La vida

La vida destruye todo lo superfluo hasta que solo queda lo importante.

La vida no te dejará solo, así que deja de culparte y acepta todo tal como «Es».

La vida te quitará lo que tienes hasta que dejes de quejarte y comiences a dar las gracias.

La vida envía a las personas en conflicto a curarte para que dejes de mirar hacia afuera y comiences a reflejar lo que eres por dentro.

La vida te permite caer una y otra vez, hasta que decidas aprender la lección.

La vida te saca del camino y te muestra una encrucijada hasta que dejes de querer controlarlo todo y empieces a fluir como un río.

La vida pone enemigos en tu camino hasta que dejes de «reaccionar».

La vida te asusta y te asustará tantas veces como sea necesario, hasta que pierdas el miedo y recuperes tu fe.

La vida te aleja de las personas que amas, hasta que te des cuenta de que no somos este cuerpo, sino el alma que contiene.

La vida se ríe de ti una y otra vez, hasta que dejes de tomarlo todo tan en serio y te ríes de ti mismo.

La vida te rompe en tantas partes como se necesite para que la luz te penetre.

La vida te confronta con los rebeldes hasta que dejes de intentar controlar.

La vida repite el mismo mensaje, si es necesario con gritos y bofetadas, hasta que finalmente lo escuches.

La vida envía relámpagos y tormentas para despertarte.

La vida te humilla y a veces te derrota una y otra vez, hasta que decides dejar morir tu ego.

La vida te niega bienes y grandeza hasta que dejes de querer bienes y grandeza y comienzas a servir.

La vida corta tus alas y poda tus raíces, hasta que no necesites alas ni raíces, sino que solo desapareces en sus formas y vuelas.

La vida te niega milagros hasta que comprendas que todo es un milagro.

La vida acorta tu tiempo, para que te apresures a aprender a vivir.

La vida te ridiculiza hasta que te conviertas en nada, para poder luego convertirte en todo.

La vida no te da lo que quieres, sino lo que necesitas para evolucionar.

La vida te lastima y te atormenta hasta que sueltes tus caprichos y berrinches y disfrutes de tu respiración.

La vida esconde tus tesoros hasta que aprendas a ir a por ellos.

La vida te niega a Dios hasta que lo veas en todo y en todos.

La vida te despierta, te poda, te rompe, te decepciona … Pero, créeme, esto es para que la mejor versión de ti se pueda manifestar … hasta que solo el AMOR permanezca en ti.»

El maestro Bert Hellinger, conocido en todo el mundo por la creación del método terapéutico «Constelaciones familiares», falleció el 19 de Septiembre de 2019, a los 93 años de edad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: