomas del despertar de la Kundalini son efectos de cambios en nuestro sistema nervioso, siendo muy común confundirlos con ciertos trastornos neurológicos o biológicos, pero que no son sino síntomas de curación.

Imagen de RENE RAUSCHENBERGER en Pixabay

Imagen de RENE RAUSCHENBERGER en Pixabay

Los síntomas se manifiestan a lo largo de todo el proceso del despertar, que puede durar unos cuantos años o unas cuantas vidas, pero una vez empezado no puede ser anulado, aunque sí bloqueado temporalmente si se dan ciertas condiciones. Antes de que la energía se active, se suelen registrar visiones, sueños vívidos, ideas que surgen repentinamente, eventos sincrónicos o cambios en las creencias y con frecuencia se manifiesta un agudo cuestionamiento de las ideas y creencias sobre Dios y la religión. Cuando la Kundalini llega a la altura de la coronilla, se siente un aumento repentino de energía y se experimenta un cambio en la percepción que a veces hace que el entorno sea percibido en colores muy intensos y a la vez trasparentes, como si la materia tuviese la consistencia de un líquido. En esos estados se recibe información y se experimenta una comprensión holística de la existencia, e incluso uno entiende el propósito y la misión que tiene en la presente vida. Poco a poco, uno empieza a tener recuerdos de vidas pasadas, primero de las más traumáticas que aún no ha sanado a nivel álmico.

Sin embargo, el camino no es de rosas ni mucho menos debido a la limpieza en todos los niveles que se registra en nuestro cuerpo. En mi caso, empezó con una fiebre intensa que en pocas horas subió a más de 40ºC, hasta que me desmayé en la cama en medio de las visiones más extrañas que alguna vez he tenido, despertándome el día siguiente sin fiebre y como si nada, aunque con una sensación de cansancio tan profundo como jamás había experimentado. El ascenso de la Kundalini fue repentino y por aquel entonces aún no sabía nada al respecto, por lo que al principio estuve muy confusa por lo que me estaba ocurriendo, hasta que una amiga que conocía este fenómeno me lo explicó. Las fases de fiebre continuaron durante unos cinco meses, aunque nunca tan elevada como al principio, y duraban entre dos y cuatro días, durante los cuales las visiones se sucedían una tras otra, a veces a una velocidad enloquecedora.

Al principio del proceso, los síntomas pueden ser muy molestos: desde emociones muy fuertes que son casi imposibles de controlar, hasta depresión, picores de todo tipo especialmente en la zona de los chakras principales, variaciones en el peso, zumbido en los oídos, taquicardia y dolores agudos en la zona del pecho, hormigueo, insomnio, urticaria, vibración del cuerpo (que puede ser percibida incluso por los demás), aumento de la energía sexual alternada con la pérdida total de la libido, dolores de cabeza, contracciones musculares y muy habitualmente, inflamación del nervio ciático.

Lo que más me molestaba era la sensación de descargas eléctricas en todo el cuerpo, pero especialmente en la cabeza, que duró unos tres años y aún se manifiesta cuando estoy en ambientes cargados negativamente, ya sea emocionalmente, ya sea por la contaminación. Sin embargo, alternando las anteriores molestias, con frecuencia uno registra la amplificación de sus sentidos, percibe olores muy aromáticos o tiene sueños premonitorios, experiencias místicas y estados de éxtasis que a veces se pueden prolongar durante horas o incluso días, entre otras.

Al cabo de unos cuantos años y en función del grado de limpieza que hemos logrado tanto a nivel físico como emocional y en todos los niveles, los desajustes y molestias iniciales se calman y en casi todos los casos se registra una mejora de la salud y el aumento de la inmunidad del cuerpo, lucidez mental y el resurgimiento de dones que desconocíamos anteriormente y que lo más probable son talentos de vidas anteriores que empiezan a manifestarse paulatinamente en la presente, si se ejercen. Sin embargo, el proceso es muy personal y difiere de un individuo a otro.

Si alguien siente que se le está activando la Kundalini, es mejor no medicarse para paliar los síntomas, que casi siempre son muy molestos al principio, porque ello no haría más que entorpecer este fenómeno debido a los muchos tóxicos que están presentes en la medicina alópata, que la energía intentará limpiar y eliminar del cuerpo, lo que haría que los síntomas se vuelvan aún más agudos. Lo mejor es relajarse y visualizarse envuelto en una luz sanadora, comer lo más orgánico posible y antes que nada, conectarse con la naturaleza, que es lo que más ayuda a soltar y limpiar la cizaña emocional y física. Con el tiempo surgirá paulatinamente una sabiduría interior que guiará a cada uno a vivir de la forma más adecuada para con el propósito por el que vino a este mundo.

Para cerrar, debo mencionar que también existen opiniones contrarias a la anterior, en el sentido de que la energía Kundalini es demoniaca y prueba de una supuesta hibridación de la raza humana por una raza extraterrestre reptiliana maligna, que se dan especialmente en algunos medios de información supuestamente alternativos. Personalmente no estoy de acuerdo con ello y lo explicaré con más detalle en el próximo volumen de este libro.

 

Camino de Libertad 1º, La Bruja del Amor y el Yonqui del Dinero, de Mónica Nita

Los Guerreros del Arcoíris

La leyenda de los Guerreros del Arcoíris fue dada a conocer por primera vez en el Occidente en el libro Los Guerreros del Arcoíris, de William Willoya y Vinson Brown, escrito en 1962. Se trata del relato de una sabia anciana de la tribu cree de Norteamérica. «El arcoíris es un signo de la unidad de la gente dentro de una gran familia. Ve a la cima de montaña, hijo de mi propia carne y sangre, y aprende a ser un Guerrero del Arcoíris, pues únicamente derramando amor y felicidad entre la gente será posible que transformemos todo el odio que existe en el mundo», escribía Vinson Brown, recopilando el relato de la sabia anciana.

El arcoíris aparece en casi todas las culturas y tradiciones del mundo, por lo que, para no extenderme demasiado, me resumiré solamente a las siguientes:

En Génesis 9:13, después del Diluvio Universal, Dios le dijo a Noé: «Pongo mi arcoíris en la nube y este será la señal del convenio entre la Tierra y Yo. (…) Y este arco estará en la nube y Yo lo miraré para recordar el convenio eterno entre Dios y todas las criaturas vivientes sobre la faz de la Tierra».

Los hindúes consideran al arcoíris como la representación de la Serpiente Kundalini, la energía sagrada que duerme en la base de la columna vertebral de todos nosotros y que cuando despierta como consecuencia del amor del ser, ilumina y sana todos nuestros cuerpos (energético, físico, álmico, etcétera), subiendo a través de los siete chakras principales y de las treinta y tres vértebras de nuestra columna vertebral, hasta unirse con el Espíritu. De hecho, los colores del arcoíris son los mismos que representan a los siete chakras principales del ser humano, relacionados cada uno de ellos con una glándula endocrina de nuestro cuerpo físico. En base a lo anterior, se podría considerar que los Guerreros del Arcoíris son los seres cuya energía Kundalini está activa.

3

Aquí os dejo la profecía, con la esperanza de que los Guerreros del Arcoíris despierten ya de su sueño y porten las batallas floridas del Espíritu, sanando nuestro bello planeta y construyendo un mundo de paz, amor y prosperidad:

«Llegará el día en que la codicia del hombre blanco, del Yo-ne-gi, hará que los peces mueran en las corrientes de los ríos, que las aves caigan de los cielos, que las aguas ennegrezcan y los árboles ya no puedan tenerse en pie. Y la humanidad, como la conozco, dejará de existir.

»Llegará un día en que la Tierra caiga enferma, pero cuando no queden apenas esperanzas, algunas personas despertarán de su letargo. Llegará un día cuando muchas personas se levantarán para formar un mundo nuevo de respeto por el Gran Espíritu de la Tierra. Llegará el tiempo en que habremos de necesitar a los que preservan las tradiciones, las leyendas, los rituales, los mitos y todas las viejas costumbres de los pueblos, para que ellos nos muestren cómo recuperar la salud, la armonía y el respeto a nuestros semejantes. Ellos serán la clave para la supervivencia de la humanidad y serán conocidos como los Guerreros del Arcoíris.

»Estos Guerreros del Arcoíris proporcionarán a la gente los principios y reglas para hacer una vida acorde con el mundo. Estos principios serán los mismos que seguían los pueblos del pasado. Los Guerreros del Arcoíris le enseñarán a la gente los viejos hábitos de la unidad, del amor y de la comprensión. Hablarán de armonía entre las personas de las cuatro direcciones de la tierra. Como en las antiguas tribus, ellos enseñarán cómo orar al Gran Espíritu, dejando que el amor fluya como las hermosas corrientes que descienden de las montañas por cauces que las llevan a unirse con el océano mismo de la vida.

»Y una vez más renacerá la alegría de estar en compañía, como también serán capaces de sentir alegría profunda en la soledad. Ellos estarán libres de envidias mezquinas y amarán a toda la humanidad como sus hermanos y hermanas, sin distinción de color, raza o religión. Sentirán cómo la felicidad inunda sus corazones y se fundirán como uno con el resto de la creación. Sus corazones serán puros e irradiarán calor divino, comprensión y respeto por toda la humanidad, por la naturaleza y por el Gran Espíritu. Una vez más ellos impregnarán en sus mentes, corazones y almas, acciones con pensamientos hermosos y puros; buscaran la belleza del Maestro de la Vida, el Gran Espíritu, encontrando fortaleza y belleza en la oración y en la soledad.

»Y sus hijos una vez más podrán correr libres y disfrutar los tesoros de la naturaleza y de la Madre Tierra. Libres de temores y venenos originados por la destrucción traída por el Yo-ne-gi y sus prácticas codiciosas. Los ríos fluirán limpios otra vez, los bosques serán abundantes y llenos de hermosura y otra vez habrá aves y animales sin número. Los poderes de las plantas y los animales nuevamente serán respetados y la conservación de todo aquello que es bello será un camino de vida.

»Los pobres, enfermos y necesitados estarán cuidados por sus hermanos y hermanas de la tierra; las prácticas de sanación volverán a ser nuevamente parte de su vida diaria. Los líderes de las personas serán escogidos como en los tiempos antiguos, no por el grupo político al que pertenezcan, ni porque griten más fuerte o polemicen más, o por simple nombre o abolengo. Líderes serán aquellos cuyas acciones digan más que sus palabras. Aquellos que demuestren su amor, sabiduría y coraje, aquellos que hayan sido capaces de actuar para el bien de todos. Serán elegidos por sus cualidades, no por la cantidad de dinero que posean.

»Al igual que los jefes devotos y considerados de la antigüedad, los Guerreros del Arcoíris usarán su amor para entender a la gente y para asegurarse de que sus niños y jóvenes sean educados con el amor y la sabiduría de la naturaleza. Ellos mostrarán qué milagros pueden ser logrados para sanar este mundo de todos sus males y devolverle la salud y la belleza que antes tuvo.

»Las tareas encomendadas a estos Guerreros del Arcoíris son grandes y muchas. Habrá enormes montañas de ignorancia que será necesario vencer; se enfrentarán contra prejuicios y odio. Ellos deberán perseverar con dedicación, inquebrantables en la fortaleza de sus corazones, porque en su camino hallarán mentes y corazones dispuestos a seguirlos en esta senda que le devolverá a la Madre Tierra toda su belleza y plenitud. Ese día llegará pronto, ya no está lejos. Llegará el día en que nos demos cuenta de que todo lo que somos, nuestra existencia misma, se la debemos a las gentes que han preservado su cultura y su herencia, a esas personas que han mantenido con vida los rituales, las historias, las leyendas y los mitos. Y será gracias a este conocimiento que ellos han preservado como volveremos a estar otra vez en armonía con la naturaleza, con la Madre Tierra y con la humanidad misma. Y descubriremos que este conocimiento es nuestra clave para la supervivencia. Estos serán los Guerreros del Arcoíris y esta es la razón que me impulsa a proteger la cultura, la herencia y los conocimientos de mis antepasados».

 

Camino de Libertad 1º, La Bruja del Amor y el Yonqui del Dinero, de Mónica Nita

Saturno (Saturnus, Satarn), ¿ángel o demonio?

Saturno es el sexto planeta de nuestro sistema solar y el segundo más grande, después de Júpiter. Hace unos treinta años, las sondas Voyager detectaron en su polo norte una estructura hexagonal de aproximadamente treinta mil kilómetros de longitud, que en un primer momento fue catalogada por la NASA como natural, aunque luego se retractó porque las pruebas realizadas en el laboratorio demostraron que dicha formación no se puede dar de forma natural. En 2007, dicha estructura fue vista por la sonda Cassini también. Para más inri, algunos científicos consideran que, en realidad, los anillos de Saturno, que son más de cien mil, serían artificiales o manipulados. Al parecer, el mismo es el caso de algunos de los muchos objetos que orbitan el planeta y que fueron descubiertos por la sonda combinada Cassini-Huygens en 2004.

Norman Bergrun trabajó durante doce años para Ames Research Laboratories de la NACA, la predecesora de la NASA, y posteriormente también para la última, además de otras instituciones relacionadas con el ejército de Estados Unidos. Fue galardonado con varios premios por la Sociedad Profesional de Ingenieros de California, siendo considerado uno de los mejores ingenieros de Norteamérica de los últimos cincuenta años. En la década de los 90, este científico dijo que los anillos de Saturno habían sido construidos por una civilización inteligente.

1El doctor Bergrun basó sus afirmaciones en unas fotografías de las sondas Voyager que delataban la presencia de objetos artificiales alrededor de los anillos de Saturno. Uno de esos objetos medía unos cincuenta mil kilómetros de longitud, lo cual es cuatro veces el diámetro de la Tierra. Lo anterior se puede observar también en las fotografías posteriores tomadas por el telescopio Hubble, que captó un objeto cilíndrico de dimensiones colosales, claramente artificial, desplazándose en la periferia de uno de los anillos. A dicho objeto se le llamó «ringmaker», que en inglés significa «constructor de anillos».

El 7 de junio de 2010 la web space.com, relacionada con la NASA, informó de estructuras cilíndricas gigantescas en los anillos de Saturno que se confundían con sus incontables lunas. En un artículo de 24 de abril de 2012 titulado Cassini descubre objetos perforando un anillo de Saturno, Europa Press confirmó la teoría de Bergrun en el sentido de que la NASA había descubierto objetos extraños de unos ochocientos metros de diámetro que perforaban los anillos de Saturno, en concreto el anillo F, dejando rastros brillantes detrás de ellos. Se han encontrado unos quinientos objetos de este tipo, analizando las aproximadamente veinte mil imágenes de dicha zona durante los siete años que la sonda Cassini estuvo alrededor de Saturno.

2

Un exasesor de la NASA, Richard Hoagland, dijo que en el séptimo anillo de Saturno había observado una construcción artificial a la que comparó con una clase de puente. Además, gracias a las imágenes transmitidas por Cassini, varios científicos concluyeron que los anillos de Saturno no existían en los primeros momentos de nuestro sistema solar, hace 4500 millones de años. Incluso hay teorías algo más excéntricas que postulan que, en realidad, Saturno sería una clase de proyector holográfico desde el que se crea por medio de vibración de sonidos, los cuales se escuchan claramente en varias grabaciones de las sondas, la realidad en la que vivimos en la Tierra.

Según algunos investigadores, Saturno es en realidad una estrella que se apagó hace tiempo y a lo mejor de ello derivó el símbolo del Sol Negro al que rendían culto algunas órdenes esotéricas y los nazis, entre otros. Lo anterior sería muy lógico, ya que se sabe que la mayoría de los sistemas solares está compuesta generalmente por dos soles y no por uno, como el nuestro.

3La leyenda cuenta que Saturno hizo un pacto con su hermano Titán para comerse a sus propios hijos, como muestra de gratitud porque ese le cedió el trono. Sin embargo Rea, la esposa de Saturno, consiguió salvar a uno de ellos, que fue Júpiter y que más tarde desterraría a su padre de los reinos celestiales, mandándolo a vivir en la Tierra junto con los mortales, donde Saturno se dedicó, entre otras, a dictar las leyes. Algunos creen que de esta leyenda se inspiró la toga negra que los jueces y abogados llevan puesta en las cortes de justicia.

4En la mitología, el símbolo asignado por las tradiciones antiguas a Saturno es el hexágono y ello es extraño, ya que no sabemos de qué forma divisaron los antiguos dicha formación en el polo norte del planeta, sin disponer de telescopios. El hexágono forma la sombra de un cubo, siendo la representación bidimensional de un cubo tridimensional. En nuestro mundo hay muchos monumentos en forma de cubo negro, mencionando a título de ejemplo el que está delante de Chase Manhattan Bank de los Rockefeller y uno de los mayores bancos de Estados Unidos. Sin embargo, el cubo más conocido del mundo es el de Mecca, donde los musulmanes dan siete vueltas alrededor de Kaaba en sentido contrario a las agujas del reloj, de la misma forma que la inmensa tormenta de Saturno, que gira en sentido antihorario. Según algunos, el cubo negro sería una forma de conectarse con otra dimensión separada de la nuestra, de donde llegaron los «dioses» que bajaron a la Tierra a lo largo de nuestra historia. La Nueva Jerusalén a la que se refieren tanto el cristianismo como el judaísmo y el islam representaría la purificación de nuestra dimensión de los descendientes de esos «dioses» provenientes de Satán (Saturno).

6

En Fenicia, Saturno era nombrado Baal y era un dios al que se le pedían favores por medio de sacrificios humanos, especialmente de niños, y cuyo deseo más grande era que los seres humanos sacrificaran en su nombre a sus propios hijos. Esta clase de rituales aún se practica hoy en día por algunas órdenes satánicas y, según ciertos investigadores, algunos de nuestros políticos, banqueros y directivos del mundo de las finanzas y corporativo participan en tales ceremonias sangrientas y absurdas.

En la antigua Grecia, el nombre de Saturno era Cronos (el tiempo), que se comía a sus propios hijos para evitar ser derrocado por ellos. Los romanos lo honraban en medio de las fiestas «Saturnalias» que se celebraban entre el 17 y el 25 de diciembre y que posteriormente fueron adoptadas por los cristianos, siendo actualmente las Navidades (no existe registro alguno, sino todo lo contrario, de que Jesucristo hubiera nacido el 25 de diciembre, por mucho que ello pueda molestar a algunos).

5En realidad, Saturno fue un dios adorado por muchas culturas en la antigüedad y sigue siéndolo, aunque de forma bastante encubierta, por algunas religiones. Sin ir más lejos, el papa Benedicto XVI incluso recuperó una prenda llamada el «sombrero de Saturno», que formaba parte habitualmente de la vestimenta del papa Juan XXIII, siendo una prenda bastante común entre el clero católico, aunque su uso es optativo y nunca durante los oficios religiosos. La cabeza rasurada de los frailes también evoca los anillos de Saturno y la misma cruz cristiana es, en realidad, un cubo (que cuando se desdobla, el resultado es una cruz).

En la alquimia, Saturno era representado por el plomo que iba a trasmutar en oro, siendo la etapa inicial de la gran obra alquímica. La «nigredo» (negrura) se asociaba a Saturno y era la primera de las tres fases de la transformación de la materia. En esa etapa el alquimista, que aún era discípulo, tenía que eliminar sus temores, dudas, fallos y vicios y sustituirlos por la confianza absoluta en lo Divino: la Entrega. Una similitud relevante entre la antigua alquimia y la actual psicología es justo lo anterior, Saturno representando la Sombra que necesariamente tendrá que ser sanada integrando la dualidad, como paso previo a la iluminación. Por ello a Saturno se le llamaba también el Guardián del Umbral, ya que solamente después de cruzar el umbral nos volvemos libres, debido a la comprensión adquirida para con nosotros mismos y del mundo que nos rodea.

Los gnósticos consideraban que Saturno era el Demiurgo Satanás que extrae su sustento vital de sus criaturas. Otras posibles evocaciones a Saturno las encontramos en la religión judía, donde aún existe hoy en día la costumbre de mantener la cabeza cubierta con la kipá, que también aparece en la iglesia católica, simbolizando la creencia en la existencia de un ser superior al que tenemos que someternos.

Desde el punto de vista de la astrología, Saturno es el maestro que nos pone a prueba con lecciones duras, aunque imprescindibles. Es el planeta que termina los ciclos que atravesamos en nuestra existencia, con la inherente desaparición de nuestras vidas de seres o actitudes obsoletas, empujándonos a salir de nuestra zona de confort y a dirigirnos hacia el camino de superación personal y transcendencia. Según los astrólogos, con Saturno todo nos parecerá difícil al principio, todos nuestros planes sufrirán retrasos significativos, pero una vez superada la prueba, el imposible se volverá posible.

Sin embargo, este planeta cuyo tránsito es percibido generalmente como el más maligno de todos y es catalogado como la Bestia, también tiene un aspecto benigno. La Bestia representa nuestra Sombra, englobando nuestros miedos, pero también nuestros dones ocultos en el subconsciente. Solo cuando transcendemos la Sombra nos daremos cuenta de que, en realidad, es una maestra. Saturno nos pone delante de nosotros mismos mediante circunstancias muy dolorosas que no son provocadas generalmente por nuestras acciones erróneas ni por nuestras debilidades, sino que simplemente ocurren. De aquí el nombre de el «Señor del Karma» que le fue atribuido. Desde este punto de vista, Saturno es el portal hacia nuestra libertad, sanándonos en profundidad a raíz de la comprensión y es la clave de la renovación del ser y de la transmutación personal, de la alquimia interna.

7

 

Camino de Libertad 1º, La Bruja del Amor y el Yonqui del Dinero, de Mónica Nita

Somos eternos

«Hoy en día se descuidan el equilibrio y la armonía; sin embargo, son las bases de la sabiduría. (…) En la naturaleza hay equilibrio. Los animales destruyen en pequeñas cantidades. Los sistemas ecológicos nunca son eliminados en masa. Las plantas consumidas vuelven a crecer. Las fuentes de sustento proveen y vuelven a reponerse. Se disfruta de la flor, se come la fruta, se preserva la raíz. La humanidad no ha aprendido el equilibrio; mucho menos lo ha practicado. Se guía por la codicia y la ambición; se conduce por el miedo. De este modo, acabará por aniquilarse. (…)

»Imaginémonos un diamante de un palmo de longitud que se halla dentro de todos nosotros. Ese diamante tiene mil facetas, pero todas están cubiertas de polvo y brea. La misión de cada alma es limpiar cada una de esas facetas hasta que la superficie esté brillante y pueda reflejar un arcoíris de colores. La única diferencia entre las personas es el número de facetas que han limpiado. Pero el diamante es el mismo y cada uno es perfecto. (…)

»Comprendamos que la vida no es solo lo que tenemos a la vista. La vida va más allá de nuestros cinco sentidos. Nuestra misión es aprender, llegar a ser como Dios mediante el conocimiento. Cuando comprendemos los motivos, los patrones y las causas de lo que nos ocurre, experimentamos lo que las religiones llaman gracia. Ello, esa comprensión nos permite trascender el karma, la ley de causa y efecto, sin necesidad de repetir los mismos dramas, ya que la experiencia se completa con la comprensión, el fin está cumplido. En el proceso, la espiritualidad es una fuerza de vital importancia que puede cambiar totalmente nuestras vidas. (…)

»La consciencia es inmortal, al igual que la personalidad. La parte del ser que habita en este mundo es, con toda probabilidad, solo un fragmento del espíritu entero. La versatilidad y el potencial del alma son ilimitados e infinitos. Descubrimos la verdad al mirar dentro de nosotros mismos, confiando en nuestros pensamientos y experiencias, en lugar de confiar en lo que otros nos enseñan que es verdadero. Todos somos maestros y discípulos; todos somos pacientes y sanadores. Somos mucho más grandes que nuestra confinada personalidad actual».

Brian Weiss, médico y psiquiatra norteamericano graduado con honores en las Universidades de Columbia y Yale, profesor en la Universidad de Miami, exjefe del Departamento de Psiquiatría del Hospital Monte Sinai de Miami Beach y psiquiatra de la Universidad de Bellevue (Nueva York)

Sigue el Camino del Corazón

«Sigue el camino del corazón, siempre con la verdad por delante y la justicia de la mano, porque es el Camino de Libertad, la única vía que te podrá guiar para salir adelante cuando atravieses los amargos baches que a veces cruzarás. Nunca lo olvides y siempre actúa con amor, porque es lo que te ayudará a mantener el equilibrio cuando las tormentas lleguen a tu vida y tu camino oscurezca tanto, que estarás en peligro de perderlo y una vez con ello, perderte a ti y tu esencia.»

«Tu camino… Tienes que seguir el camino del que me preguntaste el otro día. Recorrerlo con amor, con ese amor que esta noche sentiste y fuiste y que todos somos, aunque en la densidad de este mundo nos lo olvidamos. Sigue tu camino, que a veces será difícil y otras te dará muchas alegrías, porque es tuyo y tienes que andarlo, que para ello viniste a este mundo. Siempre acuérdate que tú y todo lo que te rodea sois uno, que no hay nada separado. Todos estamos unidos, todos somos Uno, aunque la ilusión de este mundo nos hace pensar lo contrario. Pero cuanto más subas, más te darás cuenta de que todos somos uno, que somos un mismo ser, como las células que integran un cuerpo, pero aún más… Y cuando hagas algo, hazlo desde esta consciencia y siempre que obres, que obres para tu bien y también para el bien de los demás, porque ahora ya has visto la belleza del alma y de la Diosa y sabes que todos nosotros portamos dentro esa semilla que solo el amor germina y despierta, haciendo que florezca la vida y sanando los dolores que tanto nos atormentan en este mundo de ilusión…»

«Más allá de la mente la mentira se muere, por ello las almas no saben mentir y allí, en tu alma me ahondo a veces, lejos de tu locura, lejos de la mía, lejos de la locura de este mundo extraño, en la honestidad casta del ensueño, porque en Dios no hay nada que esconder y los misterios no son más que inventos de mentes aburridas y necias. Benditas las espirales que unen nuestras almas, bendito tú, bendita yo, bendito el mundo que nos rodea, bendita hasta la locura que no nos deja aburrir. Benditos nuestros Caminos de Libertad.»

Camino de Libertad 1º, La Bruja del Amor y el Yonqui del Dinero (fragmentos)

La vida

La vida destruye todo lo superfluo hasta que solo queda lo importante.

La vida no te dejará solo, así que deja de culparte y acepta todo tal como «Es».

La vida te quitará lo que tienes hasta que dejes de quejarte y comiences a dar las gracias.

La vida envía a las personas en conflicto a curarte para que dejes de mirar hacia afuera y comiences a reflejar lo que eres por dentro.

La vida te permite caer una y otra vez, hasta que decidas aprender la lección.

La vida te saca del camino y te muestra una encrucijada hasta que dejes de querer controlarlo todo y empieces a fluir como un río.

La vida pone enemigos en tu camino hasta que dejes de «reaccionar».

La vida te asusta y te asustará tantas veces como sea necesario, hasta que pierdas el miedo y recuperes tu fe.

La vida te aleja de las personas que amas, hasta que te des cuenta de que no somos este cuerpo, sino el alma que contiene.

La vida se ríe de ti una y otra vez, hasta que dejes de tomarlo todo tan en serio y te ríes de ti mismo.

La vida te rompe en tantas partes como se necesite para que la luz te penetre.

La vida te confronta con los rebeldes hasta que dejes de intentar controlar.

La vida repite el mismo mensaje, si es necesario con gritos y bofetadas, hasta que finalmente lo escuches.

La vida envía relámpagos y tormentas para despertarte.

La vida te humilla y a veces te derrota una y otra vez, hasta que decides dejar morir tu ego.

La vida te niega bienes y grandeza hasta que dejes de querer bienes y grandeza y comienzas a servir.

La vida corta tus alas y poda tus raíces, hasta que no necesites alas ni raíces, sino que solo desapareces en sus formas y vuelas.

La vida te niega milagros hasta que comprendas que todo es un milagro.

La vida acorta tu tiempo, para que te apresures a aprender a vivir.

La vida te ridiculiza hasta que te conviertas en nada, para poder luego convertirte en todo.

La vida no te da lo que quieres, sino lo que necesitas para evolucionar.

La vida te lastima y te atormenta hasta que sueltes tus caprichos y berrinches y disfrutes de tu respiración.

La vida esconde tus tesoros hasta que aprendas a ir a por ellos.

La vida te niega a Dios hasta que lo veas en todo y en todos.

La vida te despierta, te poda, te rompe, te decepciona … Pero, créeme, esto es para que la mejor versión de ti se pueda manifestar … hasta que solo el AMOR permanezca en ti.»

El maestro Bert Hellinger, conocido en todo el mundo por la creación del método terapéutico «Constelaciones familiares», falleció el 19 de Septiembre de 2019, a los 93 años de edad.

Gran Canaria

– Cuando me marche, ¿te acordarás de mí? ¿Recordarás los poemas que nacieron aquí, cuando mi alma no supo expresar de otra forma tu belleza que estremece hasta a las piedras? ¿Tus negros arenales abrazarán a otra como me abrazaron a mí? ¿Tus aguas saladas volverán a dar vida, como me la devolvieron a mí? ¿El silencio de tu desierto será la musa de otro poeta solitario? Pasaron vidas desde que te perdí, hasta que te reencontré. Solo eras una añoranza difuminada en las neblinas de mis memorias. Cuando me marche, me acordaré de ti cuando las mares del mundo salen mi piel, cuando las brisas de los amaneceres me traigan melancolías sin nombre y cada vez que escuche el canto de los pinos mecidos por el viento.

– Cuando te marches, seguiré viviendo dentro de ti. Veré el mundo con tus ojos y te arroparé en mi abrazo cuando la soledad se te vuelva pesada. Te sentiré en las aguas de los mares que se juntan en mí océano y el viento me dirá adónde se dirigen tus pasos. Cuando bailes, lo sabré leyendo el vuelo de los aguiluchos; cuando llores, las tormentas me traerán tus suspiros; cuando ames, el cielo me lo dirá en las formas de sus nubes y cuando vuelvas, lo sabré en las risas de los niños que corretean por mis playas. Cuando te marches, seguiré formando parte de ti, porque lo que el amor une, ni Dios puede separar.

– Cuando me marche, te acordarás de mí…

Bella España

Bella España…
Desnudó su belleza delante de mí como una mujer enamorada que se desvela delante de su amado. Un susurro: «No te vayas lejos, ya sabes que me vas a echar de menos, igual que yo te echo de menos a ti».
Un corto paseo por las bellas tierras castellanas, un corto repaso de mis memorias pasadas, de tiempos en los que amé, lloré, soñé, sonreí, jugué… viví. Viví como se vive la vida, con todos esos sentires que dan forma a nuestras almas. Mirando desde el recorrido del coche los paisajes que se sucedían delante de mi vista, pensé que la vida es igual de profunda que la mar que baña estas tierras que tanto amé, que tanto amo.
La vida, una mirada fugaz que vuela en la eternidad, que se fundió con el azul intenso del Mediterráneo. La vida, una canción que escuché unas cuantas veces seguidas, por bella, serpenteando por una melancólica y estrecha carretera que bordea el Mediterráneo desde Barcelona hacia el sur. La vida, la sonrisa sincera de una desconocida, por un pequeño favor que le hice y a la que, probablemente, no volveré a ver.
Bella España, pintó mi alma de infinitos colores, ablandó mis caricias, fortaleció mis años, me regaló bellos amores y muchas igual de bellas soledades, infinitos matices en mi mirada e incontables brisas en mis labios. Me reinventó con ternura y fuerza, con locura y cordura, con pasión amorosa, con pasión dolorosa. Me vio creciendo, madurando de niña a mujer hecha ya y arropó mis sueños con sus tantos sabores. Llegué por estas tierras hace casi dos décadas y me enamoré de ti, mi bella España, mi tan bella España, siempre en mi alma, aunque me fuera a los confines del universo y un poco más allá.
Y lloré. Lloré con dolor. Lloré con amor. Lloré sin avergonzarme, acompañada por mi fiel soledad. Lloré como venganza por no haber llorado durante tantos años. Lloré para limpiar mis heridas y para ofrendar mi amor. Lloré como las nubes lloran, para dar paso a la sonrisa del sol. Lloré confiada en tus brazos, mi bella España, mi tan bella España.

Mónica Nita – Camino de Libertad 1º, La Bruja del Amor y el Yonqui del Dinero

Amar en tiempos de guerra. Sonríeme

Sonríeme cuando te miro…
… porque te amo. Yo no amo al triste o al alegre, al rico o al pobre, al leso o al ganador, al amante o al inquisidor, al santo o al pecador. No amo tu luz ni tu oscuridad, sino a ti, el que te atreviste a portarlas. Yo amo al que tuvo el coraje de jugar tu juego.

 
Sonríeme cuando te miro…
… porque te amo incluso cuando me hieres o cuando me dueles, aunque me defienda y a lo mejor con ello te dañe. Porque tú, en realidad, me enseñas alguna lección que me falta por aprender. No se puede tocar el cielo sin antes haber sentido todo lo que es posible sentir, tanto lo bueno como lo malo.

 
Sonríeme cuando te miro…
… porque te amo incluso cuando te venzo. Así es como tú me enseñas a mantenerme ecuánime y comprensiva aun en la victoria.
(Menudo reto el de aprender a amar en tiempos de guerra. Aunque es más fácil de lo que parece. El primer paso es actuar con humanidad en cualquier situación, por lo fea que sea. Si en la vida todos somos héroes encubiertos…
Otro «menudo reto» es aprender a amar nuestro proprio dolor, eso que a veces sentimos como un desgarro en el pecho, esas lágrimas que corren por nuestras mejillas cuando dejamos de frenar nuestros sentires. Esta es la única forma de trasmutar el dolor, porque todo lo que miras con amor en amor se transforma, tarde o temprano. Es la semilla que se volverá árbol.
Cuando la vida nos duele, no estaría de más recordar que en la materia nada dura para siempre. Ni la alegría ni el dolor. Y que el universo material es mujer y funciona en ciclos, repitiendo la misma lección hasta que la integremos. Somos hijos de la eternidad y de lo temporal, del infinito y de lo finito, del espíritu y de la carne, unimos en nuestro ser dos de las formas de existir del Todo. Y ello sí que es el mayor de nuestros retos.)

 
Sonríeme cuando te miro…
… porque te amo. Porque amo las tormentas de tu alma y los arcoíris de tu mirada. Porque amo las rosas de tu pecho y el fuego de tu vientre. Porque tú también me amas. Porque amas las tormentas de mi alma, los arcoíris de mi mirada, las rosas de mi pecho, el fuego de mi vientre. Porque tú y yo somos uno.

 
Sonríeme cuando te miro porque siempre te amo y cuanto más te amo, más me amo. Sonríeme, porque siempre te sonrío, incluso en los reflejos de las lágrimas, porque te amo como te amo y porque me amas como me amas. Sonríeme.

Mónica Nita – Camino de Libertad 1º, La Bruja del Amor y el Yonqui del Dinero

Olvido y solo presente

– Te amo. Desnúdate. ¿Por qué te marchaste? – la preguntó sonriendo, sin ocultar las prisas de tocarla hasta el fondo de sus carnes y alma.

Ella miró hacia su hombro derecho, en un intento fallido de ocultar sus ganas de morderle cada pedazo del cuerpo. Instantes después le devolvió la sonrisa, alentándolo a que se acercara con una mirada que casi ardía:

– Porque no viniste cuando te llamé, por ello me fui – le contestó, mientras la pequeña arruga de su entrecejo tomaba la forma de una espada que no cargaba amenazas, pero sí algo de amargura. Porque me dejaste cuando iba a mis guerras floridas que defienden inocentes y ahogan mentiras. Las guerras son sucias, feas, dolidas y eso asusta; pero hay las floridas, algunas, como las mías de siempre. Este mundo extraño es un mundo de guerras donde las luces batallan contra las sombras y al revés, sin comprender que no podrían existir unas sin otras. Aquí incluso hay «guerreros de paz y de luz» porque, aunque en otros mundos ni la paz ni la luz se conquistan con guerras, aquí sí, demasiadas veces. Aquí incluso los hijos del arcoíris batallan para que no les arrebatan lo sagrado que vinieron a traer. Por ello me marché, porque cuando me ponía la coraza de guerras floridas, tú te fuiste. Y tú, ¿por qué no viniste cuando te llamé? Y luego, ¿por qué me buscaste cuando ya había abrazado con dulce resignación mi inocente y santa soledad?

Él se le acercó despacio y calló sus reproches en un abrazo que ella sintió como amor y castigo a la vez. Lo había echado tanto de menos, que incluso ahora, en ese abrazo, aún sentía el desgarro de la añoranza. Lo bebió como una sedienta en el desierto que, aunque encontró el oasis, no puede parar de beber el agua de la vida porque recuerda los días pasados, cuando solo era un reflejo de Fata Morgana, espejismo para que sus esperanzas sobrevivan un rato más. La pasión de su cuerpo y alma quemó sus reproches y todo se volvió olvido y solo presente.

Mónica Nita – Camino de Libertad 3º

Soñé que sabía y sabía que soñaba…

Soñé que sabía y sabía que soñaba…

… que la verdad es una, aunque tiene más caras; a veces brilla, otras, se muestra oscura y entre los extremos viste una infinidad de matices: los de cada uno de nosotros. Por eso, para conocerla, tendremos que mirarla no solo desde nuestro ángulo, sino desde los ángulos de los demás también. Esto se vuelve difícil a veces, pero no hay nada más enriquecedor en la vida.

 
Soñé que sabía y sabía que soñaba…

… que desde el pico de una montaña incluso el campo de una batalla parece el baile de un carnaval, y que las dificultades se esfuman cuando se analizan desde la altura de la neutralidad y del desapego. Es cuando uno descubre que sus entramadas incógnitas no son más que oportunidades para nuestra evolución.

 
Soñé que sabía y sabía que soñaba…

… que en nuestras entrañas brilla el Fuego dormido que, cuando despierta, nos muestra las heridas escondidas en las sombras de nuestras almas, para luego enseñarnos a amarlas y perdonarlas. Esas heridas sanadas son las que nos dan alas para volar, porque antes nos enseñaron a domar nuestros miedos, para volver a Confiar y luego, a Entregarnos. Las llamas del Fuego despiertan al Hombre y a la Mujer que cada uno llevamos dentro que, cuando se desvanece el muro que los separa, dejan de sumar dos para sumar infinitos, sinergia multiplicada en lo Eterno. Es cuando el Amor se vuelve poderoso y el Poder se vuelve amoroso y no hay orgasmo más bello que el orgasmo del alma.

 
Soñé que sabía y sabía que soñaba…

… que cada instante es un milagro y que el Infinito se da a conocer cuando los velos de nuestra razón se esfuman, porque vive detrás de la mente. Descubrimos la eternidad en cada uno de los segundos que la conforman.

Soñé que sabía y sabía que soñaba…

… que el Camino es Amor, en una espiral que no tiene comienzo ni fin y que nuestros caminos no son prefijados, sino guiados.

 
Soñé que sabía y sabía que soñaba…

… que las leyes del universo se desvelan en lo sencillo de la vida. Ejemplos hay muchos: para limpiar la casa, antes la tendrás que poner patas arriba; no podrás limpiar tu alma sin antes atravesar el caos. Las rosas se abren bajo el fuego del sol; las almas despiertan en el Fuego del Espíritu. Lo que nos hace humanos es el Andar Recto…

 
Soñé que sabía y sabía que soñaba…

… que me decían que Dios tiene un único hijo, cuando yo siempre me sentí hija suya y hermana de sus demás hijos, que somos los seres que habitamos este bello y turbio mundo. También me decían que nunca podremos conocer a Dios, cuando yo lo veía cada día en las mares, en las nubes y en los montes. Y me decían que el amor de las brujas era pecado, cuando yo nací… hechizada. Me decían que cuando morimos nos vamos al paraíso, cuando yo lo encuentro cada día en un atardecer o en alguna flor, en una caricia o en el susurro de los pinos mecidos por el viento, en una canción o en una sonrisa. Y que existe algo que llaman «infierno», cuando yo sé que el Amor no sabe, ni puede, ni quiere crear infiernos. Y me mostraban santos sobrios, cuando los que conozco yo se pasan la vida riendo.

 
Soñé que sabía y sabía que soñaba…

… que maduramos cuando nos volvemos niños. Jugando a aprender a crear es cuando el juego de la vida se vuelve disfrute y hay tiempos cuando aprendemos llorando y otros tiempos cuando lloramos comprendiendo. Y no hay llanto que no sea canción que libera.

 
Soñé que sabía y sabía que soñaba…

… que nunca perdemos nada; simplemente cambiamos de rumbo.
… que la Luz puede transformar cualquier piedra en «filosofal».
… que no hace falta buscar maestros en templos, porque suelen vivir en la esquina de nuestras casas, siempre más cerca de lo que pensamos. Los míos fueron muchos: un árbol que me enseñó que para ser fuerte, las raíces tienen que ser hondas; un gato, del que aprendí amar sin depender; unas cuantas estrellas que me dijeron que no importa cuán pequeña sea la luz, porque siempre alumbra, sin importarle qué o a quién; una niña que susurraba a su muñeca: «no llores, mi amor te sanará…», que me recordó que lo único que sana es el amor. Mis maestros fueron todo lo que se cruzó en mi camino y todas mis relaciones, que honré delante de los fuegos sagrados con las brujas que sanan la tierra y las plantas que despiertan el alma. Y de los mejores fueron aquellos que más me lastimaron, porque así descubrí el perdón.

 
Soñé que sabía y sabía que soñaba…

… que entenderemos el Infinito cuando encontremos la respuesta a la pregunta: «¿Qué fue primero, el árbol o la semilla?».
… que hay de los que, cuando llueve, sienten ganas de llorar; pero también hay de los que se enamoran debajo de la lluvia y cada uno de ellos es bello así como es, llorando o amando, así que, ¿por qué juzgar? El que juzga es el que menos comprende.

 
Soñé que sabía y sabía que soñaba…

… que todos los amores son infinitos, incluso los que duran el instante de una mirada. Amando a los demás es como aprendemos a amarnos a nosotros mismos, porque en el otro amamos eso que aún no hemos descubierto en nosotros y solo cuando descubramos quiénes somos, recordaremos el Infinito donde nacimos y que somos.

 
Soñé que sabía y sabía que soñaba…

… que los locos son genios que han parado en el camino; nadie se ilumina sin haber cruzado antes la locura. El mundo está repleto de genios e iluminados: algunos descubren fórmulas físicas que desentrañan los misterios del cosmos o crean canciones que abren almas, otros se inventan perfumes que despiertan amores o tartas de chocolate que nacen pasiones. Creando es como manifestamos a Dios.

 
Soñé que sabía y sabía que soñaba…

… que el sol brilla igual incluso cuando cerramos los ojos y que los arcoíris nacen en las tormentas. Entonces, ¿por qué no amar también las tormentas? Las tormentas de nuestras almas, en las que nacen nuestros arcoíris.

 
Soñé que sabía y sabía que soñaba…

… que la gota se vuelve océano cuando se funde con él y que el océano se refleja en cada una de las gotas que lo conforman, siendo ello una metáfora para comprender la esencia de Dios y del ser humano, y el lazo inextricable que los une.
… que las verdades son siempre sencillas y que la verdad de las almas solo se puede cantar en colores de poemas, el único lenguaje con el que podemos traducirnos.

 
Soñé que sabía y sabía que soñaba que Sabremos cuando recordemos que nunca dejamos de saber.

Mónica Nita – Camino de Libertad 1º, La Bruja del Amor y el Yonqui del Dinero

Hágase su voluntad. ¿Fluir, o cocrear?

En el primer volumen de este libro mencioné los descubrimientos de David Bohm, quien demostró que cuando los electrones de un átomo estaban en un plasma, dejaban de comportarse como entidades individuales y empezaban a manifestarse como elementos de un conjunto mayor e interconectado, lo cual convenció al físico de la importancia de la totalidad. Según la física clásica, el estado de totalidad de un sistema se debe a las interacciones de sus partes, siendo las partes las que dan forma a la totalidad. Sin embargo, los experimentos de Bohm y la física cuántica indican todo lo contrario y demuestran que es el todo el que organiza el comportamiento de las partículas, siendo la totalidad la realidad primaria. Según el físico, todo lo que existe en el universo forma parte de un continuo, aunque tenga cualidades propias únicas, lo cual le hizo afirmar en varias ocasiones que la actual forma de fragmentar el mundo en partes no solo que no funciona, sino que además, nos puede llevar a la extinción como especie. «En lo más profundo, la consciencia de la humanidad es una», decía Bohm, por lo que somos seres sin fronteras, a pesar de las apariencias, y cada uno de nosotros actúa como un fragmento de un holograma, conteniendo dentro de sí todas las características de la misma.

Traspasando lo anterior a lo cotidiano, lo cual significa ser conscientes de que formamos parte de una totalidad que nos organiza y conforma nuestra realidad para un fin que es el equilibrio del conjunto y de sus partes, para mí, la mejor fórmula de decretar lo que deseo que se manifieste en mi vida es: «que se cumpla la voluntad de Dios», siendo Dios la totalidad a la que se refería Bohm. Sin embargo, muchos consideran que es mejor concretar nosotros mismos lo que deseamos que se manifieste en nuestra vida, en los menores detalles. Lo cual tampoco está mal, porque con ello asumimos el papel de cocreadores, la capacidad creativa siendo uno de los atributos más significativos del Absoluto. En el primer caso, somos la gota que se vuelve río, sin diferenciarnos de este y fluyendo adonde nos lleven sus corrientes, cumpliendo con nuestra función concreta dentro del inmenso engranaje de la existencia. En el segundo caso, somos el río que se manifiesta en una gota, pero solo y cuando lo que estemos decretando y creando está en sintonía con la totalidad. Si no lo está, se produce un desequilibrio temporal que hará que la gota se salga del río (lo cual significa su desaparición, porque fuera de sus aguas se seca), para que el equilibrio vuelva a establecerse, ya que ello es un rasgo esencial del cosmos (que en griego significa «orden» y en latín, «universo»).

La diferencia entre las dos fórmulas es que, en el primer caso estamos hablando del «fluir», mientras que en el segundo de «cocrear», que siempre es influenciado por el mito personal y los filtros por los que percibimos la realidad, que suelen ser subjetivos (solo los «iluminados» son capaces de percibir la realidad sin filtro alguno, al haber integrado previamente la dualidad y eliminado los condicionamientos sociales o de otro tipo). En el primer caso, nos entregamos al Todo que nos contiene para cumplir con el propósito de nuestra existencia y nunca nos podemos equivocar, aunque a veces parezca que nos dirijamos de cabeza y a todo gas hacia el precipicio. En este caso, los obstáculos, retrasos, adversarios y demás barreras con las que nos topamos, en realidad nos son maestros o lecciones maestras que nos ayudan a superarnos y a conocernos mejor («Nosce te ipsum», conócete a ti mismo y conocerás el Universo y a los dioses). Por ello, cuando el equilibrio se ha restablecido, lo cual significa que el daño ha sido reparado y los principios éticos han vuelto a regir, es muy recomendable hacer las paces con esos maestros que en su día se disfrazaron de obstáculos, agradeciendo la experiencia. Sin embargo, si ello ocurre antes de que el equilibrio se restablezca, lo anterior potencia lo negativo, lo cual crea desequilibrio en el orden del cosmos.

Por ello he dicho muchas veces que en este mundo uno tiene que saber cuándo hay que ir a la guerra y cuándo hay que hacer las paces, lo cual muchas veces hace la diferencia entre un ser humano consciente y otro que se ha desviado del recto camino. Un buen guerrero tiene que saber extraer sabiduría tanto del polo positivo como del polo negativo de una situación, jugando a la vez con lo luminoso como con lo oscuro, pero siempre dentro de las leyes universales que hacen que el equilibrio se mantenga y la vida siga. En la cultura oriental, lo anterior fue expresado admirablemente por el ancestral símbolo del yin/yang, que expresa gráficamente un concepto que necesitaría de unos cuantos tomos para definir con precisión y que deja patente que en la dimensión material los opuestos nunca son absolutos, que son interdependientes, formando un equilibrio dinámico (el desequilibrio solo puede ser temporal y circunstancial, llevando a una nueva transformación) y que en la oscuridad siempre habrá algo de luz y al revés. Comprender esto e integrarlo emocionalmente es, de hecho, el primer paso hacia la «iluminación». Lo anterior no es exclusivamente un concepto oriental, sino que lo mismo vino expresando el principio hermético de Polaridad (la Ley de los opuestos) y el concepto matemático occidental conocido como «la dualidad de Poincaré».

Personalmente, considero que el concepto de la New Age según el cual tenemos que concretar exactamente lo que deseemos que se manifieste en nuestra vida (por medio de decretos) es recomendable solo en el caso de los seres humanos «iluminados» que han eliminado sus filtros e integrado la dualidad, y que son muy pocos en este mundo. En el caso de los demás, las realidades que cocrearían por medio de sus decretos podrían ser positivas o negativas, en función de sus filtros personales y de su capacidad álmica e intelectual. Jugar a Dios (cocreando) es seguro solo cuando la consciencia ha alcanzado las cumbres de la sabiduría, como mínimo; en caso contrario, puede tener un efecto contrario a lo deseado, tanto para uno mismo como para el conjunto que integra. Seamos dioses cuando nos hemos vuelto «como los dioses», lo cual fue predicho para nuestra época hace milenios por las antiguas escrituras de casi todas las culturas del mundo, la Biblia incluida. Si no es este el caso, el cocrear no es más que orgullo espiritual, un fallo moderno del ego y de la consciencia, cuyos efectos suelen ser impredecibles y casi siempre desequilibran. El fluir no significa abandonar nuestro poder personal en manos de nadie, sino asumir que formamos parte de una totalidad que se rige por leyes rectas y amorosas, a la que nos entregamos seguros de que nada malo nos pueda pasar, igual que un niño que se entrega confiado en los brazos de sus padres, sonriendo y seguro de que es amado y de que todo saldrá bien.

Mónica Nita – Camino de Libertad, 2º volumen

Donde nació el arcoíris

Ella se acercó despacio, mirando el ondear de sus curvas y de las llamas del fuego reflejado en esos ojos masculinos, que ya no querían tapar su pasión ni ocultarse tras ausencias casi interminables. Se mordió un labio sin darse cuenta, mientras en su mirada irrumpían miles de rayos nacidos en las añoranzas de su pecho, durante tanto tiempo calladas.

– Ven aquí, Loba Solitaria – le dijo él con una voz que estremeció su piel y le despertaron memorias antiguas, que empezaron a sucederse en cascada frente a su callada mirada interior.

Se acercó vacilante, oscilando entre si mostrarle su rostro de fiera, que ocultaba y defendía dolores aún no perdonados, o sacar a relucir el brillo de su inocencia, que solo las hadas del bosque y las aguas del océano conocían. Sus bocas se unieron, olvidando pecados y eras que hace mucho que se fueron, mientras los tiempos del comienzo se abrían:

– ¿Dónde nos guiarán los horizontes esta vez? – lo preguntó.

– Allá donde volvimos a nacer después de cada guerra, a ese reino donde el fuego del sol se une con la pasión de las tormentas, en ese abrazo que disuelve la dualidad y hace que el arcoíris nazca y vuelva a nacer, mientras la Tierra siga viva.

Y los misterios desaparecieron…

Mónica Nita – Camino de Libertad 3º

Foto: James Wheeler

Cuando las estrellas dormían abrazadas

Sus cuerpos dejaron de amarse cuando las estrellas empezaban a dormirse abrazadas en galaxias azules y el Astro-Rey amanecía despeinado desde las aguas del océano. Ya no había secretos entre sus almas, que se reconocían después de eras. Sus sonrisas se tocaron agradecidas y algo cansadas por la pasión de la noche, los recelos se volvieron miradas cómplices y las añoranzas acababan de cumplirse, en un tiempo presente que parecía eterno, sin comienzos ni fin.

Mónica Nita – Camino de Libertad 3°

Foto: Sebastian Voortman

Y las manos se volvieron abrazos

Le tendió la mano y ella se la cogió con algo de recelo, que percibió como un suspiro dentro de sí misma.

«Su falta de confianza tiene una dulzura peculiar», pensó él, y en un gesto involuntario se la apretó un instante, intentando mientras disimular la pequeña sonrisa que nació de repente en la comisura de sus labios.

«Confío en él, aunque sé que piensa al revés. Pero me gusta, porque el misterio añade algo de picante, que nunca sobra en los comienzos», pensó ella e, involuntariamente (y como si nada), acarició esa mano, cuyo calor empezaba a percibir que era el mismo que a veces subía desde las honduras de su alma cuando la belleza de algún atardecer estremecía sus miradas.

«Parece tan frágil, que no sé dónde cabrá esa alma en ella», pensó él, parando otra caricia, que temió que lo delatara demasiado y demasiado temprano.

«Parece tan humano, aunque los fuegos de tantas estrellas vivieron y aún viven en él», pensó ella volviendo la mirada al cielo, para que el brillo de sus ojos, que nació de repente y sin sonrojarse, se mezclara con el brillo del sol que empezaba a desperezarse por encima del océano, disimulando así eso que sentía y aún escondía, por pudor y por no saber aún que rostro mostrarse para gustarle.

«Ninguna de tus mascaras me gusta más que tú», pensó él, sonriendo.

Entonces ella lo miro… y las manos se volvieron abrazos.

(Mónica Nita – Camino de Libertad, 3º Volumen)

El amor sana, no duele

– ¿Qué sientes? – preguntó él.

– ¿Qué es el amor? – preguntó ella, mientras lo sentía con una pasión que intuyó siendo sin frenos.

– El amor es eso que tienes dentro de ti, de lo que tantas veces huiste, pensando que arruinaría las delicias de tu cómoda soledad. Eso que a veces brilla en tu mirada, solo a veces y casi siempre a solas, porque tienes miedo de que codicien su luz y te lo arrebaten.

– Entonces el amor duele.

– No, el amor no duele. Duelen las rejas que pusiste a tu alma para no verlo. Duelen los recuerdos que enteraste sin darles antes su abrazo de perdón. Duelen las barreras de miedos con las que intentas encerrar lo que nadie puede encerrar para siempre. El amor no duele. Yo te amo a ti y a mí no me duele. Yo dejo fluir al amor y luego vuelo con él, por ello no duele.

– Te amo – le dijo ella después de un respiro, mirándolo por entre los brillos de una última lágrima que aún intentaba encerrar su amor. Te amo y casi no duele.

– El amor sana, no duele – susurró él, mientras sus espirales de abrazos besaban con olvido las cicatrices de las tantas guerras de ella -. Ahora quítate las máscaras y regálame tus rosas… sin miedos, sin frenos, sin más…

(Mónica Nita – Camino de Libertad, 3º volumen)

Loraba el cielo

Lloraba el cielo, mientras el silencio de la noche apenas empezaba a desperezarse debajo de las últimas estrellas de la mañana. Lloraba y no comprendí si lo hacía por amor, o por desamor. Me tumbé sobre la tierra mojada y fría, llenándome de su aroma empapada de recuerdos de días pasadas, que se esfumaban antes de definir bien.

– ¿Por qué lloras? – pregunté al cielo

– No es llanto. Son las gotas de lluvia de mi alma que celebra que nace la vida, porque la vida solo así puede nacer, en mis aguas. Gotas de lluvia para que nutran la tierra y también para mezclarme con el agua del mar y ver qué se siente cuando se es océano. No lloro buscando abrazos, que la mayoría desaparecen en los vahos del maya cuando su falsedad es delatada por la luz de los mundos. Menos aún lloro para vaciar recuerdos que desaparecieron hace rato en la negrura del olvido, ¿qué sentido tendría querer vaciar un espacio infinito en todos sus extremos? No lloro por alegría tampoco, aunque motivos hay de sobra, cuando uno mira el mundo sin los velos de las tantas mentiras que lo habitan.

Lloro porque es tiempo de llorar, igual que ayer fue tiempo de reír con todo mi sol. Lloro porque soy parte de esta Tierra, que es mujer, igual que toda materia capaz de nacer vidas. Por eso lloro, porque soy fémina y nuestras espirales de vida ondean en ciclos, y hay ciclos para reír, como los hay para llorar y no hay pecado en ninguno. También lloro porque sé que solo así podría ver mi arcoíris reflejándose en tu mirada, ya sabes que no puede haberlo sin las lágrimas de mi lluvia. Ahora lloro y mañana te sonrío, pero igual amo cuando lluevo, que cuando brillo, solo son ciclos de la vida que decidí sentir cuando aún vivía como un pensamiento que se estaba imaginando a sí mismo.

(Mónica Nita – Camino de Libertad, 3º Volumen)

Más bello que el silencio

– Qué hay más bello que el silencio?- preguntó un pensamiento perdido por entre mis tantas y sagradas soledades.

– Mi canto – susurró el Viento. Mi canto de cambios, de melancolías que llegan antes que las despedidas y de augurios que dejan entrever horizontes lejanos que tu intuición a veces te deja tocar con el alma.

– Dónde me llevas esta vez? – preguntó mi voz con esa dulce sumisión que solo la entrega al Infinito otorga.

– Te llevo allí donde tus alas se volverán águila de nuevo y tu danza, vuelo. Allí donde recordarás que el único limite es el cielo, pero que el cielo no tiene limites. Te llevo allí donde tu pecho volverá a abrirse y tus lágrimas se olvidarán de llorar por batallas pasadas. Te llevo a tu casa, al nido que dejaste, pero que nunca olvidaste. A ti, te llevo a ti, allí de donde huiste cuando temiste recordar.

– Viento, qué hay más bello que tu canto?

– El Camino…

(Camino de Libertad, 3º Volumen)